Buscar

Raúl Castro será nombrado presidente cubano tras casi medio siglo a la sombra de Fidel

Europa Press
24/02/2008 - 8:36

La Asamblea Nacional de Cuba nombrará este domingo al sucesor como jefe del Estado de Fidel Castro, acabando así con 49 años de mandato del revolucionario que convirtió a la isla en un Estado comunista.

Se prevé que su sustituto sea su hermano, Raúl Castro, que lleva dirigiendo el país desde que el líder, de 81 años, cayera enfermo hace 19 meses. El órgano legislativo, compuesto por 614 miembros, se reunirá a primera hora de la mañana y anunciará al mediodía la nueva composición del Consejo de Estado, el principal cuerpo ejecutivo de Cuba.

Fidel Castro, que no ha aparecido en público desde que fuera intervenido quirúrgicamente en julio de 2006, mantendrá una influencia significativa como primer secretario del Partido Comunista. El anuncio de su retirada como presidente se produjo el martes pasado, casi medio siglo después de que expulsara al dictador respaldado por Estados Unidos en una revolución armada y se convirtiera en un icono de la izquierda política.

Los motivos de su jubilación son su debilidad, provocada por la desconocida enfermedad que padece, que le impide seguir gobernando, aunque le permite continuar con "la guerra de las ideas", escribiendo artículos que se publican en la prensa cubana.

Sin esperanza de cambios

Los exiliados anticastristas y el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, han pedido una reforma democrática en la isla. Sin embargo, en las calles de La Habana predomina la indiferencia más que la esperanza de que se produzcan cambios políticos. Muy pocos creen que la marcha de Fidel Castro pueda provocar que la última nación comunista de Occidente se desintegre tal y como pasó con los aliados soviéticos con la desaparición de la URSS.

Además, muchos de los partidarios más acérrimos de Fidel Castro creen que sigue siendo el incuestionable "líder de la revolución" y que seguirá manejando el poder en Cuba.

Raúl Castro, el hermano que ha vivido a la sombra de Fidel, más carismático y famoso, está considerado como un hombre más preocupado por llevar comida a las mesas de los cubanos que por encabezar una guerra ideológica contra Estados Unidos.

Excesivas prohibiciones

En el tiempo que ha sustituido a Fidel, Raúl ha fomentado el debate sobre el fracaso de la economía cubana, dirigida por el Estado, lo que ha aumentado las expectativas de reforma. De hecho, en diciembre del pasado año declaró que Cuba "tiene excesivas prohibiciones".

Sin embargo, en la práctica no ha hecho más que relajar algunas normas sobre electrodomésticos y piezas de coches, que escasean y son altamente demandados en la isla caribeña.

Muchos cubanos esperan que se les permita, en un espacio corto de tiempo, vender sus casa libremente, viajar al extranjero y utilizar los hoteles y las playas cubanas, a los que sólo tienen acceso los turistas.

El año pasado, Raúl Castro tendió la mano a Estados Unidos asegurando que estaba abierto a mantener conversaciones una vez que el presidente, George W. Bush, que ha impuesto restricciones y sanciones a Cuba, abandone su cargo. Aunque la oferta no iba dirigida a ellos, los representantes de la administración Bush la rechazaron porque entienden que lo que sucede en Cuba es una transferencia de poder de un dictador a otro.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0