Buscar

El británico condenado a 34 años de prisión por un fallido golpe de Estado implica al hijo de Margaret Thatcher

Agencias
7/07/2008 - 21:27

El mercenario británico Simon Mann fue condenado el lunes a 34 años de cárcel por un tribunal de Guinea Ecuatorial por un fallido golpe de Estado en 2004 en el que dijo que el hijo de la ex primera ministra Margaret Thatcher también estaba implicado.

Mann, de 56 años y ex agente especial de las fuerzas armadas educado en la prestigiosa universidad británica de Eton, fue condenado a 34 años, cuatro meses y tres días de prisión por conspirar para derrocar al presidente Teodoro Obiang Nguema.

Mann, que vestía un uniforme gris de preso, se mantuvo impasible al escuchar la sentencia pronunciada por el juez Carlos Mangue en una sala de tribunal muy custodiada en la capital Malabo.

Otros procesados

Otro procesado, el empresario libanés Mohamed Salaam, recibió una condena de 18 años, mientras que cuatro ciudadanos de Guinea Ecuatorial fueron sentenciados a seis años de cárcel cada uno. Uno más fue condenado a un año y otro fue absuelto.

Mann también deberá pagar una multa y una indemnización al estado de Guinea Ecuatorial por un total de 24 millones de dólares (15,2 millones de euros).

El juez Mangue dijo que la sentencia tan larga, superior a los 31 años que pedía la fiscalía y que le puede mantener en prisión el resto de su vida, se justificaba por la "gravedad de los crímenes" y el peso de las pruebas. Mann fue ha sido condenado por intentar atentar contra la vida del presidente guineano, contra el Gobierno de la nación y contra la paz y la independencia del Estado.

Un "mero empleado"

Describiéndose a sí mismo como un mero "empleado", Mann dijo que los verdaderos cerebros del fallido golpe de Estado fueron empresarios, incluido el millonario libanés con sede en Londres Eli Calil y Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher.

Tanto Calil como Thatcher han negado cualquier participación en la conspiración y no están en Guinea Ecuatorial.

Pero Mangue ordenó al fiscal general, Jose Olo Obono, que intente llevarlos ante la justicia. El fiscal dijo que el Gobierno de Guinea Ecuatorial intentaría pedir su extradición.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0