Buscar

Al menos 47 muertos por la rotura de una presa en Kenia

12:28 - 10/05/2018 | 10:40 - 11/05/18
  • 40 personas continuan desaparecidas
  • Había grietas la mañana anterior al accidente
Más noticias sobre:

La Fiscalía de Kenia ha ordenado la apertura de una investigación para determinar "causa y responsabilidad" tras el derrumbe el jueves de una presa en el condado keniano de Nakuru, situado en el centro del país, en el que perdieron la vida 48 personas.

Los diques de la presa Patel, en la localidad de Solai, reventaron como consecuencia de la presión y el agua se extendió por toda la zona. En un primer momento u mando policial de la zona, Japheth Kioko, informó del hallazgo de 32 cadáveres, si bien "habría aún muchos desaparecidos". Horas después los muertos ascendían a 48 y aún no se busca a otras 40 personas que continuan desaparecidas.

Los vecinos de la zona han contado al diario que oyeron una "explosión" que correspondería al colapso de la infraestructura. El agua y el barro se ha extendido por un radio de casi dos kilómetros en el que se ha desplegado un amplio dispositivo. Testigos oculares del suceso advierten de la existencias "de grietas en la instalación" que aparecieron "en días previos al suceso, especialmente el día 9 de mayo" la víspera de la catástrofe.

El gobernador de Nakuru, Lee Kinyanjui, ha explicado a la cadena KTN que los servicios de emergencia se han movilizado para prestar asistencia a las personas damnificadas. En total, unas 450 familias se habrían visto afectadas por la rotura, que ha provocado una "gran destrucción".

Cerca de 140 personas han muerto durante los últimos dos meses debido a las fuertes inundaciones y más de 260.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.