Buscar

La policía cibernética china, en máxima alerta: se extrema la censura sobre Tibet

Juan Pablo Cardenal (Pekín/Corresponsal en Asia)
17/03/2008 - 14:58

A propósito de los disturbios que sacuden el Tíbet desde hace una semana, póngase en la piel de un ciudadano chino cualquiera. Que la cobertura de los hechos por parte de la prensa oficial china, incluidas sus versiones electrónicas, sea unidireccional, perfectamente calculada y a favor de obra no es ninguna sorpresa; así que ese ciudadano anónimo decide buscar información adicional de fuentes independientes. ¿Dónde acude? Sólo tiene un camino: Internet.

La dictadura lo sabe, así que ha puesto a la policía cibernética a hacer horas extra. Primera medida: cortar todos los foros de Internet en chino donde se comentan los disturbios de Tíbet y la cuestión tibetana desde una óptica crítica.

Por el contrario, los foros de debate donde los internautas se postulan a favor del régimen, permanecen operativos. Controlar la información y las opiniones que fluyen por los foros de Internet, únicos reductos de cierta libertad en China, es clave para mantener al grueso de la población en la inopia.

Porque, evidentemente, en China es el Partido Comunista quien monopoliza en exclusiva la información. Pero supongamos que nuestro chino anónimo sabe inglés y bucea en las web internacionales. ¿Qué ocurre? En los buscadores de Yahoo y Google cualquier intento de búsqueda con la palabra "Tíbet" bloquea automáticamente la página.

Curiosamente, sólo obstruyen los buscadores al acceder a la información de actualidad (noticias) sobre Tíbet, no si lo que se pretende es acceder a la parte web. Ver imágenes de los disturbios, por ejemplo en Youtube, tampoco funciona: lleva más de dos días bloqueado.

Los portales británicos, con problemas

Acceder a los grandes colosos anglosajones de la información también presenta problemas. La web de la BBC, enemigo histórico de la censura comunista, sigue siendo territorio prohibido.

Lo mismo ocurre con Radio Free Asia. Ayer le cortaron las alas a The Guardian, periódico habitualmente crítico con la dictadura pero cuya web podía accederse antes de los disturbios.

En sitios como la CNN, el The New York Times o Los Ángeles Times es posible entrar, pero al pinchar en las noticias sobre Tíbet la página es inmediatamente censurada.

Máximo control de Internet

Otras formas de acceder a información independiente, incluso en sitios sin afluencia masiva, no garantizan el éxito. Por ejemplo, webs como www.pekingduck.org, que recopilan información de otros medios sobre temas relacionados con China, también han sido censuradas en las últimas horas.

Los distintos proxys como Anonymouse o Puzzle Proxy, decisivos para acceder a las webs que están en la lista negra china, han sido también intervenidos y sólo funcionan a cuentagotas.

Así que la reflexión es obligada. Por un lado, toda la información oficial se propaga por todos los medios afines al régimen, que son prácticamente todos. Los sitios con información incómoda con sede en China, se bloquean.

Por otro, la gran muralla cibernética sirve para el propósito para la que fue creada: filtra la información perniciosa o molesta que llega del extranjero. Así se evita que las noticias que ponen en duda la versión oficial se filtren a los chats chinos. Y, de este modo, los chinos quedan aislados informativamente.

Aislar al Tíbet geográficamente

La segunda parte es aislar al Tíbet geográficamente, sobre el terreno. El acceso para extranjeros, ya sea por vía aérea o por ferrocarril, requiere un permiso obligatorio sin el cual no se puede entrar en Tíbet; permisos que por supuesto han dejado de expedirse.

En las fronteras el control es estricto. Quedan las carreteras, pero dada la accidentalidad geográfica de la meseta tibetana, en pleno Himalaya, suman sólo tres o cuatro que se vigilan exhaustivamente con controles de carretera.

Con semejante impermeabilidad, da miedo pensar en lo que pueda pasar en los próximos días.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
24-03-2008 / 19:49
mavy
Puntuación 0

Creo que con esta actitud es mas que claro que lo que el regimen comunista de china trata de hacer es tapar los ojos de todos... con lo que confirma que los tybetanos tienen toda la razon y ya son mas de 100 las victimas de este regimen. Pero lo que no pueden hacer es tapar los ojos de todo el mundo,¿se puede hacer las olimpiadas en un lugar que no respeta los derechos humanos?