Buscar

ECOTEUVE.ES
Chiquito de la Calzada, hospitalizado después de ser rescatado por los bomberos

Hallan el cadáver del rehén alemán decapitado por un grupo afín a Estado Islámico

EFE.jpg
EFE
5/03/2017 - 9:46
Miembros del grupo terrorista Abu Sayyaf. Imagen: Reuters.

Los cuerpos de seguridad de Filipinas han recuperado el cadáver sin cabeza del rehén alemán Juergen Kantner que el grupo Abu Sayyaf, defensor del Estado Islámico (EI), decapitó la semana pasada al no recibir el rescate en el plazo exigido.

El portal de noticias filipino Rappler ha informado de que un grupo de militares encontró la víspera el cuerpo sin vida en la isla de Joló, una de las bases del grupo armado, situada a unos 960 kilómetros al sur de Manila.

El coronel Cirilito Sobejana señaló que los restos mortales fueron enviados a la morgue a la espera de que se completen los trámites para repatriar el cadáver.

En un comunicado fechado este domingo, Ernesto Abella, portavoz de la Presidencia de Filipinas, remarcó el compromiso de las autoridades para perseguir a los responsables del asesinato.

Desde la decapitación de Kantner, de 70 años, las tropas filipinas han intensificado su acción en la región de Joló, donde varios combates registrados esta semana entre el Ejército filipino y Abu Sayyaf se han saldado con 15 yihadistas abatidos y 29 soldados heridos.

Un pago no efectuado

Abu Sayyaf reclamaba al Gobierno de Alemania un pago de 30 millones de pesos (600.000 dólares o 565.000 euros) antes de la tarde del domingo 26 de febrero para liberar al rehén.

El alemán fue secuestrado en noviembre pasado cuando navegaba en su yate en aguas del estado malasio de Sabah, colindante con el sur de Filipinas.

Durante el ataque, los terroristas de Abu Sayyaf mataron a tiros a su esposa, cuyo cadáver fue hallado por las autoridades filipinas el 7 de noviembre en la embarcación en la que ambos viajaban y donde presuntamente fueron abordados.

El grupo yihadista filipino, que ha jurado lealtad al Estado Islámico, ha intensificado su actividad en el último año con el secuestro de decenas de personas en las aguas del suroeste de Filipinas y el noreste de Malasia, muchas de ellas tripulantes de embarcaciones que navegaban por la zona.

Abu Sayyaf ya decapitó entre abril y junio del año pasado a los canadienses John Ridsdel y Robert Hall, tras fracasar las negociaciones para la liberación.

El grupo armado mantiene en su poder a otros 32 rehenes extranjeros: trece vietnamitas, siete indonesios, seis filipinos, cinco malasios y un holandés, según el portavoz.

Abu Sayyaf, creado en 1991 por veteranos de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética, tiene sus bastiones en el sur de Filipinas, donde se le atribuyen numerosos atentados y secuestros con los que se financia.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0