Buscar

China declara la guerra a la nube tóxica para que su cielo vuelva a ser azul

7/03/2017 - 16:41
  • Su objetivo: reducir las emisiones en un 3% este año
  • "Cerraremos sin vacilar las empresas que no estén conformes a la ley"
La contaminación en China alcanza niveles muy altos. Imagen: Reuters.

China ha señalado como su nuevo enemigo a la nube tóxica y se ha lanzado a "una guerra despiadada para preservar el cielo azul". En su discurso de apertura de la sesión anual del Parlamento chino (ANP), el primer ministro chino Li Keqiang hacía esta promesa solo dos meses después de un pico de contaminación durante el cual el norte de China quedó bajo alerta roja durante seis días. China rebaja su crecimiento para este año y ataca el proteccionismo de Trump.

El número dos del régimen comunista aseguró que su gobierno reforzaría este año las normas ecológicas y las haría implementar de manera más estricta. El objetivo es claro: reducir las emisiones de algunos de los principales contaminantes (dióxido de sulfuro y óxido de nitrógeno) en alrededor del 3% este año.

"Cerraremos sin vacilar las empresas que no estén conformes a la ley. Los que contaminan a escondidas o que cometen fraude serán severamente castigados", advirtió, antes de dirigirse a los cuadros del régimen: "Aquellos que no hagan respetar la ley o que toleren las infracciones de los contaminantes también deben ser perseguidos con severidad". Al prometer combatir la contaminación "hasta la victoria final", el jefe del Gobierno aseguró que "el azul del cielo se verá cada vez más cada año".

Las medidas de Pekín, en cifras

La reducción de la extracción y consumo de carbón (un 62% de la matriz energética china), el recorte del exceso de generación eléctrica con esta fuente de energía y un nuevo descenso de la producción de acero figuran entre las medidas anunciadas.

Así pues, el régimen chino ayudará a reemplazar el uso de carbón en más de tres millones de viviendas por gas natural o electricidad, cerrará los sistemas de quema de carbón que aún funcionan en grandes ciudades y renovará las centrales eléctricas de carbón para reducir sus emisiones.

El plan para modernizar las centrales térmicas alimentadas por carbón de las zonas del este del país finalizará este año, y el próximo se completará en las regiones centrales y para 2020 se espera que termine en la parte occidental del país.

Entre los objetivos para este año, también se encuentra la reducción del consumo de energía por unidad del PIB en al menos un 3,4 % durante este año.

China se ha propuesto mantener el consumo de energía por debajo de 5.000 millones de toneladas de carbón estándar anuales para el periodo 2016-2020, lo que supondrá una reducción del 15 por ciento del consumo de energía por unidad del PIB hacia 2020, según las estimaciones del Gobierno.

El primer ministro también anunció que el Ejecutivo recortará el exceso de capacidad de las centrales eléctricas alimentadas por carbón a través del cierre de instalaciones o suspensión o aplazamiento de nuevos proyectos con un total de al menos 50 millones de kilowatios.

Además se refirió a la industria pesada y sus problemas de sobrecapacidad, y señaló que este año se reducirá la capacidad de producción de acero en 50 millones de toneladas y de carbón en al menos 150 millones de toneladas.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
07-03-2017 / 18:29
DFAS
Puntuación -2

VAYA ASCAZO DE PAAIS!