Deportes
imagen

Un fondo de cartón piedra

El Bernabéu esperaba el arreón final. Ese puñado de minutos que el Madrid convierte en vendaval, sobreexcitando a la grada y a puñetazo limpio con el rival de turno. Faltaba ese Raúl González que provocase una ocasión imposible, un córner forzado, cualquier resorte que enardeciera a las masas. Cristiano intentó imitar al eterno 'siete' en estímulo y la copia le salió barata. El talento del portugués es extraterrestre, pero no pega con los mitos de las remontadas. Y, precisamente, el equipo necesitaba morir matando, golpeando hasta la extenuación como el boxeador que busca desesperado el ko. No lo encontró porque el Villarreal ama el buen fútbol y no se avergüenza de tutear al Madrid (o al Barça) en sus casas: si necesita el balón, lo mueve de banda a banda; si encuentra un contraataque, sale con el cuchillo entre los dientes. El equipo de ese señor entrenador llamado Marcelino es un Real Madrid diminuto, con varios cientos de millones menos pero una propuesta grandiosa. Otros como el Manchester City o el Paris Saint Germain se construyen a golpe de talonario y se quedan en marca blanca de Mercadona. Marcelino dijo hace unos meses que estaba “harto de jugar como nunca y perder como siempre”. Ningún cronista podrá reprocharle que intentase asaltar la banca, como hizo en el Vicente Calderón. “Si el Bernabéu no entendió el cambio de Isco, lo siento”. La pedrada de Ancelotti le retrató ante la prensa. Isco deambuló por el césped desaparecido en combate pero su chistera invita a soñar con una jugada repentina en el descuento. Illarramendi es buen centrocampista del montón con ínfulas de Xabi Alonso, y se ha quedado por el camino. El 1-1 obliga a pensar que Illarra no debió sustituir al malagueño sino a Kroos, fundido como un maratoniano en el kilómetro 42. Su gasolina diesel se ha agotado y Ancelotti no se fía de nadie cuando mira de reojo al banquillo. El italiano no para de mirar el reloj, esperando el regreso de Modric 'el deseado'. Desde que se proclamó campeón en Marruecos, el Madrid ha ido sacando adelante sus partidos contra rivales poco puñeteros, demasiado escaparate para un fondo de cartón piedra: el Atleti le pinto la cara en Copa, el Sevilla le dio un susto de mal gusto y ante el Villarreal Casillas evitó el 1-2 en un cabezazo prodigioso de Vietto. Y la coartada de que Asenjo sacó mil y un tentáculos no es apta para los blancos. La cena de la 'conjura' (así lo hemos vendido desde los medios) ha quedado en anécdota de programa de Telecinco no por desgana merengue sino porque pocos osados se atreven a lucirse en el coliseo madridista. La carrera por el clásico se ha estrechado y el Barça ya depende de sí mismo para ganar la Liga. El desplome ante el Málaga lo subsanó rápido en el Etihad; en cambio, el Madrid tiene toda la semana para hacer terapia antes de visitar San Mamés, leones heridos, pero al fin y al cabo, leones. Quizá el empate de anoche sea pasajero (también lo fue el 0-1 del Málaga en el Camp Nou), pero la única lectura indiscutible es que la Liga sufrirá más sobresaltos. De uno u otro lado. Y eso es apasionante. Como el próximo Barça-Madrid, del que muchos madridistas se contentarán con un empate y otros lo verían milagroso. Adivinar un ganador del clásico no es precisamente lanzar una moneda al aire ahora mismo.      

Parada y Gol

imagen

Difuntos con botas

Hay Partidos en los que los jugadores no saben por dónde pasar ni a quien pasar. Lo del Atlético de Madrid en Leverkusen. El Bayer le trituró todo: el orden, la serenidad, la máquina de pensar El peor partido del Atlético de la era Simeone, quien, sin embargo, al final del partido declaró que estaba contento: “Me da la sensación de que tenemos vida”. El Atlético, ciertamente, estuvo en Leverkusen, pero no existió. Existió, eso sí, para lucimiento del Bayer, para que el Bayer, insólitamente, pareciese el Bayer de Simeone y el Atlético, el Atlético de Schmidt (nombre del entrenador del Bayer). José Luis Coll, una noche, en una cena del Club de Medios de Luis María Anson y del que uno es vicepresidente, dijo: -Si el fútbol, de pronto, cobrase forma de mujer, sería puta. Nada tan tornadizo y desleal como el puto fútbol. ¿Cuántas veces pone los cuernos a sus fieles “compañeros” perdiendo partidos que debería ganar? ¿Exageraba Coll? “Consí, consá”, que decían Coll y su compañero Tip . -Lo que es el fútbol. Hay que ver como embiste el Bayer. Embiste como embestían los miuras cuando eran miuras a lo bestia. Le repliqué: -Las olas de siete metros del Cantábrico que tan acojonados tienen estos días a sus ribereños, olas mansas comparadas con estos miuras. Pobre y desintegrado Atlético. Está claro que el señor Schmidt se había estudiado a fondo al Atlético de su colega Simeone. Pienso que pensó: “Contra el Atlético de Simeone, fútbol Simeone elevado a la enésima potencia”. Acertó. Plenamente. Absolutamente. -Si no nos machacan, es gracias al ángel rojiblanco de la guarda -rumié en más de una ocasión. Por eso, con sinceridad, al final del partido Simeone respiró y se dijo y dijo que el Atlético había salvado la vida. Yo no sé qué pasará o que no pasará en el Calderón, en el partido de vuelta. ¿Será capaz el Bayer de repetirse, de calcarse, de ser a la vez y otra vez ola del Cantábrico y miura? -Fácil, el Atlético, no lo va a tener. Pudiera ser. Pero el fútbol, como pensaba José Luis Colll, igual que hoy te ama como nunca y para siempre, al día siguiente , tornadizo y puto, te hace la putada de irse con quien tu creías poco menos que virtual cliente de tanatorio. -O sea, el difunto no está muerto. -O sea, ojo con los difuntos con botas de fútbol.

Sin pleitesías

imagen

En honor a Laso

No hay sufrimiento en defensa y no hay pases en ataques, viene a decir Pablo Laso cuando el Barcelona amenaza con romper el partido mediado el segundo cuarto. Es un gran tiempo muerto del técnico vitoriano que viene a indicar por dónde suele descoserse el equipo blanco. Son los dos detalles que han marcado los peores momentos de un grupo que ha conseguido vencer la Copa del Rey gracias a un descomunal ejercicio de compromiso y solidaridad para superar momentos duros de un partido lleno de alternativas y condicionado por la intensidad de ambas defensas. Merece reconocimiento Laso por la manera en que ha logrado dar respuesta a la aparente superioridad táctica de la que presumía el Barcelona y por la personalidad con la que está conviviendo con ese aire de desconfianza que se ha creado a su alrededor y que combate llevando a su equipo a disputar hasta el final todos los títulos en juego. El  "genio". No ha necesitado el Real Madrid de un buen partido de los dos jugadores que le han sostenido en esta primera mitad de la temporada. Llull ha tenido uno de esos días erráticos donde acusa no tener unos primeros minutos positivos que le ayuden a "meterse" en el partido mientras que Felipe Reyes ha estado correcto pero no tan deslumbrante como en partidos precedentes. Tampoco ha sido brillante la primera aparición en el encuentro de Sergio Rodríguez. Excesivamente blando en defensa y con poca trascendencia en el juego ofensivo no parecía el día del jugador canario. Todo ha cambiado en el segundo periodo donde su actuación ha sido decisiva para el triunfo de su equipo. Antes de la jugada con la que definió el partido su agresividad condicionó los movimientos de Pascual y generó dudas en la preparadísima defensa azulgrana. Como suele suceder entre estos dos equipos, el rendimiento de los bases resultó definitivo y el "Chacho" superó todo lo bueno realizado por Satoransky hasta ese momento. "El competidor". Supongo que cuando los dirigentes del Real Madrid se plantearon la incorporación de Nocioni lo hacían pensando en partidos de esta índole. El argentino no ha defraudado en absoluto y frente a la calidad, talento y cierto individualismo de Doellman ha ofrecido una buena dosis de intensidad y carácter. "El todoterreno". Rudy Fernández  es un jugador extraordinario porque es capaz de tener impacto en el juego sin necesidad de estar anotando constantemente. Algunos señalarán que no ha estado acertado al final del partido pero es necesario remarcar su influencia para mantener a su equipo con opciones  cuando el Barcelona, liderado por Tomic,  amagaba con romper el partido. Este partido reivindica la hiperactividad de Rudy y lo determinante que resulta un jugador de sus características en el baloncesto europeo. En plena madurez física y de conocimiento del juego se pueden esperar muchas actuaciones de este nivel del jugador balear y con ellas se reforzarán las opciones del Real Madrid en los dos títulos pendientes. Sin bases.  Sorprendente la decisión de Xavi Pascual de jugar los últimos instantes sin Marcelinho ni Satoransky. Navarro se ha ganado con creces confiar en él cuando se deciden los partidos pero sus piernas no parecen preparadas para más esfuerzos de los necesarios, sobre todo en defensa, donde está lejos del rendimiento de sus compañeros de puesto. El extraordinario esfuerzo de Tomic ha encontrado pocos aliados constantes. Alguna cosa de Abrines, detalles de Satoransky y Thomas y el talento desordenado de Doellman han sido lo mejor de un Barcelona lleno de talento en las posiciones exteriores pero al que le ha faltado algún detalle táctico recurrente al que agarrarse para superar la agresividad, intensidad y deseo de su rival.

Poste bajo

Gente y Estilo
imagen

Camisas extra-long

De izquierda a derecha: Mark McNairy New Amsterdam, Public School y Ann Demeulemeester. ¿Recuerdas cuando las camisas se llevaban extragrandes y sus faldones caían por medio muslo? Sí, eran aquellos tiempos en que el hip-hop tenía una influencia transversal en toda la moda. Principios de los 90s: camisas de leñador que se usaban como cubrelotodo (especialmente sobre camisetas), caían por debajo del medio muslo y se emparejaban con baggy pants. Aquello era el aquelarre de las superposiciones. Una década después se moderaría la cosa y las superposiciones pasaron a llamarse 'tendencia multi-layered', un estúpido anglicismo más tan propio de la moda. Las camisas volverían a verse, pero esta vez se ajustarían al cuerpo y sólo asomarían por debajo de los jerséis en un creativo ejercicio de desdramatización del formalismo imperante. Era como decir “mira, soy pijo pero informal, me dejo la camisa por fuera y no me importa que se vea. ¿a que soy bohemio?”. Aún hoy sigue siendo seña de identidad de cierto sector rancio del pijismo renovado. Y llegó 2015: Esta primavera la camisa vuelve a ser protagonista volviendo a salir del pantalón, pero esta vez puede detectarse cierta influencia islamizante, o mejor dicho, una adaptación del la kurta, camisola tan común en el este asiático, en países como Afganistán, India o Sri Lanka. Lo hemos visto en colecciones como las de Mark McNairy New Amsterdam, con un espíritu más grounge; en la de Public School, con influencias más africanas; o en la apuesta de Ann Demeulemeester, que opta por una estética más futurista. No caigas en la (mala) tentación de comprarte una camisa tres tallas más grandes que la tuya habitual. La tendencia que impera va de camisas entalladas a tu cuerpo pero más larga de lo habitual, pensadas para ser llevadas con chaqueta o traje, con un aire más zen. Practica el multi-layering este verano, perdón, quise decir 'las superposiciones', y busca contrastes insólitos entre trajes de corte formal y camisas de vocación más creativa.

Fondo de armario

España
imagen

Al borde de un error histórico

Cuando se escriben estas líneas ya se conoce que Rajoy responderá a la misiva de Artur Mas en la que éste solicita un plebiscito autodeterminista con la oferta de una negociación económica que revise el actual modelo de financiación de Cataluña. No hace falta ser un avezado analista para entender que, llegados a la situación actual, esta respuesta no sólo es insuficiente: también encrespará  a los catalanes y fomentará la perversa escalada del independentismo, como reacción directa a la sistemática insensibilidad de Madrid.  A las pruebas me remito: el CIS realizó en el año 2001 una encuesta en Cataluña que preguntaba explícitamente a los individuos de la muestra si eran favorables o no a la independencia de Cataluña; los resultados fueron: un 35,9% de los encuestados estaba a favor, un 48,1% en contra, el 13,3% estaba indeciso, y un 2,8% no contestó a la pregunta. El Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat empezó a plantear la respuesta ante un hipotético referéndum independentista en la segunda oleada de 2011, y los resultados fueron el 42,9% a favor de la independencia, el 28,2% en contra, el 23,3% se inclinaba por la abstención. La tercera oleada de 2012, última realizada, arroja los siguientes porcentajes, en el mismo orden: 57,0%, 29,5% y 14,3%. El avance de los partidarios de la ruptura es espectacular, y hoy el independentismo ha alcanzado una masa crítica que lo hace francamente posible. Hoy, Cataluña no sólo quiere un modelo de financiación más justo, que podría asimilarse al concierto económico con una cuota de solidaridad significativa: también aspira a más autogobierno, en una clara dirección confederal. Y semejante aspiración, que no es fruto circunstancial de un calentón colectivo sino una evidencia acumulativa que se ha reflejado con claridad en las urnas y que tiene su traducción periódica en la calle, no puede resolverse mediante una negativa sistemática basada en la intangibilidad de la Constitución. En virtud del principio democrático, una exigencia masiva de cambio de marco institucional no puede ser indefinidamente postergada, como reconocen todos los constitucionalistas.  La negociación política puede ser orientada de muchas maneras. El PSOE y el PSC apuestan por la reforma constitucional de corte federal (el 'salto federal' es asimismo apoyado por propuestas académicas dignas de ser tenidas en cuenta); cabe asimismo una nueva reforma del Estatuto de Autonomía, quizá apoyada por una reforma limitada de la propia Constitución, que podría dar lugar a un nuevo referéndum… como el que exige hoy el nacionalismo catalán… La solución es optativa, pero el encastillamiento en la negativa a negociar políticamente una reivindicación tan manifiesta y tan explícitamente apoyada sería un gravísimo error histórico que podría desembocar en la definitiva pérdida de Cataluña, algo que sería una mutilación insoportable para el Estado español.  

Papeles de Westfalia

Cultura
imagen

A pocos días de Anne Hidalgo en la Alcaldía de París

Tengo ante mí a una mujer de una lúcida transparencia: Anne Hidalgo. Nos conocemos desde que yo la escogiera para uno de mis personajes en Café Nostalgia, o sea que nos conocimos primero en mi imaginación, y luego en la realidad. Su presencia natural no traicionó jamás la idea que me hice de ella. Como mismo me hice la idea de Bertrand Delanöe, un alcalde inolvidable, un lector, un amigo. --- Anne Hidalgo está allí donde los parisinos la necesitan, siempre donde la ciudad la reclama, Anne Hidalgo, discreta, serena, dulce y al mismo tiempo firme, afable, cultivada, con las ideas muy claras y decenas de proyectos sobre una ciudad literaria y funcional. --- Anne Hidalgo por los derechos humanos, vestida de blanco en solidaridad con las Damas de Blanco cubanas, sonriente y animándome sin siquiera saberlo en los momentos más tristes de mi exilio. --- Anne Hidalgo nos brinda cada día una lección de libertad y de democracia, en ella veo a mi hija, su futuro, o a una hermana que pudo llegar, que pudo cumplir su sueño de hija de exiliados. --- En ella adivino el futuro de una nueva generación vital, con su fuerza femenina y su delicadeza de mujer inteligente. --- En ella intuyo el triunfo, imagino a la blanca paloma, aprecio a una bella andaluza de Cádiz, a una parisina de alma, corazón y vida, en la Alcaldía no como heredera únicamente sino como continuadora. --- La veo ya como la primera alcaldesa de una ciudad que la ama, la respeta, y la elegirá. Yo la elegí antes como personaje literario, el domingo la elegiré como la mujer política a la que le queda mucho por entregar, ¡y miren que ya ha entregado!

Zoé en el metro

Tecnología
imagen

Podrían asesinarle a través del WiFi

Ya le digo que sí. Podrían asesinarle a través de una simple red WiFi. En poco tiempo, los malhechores podrán cometer sanguinarias fechorías a través de una simple conexión inalámbrica a Internet. Las líneas de códigos de programación tendrán el efecto letal de una inyección de cianuro. Los guionistas de la serie de televisión Homeland se documentaron a conciencia cuando recrearon un atentado a través de la banda ancha. Es verdad que la víctima de ficción portaba un marcapasos, que resultó fatalmente sensible a las bruscas interferencias provocadas por los malos de la película. Un alto cargo policial reconoció a esta revista que esa situación podría perfectamente producirse en la vida real. De hecho, los grandes hospitales cada vez se toman más en serio las medidas de seguridad electrónica, y no solo por los asuntos relacionados con el tratamiento de datos. Está claro que la proliferación de wereables y dispositivos conectados pueden desempeñar un flaco favor en cuestiones de seguridad. Da miedo pensarlo. De todo eso escribimos en la revista digital de elEconomista, siempre gratuita. Ya sabes, puedes suscribirte a través de tu correo electrónico para recibir nuestras noticias mensuales puntualmente en tu bandeja de entrada. El nuevo número verá la luz el miércoles 21 de enero. Como verás, en la portada apostamos por convertir Internet en una bomba de mano, una especie de granada a la que no conviene quitar la espoleta. Pero si preocupantes son las nuevas armas de destrucción masiva que se abonan en la red, también asustan las pretensiones de ciertos mandatarios de cortar las alas a Internet en nombre de la seguridad. Bajo esa bandera se podrán intervenir las conversaciones de Whatsapp, las búsquedas en Google o los vídeos compartidos en SnapChat. “No quiero que en Internet pueda haber palabras espantosas de odio”, declaró el primer ministro francés, Manuel Valls, pocos días después del atentado contra la redacción de Charlie Hebdo. David Cameron, primer ministro británico, tampoco se quedó corto al prometer plenos poderes y competencias a los servicios de seguridad de su país para fisgar las comunicaciones privadas que circulan a través de las aplicaciones de mensajería. Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, es el primer responsable de la NSA, el primo de Zumosol del que llaman “Gran Hermano”. Pueden estar seguros de que cada movimiento online que realice, por más anodino que sea, deja su rastro en algún sitio. El derecho a la intimidad digital cotiza a la baja en tiempos donde los atentados terroristas abren los telediarios de todo el mundo. Los sistemas de reconocimiento de voz permiten monitorizar las conversaciones de todo hijo de vecino, con sistemas capaces de cribar las comunicaciones y hacer saltar las alarmas cuando se pronuncia algo sospechoso. Miedo no, lo siguiente.

Dr. Puk

Blogs de elEconomista.es
Desde el burladero

Desde el burladero

Amador G. Ayora, director de diario elEconomista nos cuenta el día a día de un periódico.

Viñeta del día

Viñeta del día

La tira ilustrada más cómica del diario elEconomista

La columna de Ansón

La columna de Ansón

Rafael Ansón es presidente de la Real Academia Española de Gastronomía.

Andanomiks

Andanomiks

Quiero compartir con vosotros información, interpretación y análisis económico

Emprendedores

Emprendedores

Un blog para todas las ideas emprendedoras

Naranjazos

Naranjazos

Algunas claves para seguir y entender la realidad económica de la Comunidad Valenciana.

La calle del muro

La calle del muro

Crear un contenido diferente al tradicional sobre los mercados financieros americanos

Solo para ricos

Solo para ricos

Un blog simpático sobre las últimas tendencias en lo más vario pinto que se pueda encontrar.

Las firmas de elEconomista

Las firmas de elEconomista

Interesantes reflexiones de los colaboradores del diario elEconomista

Blogságora

Blogságora

El analista Carlos Doblado habla de Bolsa.

A la catalana

A la catalana

Adaptación de la columna semanal sobre el mundo socio económico catalán

Coaching todos

Coaching todos

Cada día lo importante que es no perder la curiosidad por el ser humano y sus historias.

La conciencia del directivo

La conciencia del directivo

Un área de debate sobre decisiones directivas, importantes para equipos y directivos

Entre Munich y Detroit

Entre Munich y Detroit

Análisis, estrategias, noticias, novedades y curiosidades del sector automovilístico