¿Usuario de elEconomista?
Deportes
imagen

Muerto Franco, ¿a quién culparía TV3?

Entramos en la primera Semana Grande de las varias semanas grandes que disputan cada temporada el Real Madrid y el Barcelona desde que la Liga, salvo sorpresa del Atlético de Madrid, es una competición tan injustamente desigual como desigualmente injusta. - No se me haga usted pucheritos demagógicos. La naturaleza, desde que el mundo es mundo, es pugna que gana siempre el más fuerte. La desigualdad, que dijo un filósofo, es la sustitución de la cantidad por la calidad. ¿Es eso verdad? -Los filósofos, como se sabe, yerran menos que los políticos. -Caramba, no había caído en eso, ahora que caigo. El sábado, el Bernabéu, con todas las entradas vendidas, ofrecerá a millones de espectadores de sillón, cerveza y tele, el morboso espectáculo cum laude del portero Bravo, imbatido, contra Cristiano Ronaldo, el goleador jamás visto por los siglos. A Luis Enrique y a Pablo Iglesias les une el mismo amor: el amor por el verbo poder. -Querer es poder: por eso es poderoso el Barcelona: puede porque quiere. Así piensa Luis Enrique. -Creo en Podemos. Podemos es el partido de la honradez. Vamos a acabar con los ladrones. Así piensa, más o menos maniobrero, Pablo Iglesias. Luis Enrique, como no es político, conjuga el verbo poder con más credibilidad, respeto y cautela, pues sabe que “acabar” con la fortaleza del Bernabéu es tan difícil como para Pablo Iglesias “acabar” con Rajoy o el PSOE del “lindo y tierno” ( oído en la radio) Iglesias. Ancelotti, de momento -se ve que ha leído a Platón y a Maquiavelo- ve, escucha, levanta la ceja y rumia:” Vaya yo caliente mientras no se me lesione Cristiano) Cristiano, nunca, desde que se empadronó en el Real Madrid, ha estado tan feroz como en el comienzo de la actual temporada. Quince goles en sólo ocho partidos -¿Cómo estás, hijo? -Ya lo ves, madre: como Moisés separando las aguas. Si yo jugase a algo -al fútbol, a las apuestas, a la primitiva, a la lotería- apostaría por…No, no ha puesto, no me gusta jugar. -¿Miedo al Barça? -Al Barça exactamente, no. Miedo a herir mi reputación si yerro. -Los periodistas no sois infalible; hay que ver la de veces que, pronosticando, erráis. Ciertísimo. Por eso, precisamente, opinaré después de la la victoria del Real Madrid sobre el Barcelona. Hay que ser objetivos. De todos modos, a partir de hoy, esta que empieza va a ser la Primera Semana Grande de las varias semanas grandes (2014-15) entre el Barça y el Real Madrid. -La vida, si no es espectáculo grande, no es vida. Sobre todo, si pierde el Barça. No quiero imaginar el patatús anímico de TV3. Muerto Franco, ¿a quién culparía TV3? Se me ocurre.

Sin pleitesías

imagen

Un Madrid de rock and roll

“El Madrid es rock and roll y el Bayern es más como el jazz”. Con su exquisito tacto, Xabi Alonso es la primera voz autorizada que describe de un plumazo el estilo merengue. Cuestión de gustos, claro; sin embargo, hay una palabra innegociable para su ex equipo: 'rodillo'. En esta enésima 'liga de mierda' (Del Nido dixit) el Madrid gana por aplastamiento a la mayoría, noquea al rival y lo remata moribundo sobre la lona. En la época de Mourinho la artillería pesada salía al contraataque; con Ancelotti lo mismo saca el cuchillo a la carrera que golea con todo el equipo metido en campo contrario. El mayor respeto que puede expresar el Madrid por estos campos es acribillar sin piedad, sin amagos de vacilar o chulear. Y la sensación es que, tarde o temprano, brindará a su público una docena de una sola tacada. Ancelotti presumió en verano de disponer de la mejor plantilla de su carrera; son palabras mayores de quien ha entrenado a astros como Zidane o Ibrahimovic. La más completa de la historia del club ya es más debatible. No obstante, hace dos meses (antes de la 'minicrisis' de Anoeta y el derbi) este Madrid tenía la pinta de un Iron Man al cincuenta por ciento de su energía. Pero después de un puñado de correctivos severos, el señor Toni Stark (o sea, Carletto) ha probado el traje a su máxima potencia. De momento, los rivales apenas han sido esbirros de poca monta, porque en el primer combate de superhéroes falló (Atlético) y el próximo sábado llega su mayor villano. De Cristiano Ronaldo está todo escrito, salvó quién es su acompañante ideal, su Robin de batallas. El año pasado llegó a formar tormentas perfectas con Bale y durante esta temporada se están reivindicando otros aspirantes. Su preferido, Benzema, no jugó en el Ciudad de Valencia, pero sí James Rodríguez, que se está olvidando del lastre de su P.V.P (80 millones) y saca a pasear la zurda con mucho descaro. Los chismorreos de los cenáculos madridistas apuntan que Florentino Pérez quedó prendado de James por su golazo a Uruguay en el Mundial; incluso, le criticamos en sus inicios que no mejoraba su versión discreta del Mónaco. Quizás por eso, James se ha desinhibido como lo hace con la selección cafetera; el guante de su pierna recuerda a los mejores tiempos de Davor Suker. Sin ocupar la misma posición, le faltan los latigazos del croata. A Guardiola le gustaría un tipo como James por su continua movilidad, ya que tan pronto calibra un centro desde la banda derecha como se desliza entre las líneas del media punta. Y ahora el morbo: James no es Di María, vale. Pero Di María nunca llegó a su plenitud en su primera liga. Sin quererlo, su némesis va a seguir siendo el argentino hasta que levante títulos. Las comparaciones son odiosas pero son las mueven las críticas o los ejercicios de onanismo. Ancelotti se mojó en El partido de las 12  y analizó a James como un sustituto de Di María de “diez kilos más de peso y motor diesel para todo el partido”. Para chispazos eléctricos ya están Cristiano y Bale, el colombiano prefiere levantar la cabeza y mirar a sus compañeros antes de emprender la galopada. Diferentes, pero igual de útiles para ese rock and roll del que habla Xabi Alonso. Por supuesto que Isco también sabe tocar la guitarra eléctrica, pero le sucede como a Benzema: necesita pensar menos en el limbo y centrarse más en el día a día. El francés lo ha superado, el malagueño está en camino. Un talento tan descomunal como el suyo necesita un educador como Ancelotti que le premie en pequeñas dosis. Sólo de ese modo, Isco se entrenará rabioso y a pecho descubierto, capaz de dejarse la vida por cada titularidad. Da gusto ver sus quiebros, amagos de balón y, sobre todo, el toque final de chef que pone de vez en cuando al borde del área. Él había asumido el rol de desatascador para los minutos decisivos y ha acabado entendiéndose a sí mismo: por fin se ha dado cuenta que también puede aparecer en primera plana. Al fin y al cabo, gente como Isco o Benzema espabilan con una buena colleja. La que sabe dar el técnico italiano, pero no delante de los focos sino en el vestuario, a puerta cerrada.

Parada y Gol

imagen

Rebeldes y resignados

¿Y a ti quién te gusta más, Campazzo o Draper?, me preguntaron el otro día. Pues hombre, igual pagaría algo más por una entrada para ver al talentoso base argentino pero creo que, en caso de jugarme un título, a día de hoy  apostaría por Draper. Y no es que crea que Campazzo no pueda tener una buena contribución en el Real Madrid y tenga capacidad para hacerse un hueco en el equipo (de hecho me parece mejor incorporación ahora que cuando se anunció) sino que Draper tiene una solidez y experiencia de la que hoy carece Campazzo. Campazzo acaba de aterrizar y habrá que ver cómo maneja los minutos Pablo Laso con él. Sin duda, parte en desventaja con Llull y Rodríguez pero, por el momento, tiene bien claro que la única manera de hacerse un hueco es jugando con atrevimiento en ataque y exprimiéndose al máximo en defensa donde está realizando un esfuerzo muy generoso. Su evaluación llegará dentro de unos meses, cuando habrá que ver si es capaz de ofrecer mucho en poco tiempo, el eterno reto de los suplentes, y si el papel secundario que se le supone acaba consumiendo la energía que parece transmitir ahora mismo. El primer partido de Draper en la recién comenzada Euroliga pone en perspectiva el nivel del jugador, la calidad de los dos bases que le cerraban el paso en el Real Madrid y también el tremendo reto que debe asumir el hombre que hereda su rol en el Real Madrid, Facundo Campazzo. Draper era el máximo exponente de unos criterios de rotación de Pablo Laso que parece haber abandonado este año. Esa rotación permitía participación en el puesto de base a tres jugadores pero no logró crear una verdadera competencia en el puesto porque los minutos de Llull, Rodriguez y Draper parecían predefinidos antes de cada partido. Lo cierto es que el famoso tercer cuarto donde jugaba el base "croata" solían ser 10 minutos de buen baloncesto del Real Madrid. De Draper me admiró la capacidad para asumir este papel y me hubiera decepcionado que, en el caso de que el club hubiese querido, continuara en el Real Madrid. De haber aceptado esa situación hubiera significado una especie de resignación incompatible con la "rebeldía" que debe ayudar a la evolución de cualquier jugador profesional. También rebelde y valiente fue la decisión de Víctor Claver de intentar triunfar en la NBA. Una vez realizada esa apuesta, desespera comprobar su falta de coraje y su resignación para intentar buscar nuevos horizontes. En los que se suponen deben ser los mejores años de su carrera, Claver apenas participa en los partidos de pretemporada con los Blazers. Cada minuto que pasa destierra el debate por ver si es un "tres" o un "cuatro" y deja paso a uno nuevo sobre si podrá ser de nuevo aquel jugador que, sobre todo, destacó en el Valencia de Pesic.

Poste bajo

Gente y Estilo
España
imagen

Al borde de un error histórico

Cuando se escriben estas líneas ya se conoce que Rajoy responderá a la misiva de Artur Mas en la que éste solicita un plebiscito autodeterminista con la oferta de una negociación económica que revise el actual modelo de financiación de Cataluña. No hace falta ser un avezado analista para entender que, llegados a la situación actual, esta respuesta no sólo es insuficiente: también encrespará  a los catalanes y fomentará la perversa escalada del independentismo, como reacción directa a la sistemática insensibilidad de Madrid.  A las pruebas me remito: el CIS realizó en el año 2001 una encuesta en Cataluña que preguntaba explícitamente a los individuos de la muestra si eran favorables o no a la independencia de Cataluña; los resultados fueron: un 35,9% de los encuestados estaba a favor, un 48,1% en contra, el 13,3% estaba indeciso, y un 2,8% no contestó a la pregunta. El Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat empezó a plantear la respuesta ante un hipotético referéndum independentista en la segunda oleada de 2011, y los resultados fueron el 42,9% a favor de la independencia, el 28,2% en contra, el 23,3% se inclinaba por la abstención. La tercera oleada de 2012, última realizada, arroja los siguientes porcentajes, en el mismo orden: 57,0%, 29,5% y 14,3%. El avance de los partidarios de la ruptura es espectacular, y hoy el independentismo ha alcanzado una masa crítica que lo hace francamente posible. Hoy, Cataluña no sólo quiere un modelo de financiación más justo, que podría asimilarse al concierto económico con una cuota de solidaridad significativa: también aspira a más autogobierno, en una clara dirección confederal. Y semejante aspiración, que no es fruto circunstancial de un calentón colectivo sino una evidencia acumulativa que se ha reflejado con claridad en las urnas y que tiene su traducción periódica en la calle, no puede resolverse mediante una negativa sistemática basada en la intangibilidad de la Constitución. En virtud del principio democrático, una exigencia masiva de cambio de marco institucional no puede ser indefinidamente postergada, como reconocen todos los constitucionalistas.  La negociación política puede ser orientada de muchas maneras. El PSOE y el PSC apuestan por la reforma constitucional de corte federal (el 'salto federal' es asimismo apoyado por propuestas académicas dignas de ser tenidas en cuenta); cabe asimismo una nueva reforma del Estatuto de Autonomía, quizá apoyada por una reforma limitada de la propia Constitución, que podría dar lugar a un nuevo referéndum… como el que exige hoy el nacionalismo catalán… La solución es optativa, pero el encastillamiento en la negativa a negociar políticamente una reivindicación tan manifiesta y tan explícitamente apoyada sería un gravísimo error histórico que podría desembocar en la definitiva pérdida de Cataluña, algo que sería una mutilación insoportable para el Estado español.  

Papeles de Westfalia

Cultura
imagen

A pocos días de Anne Hidalgo en la Alcaldía de París

Tengo ante mí a una mujer de una lúcida transparencia: Anne Hidalgo. Nos conocemos desde que yo la escogiera para uno de mis personajes en Café Nostalgia, o sea que nos conocimos primero en mi imaginación, y luego en la realidad. Su presencia natural no traicionó jamás la idea que me hice de ella. Como mismo me hice la idea de Bertrand Delanöe, un alcalde inolvidable, un lector, un amigo. --- Anne Hidalgo está allí donde los parisinos la necesitan, siempre donde la ciudad la reclama, Anne Hidalgo, discreta, serena, dulce y al mismo tiempo firme, afable, cultivada, con las ideas muy claras y decenas de proyectos sobre una ciudad literaria y funcional. --- Anne Hidalgo por los derechos humanos, vestida de blanco en solidaridad con las Damas de Blanco cubanas, sonriente y animándome sin siquiera saberlo en los momentos más tristes de mi exilio. --- Anne Hidalgo nos brinda cada día una lección de libertad y de democracia, en ella veo a mi hija, su futuro, o a una hermana que pudo llegar, que pudo cumplir su sueño de hija de exiliados. --- En ella adivino el futuro de una nueva generación vital, con su fuerza femenina y su delicadeza de mujer inteligente. --- En ella intuyo el triunfo, imagino a la blanca paloma, aprecio a una bella andaluza de Cádiz, a una parisina de alma, corazón y vida, en la Alcaldía no como heredera únicamente sino como continuadora. --- La veo ya como la primera alcaldesa de una ciudad que la ama, la respeta, y la elegirá. Yo la elegí antes como personaje literario, el domingo la elegiré como la mujer política a la que le queda mucho por entregar, ¡y miren que ya ha entregado!

Zoé en el metro

Tecnología
imagen

Una veces aciertas y otras aprendes

Equivocarse y rectificar. Meter la pata y enderezar el entuerto. Caer y levantarse. No queda otra. La industria de la telefonía móvil colecciona cicatrices producidas por errores que en su momento no lo parecían. La vida es así. El problema sería que un fiasco no se restañara a tiempo, que los fabricantes y operadores se empeñaran en mantener un error desoyendo al mercado o que los grandes ejecutivos del negocio no tuvieran la humildad de aceptar una pequeña retirada con el objetivo inmediato de emprender una nueva ofensiva. Sobre todo eso trata el nuevo número de la revista de Tecnología de elEconomista, publicación que recibirás en tu correo el miércoles 16 de julio si te suscribes gratuitamente aquí. Puedes hacerlo ahora o cuando quieras. En el reportaje de portada reunimos 10 grandes apuestas de la telefonía móvil que resultaron calamitosas. Tras analizar la decena de disparates se descubre una regla universal: el usuario siempre tiene la razón. Si alguna compañía se empeña en conducir a los consumidores por caminos tortuosos, pronto se encontrará sin más compañía que su sombra. El sentido común, la sencillez y la eficacia también son recetas que suelen acompañar cualquier proyecto de éxito. Como lo demuestra el reportaje de portada de esta revista, sobre los 10 grandes deslices de la historia del móvil, también existen propuestas que tropezaron por llegar un poco antes o un poco después de lo conveniente. Vaya por delante que encontrar ideas de éxito es un empeño complicado y que lo fácil es denostar cualquier aventura empresarial a toro pasado. Eso último es lo que hacemos en una recopilación de disparos al pie de la que no se salva ninguno de los grandes del sector. Telefónica mordió el polvo cuando apostó en su momento por la videollamada en el móvil, por atacar a WhatsApp con Joyn o por competir con Facebook a golpe de Keteke. El estándar de televisión en el móvil DVB-H murió antes de nacer, algo parecido a lo que sucedió con WiMax, una banda ancha que sucumbió ante la pujanza del LTE, también conocido como 4G. El mismo operador ha dado pasos desviados en su trayectoria de éxito, de la misma forma que ha triunfado de forma inapelable en multitud de propuestas que actualmente forman parte de nuestras vidas tecnológicas.

Dr. Puk

Blogs de elEconomista.es
Desde el burladero

Desde el burladero

Amador G. Ayora, director de diario elEconomista nos cuenta el día a día de un periódico.

Viñeta del día

Viñeta del día

La tira ilustrada más cómica del diario elEconomista

La columna de Ansón

La columna de Ansón

Rafael Ansón es presidente de la Real Academia Española de Gastronomía.

Andanomiks

Andanomiks

Quiero compartir con vosotros información, interpretación y análisis económico

Emprendedores

Emprendedores

Un blog para todas las ideas emprendedoras

Naranjazos

Naranjazos

Algunas claves para seguir y entender la realidad económica de la Comunidad Valenciana.

La calle del muro

La calle del muro

Crear un contenido diferente al tradicional sobre los mercados financieros americanos

Solo para ricos

Solo para ricos

Un blog simpático sobre las últimas tendencias en lo más vario pinto que se pueda encontrar.

Las firmas de elEconomista

Las firmas de elEconomista

Interesantes reflexiones de los colaboradores del diario elEconomista

Blogságora

Blogságora

El analista Carlos Doblado habla de Bolsa.

A la catalana

A la catalana

Adaptación de la columna semanal sobre el mundo socio económico catalán

Coaching todos

Coaching todos

Cada día lo importante que es no perder la curiosidad por el ser humano y sus historias.

La conciencia del directivo

La conciencia del directivo

Un área de debate sobre decisiones directivas, importantes para equipos y directivos

Entre Munich y Detroit

Entre Munich y Detroit

Análisis, estrategias, noticias, novedades y curiosidades del sector automovilístico

Un error ha ocurrido : 'Operation timed out after 2001 milliseconds with 0 bytes received'