Blogs

Peligro: Zona de Accidentes

Hace más de un año, la ex ministra de fomento Magdalena Álvarez anunció que en esta legislatura se suprimirían todos los puntos negros de nuestras carreteras, 800 tramos de alta concentración de accidentes. Para ello, aumentó la dotación de la partida destinada a este fin del 1,83 hasta el 2 por ciento del presupuesto de Fomento.

Pues bien, lejos de materializarse tal proyecto, las buenas intenciones han vuelto a posponerse una vez más, algo que viene sucediendo desde finales de los años 90. La enésima chapuza de la administración se está poniendo en marcha. Y el disparate consiste en inundar con anuncios de extraordinarias dimensiones las zonas de alto riesgo en accidentes. En nuestras carreteras todo se arregla con más señales, se instalan como se puedan y donde quepan, para así pasarle la pelota al conductor. Con el tiempo ya aparecerá alguien con más imaginación para arreglar tal desaguisado. Es de todos sabido que en nuestro país cuando se pone una señal de tráfico es para siempre, por lo que el presupuesto destinado a aquellos arreglos desaparece misteriosamente.

En España, muchos ciudadanos estamos hartos de que la Dirección General de Tráfico (DGT) nos eche la culpa por todo cuanto sucede en nuestras carreteras, mientras las distintas administraciones se desentienden de la siniestralidad y continúan sin arreglar ni mantener los trazados de las vías de una forma adecuada. ¿Cuánto tiempo más tendremos que seguir tragando con la invasión de señales? ¿Cuándo van a dejar de lavarse las manos los gobiernos estatales y autonómicos en la eliminación urgente de los puntos negros?

Los paneles y las campañas de publicidad ya no sirven para salvar más vidas; es hora de ponerse a trabajar en serio, pintando y reparando nuestras carreteras, señalizando los tramos correctamente y reciclando el exceso de señalización que existe. Y, por supuesto, eliminando el riesgo objetivo de los puntos negros, impropios de un país desarrollado que hace gala de un concepto avanzado de la seguridad ciudadana en todos los sentidos.

En definitiva, este viejo problema huele a rancio, y pone en evidencia a una DGT que tan sólo sabe combatir la accidentalidad por el procedimiento de coaccionar, atemorizar y amedrentar. Y, de paso, recaudar de la manera más cómoda posible. De hacer las cosas bien y de esforzarse en poner mejores medios en la carretera, nada de nada.

Share and Enjoy:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google

2 respuestas a “Peligro: Zona de Accidentes”

  1. Marina dice:

    Me parece que pides mucho a los reyes magos, los puntos negros siempre existiran en nuestras carreteras. Si que molaría que se arreglasen muchas cosas, pero creo que por el momento a nadie le importa. No obstante me parece muy bien que pongas tu granito de arena, ojalá cada dia seamos más los conductores que no nos conformemos con la retirada del carnet y exijamos tanto como a nosotros se nos éxige.

  2. Alex dice:

    Es una vergüenza lo de este pais! venga a sacar dinero y no arreglan las carreteras , que da asco como estan , las cunetas llenas de basura, veinte mil señales seguidas y el dineral que costaran..En fin solo hay que ver un poquito en cualquier pais, Inglaterra, Francia, Alemania..que da gusto conducir y comparar con lo que tenemos aqui…nada, aqui venga a arremangarse el dinero y asustar a los conductores.

Deja tu respuesta