Blogs

Archivo de la categoría ‘aplicaciones’

El atraso de guardar las tarjetas de visita

Martes, 18 Octubre 2016

img_0590.JPG

Esta mañana me sorprendió ver a una compañera del periódico coleccionar decenas de tarjetas de visita en un tarjetero. Su agenda de teléfonos (manuscrita) y su archivador de tarjetas dice que son su vida profesional. De tarde en tarde, dedica media hora para guardar cuidadosamente cada ejemplar y así disponer físicamente de las tarjetas cuando las necesite. Es verdad que eso sólo puede ocurrir cuando se encuentre en su mesa de la redacción, en cuyo cajón atesora celosamente uno de sus grandes activos. Hace mucho tiempo que decidió no almacenar cada cartoncillo por orden alfabético, ya que eso prolongaría su rutina muchas horas. Ahora lo hace de forma cronológica, es decir… según llegan a su bolso o bolsillo. Eso conlleva a revisar una a una cada tarjeta de su nutrida colección para encontrar la pieza que necesite. Con las tarjetas de visita ocurre como con las llaves, que siempre abre la cerradura la última que se prueba.

Fue observar su comportamiento, recriminarle su atraso y proponer que se aplicara el cuento de la digitalización de la que ahora tanto hablan las empresas. Le sugerí utilizar cualquiera de las aplicaciones especializadas en esos menesteres. Yo utilizo con plena satisfacción la aplicación SamCard, disponible en las tiendas de aplicaciones de iOS y Android. Cuesta 5,99 euros la versión que admite acentos y eñes (3,99 euros la edición inglesa). También hay una versión gratuita, pero olvídese de ella porque sólo sirve para tres o cuatro tarjetas.

La operativa es sencilla. Se trata de tomar una foto de la tarjeta de visita con el smartphone y dejar que el programa funcione. Es decir, el software se encarga de escanear los datos y clasificarlos en los campos de la agenda: nombre, apellido, empresa, teléfono fijo, teléfono móvil, correo electrónico, dirección postal completa… En dos segundos, todo queda perfectamente guardado en los contactos del móvil. Si alguna vez se pierde o renueva el teléfono, los contenidos de la agenda quedarán siempre a salvo en la nube. Es otra ventaja de la digitalización ya aludida. Eso sí, tenga en cuenta que el programa solicita acceso a las fotografías y a la agenda de contactos, porque son requisitos básicos para su funcionamiento.

La sugerencia fue recibida con entusiasmo y poco después se hizo viral en la redacción. Por ese motivo, me he atrevido a escribir esta entrada por si sirve a más gente de ayuda. ¿Usted también es de esos aún colecciona decenas de tarjetas de visita en un archivador?

¿Ha probado el app SamCard?
Si le ha parecido útil es te texto, le recomiendo algo más que compartirlo… que se suscriba a la revista Digital de elEconomista, donde analizamos cada número decenas de aplicaciones interesantes, además de informar sobre las tendencias tecnológicas del momento. Es gratis. Basta con pinchar aquí para descargarse la revista con la posibilidad (mucho mejor) de incluir su correo electrónico para recibir cada mes la publicación en PDF o en formato visor.

¿Perteneces a la ‘generación app’?

Viernes, 4 Noviembre 2011

Reconócelo, por mucho o poco que te pese, eres uno de los nuestros. Perteneces a la ‘generación app’. Ésa podría ser una nueva etiqueta sociológica para catalogar a los cientos de millones de personas que actualmente utilizamos aplicaciones en sus teléfonos móviles o tabletas. Hace unos años nadie podía sospechar que esto podía suceder, pero aquí está. Entre nosotros, formando parte de nuestras vidas.  No hay quien pare ese fenómeno, y lo mejor es que quien lo prueba queda prendado.

Ante la fuerza de este nuevo ‘ecosistema’, como dicen ahora por ahí, no es extraño que los operadores se afanen por buscar smartphones de bajo precio que impulsen los servicios de Internet en el móvil. Gracias a esa aportación, los teléfonos dejan de convertirse en un dispositivo que sirve para comunicarse, gestionar la agenda de contactos o realizar fotografías domésticas. Los desarrolladores de programas informáticos han encontrado un filón de negocio que no se recordaba en el sector desde hacía décadas. Hay hambre de aplicaciones. Lustros atrás, las empresas se afanaban por tener páginas web y ahora pagan lo que sea necesario con tal de incluir su marca, producto o servicio en las tiendas de apps.

Ahora, además, el móvil inteligente es capaz de multiplicar sus prestaciones al gusto de cada cual. Hay programas satisfacer todo tipo de inquietudes y aficiones. La mayor parte del éxito de este negocio corresponde a Apple iOS, Google Android, Windows Mobile, Blackberry OS, Samsung Bada o Symbian, plataformas han impulsado esta nueva forma acceso a los contenidos online.

Por lo pronto, según datos de Nielsen, el 63 por ciento de los usuarios estadounidenses de móviles de entre 25 y 35 años ya utiliza smartphones. La ‘generación app’ admite a personas de todas las edades y procedencias. Lo suyo no tiene freno, para alegría de operadores, desarrolladores y -lo que es más importante- usuarios. Visto lo visto, en unos años, la ‘generación app’ abarcará a todos los usuarios de móvil.

Al hilo de todo lo anterior, se acaba de presentar en sociedad “El Libro Blanco de Aplicaciones Móviles”, lo que viene a ser “guía que fomenta la creación, posicionamiento y publicitación de apps”, según explican sus promotores, es decir, la Mobile Marketing Association Spain, y donde se recopila toda la información que conviene conocer para estar al día en materia de apps.

Un reciente informe de Orange e Inteco desvela que un tercio de los menores de 13 años en dispone de teléfonos inteligentes en España. De la misma forma, otro estudio de Oracle apunta que el consumo de datos global en los smartphones ha crecido un 47 por ciento en el último año y que el 55 por ciento de los más de 3.000 encuestados descargó una aplicación gratuita en los doce últimos meses y que uno de cada cuatro usarios ha usado por este ipo de programas para el móvil.

(Parte de este texto aparece publicado en la edición de papel de elEconomista del 4 de noviembre de 2010)

Quien tiene un móvil con Oonair tiene un tesoro

Lunes, 8 Febrero 2010

camara-de-tv1.jpg El perito de la firma de seguros podrá grabar en un vídeo los desperfectos el vehículo siniestrado y enviar a su compañía la película a través de su móvil. Lo mismo podría hacer un periodista desplazado al lugar de la noticia para dejar testimonio gráfico, sonoro o videográfico de lo que tiene delante.  Los cuerpos y fuerzas de seguridad o servicios de emergencia pueden hacer lo mismo con idénticos recursos.

Podría seguir con decenas de ejemplos, pero eso sería muy cansino. Basta con decir que cualquier persona que disponga de un móvil multimedia ya puede grabar y transmitir vídeos en tiempo real a su empresa. No hacen falta florituras técnicas para competir con YouTube con absolutas garantías de que los contenidos llegarán a su destino por el camino más eficaz posible. Eso sí, se requiere disponer de cobertura celular, así como descargarse en el móvil la aplicación de Oonair.

Grabar, capturar y transmitir archivos multimedia a través del móvil son las posibilidades tecnológicas que ofrece la plataforma de la más joven filial del grupo Visual Engineering.

Los responsables de la compañía española han presentado esta mañana el nuevo prodigio de generación y publicación de información al instante, por medio de un teléfono móvil, para emitir video en directo o en diferido, además de imágenes y audio de alta calidad. El retardo en tiempo real de la transmisión apenas ronda los dos segundos, lo que permite la interacción total. La herramienta funciona con los principales sistemas operativos (Android, Nokia, BlackBerry o Windows Mobile) y su tecnología no requiere de instalación previa. Además, el envío de los contenidos está garantizado y cuenta con soporte las 24 horas del día.

Quien quiera contratar el servicio debe presupuestar 30 euros por cada licencia de usuario y mes. En ese caso, sólo se permitiría enviar 25 contenidos a lo largo del mes. La tarifa asciende a  60 euros para 50 contenidos y 80 euros para disfrutar de barra libre en Oonair.

Vodafone y Orange también tienen tiendas de aplicaciones

Mircoles, 9 Septiembre 2009

mstore.jpg

Telefónica ha presentado esta mañana su tienda de aplicaciones mstore, iniciativa con la pretende batirse el cobre con gigantes como Apple, Google, Microsoft, Nokia, Sony Ericcson, Samsung o LG. El caso es que el asunto llega al mercado español con toda la fanfarria que destilan las presentaciones del operador dominante, eclipsando otras ideas similares de sus más directos competidores que ya vieron la luz hace meses con más pena que gloria. Es cierto que las particularidades de unos y otros no son las mismas, por eso conviene recordar las ofertas de los tres mosqueteros de la telefonía móvil española.

Movistar presume con su ‘mstore’, tienda de aplicaciones que arranca con más de mil programas en su catálogo y de los que apenas el 10 por ciento son gratuitos. Los precios oscilan entre los cero y los 20 euros. El operador pretende seducir a 200 millones de potenciales clientes, todos aquellos que dispongan de los móviles preparados para alojar este tipo de tiendas. Los desarrolladores percibirán el 70 por ciento de los ingresos.

Vodafone España presentó el 14 de julio su Vodafone Business Place, tienda de aplicaciones para empresas a la que se puede acceder a través de todo tipo de dispositivos, plataformas y sistemas operativos. Nos contaron que el proyecto estaría disponible a partir de otoño, si bien ya se encuentra operativa para los más de 50 desarrolladores. Entre los socios de la filial española de la multinacional británica destacan Microsoft, RIM, Sony Ericsson, Nokia, Samsung, HP, LG y HTC, entre otros. Este sitio contará con miles de aplicaciones que estarán clasificadas por sectores e industrias (construcción e inmobiliaria, comercio, sanidad, banca y seguros, industria y fabricación, transporte y distribución, administración pública y educación y otros servicios). Al contrario que otras tiendas de aplicaciones, el nuevo espacio de Vodafone sólo incluirá herramientas para la mejora de la productividad y las relaciones con los clientes, sin programas de ocio, música o curiosidades. Los desarrolladores percibirán el 70 por ciento de los ingresos.

Orange España lanzó el 19 de junio su tienda de aplicaciones, desde el portal Wap de Orange (Orange World), con miles de aplicaciones para descargarse en el móvil y divididos por áreas de interés: cultura, salud, viajes y utilidades. El servicio está dirigido tanto a clientes particulares como empresas, ya sean clientes contrato o de tarjeta. Lo único que se precisa es contar con un terminal de gama media-alta que sea compatible con la aplicación a descargar y tener memoria disponible en el teléfono. Dependiendo de las funcionalidades, los precios van de 1 a 6 euros por la descarga. Como ocurre con el mstore de Telefónica, el usuario de Orange World recibirá el cargo por el coste de la aplicación seleccionada en su factura telefónica o bien se le descontará del saldo telefónico en el momento que ha aceptado la compra si se trata de un cliente de prepago. ¿a que no se imaginan cuánto percibirán los desarrolladores?, Sí, también el 70 por ciento de los ingresos.