Blogs

Archivo de la categoría ‘M2M’

Lo que pienso del MWC 2011

Mircoles, 16 Febrero 2011

mwc2011.jpg 

(Reproduzco el análisis que aparece publicado en elEconomista del jueves 17-Feb)  

El Mobile World Congress (MWC), la mayor feria mundial de las telecomunicaciones, cierra sus puertas con la percepción de que la crisis empieza a ser cosa del pasado. Quizá sea porque a nadie le gusta exhibir sus flaquezas o porque en este tipo de ferias sólo se mira al futuro, los fabricantes y los operadores recogen sus trastos de la Fira de Barcelona con el regusto de que la industria tradicional del móvil vuelve a sentirse fuerte. Especialmente satisfechos deben sentirse los grandes operadores europeos, que estos días han estrechado alianzas para recuperar el terreno perdido frente a la pujanza de Google y Apple.

Las telecos han tomado conciencia de su fortaleza al remar unidos hacia la misma dirección. La amenaza de los ecosistemas de Google y Apple asustan menos gracias a iniciativas como WAC (Whosale Applications Community), plataforma que en breve contará con 12.000 aplicaciones y herramientas, todo ello bajo la tutela de un poderoso consorcio formado por las telecos líderes del mundo.

La iniciativa RCSe (Rich Communication Suite) merece considerarse uno de los grandes acontecimientos del MWC 2011. A través de esta tecnología, los operadores de telefonía podrán prescindir de los servicios más populares de Google, Microsoft, Yahoo. A finales de año, un puñado de fabricantes (Samsung, HTC, LG y Sony Ericsson, entre ellos) incorporarán RCSe en sus lanzamientos para que los usuarios de móviles puedan enviar emails, compartir ficheros digitales o chatear sin necesidad de entrar en herramientas como Gmail, Hotmail, MSN Messenger. Basta con acudir a la agenda y pulsar el icono que corresponda para utilizar servicios suministrados directamente por el propio operador, sin recurrir a terceros.

Visto lo visto, los fabricantes de terminales Samsung, HTC, BlackBerry, LG, Qualcomm, RIM, Alcatel, Sony Ericsson y Toshiba también pueden considerarse más apuestos que antes de aterrizar en la capital catalana. Algunos han desvelado audaces propuestas, como la incorporación de las 3D sin necesidad de gafas especiales, y todos han irrumpido en el negocio de las tabletas con absoluta naturalidad. No se puede decir lo mismo Nokia, que sólo estuvo en el MWC a la sombra de Microsoft, condición a la que ahora cuesta acostumbrarse. Para variar, este año se ha pronunciado menos el nombre de Apple que en anteriores ocasiones, algo de agradecer al tratarse de un ausente. Pese a ello, el conjunto del sector (representado en la asociación GSMA) no le han dolido prendas para reconocer que el mejor dispositivo móvil de 2010 fue el iPhone 4.
Hemos aprendido estos días que los nuevos teléfonos ya son todos inteligentes (y no sólo los smartphones). También que conectividad es sinónimo de banda ancha, por lo que ya sobra el último adjetivo. La diversidad de aplicaciones para el móvil es de obligado cumplimiento, al igual que el acceso inmediato a Internet a precios populares. El M2M (machine to machine) es un prodigio que crecerá hasta conviertirse en la nueva locomotora del crecimiento de los operadores. El monedero electrónico tardará muy poco en meterse en nuestros bolsillos, gracias al consenso de los fabricantes por introducir la tecnología NFC (Near Field Communication) en sus nuevos terminales.

Los operadores apenas exhiben móviles en sus stands; la superbanda celular Long Term Evolution (LTE) habitará muy pronto entre nosotros y su evolución no será tan larga como su nombre presume, tal y como bromeó el CEO de China Mobile el pasado martes. Como el valor al soldado, se presupondrán ciertos valores en todos los modelos de teléfonos: respeto al medio ambiente, duración de la batería, capacidades táctiles y multimedia de las pantallas, calidades de las cámaras, conectividad WiFi, servicios de GPS, integración con otros dispositivos, potencia y rapidez de los microprocesadores y plena integración con todo tipo de redes sociales.

En lo que afecta a España, el MWC cierra su edición con un asunto interno que debería valorarse como se merece antes de que sea demasiado tarde: la renovación de Barcelona como capital mundial del móvil requiere una mayor esfuerzo institucional, social, empresarial y mediático. De lo contrario, el evento podría cambiar de sede en 2013, con Munich, Milán y París como posibles destinos.
Incluso el Ministerio de Industria estuvo a la altura de las circunstancias al reservarse el anuncio de la licitación de frecuencias de móviles en pleno MWC. El 90 por ciento del espectro tendrá como dueños a los que más dinero pongan sobre la mesa (el Gobierno espera recaudar entre 1.500 y 2.000 millones de euros), mientras que apenas el 10 por ciento de los recursos radioeléctricos se repartirán a través de concurso de méritos y compromisos de inversión. Vistas las reacciones operadores, todos están encantados con la oferta. Tanta unanimidad parece sospechosa, como si el asunto hubiera estado felizmente concertado entre el Ejecutivo y los destinatarios de las frecuencias.

Dicho todo lo anterior, creo que el MWC de este año nos deja muy buenas noticias para un industria que por fin ha digerido la crisis para afrontar el nuevo curso con las baterías rebosantes de energía.
En esta ventana podréis seguir en tiempo real buena parte de lo que acontece en el MWC 2011

Un operador móvil virtual para las máquinas

Lunes, 21 Junio 2010

maquinas.jpg

Me lo estoy pensando. Quiero crear un operador móvil virtual exclusivo para las máquinas. Es un mercado de gran futuro. Literalmente, las máquinas hablan como máquinas. Conversan entre ellas de sus cosas, como la telemetría o el telecontrol, y lo hacen a través de las redes convencionales de telefonía móvil. Cada cliente inanimado cuenta con su tarjeta SIM y sólo charla de asuntos de trabajo. Nada de frivolidades. Además, estos abonados no tienen reparos en comunicarse de madrugada o un sábado a la hora de la siesta o en medio del partido de la Selección Española. Van a lo suyo.
Según los datos más recientes de la Comisión del Mercados de las Telecomunicaciones, el negocio del M2M (machine to machine o, máquina a máquina) alcanzó el pasado mes de abril los 1,93 millones de líneas, lo que representa un incremento interanual del 24 por ciento. Con semejantes cifras, el mercado de las máquinas ya suma más clientes que el cuarto operador. Además, la proyección apunta al cielo. En unos años, todos los automóviles incluirán de serie su propia línea de teléfono móvil, por imperativo comunitario, para así incrementar la seguridad y mejoras las comunicaciones en caso de incidencia o accidente. Viendo el porcentaje de crecimiento y su dinamismo comercial, me entran ganas de crear un OMV especializado en estos clientes. Si alguien quiere financiar el prodigio, nos ponemos en un pispás. Dicho queda.

La gran sorpresa del Mobile World Congress

Domingo, 14 Febrero 2010

El Mobile World Congress (MWC) siempre reserva sorpresas. Las casas de apuestas harían negocio entre los 50.000 visitantes de la feria de las telecomunicaciones más importante del mundo. Pero eso todavía no toca. Sólo hay que mirar lo que sucedió el año pasado para que los observadores del evento estén muy pendientes de los pequeños acuerdos que luego pueden marcar el camino de la industria. En aquella ocasión, en 2009, los operadores de telefonía lucieron sus mejores galas para casi nada. Sus presentaciones se diluyeron como azucarillos ante la sobredosis informativa de la feria. Al final, el protagonismo correspondió al cargador universal, compromiso que hicieron suyos los fabricantes para que los sufridos usuarios no tuvieran que coleccionar cargadores diferentes. Aquella iniciativa ha cuajado felizmente en apenas doce meses y los nuevos móviles ya comparten idéntico estándar. (¡Ya se podían haber puesto de acuerdo mucho antes).

En 2008, la revelación se llamaba Android y, también, el resto de los sistemas operativos abiertos para dispositivos móviles. Se sabía que Google estaba volcado el asunto de Internet en el móvil y que la multinacional no estaba dispuesta a hacer el juego a sus competidores. Eso animó a los chicos de Mountain View a crear una plataforma que rápidamente se subió al tren del éxito.

Doce meses antes, en 2007, las pantallas multitáctiles planeaban junto al horizonte y entonces aterrizaron en los terminales de muchos stands del MWC, entonces conocido como 3GSM. En ese año ya se hablaba del LTE, (Long Term Evolution) de la supér banda ancha para el móvil, pero sólo Qualcomm creía a pies juntillas en su criatura. También se daba por hecho de que las redes sociales se harían dueñas de los móviles más pronto que tarde.

En febrero de 2006, la novedad de la feria fue la televisión en móvil, fenómeno que acaparó titulares junto con otras tecnologías que prometían la Luna, como el Wimax, la banda ancha capaz cubrir extensas zonas con muy pocas antenas. Los teléfonos inteligentes salieron del cascarón y los operadores echaron el resto en las virtudes de las telecomunicaciones integradas, donde la telefonía fija y móvil ya actuaban como un solo hombre.

 movil-bateria.jpg lte_logo.jpg m2m.png

 Mañana lunes se levanta el telón en la Fira de Barcelona con una edición que seguro esconderá alguna perla. El divertimento consiste en olfatear el prodigio y no perder su pista durante lo que resta de año. Yo apuesto por la batería de larga, larguísima duración. En el mismo camino se cruzarán con las tecnologías que aprovechan la energía solar para que la autonomía de los dispositivos móviles sea cada vez más generosa. Los fabricantes están trabajando en resolver el cuello de botella del rendimiento de los equipos, porque las exigencias energéticas de los móviles, portátiles, iPad, GPS, reproductores de música y cámaras cada vez son mayores. También hay que mostrar sensibilidad por todo lo que urden los operadores y fabricantes chinos. Google ha dejado de ser una empresa simpática para convertirse en una amenaza preocupante, casi comparable a lo que en su día representó Microsoft. La banda ancha inalámbrica de alta capacidad (LTE) ya ha salido del laboratorio y se puede disfrutar sin aspavientos en cualquier sitio. La telefonía móvil de las máquinas, (el machine to machine, o M2M ) alcanzará su mayoría de edad, ahora que está camino de alcanzar los dos millones de líneas en España. Este negocio irá sobre ruedas ya que a que, a medio y largo plazo, todos los automóviles llevarán instalada su propia tarjeta SIM.Las femtoceldas (una especie de mini antena de telefonía móvil para el hogar o la oficina) volverán a dar que hablar; la ecología cotiza al alza, especialmente en la construcción de antenas cada vez más eficientes desde el punto de vista energético. Por cierto, África todavía vive al margen del MWC, salvo que este año sorprendan a propios y extraños. Ya veremos. Y ya lo contaremos.