Blogs

Archivo de la categoría ‘musica’

Ahora que casi nadie me lee…

Viernes, 12 Noviembre 2010

grooveshark1.png

Ciertas cosas no deberían difundirse alegremente. Entiendo que los medios de comunicación están para esas tareas, igual que los blogs con vocación de utilidad. El caso es que promocionar un servicio online de música gratuita tiene sus riesgos para todos aquellos que lo disfrutamos.
Todavía recuerdo con amargura cuando un compañero de profesión hizo un reportaje desvelando las prestaciones de películasonline para que todo se fuera al garete a los pocos días. Su pérdida fue enorme entre miles de usuarios. Hubiera sido mejor no haber dicho a nadie

Generalmente, no hay problema mientras que cualquier asunto sea patrimonio de cuantos tecnofrikis. Sin embargo, la cosa se pone incómoda cuando algún sitio de Internet puede conculcar intereses de propiedad intelectual y adquiere notoriedad pública a través de algún diario de gran tirada o alguna televisión.
Ahora que nadie me lee, me atrevo a recomendarlo en voz baja, para que no se entere quien no se debe enterar. Vaya por delante que no descubro América, ya que el servicio lleva funcionando desde hace cuatro años, pero posiblemente un buen puñado de los seguidores de este rincón de la web no tenía noticia de ello.

Me refiero a Grooveshark.com, un servicio para escuchar música de forma gratuita y sin que haya que exponerse a incómodos anuncios o cuñas publicitarias, como ocurre en laversión de gañote de Spotify. Además, los músicos o intérpretes particulares pueden subir sus propios temas a la plataforma, para disfrute de todos los internautas que estén interesados. El catálogo colma las expectativas de los más exigentes, su manejo es extraordinariamente sencillo y todo funciona como siempre soñamos que fuera. Para su disfrute basta cualquier dispositivo con acceso a la Red, en cualquier momento y lugar. La empresa de Gainesville, Florida, la fundaron los jóvenes musicos y emprendedores Sam Tarantino y Josh Greenberg y se financia con publicidad, junto con las suscripciones premium de los más convencidos.

Dicho lo dicho, por favor, sean discretos.