Blogs

Archivo de la categoría ‘samsung’

Mis primeras 24 horas con Samsung Galaxy S4

Sbado, 27 Abril 2013

 caja1.jpg

Han pasado 24 horas desde que el Galaxy S4 aterrizó en mis manos y ha llegado el momento de describir las primeras experiencias y sensaciones con el smartphone que promete convertirse en el éxito comercial del año. Antes de desempaquetar el móvil (cedido por la compañía un día antes de su comercialización para las perceptivas pruebas de producto) conviene recordar que el dispositivo gozará de un apoyo promocional superlativo, récord en su segmento. Samsung ya reconoció recientemente a la prensa que prevé desplegar toda su potencia de marketing para que su apuesta estratégica se convierta en el éxito que ya todos dan por hecho. Por lo pronto, ayer se difundió que las ventas mundiales de smartphones de Samsung casi duplican a las de su inmediato perseguidor, el iPhone de Apple. Lo cierto es que el gigante asiático disfruta de una etapa dulce gracias, en gran parte, al acierto y sentido comercial de la familia Galaxy. Dicho lo dicho, el listón se encuentra en lo más alto, con lo bueno y lo malo que eso supone.

El precio
Vaya por delante que la criatura cuesta 699 euros en el mercado libre. Movistar lo financia por 26 euros al mes (sin IVA) durante dos años. Vodafone lo subvenciona durante 24 meses a razón de 55 euros al mes y un pago inicial de 99 euros, o también junto con la tarifa Red por 70 euros al mes (incluido llamadas y navegación) y un pago inicial de 49 euros. Orange lo subsidia junto con su tarifas Ballena, de 55 euros, y Delfín, de 60 euros. También lo vende a plazos con cuotas de 25 euros durante 24 meses y una entrada de 59 euros. Yoigo no es menos que sus rivales y lo ofrece por 15 euros al mes durante dos años, vinculado a sus tarifas y con rebajas entre 99 y 339 euros, según el plan que se contrate.

El primer contacto
La caja donde nos espera el Galaxy S4 parece de madera, pero es de cartón reciclado. Eso sí, el packaging es elegante y sobrio. Auriculares internos (blancos de PVC) con dos pares de repuestos de tapones y con mando a distancia integrado en el propio cable. Completan el paquete, la batería y el cargador con su cable micro USB universal, además del manual (útil para los usuarios que disfruten de buena vista) y la guía de inicio rápido (para los dispongan de una lupa). Por cierto, Galaxy S4 es el nombre de batalla, ya que la denominación oficial es GT-19505.

Tapa de plástico.
La tecnología avanza a pasos agigantados, pero no para facilitar la tarea de desprender la carcasa trasera, siempre a golpe de uña, presión y palanca. Esta maniobra me produce cierto repelús por aquello de pensar lo voy a romper antes de estrenarlo. La tapa trasera es de plástico flexible, lo que viene a ser el primer chasco. Efectivamente, dos golpecitos bastan para cerciorarme de la fragilidad del plástico. El margen comercial que obtendrá Samsung será muy importante sólo por ese detalle. Es cierto que el cristal o el metal debe encarecer lo suyo, pero quizá un revestimiento de goma (de tacto agradable) podría ennoblecer el acabado sin disparar los costes (como ocurre con el Z10 de BlackBerry). Asimismo, los usuarios prevenidos deberían comprarse alguna funda protectora ya que, a pesar de la dureza de la pantalla (Gorilla Glass 3, la que emplean algunos helicópteros en sus parabrisas), si el móvil se cae del bolsillo… adiós inversión.

El montaje
Tras introducir la tarjeta micro SIM en su correcto slot (cuidado de no insertarla en la ranura de la tarjeta de memoria externa) es el momento de colocar la batería, de la que dicen que podría durar hasta tres días (ya veremos, pero me cuesta mucho creerlo). En este caso, es un modelo Standard Li-Ion de 2.600 mAh, líder en su segmento. Hay gustos para todo, pero prefiero las baterías extraíbles frente a las integradas de otros modelos, como el iPhone, Lumia o ciertos HTC. Será cosa de la costumbre y… de que siempre podré resetear el móvil a las bravas cuando se rebele. El equipo admite tarjetas de hasta 64 GB. Con todo, el dispositivo pesa 130 gramos, muy bien repartidos en sus 136.6 mm de largo, 69,8 mm de ancho y 7,9 mm de grosor.

samsung-s4.jpg

La antena principal.
Antes de volver a encastrar la tapa trasera, fisgo la zona en la que habita antena principal del smartphone, válida para todas las frecuencias, incluidas las seis bandas en las que funciona o funcionará LTE.. Para los diestros que agarren de forma natural el dispositivo, la zona sensible de la antena se encuentra más o menos despejada de obstáculos, a la altura de la última falange del dedo meñique. Por el contrario, los zurdos taparán ese área con la palma de la mano, por lo que perderán parte de la señal si cogen el teléfono con la mano izquierda. Mucho mejor con la derecha. Aprovecho esta circunstancia para recordar que la autonomía del móvil aumenta cuando, en reposo, se coloca el móvil sobre una mesa con la pantalla hacia abajo. Esto último sirve para el S4 y para infinidad de móviles.

Bosque de antenas
Para los interesados en geografía del S4, la antena del GPS se encuentra a la izquierda de la cámara trasera según se mira. La tapa trasera protege, entre otros, los siguientes chips: WiFi 802.11, NFC, WiFi Direct, Bluetooth 4.0 y Control remoto IR LED. A los sensores de proximidad, acelerómetro, giro, electromagnético y luz RGB, se añade un barómetro, un termómetro y la novedosa tecnología de gestos que hará las delicias de los desarrolladores más ambiciosos y aplicados.

Configuración básica
Pongo el móvil a cargar y, al mismo tiempo, inicio su configuración, preso de la impaciencia. Tras elegir el idioma y teclear el PIN, el smartphone pregunta por la clave WiFi. Luego se interesa por el nombre de usuario y contraseña de Gmail y Samsung Hub. Todo fluye cuando con dispones de copias de seguridad actualizadas en la nube de anteriores modelos de Samsung. Las configuraciones y las app descargadas en otros equipos aparecen como por arte de magia en el nuevo Galaxy. Agradezco que el teléfono se ahorre los tutorial. ¿He dicho todavía que Android 4.2.2 Jelly Bean es un gustazo? Pues eso.

Aplicaciones favoritas
Mi móvil podría ser lo más parecido a cualquier otro electrodoméstico si no tuviera mis aplicaciones clásicas favoritas. El Whatsapp y Twitter por delante. Después viene Facebook, Flickr, Gmail, Flipboard, Instagram y Dropbox. Acto seguido configuro la página de inicio del navegador HTML5 con la dirección de Google (en detrimento en esta ocasión de la Samsung). Tras lo anterior, ya comienzo a sentir este Galaxy S4 como algo mío, aunque se trate de un préstamo. Debo recalcar que la descarga de aplicaciones se realiza de forma vertiginosa. El mérito debe corresponder a la potencia del procesador de cuatro núcleos de 1,9 Ghz, de la familia Snapdragon 600 de Qualcomm. Su memoria RAM es de 2GB.

samsung-galaxy-s4-1.jpeg

Entra en calor
Entre la emoción del momento, junto que el cargador está enchufado y que también descargo las aplicaciones como si no hubiera mañana, percibo que la parte trasera del Galaxy se calienta un poco. Pienso que será cosa de la frenética actividad, o quizá de que la carcasa no difumina el calor como otros equipos. Ya habrá tiempo después para despejar esas incógnitas.

Botón de pánico
Descubro el asistente de seguridad en cuanto husmeo en los ajustes. Espero no tener que utilizarlo nunca y pienso los secuestros express de ciertas partes del mundo. Samsung incorpora en su S4 una tecnología que es capaz de tomar fotos tanto con la cámara frontal como la trasera y avisa a los contactos prefijados con el envío de un texto que previamente hemos redactado, así como las fotos capturadas en ese instante y la ubicación precisa. En mi caso redacto el siguiente mensaje: “Estoy en problemas, deja todo y ayúdame”. Para utilizar el asistente hay que mantener pulsadas las teclas de volumen durante tres segundos. Además, se puede configurar la frecuencia de envío de los mensajes, ya sea cada ciertos minutos o una sola vez.

No pierde ojo
El Smart Pause del S4 se ha elogiado mucho últimamente. Es una patente que permite detener la reproducción automática de un vídeo cuando se retira la vista de la pantalla. La película se reanuda al instante en cuanto se vuelve a mirar la pantalla. La primera prueba, realizada en el interior, con buena y uniforme iluminación, resultó satisfactoria. Cuidé de situar el móvil frente a los ojos y todo fue muy divertido. Ahora bien, a bote pronto, sospecho de que se trata de un alarde de innovación pero de escasa utilidad, salvo cuando se pretenda presumir de móvil e impresionar al vecino. En buena lógica, el consumo de batería debe ser relevante.

Sólo en interiores
El mismo sistema de la cámara vigilante, junto con el acelerómetro, permite desplazarse por las páginas con el scroll inteligente previamente activado. Al mover la cabeza hacia arriba o hacia abajo, con una leve inclinación del móvil, se puede desplazar el asunto mostrado sobre la pantalla, para seguir leyendo correos, páginas web o contenidos de ciertas aplicaciones, como Flipboard. También he probado a pasar la página moviendo la cabeza, pero sólo funciona de vez en cuando. Será cosa mía. También he podido comprobar que la tecnología de smart croll y smart pause no desempeña su función en la calle, bajo la luz del sol.

Pantalla mejorable
Las próximas versiones del Galaxy tienen mucho recorrido de mejora en cuestiones de pantalla. El problema no son las cinco pulgadas ni su resolución (1.920 x 1.080) con 441 ppi, sino la gestión de los colores de la tecnología Full HD Super Amoled. Los tonos azulados dominan en las distancias cortas. Las sospechas se confirman al pasar el filtro de la aplicación screen test y comprobar las calidades cromáticas y de los blancos del S4 respecto a otros smartphones de su competencia. El rendimiento de la pantalla en el exterior tampoco está a la altura de excelencia deseable. Bajo condiciones de alta luminosidad natural, el teléfono resulta incómodo de manejar. A su favor, la pantalla funciona con absoluta naturalidad si se manipula con guantes.

samsung-galaxy-s4.jpg

Control de voz
Los comandos de voz son un prodigio. Sirven para responder o rechazar llamadas, para detener una alarma y controlar el reproductor de música. La utilidad más simpática se produce para hacer fotos de grupo con el dispositivo automático. He probado a decir “capturar” y la máquina toma la instantánea sin necesidad de pulsar. También funciona el comando “sonrisa” y el castizo “patata”.

Cámara inteligente
La integración del software y hardware de las cámaras del S4 son sobresalientes. Entre otros detalles, la óptica trasera de 13 megapíxeles (y delantera de 2 megapíxeles) permite la grabación de vídeo en HD a 30 fotogramas con captura instantánea mientras que se graba una película (función drama shot). De la misma forma se puede jugar con el Sound and Shot que añade un miniclip de sonido a cualquier fotografía, o con la función Dual Cámara, que capta al mismo tiempo las imágenes de las dos cámaras, recuadrando el autorretrato en un rincón de la foto principal. De esa forma, el sujeto que dispara la foto también puede quedar inmortalizado en la escena.

La elocuencia de los gestos
La tecnología Air Gesture es una de las fortalezas del S4… siempre que las condiciones de luz sean adecuadas y los movimientos se hagan cerca del smartphone. El sistema reconoce sus deficiencias cuando se interactúa con ropa de color oscuro o guantes. En la misma innovación se incluye el denominado Quick Glance, que viene a ser un método de encendido del móvil con sólo mover la mano frente al sensor de la cámara, sin contacto alguno. El prodigio de Air Jump (para abrir los mensajes de correos y pasar páginas web sin tocar la pantalla) resulta más efectista que efectivo, y lo mismo sucede con el Air browse (para buscar fotos o canciones, por ejemplo, al mover la mano hacia un lado u otro del sensor). La propuesta de Air Call Accept merece el elogio de los pioneros, con ella se puede aceptar una llamada moviendo la palma de la mano hacia un lado u otro para aceptar un llamada y responder con el “sin manos” sin contacto físico con el móvil.

Felices descubrimientos
El Galaxy S4 es una caja de sorpresas y estoy seguro de que me reserva decenas de funciones que hasta el momento no he probado, como la tecnología Group Play, para compartir música, fotos o contenidos con varios usuarios a través de la tecnología de radiofrecuencia de NFC. El botón central del smartphone también ofrece diversas prestaciones en función del modo en el que se pulse. Además, la herramienta de traducción, tanto de voz como de texto, abre un mundo de posibilidades para las próximas generaciones de móviles. A buen seguro, la inteligencia artificial de S Translator se humanizará con el tiempo con resultados que ya dejan pasmados a los incrédulos que se pongan por delante.

Para el ocio y el negocio.
Dejo para el final la doble personalidad del Galaxy S4: una para usos personales y otra para asuntos profesionales (algo que también proponen los dispositivos de la familia BlackBerry 10). No he podido probar la aportación de la aplicación Knox, aunque por lo que he podido descubrir en las demostraciones realizadas por el responsable de producto de Samsung se trata de una excelente idea. Los contenidos y aplicaciones de la cara empresarial están completamente aislados de los usos familiares. La jugada sería redonda si la migración de un perfil a otro se integrara con una Dual Sim, lo que evitaría a millones de personas cargar a diario con dos móviles. Eso sí que sería una revolución.

Nota final: 8,5
Si tuviera que evaluar el Samsung Galaxy S4 con una nota académica, y sólo tras las primeras 24 horas de uso, creo que sería justo con un notable alto. La tapa trasera de plástico y la calidad de la pantalla bajan la media de un conjunto en el que deslumbra la feliz aportación de los sensores de gesto, movimiento y voz.

El nuevo Galaxy S III atiende tu mirada

Viernes, 4 Mayo 2012

5la-foto3.jpg

Sí, como lo leen, este teléfono funciona sólo con mirarlo. Se imaginan un móvil que ilumina su pantalla en el instante en el que percibe que alguien lo observa. Pues bien, no hace falta fantasear sobre el asunto porque el nuevo Galaxy S III es capaz de eso. Detecta con su cámara la pupila humana y activa su mecanismo sólo de un vistazo. Sin tocar ni mover ni hablar.

Es cierto que el dispositivo también sabe hacer muchas cosas más, quizá menos sorprendentes pero igualmente valiosas, en línea con lo que se puede esperar del smartphone de bandera del mayor fabricante de terminales del mundo. Por ejemplo, también obedece las órdenes orales y gestuales, sin tener que teclear nada, pero eso ya no es novedad.

El prodigio se presentó el pasado jueves en Londres, ante 2.000 periodistas, y las primeras impresiones descubren que el terminal gana en las distancias cortas. El detalle de que la cámara del terminal vigile constantemente los ojos del usuario y sea capaz de discernir cuando la pupila se dirige hacia su generosa pantalla permite pensar en que esa aportación podría marcar un antes y un después en las relaciones entre las máquinas y las personas. La cosa empieza a dar un poquito de miedo.

La compañía asegura que el dispositivo entra en standby cuando no es demandado para nada, sin que se necesite tocar un botón para ello y sin que transcurra cierto plazo de tiempo de inactividad. Ahora bien, los usuarios podrían plantearse problemas metafísicos al sentir que el móvil por el que se comunican y navegan también les está observando de forma permanente con tal de facilitarles la vida. Poco a poco, los dueños de smartphones deben acostumbrarse a sentirse vigilados por ese Gran Hermano que inocentemente llevamos a todas partes, siempre conectado y geoposicionado a través de Internet. Ya sabemos, Big Brother is watching you. Advertidos quedan.

(Un extracto de este texto aparece publicado en la sección EL MICROSCOPIO, en la edición de papel de elEconomista el 5 de mayo de 2012).

Samsung ya vende películas para sus tabletas

Jueves, 2 Diciembre 2010

Algunos de los modelos de negocio del siglo pasado han quedado anticuados. Quien quiera avanzar mirando hacia atrás, allá él: posiblemente acabará en el suelo con una torticolis de caballo. De esa forma, las compañías tecnológicas saben que en los tiempos que corren ya no basta con vender cacharros o gadgets, se llamen tabletas, televisores o smarphones. IBM, siempre con buen olfato en estas cuestiones, hace años que cerró el kiosco de los ordenadores personales y portátiles para emplearse en cuerpo y alma en los servicios.

El botín del sector se encuentran en los contenidos y las aplicaciones. De todo eso hablamos en un análisis que mañana publicamos en la edición de papel de ‘elEconomista’. Allí ‘descubro América’ al indicar que el modelo a seguir es Apple, compañía visionaria que no se conforma con distribuir millones de iPhones, iPods, iPads y Macs en todo el mundo, sino que también ha convertido su tienda online iTunes en una máquina de generar dinero. Entre otros detalles, se trata del mayor distribuidor de la industria musical. Con semejante ejemplo de éxito, el resto de los fabricantes sólo tienen que tomar nota y seguir el camino emprendido por los pioneros de California. Es el caso de Samsung, gigante de la electrónica de consumo que ayer anunció la puesta en marcha en España del primer servicio de un videoclub de un fabricante tecnológico.

El objetivo de la compañía surcoreana consiste en facilitar el acceso a los contenidos para consumir en sus cuatro pantallas: televisiones, smartphones, portátiles y tabletas. Paramount, Aurum, Filmax, Selecta Visión, La Central Digital y Dea Planeta son las primeras productoras que trabajan junto a Samsung en este proyecto al que pronto se unirá el resto de los grandes del cine.

Las tarifas de Samsung Movies, que así se llaman la iniciativa, son similares a las del iTunes: 0,99 euros. Como es fácil de adivinar, el coste del servicio varía en función del tipo de película o serie contratada, o si se ofrece en alta definición o en tres dimensiones, entre otros detalles.

samsung-movies.jpg

Samsung presume de musa y de ‘Diva’

Jueves, 25 Febrero 2010

samsung_diva_collection_2010.jpg

No seré yo quien descubra a Carmen Kass. La modelo estonia aparece en la portada del primer número de Harper’s Bazaar en España, revista que recomiendo con toda mi alma. Basta pasearse por la wikipedia para descubrir que la top model saca tiempo de las pasarelas, portadas y anuncios para presidir la Liga Nacional de Ajedrez de su país. También es conocido que le cambió la vida a los 14 años cuando fue a comprar al supermercado de su barrio. Dicen que alguien relacionado con la moda la descubrió comprando verduras y todo lo demás es fácil de adivinar.

Kass siempre es bienvenida allá donde se presente y (¡faltaría más!), también es acogida con cariño en este humilde rincón de la blogosfera tecnológica. Pero su presencia viene a cuento porque la modelo ha sido elegida por Samsung para lanzar la próxima gran campaña de marketing integrado del fabricante coreano. En el reciente Mobile World Congress ha sido encumbrada como musa de la colección Diva de Samsung, cuyos anuncios tendremos el gusto de ver en los próximos días. Sabemos que el eslogan será “Be Diva”, que las fotos serán de James Gooding y que la joven merece una entrevista en profundidad de algún medio especializado en telefonía móvil, por ejemplo.

Internet en el móvil será un servicio de masas

Martes, 27 Octubre 2009

rueda-de-prensa.jpg

Eso es lo que se ha propuesto Vodafone. La compañía considera que ha llegado el momento de dar un salto de calidad y cantidad en el desarrollo de Internet en el móvil. Para ello, el operador acaba de traer a España la estrategia ‘Vodafone 360′, iniciativa que hace unas semanas ya desveló en Londres. Francisco Román, presidente de Vodafone España, aseguró que “hoy (27 de octubre) es un gran día para la compañía, ya que el lanzamiento de Vodafone 360 es un punto vital en la estrategia de la compañía para convertir Internet en el móvil en un servicio de masas”.

Vodafone opina que ahora es el momento adecuado para impulsar Internet en movilidad, tanto desde el punto de vista tecnológico (por el desarrollo de las redes de alta capacidad, los sistemas para acceder a la Red y la adaptación de los formatos en movilidad), como por la existencia de servicios diseñados para un entorno móvil, además de las tarifas necesarias. Sobre este aspecto, Vodafone lanza la Tarifa Plana Internet en el móvil Plus, por 15 euros al mes, con velocidad de descarga de 7,2 megas por segundo, 2 megas de subida y con navegación ilimitada, ya que cuando se exceden los 300 megas se reduce la velocidad de la descarga a 384 kbps. Esta oferta está especialmente ideada para los smarphones avanzados, dispositivos que Vodafone considera que serán uno de los regalos estrella de la próxima campaña navideña.

El operador también lanzará una campaña de publicidad en España a partir del 2 de noviembre con el lema “Somos como somos porque tú eres como eres”. Ese día se abrirá la tienda de aplicaciones y el resto de los servicios de ‘Vodafone 360′. Entre estos se incluye ‘Vodafone People’, que es la nueva agenda del operador en la que se integran los datos de cada usuario con todos los enlaces para las redes sociales o correos electrónicos. Como gran novedad, la agenda de la multinacional británica permite destacar los contactos más frecuentes a través de fotos en tres dimensiones.

La tienda de aplicaciones, soportada sobre una plataforma abierta con el sistema operativo LiMo, funcionará en la mayoría de los teléfonos que Vodafone ponga próximamente en el mercado. Asimismo, el servicio arranca con sistemas de micropagos, publicidad en el móvil, así como un millar de aplicaciones disponibles de las que 300 serán de contenidos locales.

Con el renovado servicio de mapas, Vodafone permite realizar rutas para acceder a cualquier sitio, todo ello actualizado con los últimos radares, con la posibilidad de compartir los lugares del gusto de cada usuario. También permite ver dónde se encuentran las personas que acceden a compartir este tipo información.

Vodafone también presentó sus dos primeros móviles con sistema operativo LiMo en España, ambos con marca propia pero fabricados por Samsung. Se trata del H1 y M1, con precios de entre 49 y 29 euros, respectivamente. Ambos se pondrán a la venta el 2 de noviembre.

En la foto de arriba aparece Francisco Román, presidente consejero-delegado de Vodafone España, y Pedro Kim, presidente de Samsung en España.

Volamos con el Jet de Samsung

Viernes, 26 Junio 2009

Algo está cambiando en el negocio de los móviles cuando un fabricante se atreve a despegar de la tierra y alzar el vuelo para presentar su última novedad. En plena crisis, cuando todos se aprietan el cinturón y ponen cara de estreñidos, Samsung mira el horizonte desde lo más alto y se atreve a presentar su modelo S8000 a bordo de un avión privado. La excusa es fácil: el móvil se llama Jét y qué mejor sitio para descubrirlo que a 10.000 metros de altura que un lujoso jet particular. Regado con Moet Chandon, rodeados de canapés y buena compañía, la compañía coreana rompe moldes con el envoltorio de un teléfono que se convertirá en objeto de distinción para sus afortunados propietarios.

Se trata de un móvil de diseño de gama alta, que costará 450 euros en el mercado libre y que estará subvencionado por los principales operadores desde sus respectivos programas de puntos. Antes de probarlo, el móvil entra por todos los sentidos. Su acabado, los reflejos azulados de la parte posterior, su sugerente botón principal de menú y la sobriedad de su frontal deben esconder miles de horas de esmerado trabajo.  Pero el espectáculo comienza cuando se enciende y se puede apreciar la calidad y resolución gráfica de una pantalla Amoled de 3,1 pulgadas y resolución WVGA que supera en inteligencia a sus competidores más cercanos. El sentido del tacto se ha incorporado felizmente en el universo de los móviles y eso no tiene vuelta atrás. Quien todavía no lo ha experimentado no sabe lo que se pierde. Al margen de las cualidades estéticas, la nueva criatura de Samsung ofrece una velocidad en sus procesos internos imposibles de alcanzar por sus rivales. Para ello, el Jét dispone de un procesador de 800 Mhz, un 30% por ciento más poderoso que la mayoría de los móviles de alta gama. Las prestaciones del motor del Jet se disfrutan en cada proceso. Todo es rápido, fluido, fiable y certero. La sensación debe ser parecida a la de volar en un reactor. Tan fácil como dejarse llevar al despegar y alcanzar la velocidad de crucero en un pispas. La cámara de cinco megapíxeles, autoenfoque  y doble flash LED integrado gana muchos enteros cuando se admiran y manipulan las fotos en la pantalla Amoled. Otro aspecto sobresaliente son las prestaciones de conectividad del jet, además de WiFi y Bluetooth 2.0, el terminal también es sensible con las conexiones HSDPA a 7,2 megas por segundo. Además, tiene sintonizador de radio FM y navegador A-GPS. El Jet atesora una autonomía más generosa que sus iguales, con cerca de 500 minutos de conversación, aunque todo depende del uso que se realice. Dicho lo dicho, el nuevo smarphone de Samsung es un modelo que dará mucho que hablar dentro de dos semanas, cuando llegará a los escaparates y se convertirá en objeto de seducción.

Ya lo veréis y, posiblemente, tocaréis el cielo de los móviles de diseño.

(En el vídeo aparece Celestino García, director de la división de Telecom de Samsung en España, explicando las prestaciones del Jét a bordo de un avión privado)

Algún día todos los móviles tendrán 12 megapíxeles

Jueves, 18 Junio 2009

pixon12_a.JPGAcabo de recibir una nota de prensa que podría ser ciencia ficción hace unos años: Ya existe un móvil con 12 megapíxeles. Lo fabrica Samsung, se llama Pixon12 y se venderá a finales de agosto por 639 euros. ¿Alguien da más? Seguro que sí, al menos en los próximos meses.

Los responsables de la compañía coreana explican que el Pixon12 se ha creado como respuesta a las solicitudes de los consumidores que demandan grandes prestaciones fotográficas en sus teléfonos móviles”. Volviendo la vista atrás, hace cinco años, las únicas cámaras de 12 megapíxeles estaban en manos de unos poco profesionales.

Además de la calidad de resolución, el equipo “permite a los usuarios capturar unas instantáneas perfectas de forma rápida y sencilla, gracias a la tecla especial Dedicated Camera Power Key que ofrece la posibilidad de acceder a la función de cámara con un simple click. Cuando la cámara se encuentra activada, los usuarios sólo necesitan enfocar y disparar para capturar una imagen con la misma velocidad que proporciona una cámara digital avanzada actual.

Samsung Pixon12 también cuenta con una función de ahorro rápido de imagen para capturar la siguiente instantánea, que permite a los usuarios realizar la siguiente fotografía con un intervalo de dos segundos aproximadamente”. Como no puede ser de otra forma, la cámara (digo el móvil), tiene un fabuloso objetivo con un ángulo panorámico de 28 mm. Por cierto, el Samsung Pixon12 también sirve para otras cosas típicas de cualquier móvil de alta gama.

Los fabricantes de móviles también saben perder

Martes, 5 Mayo 2009

Los fabricantes de móviles ya se lo esperaban, pero pese a estar ya prevenidos, el revés del mercado les resulta duro de digerir. Según datos de IDC, las ventas mundiales de móviles cayeron casi el 16 por ciento (el 15,8 por ciento para ser más rigurosos) durante los tres primeros meses del año. El sector no recuerda nada parecido, y lo peor del asunto es que el segundo trimestre tiene casi la misma pinta que el precedente.

Está claro que la crisis económica global invita a los usuarios a no renovar sus móviles con la frecuencia habitual. Es decir, en los tiempos de austeridad, la gente procura alargar la vida útil de sus dispositivos y frenar los ímpetus consumistas con menos caprichos. Todo lo anterior coincide en un momento del año de menores ventas, justo después de los excesos navideños.

Según IDC, entre los pasados meses de enero y marzo se vendieron 245 millones de terminales. El líder del mercado sigue siendo Nokia, con una cuota de mercado del 38,1 por ciento y 93,2 millones de terminales. La medalla de plata corresponde a Samsung, con un porcentaje del negocio del 18,8 por ciento y 46 millones de móviles. LG completa el podio con 22,6 millones de unidades, el 7,4 por ciento menos que en 2008.nokia-6131-varios_thumb4.jpg

Samsung Ultra Touch: No tiene WiFi, pero sí otras cosas

Viernes, 17 Abril 2009

ultrat.jpgExisten pequeños gestos, leves indicios, de que la crisis económica no aprieta tanto como hace unos meses. Al menos eso percibo en el negocio de la telefonía móvil. El pasado jueves, Samsung y Movistar convocaron una rueda de prensa a la antigua usanza, como en los buenos tiempos, (con comida incluida) para presentar un terminal que acaba de llegara España. También obsequiaron a la prensa con el móvil, algo que siempre es de agradecer. Hablo del Samsung Ultra Touch, que llevará el sello de Movistar con un precio subvencionado (a cambio de ciertos compromisos de consumo), y que también estará al alcance de los usuarios de Vodafone en condiciones ventajosas. El precio en el mercado libre de la nueva joya coreana es de 450 euros.

A grandes rasgos, y tratándose de un equipo de alta gama, destaca por lo que no tiene: carece de WiFi. Para compensarlo, la conectividad es de HSDPA de 7,2 mbps, para alegría de los operadores. Pese a ello, los usuarios preferimos poder elegir la banda ancha a nuestro albedrío, especialmente cuando queremos disfrutar del móvil en interior de edificios, donde la cobertura celular ni mucho menos es la idónea. Salvo ese relevante detalle, todo lo demás son parabienes. Sus virtudes multimedia son sobresalientes, con una cámara de ocho megapíxeles con flash Led. También tiene detector de sonrisas y diferentes herramientas que harán las delicias de los usuarios de las redes sociales (su geo-etiquetado permite localizar fotos con datos geográficos para compartir con los amigos).

El terminal también dispone de un sistema de grabación de vídeo de alta calidad de 30 fps, así como reproductor de música Groovy. Merece especial mención la tecnología de pantalla táctil Amoled, con una protección antiarañazos y antimanchas que aportará juventud y lozanía al móvil durante muchos años. Es finito, con teclado deslizante y con un diseño muy bien trabajado.

Samsung deslumbra con su móvil solar

Viernes, 13 Febrero 2009

samsung-blue-earth-2.jpgSamsung se ha ganado un sitio entre los fabricantes de móviles con mayor sensibilidad ecológica, aunque sólo sea porque se lo ha currado con el Blue Earth. Es el primer teléfono con pantalla táctil que funciona con energía solar. Es decir, se puede cargar durante una hora de fotosíntesis, gracias a un panel que se aloja en la parte trasera del móvil. Hay que recordar que muchos de sus usuarios estarán tentados a exponer al sol su móvil en las terrazas veraniegas, con el consiguiente riesgo de hurtos, pérdidas y olvidos. Los padres de la criatura apuntan que el diseño del artilugio está inspirado en una piedra, plana y redondeada. Además, añaden, “la carcasa del Blue Earth ha sido elaborada con un tipo de plástico reciclado conocido como PCM, extraído a partir de botellas de agua, ayudando a reducir el consumo de combustible y las emisiones de carbono durante el proceso de fabricación. Asimismo, el dispositivo, incluyendo su cargador, no contiene sustancias peligrosas como, por ejemplo, retardantes de llama bromados (PRB), berilio o ftalato”.

El móvil tiene un modo ecológico que permite reducir el consumo de energía de la retroiluminación y de la conectividad Bluetooth. También incorpora el servicio ‘eco walk’, para contabilizar los pasos que el usuario realiza en sus desplazamientos y calcular la cantidad de emisiones de CO2 que se han reducido caminando, en vez de utilizar un vehículo de motor. Además, esta función permite calcular el valor de esta acción valorando la cantidad de árboles salvados, explican en Samsung. Los amigos de la noche no tienen que preocuparse por la salud de su terminal, ya que funciona como cualquier otro en cualquier tiempo de ambiente.

No sabemos cuanto cuesta, pero sí dónde se puede encontrar: en la feria MWC que se celebra a partir del próximo lunes en Barcelona.