Blogs

Archivo de la categoría ‘smartbook’

Mi primer día con el ’smartbook’ de Android

Mircoles, 28 Abril 2010

smartbook_telefonica_android.jpg 

Telefónica venderá en España, a mediados de mayo, el primer smartbook con sistema operativo de Android. Se trata de una categoría de producto especial, a mitad de camino entre el smartphone (móvil inteligente) y el netbook, aunque mucho más cerca del segundo. Entre otras cosas, porque con este nuevo artilugio no se puede hablar por teléfono. Sería realmente cómico llevárselo a la oreja.

El sistema operativo Android está pensado para los dispositivos móviles tradicionales y todavía no está afinado para los miniportátiles. Quien piense que el Compaq Airlife 100 (que así se llama la nueva joya de HP) es una alternativa eficaz frente cualquier netbook debería pensárselo dos veces.

Creo que hay que ser benevolentes con los pioneros, porque sólo este tipo de emprendedores se atreven a abrir caminos donde no existen. Y ese es el gran mérito del Airlife 100. También tiene otras muchas virtudes como la inmediatez de su puesta en funcionamiento, su generosa pantalla táctil, la duración de su batería (12 horas de trabajo), su silencioso rendimiento, su conectividad total e instantánea, no se calienta, es bonito, intuitivo y resultón a simple vista. Quien tenga un Android en el bolsillo descubrirá todos los rincones de este equipo en un santiamén, porque es lo mismo, pero en formato de móvil XXXL.

El Android en versión de miniportátil está bien, pero podía estar mucho mejor. De hecho, dispone de un extraordinario margen de mejora. Por lo pronto, carece de puertos USB y de conexiones HDMI, su procesador Snapdragon QSD8250 de Qualcomm resulta sobresaliente para un teléfono móvil, pero no para un seudo netbook. Así, con mucho esfuerzo y penar se pueden hacer dos tareas al mismo tiempo.  

El sistema operativo Android tiene que crecer mucho para ser competitivo con los gigantes establecidos en el mundo PC o Mac. La página de error aparece con cansina reiteración cada que se navega con el Airlife. Las descargas están limitadas a las de la tienda de aplicaciones del operador (MStore), cuyo desarrollo, oferta y diversidad deja mucho que desear en comparación con AppStore o Market, entre otras. Además, quien quiera ver un vídeo de Youtube puede irse a otro equipo. Lo mismo quien pretenda utilizar la conectividad WiFi para disfrutar de la VoIP. Esa aplicación parece prohibida por la sencilla razón de que Telefónica, HP y Google piensan más en sus propios intereses que en los de los usuarios.

El precio tiene su revés. Sólo se puede adquirir con Telefónica, que atesora la exclusividad mundial del producto, y cuesta 229 euros o 299 euros… pero sólo si se adquiere una tarifa plana de 39 o 49 euros al mes durante dos años. Como ocurre con el iPad, la gran mayoría de los usuarios preferirán utilizar las redes Wifi antes que las celulares, por lo que la exigencia de una tarifa de datos resulta pelín disuasoria. Un día con el Airlife es muy poco, prefiero disfrutarlo de más tiempo, pero algo me dice que muy pronto me lo quitarán de las manos para que lo pruebe otro testeador (quizá)más generoso en sus madrugadoras críticas.