Blogs

Corrígete… en actitud y frente al espejo.

5 Junio 2017 por Agustin Velasco

Los hombres no somos tan conscientes como las mujeres de nuestras imperfecciones en la piel del rostro cuando nos miramos en el espejo cada mañana. Simplemente pensamos que las rojeces, las ojeras o las irritaciones del afeitado pasarán a lo largo del día, o simplemente que a nadie le van a importar. Pero siempre tenemos que recordar que nuestro aspecto es nuestra primera tarjeta de visita y no podemos descuidar esos detalles. La alergia conceptual que el hombre ha demostrado históricamente a la cosmética está desapareciendo progresivamente y Tom Ford se ha propuesto que integremos en nuestra rutina diaria útiles cosméticos que hasta hoy había sido de uso común para la mujer pero que se demuestran grandes aliados para los hombres que cuidan su imagen.

El lápiz corrector Concealer de Tom Ford está pensado para borrar con un gesto fácil esas pequeñas taritas estéticas. Simplemente hay que aplicar mediante ligeros toques sobre las zonas que deseas corregir y masajear suavemente con las yemas de los dedos. El mantra siempre es ‘menos es más’ para que no se note que usas cosmética. Pero este corrector tiene algo más, porque también es ‘tratante’. En la fórmula del Concealer se integra la cafeína, que que calma y reduce la inflamación de la piel, y la vitamina E, que protege y repara la piel, especialmente indicado para las ojeras.

whatsapp-image-2017-06-05-at-101321.jpeg

Concealer de Tom Ford. 40,99 euros en Douglas. 

¿Un truquito de aplicación? Aquí va: si tratáis de hacer desaparecer las ojeras elegid un corrector un gradito más claro que el tono de vuestra piel, mientras que para irritaciones o rojeces usad el tono exacto la piel. En el caso de las ojeras lo ideal de dejar primero que el corrector lo absorba un poco la piel en bruto y después hacer la aplicación con el dedo. Ya que no puedes corregirte y dejar de salir hasta tarde, al menos corrígete con un pequeño gesto estético.

Vuitton/Supreme, choque de titanes.

29 Mayo 2017 por Agustin Velasco

vs22.jpg 

Una colaboración tipo Louis Vuitton/Supreme en una lucha de egos sin cuartel. Ambos gigantes en sus respectivos segmentos. Ambos con señas de identidad muy marcadas. En este caso teníamos a Vuitton, gurú del lujo por excelencia, y Supreme, el titán del universo skate, que más antagónicos no podían ser, y sin embargo sus respectivos directores artísticos han sabido ponerse de acuerdo para encontrar un equilibrio de poder en esta colaboración que han lanzado que satisfaga ambos egos.

vs1.jpg

Aunque se lanzara dentro del desfile de la colección masculina de Vuitton para el otoño/invierno 17/18, lo cierto es que el ‘see now, buy now’ que se ha instalado en la moda hace que esta colaboración esté asequible un poco antes que la colección de temporada, concretamente el 30 de junio en tres pop-up shops en Los Angeles, Nueva York y Miami. Aunque su disponibilidad se ampliará a diversas tiendan Vuitton para el 14 de julio.

Este es un ejemplo más de como el universo del lujo vampiriza las tendencias de la cultura Street. Esta colección cápsula se compone de ropa, accesorios y joyas, auqnue sin duda lo que dará más fuerte serán sus bolsas de piel que ofrecen una nueva interpretación de la firma del Monogram mezclado con logotipo icónico de Supreme.

Fondo de Armario da un paso atrás

22 Mayo 2017 por Agustin Velasco

pitti1.jpg

Estamos de remodelación. Si recordáis, mi propósito de Año Nuevo era seguir profundizando desde este blog en el sector de la moda masculina española. Pues bien: tiro la toalla. Los escollos son insalvables. Las firmas nacionales tienen políticas de comunicación bastante deficientes, al menos comparado con el aluvión de información y recursos que me llega a diario desde las firmas internacionales. Son pocas las marcas nacionales que mantienen una buena política de comunicación, suministrando material e ideas de forma paulatina y consistentemente. Al final me siento como esas madres que tienen que estar detrás de hijos indiferentes para que hagan las tareas del cole y siento envidia de esas otras madres con hijos diligentes y responsables que las hacen las vidas fáciles. Así que Fondo de Armario volverá en una semana a tener un enfoque comercial e internacional. Durante lo que resta de semana iré haciendo una somera crónica de los pasos para ese cambio de filosofía. No obstante, esto no quiere decir que abandone a la moda masculina española, sino que la integraré en esa corriente más amplia y global que es la ‘Moda Masculina’ a secas.

Empezamos…

Una chaqueta vaquera sin reglas preconcebidas

15 Mayo 2017 por Agustin Velasco

Lo interesante de la moda es ir descubriendo gente que hace las cosas de un modo diferente. Por ejemplo: una chaqueta vaquera no siempre es una chaqueta vaquera al uso. Desde que Levi Strauss creara la primera denim jacket alrededor de 1880 mucho se ha escrito sobre esta prenda, que ha navegado de la ortodoxia más pura a la reinvención más creativa. En el mass market, representado por el groso de las firmas de moda comercial, parecen inmutables ciertos aspectos de la compostura que definen a esta prenda, pero cuando nos adentramos en la constelación de pequeñas marcas de autor que crea la diversidad en moda, nos encontramos con propuestas que enganchan y enamora.

Hoy nos vamos a detener en SENSE UN by Oriol, una firma madrileña que se adentra en el terreno de lo que ellos denominan “ropa masculina 3.0”: prendas ecológicas, de diseño, éticas y sostenibles, donde prima la calidad frente a las tendencias, y producidas localmente. Del taller de la calle Cádiz (Madrid) de Oriol García, catalán de nacimiento y madrileño de adopción, ha salido la chaqueta Carlos 1, realizada en algodón ecológico 100%, que se confecciona por encargo. Una chaqueta que obvia todos los códigos imperantes de las chaquetas vaqueras para ofrecer algo singular tanto en diseño como en detalles, como la cintura y puños ajustables, el cuello Mao o ese cierto aire camisero.

denim-1.jpg

denim-2.jpg

Chaqueta Carlos 1 de SENSE NU by Oriol. 230 euros.

Ponte los calcetines y lánzate al espacio

24 Abril 2017 por Agustin Velasco

calcetines.jpg

Ser un visionario se traduce a veces en soñar locuras. Hace una década el turismo espacial sonaba a ciencia ficción, pero los avances de la técnica y la ciencia han hecho que cada vez sea más plausible. Tanto que ya se está pensando en cómo vestirán esos turistas del cosmos. ¿Os habéis preguntado alguna vez si los astronautas llevan calcetines? Yo me lo he preguntado a raíz de esto:

La firma española de SOCK’M es la primera que diseña y fabrica calcetines para viajar al espacio en colaboración con la también española ZERO 2 INFINITY, que está trabajando para realizar en un futuro muy cercano viajes espaciales mediante el uso globos estratosféricos de helio, que pondrán en órbita una cápsula que alojará en su interior a los futuros turistas espaciales. El resultado son los Space Socks, un producto que combina diseño y tecnología, producidos con un proceso tecnológico altamente sofisticado, utilizando materiales naturales con un tratamiento anti bacteriano e ignífugo. Tienen el grosor necesario para que puedan ser utilizados en el espacio exterior y están reforzados con hilo de plata y cobre para inhibir la carga electroestática producida por los tejidos sintéticos en gravedad cero. “El turismo espacial es ya una realidad y SOCK’M ha querido desafiar esa visión imperante de que todo lo relativo al espacio es un territorio dominado por compañías con grandes presupuestos y limitado exclusivamente al sector de la alta tecnología. Este proyecto de Space Socks encaja perfectamente con nuestro ADN de marca que busca explorar siempre nuevos desafíos y nuevas fronteras. Con esta iniciativa pretendemos aportar nuestro grano de arena a la fusión del diseño de moda y la tecnología espacial. El proyecto Space Socks hace realidad nuestra promesa de marca” afirma Raúl Espada, CEO y co-fundador de SOCK’M.

Para los que no tenemos previsto salir de la atmósfera terrestre. SOCK’M ha desarrollado también una edición limitada para celebrar el desarrollo de los Space Socks, el llamado modelo SPACE, realizado con algodón de primera calidad que se comercializa en la propia web de la marca y en tiendas exclusivas en todo el mundo. Los pies también sueñan con el espacio.

calcetines-2.jpg

Calcetines Space de SOCK’M. 10 euros. 

Salvando escollos. ¿Qué es una guide shop?

10 Abril 2017 por Agustin Velasco

El desarrollo del comercio electrónico y la seguridad en las plataformas de pago ha propiciado en la moda el florecimiento del modelo que se conoce como DTC (Direct-To-Consumer), por el que las firmas ofrecen directamente al consumidor sus productos sin intermediarios, de la pantalla del ordenador al hogar del comprador. Ello ha posibilitado el florecimiento de pequeñas firmas con productos muy especializados que hubieran tenido que invertir ingentes recursos en posicionar sus productos en el mercado ‘convenciendo’ a los retailers para que los comercialice (estando presente en ferias, con presentaciones de productos, campañas de marketing…) o abriendo tiendas propias. Ahora es mucho más fácil el desarrollo de cualquier firma con poner en marcha una buena campaña de marketing on-line y tener una buena logística que dé la respuesta adecuada al consumidor.

Aun así, la moda aún presenta ciertos escollos que las firmas tratan de solventar con imaginación. ¿Me sentará bien esa chaqueta? ¿Ese pantalón de la talla 44 me entrará? Ya sabemos que la normalización del tallaje tanto en ropa como calzado sigue siendo una asignatura pendiente, ya que los parámetros de etiquetación son un tanto arbitrarios. Por eso el cliente de productos de moda aún necesita probarse las prendas antes de comprarlas. La mayoría de las firmas facilitan las devoluciones para que sea fácil y gratuito descambiar el producto, pero existen otras soluciones.

smitzy-guide.jpg

Pongamos como ejemplo Smitzy, una firma de pantalones de la que ya os he hablado, que ha desarrollado unos chinos que favorecen la silueta, con un corte perfecto, hechos de los mejores tejidos, producirlos localmente (Europa y dentro de lo posible siempre en España) y conscientemente. En Smitzy quieren garantizar, a través de un patrón único y universal, que una vez que uno de sus chinos te sienta fenomenal vas a tener la garantía de que todos los que te compres después te sentarán igual de bien. Por eso han abierto su primera ‘guide shop’ en Madrid.

smitzy-guide-shop_01.jpeg

Una guide shop es una fusión de tienda y showroom donde los clientes de la firma tendrán a su a disposición un muestrario completo con todos los chinos de Smitzy que existen para que miren, toquen, comparen y se prueben lo que quieran, asesorados por profesionales en todo momento que les guiarán en su elección. La primera guide shop de la firma se encuentra en Núñez de Balboa 9, en Madrid, pero quieren que sea sólo la primera de una serie tanto en Madrid como fuera. Solo hay que pedir cita para ir, probarse el pantalón que mejor te siente, elegir color y ellos te mandan tu compra casa en menos de 24 horas.

Champús de cola, la última moda… que funciona.

6 Abril 2017 por Agustin Velasco

anian.jpg

Champú Cola de Anian Hair Care. 500 ml. 3,95 euros.

El año pasado empezamos a ver a influencers (es decir, blogueras de toda la vida) que abrían un refresco de cola y se empapaban el cabello. No, no era ningún reto a lo Ice Challenge ni nada parecido, sino una de esas modas que de cuando en cuando hacen furor, cual mito urbano, en cuanto al cuidado capilar, como el champú de huevo de los 80, o el champú para caballos que descubrimos más recientemente. El objetivo de usar  el refresco de cola es conseguir un cabello más fuerte, brillante y con más volumen… ¿pero es realmente efectivo? Pues sí, parece que sí, y no lo digo yo por haberlo probado cual kamikaze (con estupendos resultados) sino porque le he preguntado a mi peluquero su opinión, y como no está patrocinado por ninguna firma cosmética está obligado a decirme la verdad.

Mi elección entre la gran gama de estos productos que se encuentran actualmente en las estanterías es la de Anian, una de las firmas que lleva Laboratorios Forenqui, con sede en Picassent (Valencia) y que comenzaron su andadura a finales de los años 80 y se hicieron muy famosos gracias a la línea de acondicionadores bifásicos y a la crema suavizante para el cabello, sus dos grandes hits de ventas.

La línea de cuidado capilar Anian Hair Care lanzó una edición limitada del Champú Anian Cola elaborado con los ingredientes del refresco de cola. Formulado con los ingredientes principales de los refrescos (cafeína, canela y vainilla), proporciona no solo brillo, sino un aroma muy genuino que hace que al lavarte la cabeza te inunde sensaciones. Laboratorios Forenqui lo que hace es aplicar sus conocimientos para elaborar un champú perfecto para controlar y mejorar el estado natural del pelo, con una mayor hidratación, brillo y volumen, regulando el PH del cuero cabelludo más acorde a cada cabello y evitando que se estropee con su uso, por lo que se puede usarse a diario.

¿Pero qué aporta la cafeína en estos champús? Según mi peluquero el mismo que cuando la bebemos: es un excitante (o estresante, según sus palabras) que activa el cuero cabelludo, lo que propicia su revitalización y ayuda a prevenir la caída del cabello, sobre todo si se acompaña con masajes adecuados en su aplicación. La cafeína tal tal cual puede resecar y producir caspa, pero para eso están los años de investigación de los laboratorios cosméticos, para desarrollar soluciones óptimas que contrarresten los efectos menos deseados. En la fórmula de Anian además tenemos la vainilla, que es hidratante y retiene las moléculas de agua evitando que el cuero cabelludo se reseque, y la canela, que tiene propiedades antisépticas y purificantes y además previene también la caída del cabello.

A nivel sensorial es una gozada (opinión personal) no solo, como ya he dicho, por su aroma, sino porque hace mucha espuma desde la primera aplicación.

Semana Santa: Recordemos el protocolo al vestir.

4 Abril 2017 por Agustin Velasco

Se aproxima la Semana Santa y, como sevillano que soy, me he criado dentro de ese protocolo no escrito que rige en el vestir masculino durante esos días. Cuando uno viaja se da cuenta que, sea como sea, en todas partes rigen las mismas reglas solo que matizadas con las peculiaridades de cada lugar. La Semana Santa se ha enraizado en la cultura más allá del sentir religioso de cada cual, pero como festividad sacra, el participar en ella exige la observancia de estas normas, aunque sea a pie de calle como observador. Lamentablemente esto no se cumple… aunque desde aquí vamos a dar unas pinceladas de ese protocolo.

Los hombres, a la hora de vestir, tenemos que tener claro que dentro de la Semana Santa hay tres momentos claves que exigen una indumentaria más reglada. El Domingo de Ramos, donde los caballeros deben sacar a pasear el traje. Este es un día de gozo y celebración donde, si el buen tiempo acompaña, se pueden lucir trajes de colores claros y con toques de color. Hay muchas variantes del dicho popular que incita a estrenar algo en Domingo de Ramos: “El que no estrena en Domingo de Ramos, no tiene manos“. El dicho subraya la costumbre de las familias de lucir sus mejores galas este día y el ‘no tener manos’ hacía alusión antaño a no tener trabajo (o no saber coser) por lo que se era incapaz de estrenar algo. Por su parte el Jueves Santo y Viernes Santo, días de luto por la muerte del Señor, los hombres deben vestir traje oscuro acompañado por una corbata oscura.

El resto de la semana es mucho más flexible con los códigos, pero en ningún caso hay que descuidarlos. Se puede abandonar el traje y la corbata y adoptar un estilo más ‘casual’, pero siempre hay que ir arreglado. No hay que olvidar que es esta semana es una gran cita social en la que alternas y te encuentras con gente que ves de año en año a veces. Calzado cómodo siempre, por motivos meramente prácticos, y se puede ir en chinos, o incluso en vaqueros, pero una prenda que no puede abandonarte es la americana. Afortunadamente el blazer o americana no es una pieza estrictamente formal, ya que dependiendo de su construcción o el material con que se confecciona puede ser una pieza cómoda, relajada, pero siempre con estilo.

elflamenco1.jpg

elflamenco2.jpg

Americana casual de algodón de microlunares de El Flamenco, con originales detalles como la botonadura multicolor. 99 euros. 

Siempre hay un roto para un descosido

3 Abril 2017 por Agustin Velasco

No sé si he contado esta anécdota ya, pero no me extrañaría. Recuerdo cuando en los 80s se pusieron de moda los vaqueros rotos y los bajos deshilachados. Yo, que he tenido una madre de las de antes, de las que te preguntaban si llevabas la ropa interior limpia “por si te atropella un coche o pasa  alguna cosa” (muy catastrofista y limpia), jamás me hubiera atrevido a pedir que me compraran unos vaqueros rotos, eso era algo que llegaba con el tiempo, y cuando llegaba los vaqueros se plagaban de invisibles zurcidos y parches, hasta que cobraban visibilidad y los pantalones terminaban en la basura (“¿qué van a decir de tu madre si te dejo salir con eso?” me decía, demostrando que lo importante en cualquier caso era su reputación, no mi sentido de la moda, el estilo y la modernidad… Sólo le doy gracias a Dios de que no era de las que le sacaban raya a los jeans al plancharlos, ya tenía bastante estigma con ser gordito, como para haber sido un pringado encima). Pues recuerdo unos vaqueros en concreto a los que en clase, con la punta del compás, en vez de dedicarme a dibujar figuras técnicas sobre el papel, me entretenía en ir haciéndole rotos ‘con actitud’. Eso implicaba tener que entrar y salir de casa corriendo, sin darle tiempo a mi madre a reparar en los rotos. Claro está que cuando llegaba el inevitable momento del “niño, echa esos pantalones al lavado” la lavadora, máquina maravillosa, no sólo los limpiaba sino que cuando volvían a mi armario estaba recompuestos, con los agujeros sellados por pulcros zurcidos y los bajos lucían impecables.

Mi madre se escandalizaría de esta invasión de prendas rotas que inundan las calles desde la pasada temporada. A saber qué pensaría de las madres de los que las lucen. Pero lo único cierto es que son tendencias, y si Lanvin, Margiela o MSGM dicen que se lleva, pues qué queréis que os diga. Lo interesante de los rotos es el juego de superposiciones, porque dependiendo de cómo los contrastes con las prendas que llevas debajo pasan de ser rotos a interesantes motivos gráficos. Sino qué me decís de esta sudadera de la colección Man de Bershka de esta primavera. Una hoodie fantástica para romper la pana (¿se dice aún “romper la pana” o necesito actualizarme cual app del móvil?) cuando has terminado de sudar en el gimnasio o en la cancha de baloncesto (en el pádel no, ahí lo descartamos, mejor una prenda de Lacoste o Ralph Lauren).

spring-vibes-bershka-man-6.jpg

spring-vibes-bershka-man-5.jpg

Sudadera hoddie de la colección Man de Bershka. 22,99 euros.

Que rascarte la cabeza no se convierta en un hábito.

21 Marzo 2017 por Agustin Velasco

No se da cuenta. Me está explicando algo que debe ser trascendental pero no presto atención a sus palabras. Solo puedo fijarme en cómo, seguro que inconscientemente para él, se lleva a la cabeza y se rasca. ¿Ha dicho algo de “expansión internacional”? Toda mi atención está en su tic. Decido centrarme en la entrevista porque si sigo obsesionado en cómo el entrevistado se rasca continuamente la cabeza esto va a terminar en desastre. Anoto mentalmente: “escribir algo sobre el picor del cuero cabelludo”. Y aquí estamos, manos a la obra:

Tendemos a aceptar los picores de la cabeza como algo normal y pocas veces nos paramos a analizar a qué se deben. Las causas pueden ser muy diversas, de tener orígenes simplemente nerviosos o estar relacionados con el estrés, a tener causas externas como la agresión a la que la polución nos somete cotidianamente. Ahora bien, la razón más inmediata, propiciada por una mezcla de factores, es muy posible que sea un desequilibrio en la producción de sebo, que propicia que las células de la epidermis se renueven demasiado rápidamente, terminando en la insidiosa caspa.

¿Dónde y cómo compramos los champús? ¿En qué nos fijamos al elegirlos? Pocos tenemos en cuenta características como el pH, o simplemente no entendemos qué significa y cuál nos viene mejor. Baste decir por el momento que el pH de la piel sana está comprendido entre 4,5 y 5,5. Los champús formulados con este pH, al ser ligeramente ácidos (en consonancia con la acidez natural de la piel), protegen l cuero cabelludo frente a las bacterias nocivas u otras sustancias que alteran el equilibrio dérmico. El calor, el frío, las enfermedades, los cosméticos… Todo puede influir en la aparición de un cuero cabelludo sensible.

Una vez más pongo mirada en la firma Montibello, que saben bastante de todo esto, y que dentro de su línea TREAT naturTECH tiene un champú calmante y protector SENSI Dermo que limpia suavemente el cabello con un pH 5,5., a la vez que hidrata y calma el cuero cabelludo gracias  a su tecnología Glyco·Calm System que propicia la restauración de una barrera protectora saludable.

motibello.jpg

Champú TREAT naturTECH SENSI Dermo de Montibello. 300 ml. 11,80 euros.