Blogs

Archivo de Julio, 2008

Equipaje para escapadas de fin de semana

Mircoles, 30 Julio 2008

milla-2.JPG 

Para viajar con estilo no basta con elegir destinos con glamour, hoteles de lujo, traslados en primera clase… el verdadero estilo es algo más: es un modo de entender la vida, de buscar la excelencia, de elegir la estética sin renunciar a la comodidad, de cuidar los detalles. Y para el viajero sibarita el principal detalle a tener en cuenta es el equipaje. Portar unas maletas a la altura de las circunstancias es fundamental, y por ello una de las principales selecciones de los viajeros estilosos es la línea Black Label de Samsonite (www.samsoniteblacklabel.com). 

El gran lanzamiento de este verano de la línea premium de Samsonite son las Weekend Collections, pensadas para aquellos que planifican escapadas de relax o compras de pocos días: Resort, una colección unisex que bucea en la rica herencia de los históricos archivos de Samsonite recogiendo el espíritu de un baúl negro de 1930 con cintas de piel y remaches de metal; la Resort Signature, que incorpora el monograma de la casa al estilo Resort; Concertine, inspirada en el clásico instrumento musical y sus fuelles, es otra colección unisex en la que todos los bolsos blandos pueden plegarse totalmente en su equipaje al comienzo del viaje y desplegarse al regreso para portar sus compras; y Waifer, reinterpretación contemporánea de los bolsos mensajero de ciudad que rescata el estilo de las altas y estrechas carteras de la época Victoriana, que también está diseñado para ser llevado en la maleta plegado. 

La presentación de las Weekend Collections tuvo lugar en Los Ángeles en junio y su madrina fue la actriz y modelos Milla Jovovich, que es también la imagen de estos nuevos productos. Quizás lo más innovador de estas propuestas es la introducción de los bolsos blandos de fin de semana que es una traducción de la tendencia creciente por la que se prefieren las escapadas de fin de semana mejor que los largos viajes, siendo para ello necesario un equipaje más pequeño, blando y flexible.  

milla-4-2.JPG

¿Quién lleva el balón?

Lunes, 28 Julio 2008

¡Vamos chicos, que no se diga que os vais a pasar las vacaciones vegetando en la hamaca! Ya sé que estabais esperando estos días para disfrutar de un poco de paz y tranquilidad, pero tampoco vamos a darle cuartel a ese kilo de más que aguarda agazapado en el mes de agosto y que sólo descubres en septiembre, cuando vuelves a desempolvar el look ejecutivo y constatas que el agujerito del cinturón que solías utilizar en junio ha quedado atrás. 

Por eso hay que proponerse hacer un poco de ejercicio. ¿Y qué mejor que un partidillo de fútbol con los amigos? No te extrañe que enseguida te digan todos que sí, aún cuando muchos de ellos llevan años sin calzarse los pantalones de deporte, están buscando cualquier excusa para librarse de sus parejas (como tú) y dedicarse un rato a ellos mismos. Cuando ella te diga aquello de “¿para eso hemos cogido las vacaciones?, ¿para que no me lleves a ningún sitio y que encima no nos veamos en todo el día?”, respóndele simplemente que si te vas con tus amigos es por el bien de la pareja, ya que ese estar todo el tiempo junto en vacaciones es lo que incrementa el porcentaje de separaciones en septiembre. Y a lo de que no te la llevas a ninguna parte, ni se te ocurra excusarte con LA CRISIS, sino utiliza la sabiduría del gran Homer J. Simpson y dile “¿para qué vamos a salir si vamos a terminar otra vez aquí?”. 

Ahora fuera de bromas, lo que quería mostrar es una forma cool de llevar el balón a esos encuentros entre amiguetes. Vuitton, a lo largo de su historia, ha formulado mil y una alternativas para llevar balones de forma chic y elegante, de bolsos de deportes con compartimento especial a correajes especiales porta balones… incluso algún que otro balón de cuero Vuitton repletito de monogramas. Pero este verano nos decantamos por el bolso-balón de Dirk Bikkembergs Sport Couture que nos parece lo más de lo más: un bolso con aspecto de balón de fútbol que dejará bien claro quién es el dueño del balón… y por tanto, quien manda en el juego.

hb05-9270-col682.jpg

Peter Som ya no es Bill Blass

Viernes, 25 Julio 2008

En moda, aquello de “segundas partes nunca fueron buenas”, no es un dicho que se cumpla inexorablemente. Ejemplos hay como el de Dior, Balenciaga, Gucci, Calvin Klein… que demuestran que las nuevas generaciones de diseñadores que se hacen con la dirección artística de casas históricas pueden llevar a estas a una segunda edad dorada que nada tiene que envidiar con la de sus antecesores. Pero por el contrario hay otras firmas que no logran salir del agujero en que caen cuando sus fundadores mueren o se jubilan, y ese es el caso de la firma americana Bill Blass

Justo un año después de que el joven diseñador Peter Som se hiciera cargo de las riendas creativas de Bill Blass nos sorprende el anuncio de su marcha. Tras él deja tres colecciones que han cosechado muy buenas críticas, pero en este sector, la creatividad no lo es todo, y el bache financiero de la empresa no termina de ser superado. Los más cercanos dicen que el anuncio de que la casa no hará desfile en septiembre, sino una presentación a compradores, es la gota que ha colmado el vaso para Som, que ha decido volver a centrarse en su propia firma antes de hundirse con el barco. Los ejecutivos de la firma han tratado de convencerlo de que retrase su decisión para no ahuyentar a posibles inversores con esta publicidad negativa. Pero la petición ha caído en saco roto y Som está decidido a marcharse, sólo queda definir cómo para lo que ambas partes se tendrán que sentar a negociar. 

Es realmente una lástima que un nombre como el de Blass, fundada en 1970, que se convirtió en la segunda piel de mujeres como Jacqueline Kennedy, Nancy Kissinger o Gloria Vanderbilt no consiga volver a su esplendor original. Ni la era de Steven Slowik, ni la efímera dirección artística de Lars Nilsson, ni el intento de volver al glamour clásico de Michel Vollbracht han conseguido alcanzar la popularidad de su creador original.

¿Qué será lo próximo?

12.jpg

Arriba: Colección primavera/verano 2008 de Bill Blass. Abajo: Colección primavera/verano 2008 de Peter Som.

Sin miedo a los jóvenes diseñadores

Martes, 22 Julio 2008

l_b0178fe165f7cdfef95dd2de20e14fae.jpg 

Vestido de Serguei Povaguin P/V 08 - Foto: Manuel Alvite.

Francamente, no sé a qué viene ese pánico a los jóvenes creadores. El ser elegante no está reñido con el ser moderno. Es más, creo que el ser elegante lleva consigo la responsabilidad de estar al tanto de las nuevas vanguardias. Pero en cuanto hablamos de moda: “No, yo no cambio a Schlesser por nada”. Pues para que lo sepas, caerás irremisiblemente en el tedio. Aquellas mismas que insisten en que pruebes la comida de Kuala Lumpur, una comida que parece hecha de perro, huele a perro y definitivamente sabe a perro, pero que es lo más IN del momento… aquellas mismas, digo, se niegan sistemáticamente a sopesar la compra de un vestido de un diseñador que tenga menos de 15 años de carrera a su espalda. GRAN ERROR. 

Se piensa que todo joven diseñador piensa en clave underground, que sus prendas están hecha para un público ultrajoven que pasa del que dirán. Pero lo cierto es que los jóvenes creadores tienen mucha cultura de diseño a sus espaldas y tienden a reelaborar el clasicismo desde una perspectiva fresca e inteligente. Para muestra un botón… Serguei Povaguin, 28 años, original de Klintsy (Rusia) y residente en Barcelona. Su prêt-à-porter se nutre de referencias clásica que van de la era del esplendor de Yves Saint Laurent al minimalismo de los 90, todo mezclado en una coctelera de distinción y sofisticación. 

Yo conmino a todas aquellas grises damas temerosas de los creadores jóvenes a que se pasen al lado de los que dijeron “podemos” y prueben a embutirse en uno de los fantásticos vestidos de cualquier joven diseñador, ya sea Povaguin o cualquier otro, lo importante es experimentar.

povaguin1.JPG

Colección P/V 2008 de Serguei Povaguin.

Salones de belleza masculinos

Viernes, 18 Julio 2008

guest-9.jpg 

Y digo yo… Si los hombres hemos de copiar comportamientos femeninos, que sean al menos los más placenteros. Estoy pensando en concreto en los salones de belleza. Que levante la mano aquellos que han sentido envidia alguna vez de cómo las mujeres se abandonan una o dos horas en el salón de belleza, dejándose hacer, centrándose sólo en disfrutar. Masajes, limpiezas de cutis, manicura, pedicura… y pueden que sigan siendo las mismas al salir de allí, pero por un par de horitas han tenido la sensación de ser el centro del universo. 

Bueno, sí, los hombres tenemos nuestras barberías, en las que ya no se suele rasurar la barba (o nadie lo pide) y que se han quedado en simples peluquerías masculinas. Y ya ni eso, porque el negocio peluquero tiende a ser bisex, o unisex, como prefieran. En ese paso de la barbería de antaño a la peluquería moderna hemos perdido el componente masculino: el barbero era un hombre que hablaba de cosas de hombres, mientras hacía cosas de hombres, como afeitar, y las mujeres no eran bien recibidas. Con la peluquería moderna hemos ganado en variedad de servicios (depilación, manicura…) y una mejora sustancial en el ambiente en términos decorativos y delicadeza en el trato. ¿Pero por qué no lo podemos tener todo? 

En París, la firma de cosmética masculina Guest, ha abierto en el 103 de la Rue du Faubourg Saint-Honoré, cerca del parque Monceau, el primer Concept Store & Spa de la firma dedicado al hombre. Un espacio exclusivo para nosotros de atmósfera sofisticada pero muy masculina, pensado para someter al cliente a los rituales de belleza diseñados para el hombre, desde un afeitado a la antigua usanza (30 €) a todo tipos de masajes, como el de pies, que sigue los principios de la reflexología (40 €). Para los que prestan atención a sus uñas se pueden decantar por la manicura (45 € - 40 minutos) o la pedicura (40 € - 40 minutos), o probar el pack de 65 minutos que engloba ambas cosas (65 €). 

Un pequeño paraíso donde abandonarse por unas cuantas horas a las manos expertas de sus esteticistas y salir sintiéndose un hombre nuevo, libre de stress, porque eso sí, allí no se puede ir con bullas, que es algo que las mujeres ya aprendieron hace mucho: cuando se trata de belleza, el reloj se ha de parar.

guestmen1.JPG

¿Estos son los calzoncillos que he comprado?

Mircoles, 16 Julio 2008

 calzoncillosreivindicar1.JPG

El hombre está sometido a la dictadura de la imagen y a nadie parece importarle lo más mínimo. No podemos competir con las fantasías publicitarias, y más cuando siempre están proclamando aquello de la “nueva masculinidad” cada vez que aparece un nuevo modelo de cuerpo apolíneo poco de andar por casa. El hombre real está sometido a una constante presión por conseguir estar a la altura de los clichés de los anuncios, ¿cuántos hemos pagado la cuota de inscripción al gimnasio y después hemos ido sólo la primera semana? Y aún no he visto que ninguna de aquellas feministas que protestaban por la dignidad de la mujer en los medios de comunicación y la igualdad de sexos, levante su igualitaria voz para quejarse de las campañas publicitarias de la ropa interior masculina de firmas como Giorgio Armani o Calvin Klein.  

Y es que esta dictadura de la imagen imposible no es nada nuevo, puesto que es algo que han sufrido las mujeres desde antaño. El error, según me apunta un buen amigo, radica en que “en vez de copiar lo bueno de cada sexo, estamos copiando lo peor de cada uno para cumplir con el igualitarismo“, y eso nos lleva a ser iguales, sí, pero en un roll que no nos hace felices.

La campaña de otoño de Calvin Klein viene firmada por el fotógrafo Bruce Weber, legendario creador de imágenes de túrgidos post-adolescentes de erotismo indisimulado, y tiene como protagonista al modelo Garrett Neff (americano, 22 añitos, sin más preocupación que mimar su cuerpo). Mientras que Giorgio Armani repite con David Beckham (británico, 33 años, deportista profesional desde 1992) como cara (y cuerpo… más cuerpo que cara) de su campaña de ropa interior firmada por los fotógrafos del momento Mert Alas y Marcus Piggott. Definitivamente dos ejemplos claros de ¿hombres de nuestro tiempo? 

¿Los creativos no caen en la cuenta de que cuando desembolsemos lo que cuestan estos caros calzoncillos y nos miremos al espejo nos sentiremos verdaderamente defraudados?: “¿Dónde están los abdominales de la foto de la caja?”, “¿y las musculadas piernas que asoman de los calzoncillos del anuncio?”, “¡esto no es lo que yo he comprado!”… Eso si somos los hombres los que nos hemos ocupado de renovar nuestros calzoncillos, porque el daño es mucho mayor cuando quien se encarga de nuestra ropa interior es nuestra pareja. ¿Qué debe pasar por sus cabezas cuando nos ven con los slips puestos y en vez de los oblicuos mayores del abdomen bien definidos de la foto ven ese incipiente ‘flotador’ cárnico que rodea a nuestra cintura, que en muchos (el que escribe, el primero) ya más que flotador es una balsa neumática de rafting? Por mucho que se diga, el amor no es “ciego”, en todo caso conformista y tonto. 

Yo propongo, que cuando nos desengañemos de que los calzoncillos no son “democráticos”, es decir, que el resultado final que proponen las firmas en sus anuncios es inalcanzable para el hombre de la calle, cojamos la prenda, la guardemos en su cajita, y vayamos a la oficina del defensor del consumidor para presentar una denuncia por estafa moral, con el anuncio pertinente arrancado de la revista correspondiente, como aconsejan cuando el hotel de tus vacaciones no cumple los estándares que promete el folleto de la agencia de viajes. “Mire usted, no estoy conforme, no quiero que me devuelvan el dinero, sólo quiero lucir como me han prometido en la publicidad, así que me den una solución, y ahora”. 

¡Ah, por cierto! ¿¿¿Dónde está la “práctica” apertura delantera de los calzoncillos??? ¡¿Dónde vamos a llegar?!

calzoncillosreivindicar2.JPG

Armani también escribe

Domingo, 13 Julio 2008

soldatini_fondo_bianco_s.jpg 

Hay poco ámbitos donde el genio de Piacenza, Giorgio Armani, a sus 74 años no haya experimentado con mayor o menor éxito. El estilo de Armani es un clásico de nuestros días fundamentado en la sobriedad, el lujo y el conservadurismo. Pocas sorpresas creía que nos depararía a estas alturas, pero cuando he visto su colección de objetos de escritura de lujo (porque a Armani siempre le acompaña el apellido “de lujo”) no he podido menos que suspirar y dejarme maravillar por la belleza de la simplicidad. 

He de confesar que las plumas, por lo general, me horrorizan, ya que se empeñan en crear gruesos objetos inabarcables por los dedos que más que facilitar la escritura te recuerdan permanentemente qué maravillosa es la era del SMS y el e-mail. Pero la primera colección creada por Armani en colaboración con la empresa especializada Tibaldi, no tiene nada que ver con las barrocas plumas que son el colmo del horror vacui.  

La de armani es una pluma estilizada, fina, de fácil manejo, de las que dejan que un leve movimiento haga fluir el trazo con soltura. Forma parte de una colección en edición limitada cuya primera serie es la “Regal” Collection recién lanzada, en negro y plata, que se presenta en tres sistemas: estilografica (2.950 €), roller ball (2.650 €) y bolígrafo (1.950 €). Están ya disponible en las boutiques de Giorgio Armani y en los distribuidores autorizados de Tibaldi. 

Son un verdadero objeto de elegancia. Elegancia formal, elegancia clásica… un estilo que funciona en el presente como promesa de ser un clásico en el futuro. “Una nota escrita a mano es hoy más que nunca un signo de etiqueta, elegancia y sofisticación” afirma el diseñador. 

La colección sale a la venta en edición limitada de 199 piezas numeradas de cada objeto, un verdadero capricho para sibaritas amantes de la moda.

Algunas buenas ideas encima del bañador

Jueves, 10 Julio 2008

 _kua56291.jpg

Uno de los grandes dilemas del vestuario de verano es qué ponerse sobre el bañador para ir a la playa. Muchas firmas dedicadas a la moda baño se ocupan de resolver ese dilema ofreciendo a la clienta gran variedad de sobrevestas que pasan por ser prendas como caftanes o vestidos-camiseta, fáciles de poner y quitar, y casi siempre dignos pero no excesivamente estilosos. Lo suficientemente prácticos para llegar de la playa a tu hogar veraniego, pero poco más.  

Pero someterte a tu dosis diaria de baño salado también se puede hacer con un poco de elegancia, y en ello se empeñan los diseñadores en sus Cruise Collections. Ya hemos hablado de estas colecciones y su dedicación al público americano más que al europeo, pero no podemos evitar el fijarnos en las buenas ideas allá dónde y cuándo surjan, y las Colecciones Crucero 2009, que llegarán al mercado a mediados de octubre, nos dejaron un ramillete de propuestas a las que no hay que perder ojo y que pueden servir de ‘inspiración’ para este verano. 

Entre las opciones que las firmas internacionales nos dan para llevar con el bañador nos encontramos versiones más clásicas como la de Michael Kors [3], que propone el guardapolvo rematado en volante que nos remite a la edad dorada de Acapulco, o estilos más de tendencia como el de Marc Jacobs [2], que también propone guardapolvos pero ajustados y cerrados como vestidos por un macrocinturón.  

Sin duda, la propuesta más rupturista nos llega de la firma Miu Miu [1], creación de Miucca Prada, que en su colección presentó un vestido hiperestructurado, de inspiración años 80, drapeado, de escote palabra de honor, que abre y cierra mediante una cremallera que lo atraviesa longitudinalmente. Perfecto para pasar de la playa a un sarao nocturno sin pasar por casa, sin renunciar a la impecabilidad. Un nuevo concepto de versatilidad y elegancia.

De visita en… la corbatería SOLOiO

Lunes, 7 Julio 2008

soloio.jpg 

A colación del artículo que publiqué este sábado en elEconomista ‘Corbatas frente al calor’ motivado por el reciente sentimiento anticorbatista suscitado en este país, hoy quiero profundizar en una firma que nombré en él.

Para elegir la corbata perfecta, con el tono perfecto, los motivos perfectos… nada mejor que dirigirse a una corbatería. En SOLOiO saben mucho del tema, ya que llevan ya 14 años en Madrid. La primera tienda se abrió en la calle Serrano en 1994 con el nombre de Antica Sedería D´Italia, pero fue en 2001 cuando cambiaron el nombre por el actual y empezaron un proceso de expansión que los ha llevado a tener 8 puntos de ventas en la capital: Conde de Peñalver, Serrano, Preciados, Fuencarral, Gran Vía, Goya, Estación de Chamartín y C. C. Principe Pio.

Allí se encuentran corbatas de altísima calidad, diseñadas y confeccionadas con sedas hiladas en Italia, terminadas a mano, que entran cada 20 días en la tienda. Este grado de actualización, junto al hecho de que sólo vendan series de 16 o un máximo de 20 corbatas iguales por diseño y color, ofrece al cliente cierta exclusividad, ya que nunca se repiten modelos a no ser que un cliente concreto lo pida caso de su corbata favorita se haya estropeado y no quiera renunciar a ella.

Uno de las claves del éxito de SOLOiO está en la paleta cromática que manejan, que abarca más de treinta tonos de cada color, creando periódicamente nuevos colores gracias a un cuidadoso estudio cromático de las mezclas de fibras que realiza su equipo de diseñadores. “Este verano SOLOiO ha apostado sobretodo por el color” nos comenta Melania Del Longo, responsable de comunicación de la firma. “Es una tendencia que se vio claramente en el Pitti  Immagine Uomo del pasado Junio para el verano de 2009. Nosotros, lo anticipamos este año inspirados en un leiv motiv: A la crisis, color”. Sus escaparates se han teñido recientemente con toda la gama del morado y el amarillo. “El amarillo como anticipo de los tonos que se vienen: fucsia,  naranja y verdes”.

En cuanto a los materiales de la temporada, las corbatas de lunares vienen en seda mogador, las estrechas en seda yaquard y para las de punto se reserva la pala recta. Aunque la casa apuesta mayoritariamente por la pala clásica 8 ½, reservan parte de la colección a aquellos interesados en seguir las tendencias de vanguardia. Para ellos proponen corbatas estrechas de hilo con pala recta y las corbatas estrechas de jaquard (lisas, con lunares y escocesas). “Otra gran apuesta de este verano y que han tenido mucho éxito, han sido las corbatas de lino, que es un material que tomará cada vez más fuerza y se impondrá definitivamente el verano 2009, tanto para corbatas como para chales y foulares. Se trata de la combinación 50% lino y 50% seda. Es decir, una corbata que mezcla dos tejidos soberbios que se apuntalan y potencian sus características esenciales”.

Y como pequeño consejo de estilo: apostar por la clásica raya, que vuelve para quedarse.

corbatas-moradas.jpg

Hogan, al hombro de las estrellas

Sbado, 5 Julio 2008

Los must en moda son como la canción del verano quitándole el componente hortera. Es como el single promocional de un nuevo album musical. Se pueden traducir como ‘imprescindibles’ y son de consecución obligada. ¿Cómo se identifica un must? Pues porque se ven en todas las revistas de moda, suelen protagonizar la campaña publicitaria de la firma que los lanza y, sobre todo, porque las celebridades se hacen con ellos y los lucen indisimuladamente, creando un cierto halo de ‘objeto de deseo’ para el resto de los mortales.

Hogan ha conseguido hacer de sus bolsos un must entre las celebrities. Esta primavera/verano cuatro de sus modelos rompen el molde y se convierten en parte del armario de las estrellas de Hollywood.

Por un lado el bolsos Trend, que se ha visto del hombro de Ali Larter (Heroes, Destino Final 1 y 2, o Resident Evil: Extinction) o en repetidas apariciones de Julianne Moore (Las Horas, Magnolia, o aníbal), por otro el mini-bolso Rock Touch con el que ha marcado estilo Kristin Davis (Sexo en Nueva York), a Katherine Heighl (Anartomía de Grey) también se le ha pillado con el bolso Soft de la colección de primavera/verano, y el modelo Woody ha sido lucido por Brooke Shields (El Lago Azul). 

Y es que la divas de la pantalla son seres humanos también y necesitan bolsos prácticos, versátiles y estilosos. Si además se les añade el sello de claidad y luko de Hogan… ya tenemos el secreto del must.

hogancelebrities.JPG

Foto de arriba: Katherine Heighl. Fotos de abajo: Julianne Moore (zona superior), Kristin Davis (fila inferior, izq) y Brooke Shields (fila inferior, dcha).

Fotos cortesía de HOGAN.