Blogs

Archivo de Septiembre, 2008

Compro todo lo que Jude Law me venda

Lunes, 29 Septiembre 2008

chaneljudelaw98.JPG

Estamos muy acostumbrados a que una modelo o actriz se convierta en un cara omnipresente en publicidad que vende todo tipo de productos. Ejemplo: Kate Moss. Esta temporada de otoño invierno la chica es la imagen de Donna Karan, David Yurman, Rimmel London, Longchamp, sus propios perfumes y su línea de ropa para Topshop. A lo que no estamos tan acostumbrados a que un hombre sea en una misma temporada la faz de dos productos de moda. 

Este otoño el actor británico Jude Law es el hombre que lo vende todo. Por un lado ha sido fichado por Dior para interpretar la actitud del nuevo perfume masculino de la casa, Dior Homme Sport, que se presenta como la quintaesencia de una nueva masculinidad que “aúna una energía masculina en estado puro y una sofisticación absolutamente refinada” explica el dossier de prensa, que para estas cosas es ley. “Con toda naturalidad compagina frescura y lujo, intensidad y desenvoltura”. Y Jude debe ser un poco así como este perfume con notas olfativas de limón de Sicilia, jengibre y sándalo. Justifican la selección del actor como imagen del producto porque “encarna esta nueva masculinidad dual, a la vez sensible y conquistadora” y por su “elegancia natural y belleza radiante y sin afectación”. Es decir, y por lo que yo entiendo, que buscaban un hombre hombre, de los de toda la vida, nada de escuálidos imberbes tan al gusto de Hedi Slimane (ex-diseñador de la línea masculina de Dior). ¿Se habrá dado cuenta la casa francesa cuánto daño ha hecho al concepto de masculinidad durante el reinado Slimane? 

Los que siempre han tenido claro que el hombre tiene que ser hombre son los británicos Dunhill, que por segunda temporada consecutiva toman como modelo a Jude Law para sus campañas de imagen. Dunhill no juega a las ambigüedades sino que apuesta por lo masculino, lo clásico, la elegancia de toda la vida, lo british, una apuesta segura… James Bond. ¿Por qué Jude Law aún no ha hecho de James Bond? 

Resumiendo. ¿Estamos asistiendo a la creación de iconos de la moda masculinos? Espero que sí. Por que con tanta nueva masculinidad predicada cada seis meses estamos confusos. La definición de hombre no puede cambiar más que el tipo del Euribor, así sólo se llega a la crisis… de la masculinidad.

dunhilljudelaw23.JPG

ÍNDICE DE LA COBERTURA DE CIBELES

Mircoles, 24 Septiembre 2008

_jlc6216.jpg

Cibeles terminó. Cinco días de carreras desquiciadas. Barullo en backstage. Fotos rápidas y poses acertadas. Para que tengan un resumen de lo que allí pasó, de lo que se vió y de lo que se dijo, aquí les dejo un índice de las críticas on-line que hicimos.

PREVIOS: WELCOME TO THE ‘NEW’ CIBELES y MINISTRA A LA MODA

LUNES 15: (1ª Parte) - (2ª Parte)

MARTES 16: (1ª Parte) - (2ª Parte)

MIÉRCOLES 17: (1ª Parte) - (2ª Parte)

JUEVES 18: (1ª Parte) - (2ª Parte)

VIERNES 19: EL EGO DE CIBELES

ENTREVISTAS: (Pica en las imágenes para leer las entrevistas) Alma Aguilar - El Delgado Buil - Jan iú Més - José Miró - Ágatha Ruiz de la Prada, Nicolás Vaudelet para El Caballo - Ana Locking - Ion Fiz - Vítor PaO

alma-aguilar-fotocopia.JPGana-y-macarena-el-delgado-buil-tendenciascopia.JPGcopia-de-jan_iu_mes_11.jpgcopia-de-va8f8328.JPGagatha2copia1.JPGimg_371copia.JPGfotoanalockingcopia.JPGion_fiz_09copia.JPGcopia-de-victorpaoretrato09098.jpg

Entrevista: Víctor PaO

Lunes, 22 Septiembre 2008

victorpaoretrato09098.jpg

La primera colección de Víctor PaO debutó en Ego, pero no nos engañemos, este joven de 25 años no es nuevo en el ruedo. Hasta febrero ha presentado en Cibeles como uno de los dos integrantes de Luxoir. Como toda disolución de tandems creativos conlleva cambios, el primero y más evidente que ha sufrido Víctor es su paso a la pasarela joven de la Madrid Fashion Week. 

¿Víctor PaO (la marca) es una vuelta al punto inicial, una continuación, un giro…? La marca Víctor PaO es la firma de mi nombre propio. Con este cambio de firma he querido delimitar una nueva etapa que inicio solo. Luxoir fue un proyecto de dos. Ahora, que en solitario sigo al frente del proyecto y del equipo, doy por cerrada mi etapa Luxoir y continúo mi trayectoria con la marca de mi nombre. ¿Continuación… giro? En cuanto al diseño, desde luego que será una continuación, ya que  es parte de mi aprendizaje y mi evolución, y yo sigo siendo el mismo. En cuanto al modelo de empresa sí estamos trabajando en un giro que nos permita seguir adelante y hacer un proyecto viable.  

¿Por qué has pasado de Cibeles a EGO? El paso a EGO ha venido motivado por el cambio de marca. En Cibeles contaban con Luxoir y después de haber acordado la participación en la nueva edición se desató todo el cambio. Estoy muy agradecido a la organización por haber aceptado los cambios y haberme dado una nueva oportunidad de presentar mi próxima colección en la nueva Pasarela Cibeles Madrid Fashion Week. Al fin y al cabo tengo veinticinco años y me alegro de presentar mi trabajo junto a los otros jóvenes que participan en EGO.  

¿Qué encontraremos del viejo Luxoir en esta colección? Yo creo que, sin duda alguna, Geotropix, que es el nombre de mi nueva colección, sigue trasmitiendo el espíritu que me identifica, y que caracterizó a Luxoir.  

¿Y del nuevo Victor PaO? Del nuevo Victor PaO espero trasmitir mayor madurez en el diseño, mejores acabados y, en definitiva, mejor calidad. En cada nueva colección me esfuerzo por aprender y mejorar. ¡Espero que se aprecie! 

Explícame un poco qué planes tienes para esta línea y la pensada para la Pasarela Mustang, ¿tendrán distintas redes de comercialización? No tengo pensado comercializar la colección que presenté en la Pasarela Mustang. Lo cierto es que habíamos acordado mi participación como firma invitada del FIB cuando aún era Luxoir. Después de estar todo acordado, vino el cambio de firma y no me plantearon ningún problema. En agradecimiento a su comprensión, diseñé en exclusiva una pequeña colección para la ocasión con la nueva firma Victor PaO. Esta colección, Geotropix, es mi propuesta para la temporada primavera verano 09. En ella hay dos líneas, una de imagen y una más urbana street. Ambas serán comercializadas en mis puntos de venta, que espero sean cada vez más. 

¿Qué ha sido lo más duro de sacar adelante esta temporada en solitario? Lo más duro ha sido compaginar el trabajo de cada día: diseñar, patronar, coser, coordinar mi equipo… con las múltiples obligaciones derivadas de la separación de mi ex-socio: cambios legales, bancarios, administrativos, cambio de local, etc. 

¿Y lo más gratificante? Darme cuenta de que todos aquellos que me apoyaron en mi etapa Luxoir, amigos, familia, proveedores, talleres y periodistas, siguen apoyándome ahora y alentándome a seguir adelante. Me considero muy afortunado por poder hacer lo que me gusta y me siento muy agradecido con la vida que me ha tocado y la gente que me rodea. 

Planes futuros… A medio plazo, quiero abrir al público mi estudio-atelier en mi nuevo local del casco antiguo de Valencia. Tengo ganas de poder recibir a mis clientes y hacer a medida los diseños que presento en pasarela. A largo plazo espero seguir aprendiendo y presentando mis diseños en otras ciudades, en otros países y en otros continentes. Persigo seguir enriqueciéndome con mi trabajo y creciendo no sólo como diseñador, sino también como persona. La intensa experiencia que te aporta el mundo de la moda, te enseña muchas cosas más allá del entorno del sector, porque tratas directamente con mucha diversidad de contextos… y de gente. Muchas veces, muy interesante.

Entrevista: Jan iú Més

Viernes, 19 Septiembre 2008

jan_iu_mes_11.jpg

Alfonso y Jan, Jan iú Més, son una de las grandes revelaciones nacionales en cuanto a moda masculina. Casi aparecidos de la nada (tan sólo tres colecciones llevan a sus espaldas) se han convertido en uno de los momentos más interesantes de Cibeles. Su estilo baraja influencias de la sastrería clásica actualizada por las corrientes más internacionales del momento y aseguran que cualquier hombre, sea cual sea su estilo de vida, puede encontrar reflejo en su visión de la moda siempre ame a esta. 

Debut en Cibeles. ¿Qué ha sido lo más complicado de llegar hasta este desfile? Hacernos un hueco y destacar de entre de la multitud de diseñadores que hay. Dejar de ser una marca que ‘pueda’ dar algo, y empezar a dar algo. Contadme de donde surge esta colección. A ver, al empezar una colección nunca nos planteamos ni conceptos, ni temáticas de inspiración, sino que lo que hacemos es dar una continuidad de la última colección realizada, a partir de la cual realizamos la siguiente. Aunque, también cuando la colección empieza a tener forma, empezamos a verle un concepto, por ejemplo en la colección primavera/verano 2009, hemos pasado de un estilo más frío, duro e industrial, como fue la última, a un rollo más volátil, más fresco y también con un leve toque romántico. 

Parece que la cuota de moda masculina en Cibeles va mejorando poquito a poco, ¿creéis que es necesario que la moda masculina sea más tenida en cuenta dentro de la moda española en general? Debemos agradecer a Cibeles, que siendo una colección 100% para hombre, nos dieran la oportunidad de tener un desfile compartido. Somos conscientes de que las colección de mujer son más vistosas y comentadas, pero no nos tenemos que olvidar que en la actualidad las mayores aportaciones dentro del mundo de la moda a nivel internacional vienen dadas por diseñadores de moda masculinas.  

¿Cuál es vuestro principal reto como marca? La continuidad. Que Jan iú Més, se convierta en una marca consolidada. Ya que para una marca joven sobrevivir tras el paso de los años es complicado, la mayoría de marcas van desapareciendo. Esperamos que dentro de 20 o 30 años a la gente le continúe gustando lo que hacemos y que nosotros sigamos haciendo colecciones para Jan iú Més con las mismas ganas y compitiendo con marcas internacionales. 

Un consejo para ese público más ‘conservador’ que tiene miedo a aproximarse a esta nueva generación de diseñadores. Por ejemplo, ¿un ejecutivo puede encontrar cosas que le interesen en vuestra colección? Por supuesto, dentro de nuestra colección se pueden encontrar prendas que le encajen perfectamente con su estilo de vida y gustos, ya que conjugamos con lo clásico y lo actual, no pretendemos hacer colecciones ni modernas, ni trendy, sino más bien contemporáneas, que se las pueda poner desde un ejecutivo hasta un escultor. Lo único que debe tener alguien que se acerque a nuestra colección es una sensibilidad especial hacia la moda.  

Entrevista: Nicolas Vaudelet para El Caballo

Viernes, 19 Septiembre 2008

img_371.JPG

Nicolas Vaudelet es la apuesta más ambiciosa de la firma sevillana El Caballo. El joven director creativo de la casa es el que está llamado a reposicionarla dentro del mapa de las empresas de la muda y el lujo españolas. Por lo pronto la ha colado en Cibeles con (entre otros factores nada desdeñables) su epatante curriculum profesional en el que se pueden encontrar nombres como Christian Lacroix, Dior, Louis Vuitton, Givenchy o Jean Paul Gaultier. Pero lo que más impresiona sin duda es ese charme francés, humildad, cercanía y simpatía que desprende el creativo, que te crea inmediatamente, tras el contacto inicial, un síndrome de Estocolmo que te atrapa irremediablemente. 

¿Cómo surge la idea de inspirarte en Al- Mu’tamid? La inspiración viene de cualquier sitio. Paseando veas algo que te interesa, hablando con los amigos te viene una idea… Es un cúmulo de cosas que cuando te pones a preparar la colección cobra sentido y se integran. En esta ocasión todo nace cuando me regalan un libro de poemas sobre Al- Mu’tamid, el rey poeta en el exilio, y empiezo a elucubrar cómo viviría hoy, en 2009. Por eso hay esa mezcla de influencias hip hop que se entrelaza con el mundo árabe, con el orientalismo, sobre todo presente en el color. Por no caigo en el folclore, sino que tiene un tono más deportivo. 

¿Qué crees que ha posibilitado vuestra incorporación a Cibeles con tanta rapidez? Serás consciente que es un privilegio acceder a esta plataforma en muy poco tiempo, ¿no? Sí, ha sido muy rápido, es toda una suerte. Creo que hay varios factores que han ayudado. Por un lado que habíamos presentado en el OFF Cibeles las últimas colecciones y Cuca Solana había asistido a nuestros desfiles y le había gustado mucho. También creo tener una estructura financiera y una red de comercialización ayuda a que tomen en serio nuestra propuesta. No sé, no sé lo que ha pasado, pero lo importante es que estamos dentro. 

¿De donde nace tu pasión por lo español y en concreto por lo andaluz? De mi etapa en Lacroix. Él me trasmitió su pasión, y yo empecé a bajar a España de cuando en cuando. Primero a Barcelona, después a Madrid y ahora, finalmente, a Sevilla. Incluso me puse a aprender flamenco. 

A los diseñadores españoles no se les suele perdonar que jueguen con las inspiraciones costumbristas y folclóricas. Bueno, yo no lo hago de forma muy evidente, y creo que a los extranjeros sí se nos ‘perdona’ porque nos acercamos a la cultura española con ojos de guiris, y eso genera una visión más desapegada y sarcástica. Yo aplico mi ojo francés y eso creo que me salva. 

El Caballo es una firma que originalmente nace como fabricantes de guarnicionería y aperos de labranza y va evolucionando a la marroquinería y finalmente a la moda. Pero su tradición está hay latente. ¿Has encontrado diferencias entre la piel francesa, la que usabas en Givenchy o Gaultier a la española? Sí, sí, la piel que se usa en la marroquinería española es una piel más gruesa y menos tratada por lo general. Se usa más cordero y tiene un acabado más grueso. Me gusta mucho, pero yo he intentado buscarle un giro más femenino en consonancia al espíritu de las colecciones. 

¿Te ha costado hacer que los artesanos de El Caballo se adapten a tus ideas? No, al contrario, soy yo el que me adapto. Los escucho. Escucho mucho y me adapto. Eso es lo enriquecedor.

Entrevista: El Delgado Buil

Jueves, 18 Septiembre 2008

 ana-y-macarena-el-delgado-buil-tendencias.JPG

Foto: Santi Cogolludo. 

El Delgado Buil es un dúo de creadoras catalanas muy joven pero que en muy poco han hecho temblar el panorama de la moda nacional. Comenzaron creando exclusivamente para el hombre, pero eso ha derivado a unos conceptos cada vez más unisex. Las nuevas generaciones que salen de las escuelas de diseño en estos momentos no sólo las admiran, sino que buscan emularlas. Mientras, ellas luchan por darle una dimensión empresarial a su trabajo que las saque del pernicioso círculo vicioso que implica ser un joven diseñador en España.  

Contadme un poco de esta colección, ¿de dónde surgen sus fuentes de inspiración? El título de la colección es Porcelana. Atraídas por el mundo kitsch de las figuras de porcelana hicimos una visita a la Ciudad de la Porcelana de Valencia y nos encantó tanto el proceso de fabricación como el producto final. El colorido empolvado típico de las figuritas en contraposición a los tonos oscuros es la base cromática de esta colección. Los volúmenes están a caballo entre los ochenta y los noventa. 

En la última colección ya vimos un giro a la madurez, en cortes y materiales. ¿Es para vosotras un reto el enganchar a ese público más conservador que tiene miedo a los conceptos nuevos? Nuestro objetivo va enfocado cada vez más a que las colecciones sean comerciales. Aunque, por supuesto, siempre buscamos la mezcla entre comercialidad y creatividad. En Hermanos Bunker (colección de otoño/invierno actual) hicimos una colección que a las dos nos apetecía sin intenciones de llegar a ese sector más conservador. Puede que el colorido fuera más clásico, pero no por ello conservador. De hecho el contraste con el amarillo lo hacía muy moderno.  

¿Cómo veis ese giro a lo ‘joven’ que puede percibirse en las nuevas incorporaciones de Cibeles? Nos parece estupendo que Cibeles tenga espacio para los más jóvenes. Nosotras nos sentimos mucho más cercanas a ellos pues compartimos inquietudes, objetivos y proyectos similares. 

¿Sois conscientes de que sois un referente para toda una nueva generación de diseñadores? No nos sentimos como tal, pero si en algún caso lo somos nos parece muy bien. Si El Delgado Buil se toma como referente a la hora de lanzar nuevas propuestas y proyectos esto supone un halago para nosotras. El mercado necesita que  salgan  diseñadores con ganas de crear y sacar producto. 

¿Qué vicios creéis hay que erradicar del sistema de la moda en España? Ciertas visiones un poco folclóricas de la moda, concentradas únicamente en el glamour de la pasarela o de la prensa amarilla y alejadas de las posibilidades de la moda como industria y empresa.

Entrevista: José Miró

Jueves, 18 Septiembre 2008

va8f8328.JPG

Foto de Esmeralda Martín 

Por regla general, en el panorama patrio de la moda, lo diseñadores suelen ser ciertamente una raza muy trabajadora, emprendedora e inagotable. Pero si elevamos esas cualidades al cubo, la ecuación nos da un nombre, el de José Miró. Este mallorquín de pro siempre asombra con la elaboración de sus colecciones, continuamente innovando con cortes complejos (por no decir imposibles) e investigando en la aplicación de materiales inusuales.  

Esta no es una colección ‘fácil’ en ningún sentido. Cierto, es una colección muy trabajada y estudiada. La titulamos Flâneaur, un término utilizado por Bodelaire y otros analistas en cultura, economía e historia, se construye como referente para entender el fenómeno urbano y la modernidad, por lo tanto, está en constante evolución. Los que conozcan mi trabajo saben que el evolucionar colección a colección es una de las premisas del mismo. Es una colección que va sobre mujeres que caminan sin destino, sin un plan prefijado, lo hacen por el placer que ofrece una ciudad descubriendo nuevos rumbos con la posibilidad de no verlo todo pero con la capacidad de poder volar con la imaginación hasta aquello que no se ve, realizando un paseos sensorial, espiritual y educativo. Me imagino una mujer paseando por una calle luminosa de una ciudad mediterránea: Mallorca, Portofino, Saint Tropez, Capri… Todo con el objetivo de crear prendas cómodas, funcionales, agradables al tacto con la piel, llevado a un lado actual, cosmopolita y vanguardista a través de los tejidos que la forman. 

En la colección anterior vimos un giro al José Miró de sus inicios, más arriesgado, más vanguardista… ¿Ese giro se mantiene en esta colección? Me hace gracia lo de “el Jose Miro de sus inicios”, yo soy el mismo pero lógicamente la forma de ver las cosas que me rodean cambia continuamente, al fin y al cabo en la vida todo cambia, todo está en constante movimiento, en constante “evolución”. Creo que  todas mis colecciones son muy diferentes pero todas tienen un espíritu en común por el que pretendo que se me identifique. Si hiciera siempre el mismo tipo de chaqueta cambiando solo el color del botón, te aseguro que no me dedicaría a esto o por lo menos no presentaría mis colecciones mediante un desfile. La vida es cambio, adaptación, en la pasada colección de invierno me apetecía agudizar mi lado más “gamberro”, que siempre está presente, pero si te fijas con detalle en la colección no hay tantos looks que sean concesiones a la pasarela aunque parezca lo contrario. 

¿Es difícil vender ‘vanguardia’ en España? ¡Qué te voy a contar! A gran escala por supuesto que sí, porque cuando la “vanguardia” es vendida masivamente deja automáticamente de ser vanguardia. No nos olvidemos que, queramos o no, la moda no está hecha para todo el mundo, cuando pasa al consumo masivo es, a mi entender, simplemente un producto que se vende, no moda en si. Pero lo que considero muy positivo es la capacidad de cambio cada vez más agudizada en España. Antes nos adaptábamos a las tendencias a nivel general de consumo dos temporadas más tarde, ahora en muchas ocasiones cierto público, no muy masivo, para ser sincero, no tarda nada en esa adaptación. 

¿Cómo afecta a tu trabajo residir y trabajar lejos de ese eje de la moda que es Madrid-Barcelona? Es cierto que el esfuerzo es mucho mayor y todo va mucho más lento, pero es indudable que tiene sus ventajas tanto a nivel personal así como sobre todo a nivel creativo. Existen los aviones y actualmente las comunicaciones son muy fáciles desde Mallorca, por lo tanto no te descuelgas de lo que pasa en el mundo en ningún momento y te aseguro que creativamente es mucho más ventajoso que vivir bombardeado de información de la cual el 90% tienes que descartarla porque es simplemente inservible. 

¿Crees que ese espíritu de tus colecciones de ‘cuánto más difícil mejor’, donde no hay puntada fácil, es compatible con el momento actual en que los consumidores tienen al pret-â-portèr más básico y donde sólo se invierten en complementos? Algunas de mis colecciones tienen una apariencia sencilla pero están arduamente trabajadas en patrón, acabados, cortes… para que un simple vestido acabado con una sola costura siente y se adapte perfectamente a las formas de la persona que lo lleva. Efectivamente, en el día a día la inmensa mayoría de la población viste con los mismos tejanos, la misma camiseta, los mismo zapatos… pero hay gente que entiende la moda perfectamente, a la que le gusta vestir por el placer mismo de ponerse una prenda. En estos momentos tan peculiares de la economía muchas personas en lugar de comprarse 10 tejano 10 blusas, 15 vestidos prefieren desembolsar esa cantidad de dinero en 4 prendas perfectas para ellos.  

Entrevista: Alma Aguilar

Mircoles, 17 Septiembre 2008

alma-aguilar-foto.JPG 

Diez años cumple la diseñadora Alma Aguilar en la moda. Tenaz como pocas, Alma ha sabido construir su nombre paso a paso, poco a poco, sabiendo en qué momento detenerse en el camino y replantear estrategias comerciales. Ahora se abre al mercado internacional de la mano showroom Agent 011 de Nueva York. En unos meses podremos comprobar el calado de la madrileña en la Gran Manzana. 

¿Cuáles son los referentes o las circunstancias que generan la idea que hay tras esta colección? Sin querer, me sale decir: “es el verano de mi ultimo invierno”, y si recapacito sobre ello, te diré que tiene la riqueza de texturas y lo visual del invierno, al estilo mas puramente Alma Aguilar, a lo que he añadido un poco más de color de lo normal para mí. Acortando las prendas y alargando los talles, bajando algunas cinturas… Por lo demás, sigo mezclando tejidos de costura con patrones “calle” y tejidos más “calle” en prendas de costura, en la búsqueda del lujo más exquisito y sin embargo nada ostentoso. Creo que en ella se respira un poco nuevamente el mediterráneo (más surrealista que nunca), pero hay más riqueza en ella que en mis anteriores trabajos para verano.  

¿Cómo se sobrevive 10 años en la moda española? ¡Trabajando! Han pasado tan rápido que tengo que pararme y pensar que han pasado realmente para creérmelo.  

¿Cómo lo celebras? Lo celebro con nuevas metas y proyectos cada vez más interesantes. Y sobrevivo porque mi trabajo me apasiona y me da algo que necesito, sin eso, nada valdría la pena. 

No se ve que el espíritu de crisis generalizado haya calado en tu colección. Como no sea que como efecto rebote me ha apetecido utilizar más colores que nunca… No, creo que no, para lo bueno y para lo malo, en ocasiones no tengo los pies demasiado en la tierra. 

¿Cuál es tu apuesta para este invierno como básico imprescindible? Un abrigo de paño de lana en un color neutro (topo o similar) de tradición masculina, con un corte que recuerda a los años 50, y con una tira de lentejuelas rosa palo en el bajo, que lo hace único y casi perfecto para cualquier momento… 

¿Sigues perseverando en el tema complementos? Sigo, en esta colección no hay bolso LIKE nuevo. Sigo trabajando con el anterior por encargo en la tienda, bajo pedido en colores especiales, etc… Pero sí presento tres modelos de zapatos, los primeros Alma Aguilar 100% fabricados en España. 

Tú que tienes tienda propia y puedes tomar directamente el pulso del consumidor, ¿cuál es la actitud de la consumidora de moda en España? En esto sí que tengo que hablarte de la crisis. En el día a día de la tienda sí lo hemos notado, no nos afecta en la costura ni en las novias, pero sí en la clienta que busca una prenda por temporada para un evento especial, como una boda… Van con prudencia y se pone el que compró el año pasado.Sus preferencias, puedo decirte que cada vez más la gente aprecia lo bien hecho, y  valora la diferencia que les aporta una prenda que no se fabrica por miles. Y también es verdad que cada vez la gente se conoce más y confía en sus criterios personales a la hora de “saber estar guapa”.   

Entrevista: Ana Locking

Mircoles, 17 Septiembre 2008

fotoanalocking.JPG 

La diseñadora Ana González, más conocida por Ana Locking, presenta por segunda temporada consecutiva en Cibeles. Pero no se engañen, no es una recién llegada, su historial sobre la pasarela es extensa ya que es la superviviente del dúo Locking Shocking, el tandem creativo más arty que ha presentado en Madrid. Ana, ya en solitario, nos deleita con sus colecciones de corte vanguardista que no dejan indiferente.

Segunda colección en solitario, ¿con menos presión? Al contrario, yo soy muy consciente de que en mi profesión y en este país nunca puedo dar nada por hecho, ni conseguido, cada temporada es un nuevo reto que debo sentir que lo supero con satisfacción. La segunda colección siempre es más definitoria que la primera, es donde se suelen afianzar las pautas marcadas con la anterior. Aún así también tengo presente que esta segunda colección de Ana Locking es también la decimocuarta de Ana González. 

¿Por qué el título de ‘Arc d´ hysterie’ para esta propuesta? Hablo de los arcos o curvas de ascenso y descenso que la vida conlleva, es decir de los momentos de éxito y de los momentos de fracaso que toda persona experimenta en su vida personal y profesional y de las presiones a las que nos somete la vida actual en torno a la necesidad de alcanzar el éxito constantemente, de estar en la cima, de ser un pleno ganador, ello genera un estado de ansiedad que nos sitúa de forma continua en la cuerda floja. 

¿Cuál diría que es la clave para comprender esta colección? Es una colección que comienza a través de una silueta sencilla y va ascendiendo en forma y volúmenes para alcanzar su cenit justo en la mitad del desfile con cascadas de volantes muy rígidos para a partir de ahí ir descendiendo formalmente a prendas mas sueltas y lánguidas. Toda la colección se articula desde la línea de un corset años 50 que forma parte de todos los looks femeninos desde el primero hasta el último. Es el nexo de unión en la línea del arco. No es una colección que busque el aplauso fácil, es una colección para ir descubriendo poco a poco. 

¿Crees que el clima de crisis afecta estéticamente a las colecciones de verano? Tengo la sensación que afectará más a las colecciones de invierno, por aquello del recogimiento, de la austeridad invernal. Ya comprobamos como el color negro fue un nexo común de la mayor parte de las colecciones del invierno 08-09. No creo que esto suceda en las que se presentan actualmente para el próximo verano, seguramente serán colecciones más relajadas, más sueltas, no demasiado arriesgadas, pero sí mucho menos rígidas de estructura y más comerciales que otras temporadas. 

¿Me haces una valoración de los cambios de Cibeles? ¿Crees que se debería profundizar en los cambios? Los cambios no suceden de la noche a la mañana, es por ello que tendremos que ser pacientes y valorarlos en su justa medida a lo largo de dos o tres temporadas. Mi deseo es que esos cambios no sólo se aprecien en aquellos factores que están de cara al público o prensa, sino también en otros tantos que el público no aprecia pero que  facilitan el buen resultado del trabajo de todos los que componemos la Pasarela Cibeles.

Entrevista: Ion Fiz

Martes, 16 Septiembre 2008

 ion_fiz_09.jpg

Ion Fiz, más allá de ser un excelente diseñador, es el gran exiliado de Cibeles. Desde que tuviera que abandonar la ahora llamada Madrid Fashion Week en 2005 por motivos empresariales, el creador vasco ha tenido que reinventarse, y desde hace un par de ediciones viene siendo la principal (y casi única) baza del OFF-Cibeles. En esta ocasión organizó su desfile el lunes 15 a las 22:00h, una vez terminado el programa oficial de la pasarela madrileña. Es obvio que se siente desilusionado por la actitud de la organización que prefiere dar paso a nuevos nombres antes de abrirle de nuevo los brazos, pero se lo calla y apela al tiempo, que está seguro tarde o temprano volverá a brindarle la oportunidad del regreso. Esperamos ferviéntemete que así sea.

¿Cómo se lleva el esfuerzo extra que supone presentar en el OFF-Cibeles? Es muy duro. Más trabajo, más esfuerzo. Conlleva tener que preocuparte de todos los detalles, desde montar la pasarela, realizar el casting de modelo, buscar la localización del desfile, buscar los sponsors…

Porque financieramente también es un esfuerzo extra muy importante. Es agotador en todos los sentidos, y no lo es menos económicamente. Es una inversión que puede dar unos resultados excelentes si sabes hacerlo bien. En París, por ejemplo, es la regla general. Cada diseñador busca el lugar, lo acondiciona, elige las modelos… y todo resulta más rico y atractivo. Lamentablemente últimamente todo se va homogeneizando: la misma moqueta, las mismas caras sobre la pasarela, temporada tras temporada, y eso propicia que esa riqueza y diversidad de la que hablo se vaya perdiendo.

¿Cuál es el punto de partida de esta colección que has presentado? La naturaleza. Imagina la vista de la naturaleza desde la cima de una montaña. Pues los colores que se ven son los que me han servido de inspiración. Esos colores que nacen con la llegada de la primavera y el verano. Y todo es muy muy femenino, por eso he reservado la colección masculina para mi segunda línea, Serie B, que la presenté hace unos diez días en la Semana de la Moda de Valencia.

No creo que debas llamar “segunda línea” a tu otra colección, porque cualitativa y creativamente es tan buena como la que ahora has presentado. ¿En qué radica la diferencia entre ambas? Básicamente en los tejidos y el corte. En la primera línea le he dado a cada tejido lo que me demandaba, ya fuera volumen o constructivismo… En la segunda línea los tejidos son más fáciles al uso y al tratamiento, y también tiene un espíritu más joven. La que he presentado ayer no es que sea para gente más madura, sino más bien se trata de una apuesta que no tiene edad, que funciona bien en una mujer de cualquier edad.

Pero serás consciente que tu estilo ha ‘madurado’ en tus últimas colecciones, ha hecho un giro hacia una mujer más sofisticada y exigente. Sí, soy consciente. Creo que es obvio desde la colección que se titulaba Camille a esta última presentada. En estas tres últimas colecciones ha habido una evolución en calidad, y se ha hecho más atemporal, para una mujer que busca prendas que perduren en su armario a lo largo del tiempo.

¿Es eso consecuencia de tener tus propias tiendas en las que registras el pulso de tus clientes directamente? Sí, pero también es consecuencia de una evolución personal como diseñador. Aprendes a encajar piezas que mantienen todos tus rasgos creativos pero que sabes que tu clienta va a valorar por ser adecuado para su vida real. No estoy interesado en las prendas que salen a pasarela sólo como ‘imagen’ y que después ni se producen ni se venden.

ion_fiz_04.jpg