Blogs

Cuestión de cultura “fashion”

vionnetarchive1937.JPG

Una guerra por hacerse con el (¿cómo llamarlo?) “patrimonio fashion” se ha desatado en el Reino Unido. El gobierno británico de Su Graciosa Majestad está demorando temporalmente su decisión sobre el permiso de exportación de 11 de los vestidos de Madeleine Vionnet para ver si consiguen reunir el dinero para comprarlas y que estas piezas se queden en el país. El Department for Culture, Media and Sport dijo el pasado viernes que le gustaría que algún museo británico se quedara con estas auténticas joyas entre las que se incluyen verdaderos tesoros como un vestido de chantilly negro con lazos de terciopelo de 1938 y un traje de noche en tul durado de 1939. El actual poseedor de estos 11 vestidos, que no se ha dado a conocer, ha pedido exportarlos porque el Musée des Arts Décoratifs de París está interesado en adquirirlas. Este museo ya posee gran parte de la obra que la diseñadora donó personalmente en 1952, y están planeando una magna exposición sobre la creadora francesa que abrirá sus puertas en junio. Los vestidos de la disputa fueron adquiridos directamente del atelier de Vionnet por una misma clienta entre 1929 y 1938, y el Ministerio de Cultura británico ha tasado un justiprecio de 450.000 libras que espera se reúna antes del 22 de abril, fecha fijada para tomar la decisión sobre la licencia de exportación pedida. 

Ojala el “patrimonio fashion” fuera tan valorado en España en sentido amplio. España, para ser verdaderamente una potencia en el diseño de moda, debe conocer bien el presente del sector, cosa que gracias a las nuevas tecnologías y al esfuerzo de los medios digitales no es difícil. Pero más necesario es conocer su futuro (avances técnicos, innovaciones en tejidos, futuras tendencias de consumo…) y el pasado. Y ahí patinamos un poco. ¿Quién se ocupa de recuperar la memoria de los modistos pre-democracia? Parece que todos aquellos que trabajaron en la moda antes del 1975 están condenados al olvido. ¿Suenan los nombre de Herrera y Ollero, Pedro Rovira, Carlos Berges, Eusebio Márbel…? Pues debería realizarse una activa recuperación de nombres y una exhaustiva puesta en valor, como los franceses, británicos y americanos hacen con los suyos. Menos mal que nos queda El Museo del Traje, aunque sus recursos no estén a la altura de su misión y se vean sometidos a la obligación de desplegar toda su imaginación y buen hacer para compensar las limitaciones. 

¿Por qué no existe en España una gala como la del MET donde la flor y nata de la sociedad se reúna para homenajear el pasado de la moda y ayude a revalorizar su presente luciendo con soltura fantásticos vestidos nacionales sobre una espléndida alfombra roja? Ah, claro, porque los Americanos tienen una cultura museística donde se filtra la eficiencia de la gestión empresarial, y para nosotros nosotros… la cultura es eso de lo que se ocupa el Estado, ¿no? ¡O peor! “La moda es una frivolidad y no es cultura de verdad”.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

Deja tu comentario