Blogs

Archivo de Marzo, 2011

Cómo identificar prendas de inspiración ‘lencera’

Jueves, 31 Marzo 2011

lencero-2.jpg

A veces uno lee cosas en la prensa especializada en moda como para caerse de espalda y no levantar jamás. Pero donde verdaderamente dan ganas de darse de cabezazos contra la pared es al repasar los textos de moda que aparecen en los periódicos generalistas. Muchas veces los medios ponen a prueba la imaginación de pobres redactoras no especializadas que se ven en los menesteres de hablar de tendencias. Estas terminan recurriendo a términos que por sonar cool los meten por doquier. Uno de ellos es ‘deconstrucción’ y todos sus derivados. Cuento una anécdota de hace años que es muy recurrente en mi archivo de batallitas. Fue en Cibeles, ya hace tiempo, tanto que recuerdo que desfilaba Rocabert porque dejé en la sala de prensa un colgante que regalaron en su desfile y me desapareció para siempre jamás por el magistral hacer de una mano ágil. Recuerdo que volví a la sala de prensa para escribir mi crónica de un desfile cuando me percato que una chica joven sentada junto a mi ordenador habla sobre la colección en cuestión con otra que permanecía de pie. Le decía:

-¿Qué te ha parecido? –es muy común esa pregunta en apariencia inocente cuando no se tiene ni idea de lo que se ha visto.

-Ha estado bien –la otra, periodista vieja y maleada se negó a darle pistas de por dónde iban los tiros.

-A mí me ha gustado –insistía la joven-, las telas eran estupenda, ¡y esa deconstrucción!

¿¿¿¿???? ¿Cómo? ¿”Deconstrucción”? ¿De qué hablaba? La colección en cuestión era una sucesión estupenda de trajes chaqueta sastre, abrigos sastre, y vestidos Jackie Kennedy, todo dentro de la más estricta ortodoxia costurera. No había NADA que pudiera tildarse de deconstrucción. Lo único deconstruido que se vio ese día en Cibeles había sido mi pantalón, cuyo bolsillo se había quedado enganchado en un saliente de una mesa y ahora se mantenía en su sitio gracias a un imperdible de emergencia (seguramente aquella chica pensaría que aquello debía ser lo último de lo último en tendencias).

Otra palabra que se usa alegremente es ‘LENCERO’. Para aquellos que no lo sepan es un palabro derivado de ‘lencería’ (en verdad lencero según el diccionario de la R.A.E. es aquel que hace lencería, no un adjetivo). En moda cualquier sustantivo se puede convertir en adjetivo añadiéndole el sufijo “-ero” como en el caso de ‘corsetero’, ‘ochentero’…

mango-lencero.jpg

En mi sempiterna labor didáctica voy a iluminar al mundo ofreciendo una selección de prendas lenceras (abajo) para que el término nunca más sea equívocos. ¿Qué prendas podemos llamar ‘lenceras’? Toda aquella que nos recuerde a la lencería en la que se utilicen tejidos propios de ella y recursos como encajes y jaretas… Quieto, no toda prenda con encajes es de inspiración lencera. Esta temporada está muy en boga todo lo que nos recuerde la ropa interior de nuestras abuelas, aquellas prendas íntimas hechas en algodón o lino adornada con primorosas puntillas. Un buen ejemplo es el top de Mango que reproduzco un poco más arriba. En estos casos ilustrativos una imagen vale más que mil palabras pero tened en cuenta que lencero es todo aquello que os recuerde a pijamas, saltos de cama, combinaciones, ropa íntima y (en algunos casos) ropa de cama al estilo de las sabanas que tu madre guarda aún intacta del ajuar de su madre.

Por favor, utilizar correctamente las palabras… incluso las que nos inventamos los redactores de moda. ¿No creeis que debería haber algunos redactores de moda y belleza en la Real Academia de la Lengua Española para dignificar las atrocidades que hacemos con el lenguaje en las revistas?

tendencia-lencera.jpg

La piel que provoca… la piel que equivoca

Lunes, 28 Marzo 2011

lemindu1.jpg

Hoy me apetece reflexionar sobre los límites que existen (o no) sobre la pasarela. Estaba yo tan tranquilo revisando los recursos gráficos que en su momento me llegaron de las pasarelas de primavera/verano cuando entré en la carpetilla de ‘LONDRES’ y de ahí fui a la del peluquero Charlie Le Mindu. Yo estuve en aquel desfile. Ya había escrito en algún medio sobre el trabajo de este creador trasgresor que en su día presentara una especie de capucha hecha de ratones y ratas. Sí, PUAJJJJJJJ, pero si lo piensas mejor lo mismo de PUAJJJJJJJ puede ser ponerse un gorro de visón, al fin y al cabo de roedores hablamos.

Este joven creador francés es un provocador que con solo 13 años empezó a hacer de las suyas creando pelucas esculturales. Ahora ya es un referente indiscutible. Es al pelo lo que Philip Treacy supuso a los sombreros. Creo que este post llega en muy buen momento porque en la portada de marzo de Neo2 aparece una de sus pelucas prêt-à-porter.

Como decía yo estuve en su desfile y no puedo decir que me sintió era conmocionado cuando salieron a escena modelos completamente de desnudas, pues nunca he tenido problemas con el cuerpo humano. Una chica desnuda paseando frente a tus ojos, en medio de una audiencia multitudinaria,  no es algo que vivas todos los días, pero tampoco es para darle una importancia desmesurada. Después de todo es sólo un flash de 30 segundos, una ida y vuelta escueta, y ‘voilá! Ya no está. El problema llega cuando recibes las fotos del show: ahí están todos los detalles que con el movimiento se hacen invisibles. Hasta el último pliegue de su intimidad queda plasmado ante el objetivo. ¡Y en alta resolución!… Y te preguntas: ¿era necesario?

Personalmente pienso que resultó totalmente gratuito. Hay modos de mostrar las cosas donde lo evidente y lo obvio en un valor a la baja. Quizás yo esté en un momento retrogrado, ¡qué sé yo!, pero creo haber comentado ya en este blog que hasta las minifaldas demasiado minis para llamarse faldas me parecen una agresión a la vista. Todo tiene su momento y su lugar… y su por qué. Si lo que buscaba era la provocación, mi opinión es que provocar con la carne es tan zafio como hacer reír al público haciendo música con eructos.

La desnudez ni era necesaria para mostrar la creación de Le Mindu, ni resultaba adecuada para el espectador, y mucho menos para la dignidad de una modelo que es tan profesional como para no rechistar… mal hecho: la dignidad no depende de ir vestido o desnudo, está claro, pero sí depende de no aceptar depende qué cosas en el desempeño de tu trabajo.Quiero mostraros las fotos, pero por lo obvias que son he tenido que censurarlas (horrible palabra). Ahora quiero vuestra opinión más sincera: ¿Era necesario? ¿Estoy equivocado y realmente estoy en modo retrógrado?

lemindu2.jpg

PD. Que coste que no estoy en contra del desnudo. Me encantan las campañas de perfumes de Yves Saint Laurent donde salen modelos como Yves Saint Laurent (M7) o Sophie Dahl (Opium). Me encanta el trabajo de Helmut Newton y Terry Richardson. Me encantan las campañas con desnudo de Tom Ford… A todo eso le encuentro un por qué.

Entrevista a Ana Nievas, empresaria de moda: “Me gusta las prendas a las que puedes sacar partido, no ponérmela una vez y dejarla colgada en el armario”

Viernes, 25 Marzo 2011

ana-nievas.jpg

Hace aproximadamente un mes, concretamente el 4 de marzo, me acerqué a la céntrica calle Cuna de Sevilla para charlar con una muy conocida empresaria de moda de la ciudad, Ana Nievas, propietaria de dos de las tiendas más carismáticas del lugar: la franquicia sevillana de Extart&Panno y Mordiscos de Mujer. La visita me era obligada después de haberme perdido por problemas de agenda la presentación que había realizado días antes para presentar la primera colección que llevaba su propia firma ‘by Mordiscos’. Esta es una colección nace del deseo de ofrecer a su fiel clientela una selección de prendas en edición limitada que traduzcan el estilo personal de Ana Nievas. Lo primero que me deja muy claro es que ella no va de diseñadora, y que después de haberse embarcado en esta aventura su respeto por los diseñadores se ha reforzado mucho más si cabía. Pero personalmente a mí me parece una iniciativa muy valiente e interesante, ya que siempre he abogado porque la comunicación entre diseñadores y retailers, la gente que a la postre es la que está en contacto directo con el público, debe ser más fluida y determinante, tal y como ya lo es a nivel internacional entre los diseñadores y los compradores de los grandes almacenes que son los que terminan introduciendo pequeñas ‘variaciones’ en los modelitos lucidos sobre la pasarela si los diseñadores quieren que terminen colgando de las perchas de los famosos department stores. Lo Ana que me mostró (ya algunas de las prendas se habían agotado en menos de una semana) me sorprendió gratamente, especialmente por las calidades de los tejidos, para los que, como me explicó, había recurrido a uno de los mejores fabricantes nacionales, Gratacós, en Barcelona.

¿De dónde surge la necesidad de producir algo ‘propio’ y personal? Si con necesidad te refieres al deseo de hacerlo, entonces fue justo eso, era simplemente que me apetecía y me lancé a hacerlo. Un poco locura…

¿Cuáles han sido los aspectos más duros y cuáles los más gratificantes de crear esta pequeña colección? Lo que más me importaba era que los tejidos fueran diferentes, que se pudiera percibir la calidad, que tuvieran caída, movimiento. Lo más difícil y frustrante resultó el momento de la costura. No es fácil que se hagan las cosas como tú quieres… pero ha salido todo bien y la verdad es que no me puedo quejar, porque se está vendiendo muy bien, a la gente le gusta mucho, ¡¡estoy feliz!!  Sin contar con lo  gratificante que fue ver la gente que me apoyaba, ¡que fue mucha!   

bymordiscos1.jpg

Cuéntame sobre la diseñadora que ha traducido tus ideas a vestidos. Se llama Rosalia de Jodar, la conocí porque ella hace tocados para mis tiendas y de esa relación comercial llegamos a ese punto. Me ha gustado trabajar con ella porque ha captado perfectamente la idea que yo tenía en la cabeza y ha sabido llevarla al papel.

¿Cómo definirías la línea de by Mordisco? Romántica, cómoda y muy femenina y a la vez actual.

¿Este es un proyecto que tendrá continuidad? Bueno, me gustaría seguir haciendo cada temporada  pequeñas colecciones, prendas que me divierta hacer, porque viendo la aceptación que está teniendo no me gustaría dejarlo ahí.  

¿Cómo empieza tu aventura en la moda? Empezó cuando viajaba a La India, buscando piezas para mi tienda de decoración, La Indiana, y empecé a descubrir los talleres de textil de allí, que son auténticas maravillas y lo estuve indagando y estudiando en aquella época, pero no me decidí a arriesgar. Han pasado casi 11 años desde aquello. Finalmente, hace 4 años fue cuando descubrí Etxart &Panno y me lancé a abrir mi primera tienda de ropa. Me conquistó nada más conocer la firma, su filosofía y lo bien que sienta toda su ropa, es una pasada… Y un año más tarde decidí abrir Mordisco de Mujer que, aún siendo una tienda de moda, es otro concepto distinto a Etxart&Panno.

bymordiscos2.jpg

¿Qué resaltarías de esta firma? Me encanta cómo Emi, su diseñadora, plasma tan bien el espíritu de la mujer moderna, independiente y actual; cómo los patrones de sus prendas sientan de maravilla, es increíble; los tejidos…  Y además tiene unos precios fantásticos.

Estando en una ciudad tan difícil para la moda como es Sevilla, ¿qué valores buscas en las prendas que terminan colgando de las perchas de tus tiendas? La verdad es que no sigo un patrón de conducta a la hora de seleccionar. Compro lo que me gusta, básicamente vestidos, piel, bolsos, pañuelos y bisutería diferentes y de fantástica calidad. Obviamente pongo mucho interés en que todo lo que vayan a obtener mis clientas sea de buena calidad, de tejidos naturales y que tenga un punto diferente de lo que se ve en otras tiendas.

¿Estando en los tres lados posibles desde los que se puede ver una prenda (como creadora, como quien tiene que venderla directamente  y como consumidora) que aspectos de las prendas valoras más? Como creadora busco que tenga un buen diseño, que me guste, que los tejidos sean de buena calidad y un buen patronaje. Como dependienta valoraría que la clienta se ponga el vestido y se vea guapa, favorecida y asesorarla sobre los complementos y cómo adecuar la prenda a su personalidad. Como consumidora, que le pueda sacar partido, no ponérmela una vez y dejarla colgada en el armario. Sin hablar de los acabados, que son lo más importante para mí.

bymordiscos3.jpg

Fotos de la colección ‘by Mordiscos’: Fernando Mañas (fotógrafo) - Manu Luna (peluquería) - Manuel Cecilio (maquillaje) - Esperanza Nievas (modelo).

www.mordiscodemujer.com

Lujo prohibitivo… o prohibido

Martes, 22 Marzo 2011

lujo-en-china.jpg

Yo estoy con los chinos. Es la única postura económicamente sensata en los tiempos que corren. Todas las camisas que me compro últimamente tienen cuello Mao. Pero a lo que me refiero con lo de estar de parte de los chinos se refiere a la noticia que ha saltado sobre que van a regular el tema de los anuncios de los artículos de lujo para evitar “la adoración de los productos extranjeros”, “el hedonismo” y salvaguardar la armonía social. Estudios realizados por la Universidad de Pekín llega a la conclusión, según leo en la edición digital de El Mundo, “que muchos anuncios promueven la creencia de que la riqueza es dignidad, y que puede molestar a quienes menos ingresos perciben”.

Punto uno, qué listos son en Pekín, han llegado a una conclusión brillante aunque algo obvia. Punto dos: chinos, bienvenidos al sistema occidental de la perpetua insatisfacción consumista. Yo estoy en contra de las prohibiciones de manera general y creo que el mejor escudo ante situaciones de abusos publicitarios es fomentar la cultura del consumidor, no protegerlo como si fuera un niño pequeño. Pero no dejo de pensar cuán devastador puede ser que sociedades como la china, que han estados décadas ajenas al término ‘consumismo salvaje’, se enfrente de la noche a la mañana a las avanzadas técnicas de control mental de la publicidad occidental.

A los largos de experiencia consumista puedo brindarles a los chinos estas tres verdades irreductibles:

1) Tener un coche más grande y más potente no te hace más feliz, sino todo lo contrario, ya que empezarás a gastar lo indecible en gasolina, los impuestos, el seguro, el alquiler de garaje (o tendrás que empezar a acostumbrarte a vivir con esa sensación de encogimiento de estómago matutino que solo se va cuando compruebas que tu coche está donde siempre y está intacto)… Después vendrán las reparaciones, las multas, los cabreos cuando te reducen el límite de velocidad, el compromiso de llevar a tu suegra aquí y allá, las ganas de llorar cuando el niño te vomita en la tapicería nueva y el delicioso olor a nuevo desaparece para siempre jamás… En definitiva, un coche no es “espíritu de libertad” sino una esclavitud encubierta. El hombre es un accesorio más del coche, el coche no es una herramienta de comodidad para el hombre.

2) Una gran casa de lujo, con muchas habitaciones y cuartos de baños, piscina y ala de servicio no te hace más feliz, sino todo lo contrario, ya que comienzas con los dolores de cabeza de la hipoteca (a menos que alguien te ingrese 3000 euros mensuales en la cuenta por las buenas al estilo Caso Malaya), el IBI sube considerablemente, te emparanoias con el tema de la seguridad y la vigilancia, tienes que tener quien te limpie la casa y te la mantenga, el seguro se te desborda… En definitiva, una casa inmensa te hace sentir pequeño y miserable porque no está hecha a la medida de tus necesidades, sino que las sobredimensiona, y te hace psicológicamente aumentar tu nivel de consumo.

3) Ser feliz no es cuestión de dinero por mucho que la publicidad te bombardee con esa premisa. Ningún producto que se pueda comprar con dinero te hará feliz. No serás más feliz por usar un champú especial con camomila que produce pseudo orgasmos; no serás más feliz por hacerte con un bolso de 2.300 euros porque en una revista le han puesto el apodo de MUST; no serás más feliz cuando te bebas un vino de los que las bodegas tienen asegurados por si a caso a alguien se les resbala de las manos. Todos esos son estímulos transitorios, no la fórmula de la felicidad. El placer del champú acaba cuando sales de la ducha; el del bolso cuando un nuevo modelo es consagrado como el no va más (o cuando te das cuenta de que nadie repara en el que llevas ni le da importancia); y el vino solo te hace feliz en lo que dura la cena (si la compañía ayuda, claro) o hasta que te invade la resaca.

Pero no creáis que estoy en contra de todo ello. La vida está hecha a base de pequeños estímulos que te propician un estado de bienestar más o menos prolongado. De lo que estoy en contra es de que nos intenten hacer creer que si no consumimos nunca seremos felices. Ya lo dijo aquel (y ahora IKEA): “no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”).

CFDA Fashion Awards: Una nominación inesperada

Viernes, 18 Marzo 2011

las-olsen.jpg

Creo que es hora de que me las tome en serio. Sí, sí, este es un acto de contrición. A veces prejuzgo diseñadores y colecciones. Y a veces yerro, soy humano, pero que no cunda el rumor. ¿Qué habríais hecho vosotros en mi lugar? Poneros en el caso: una celebridad (en este caso dos) lanzan una colección de moda, desfilan en Nueva York y tratan de posicionar su marca. Lo hemos visto demasiadas veces como para saber que esta historia que no suele tener un final feliz visto los casos de algunas de estas Jennifer Lopez, Beyoncé, John Malkovich, Victoria Beckham, Kelly Osbourne, Kate Moss, Madonna y un largo etcétera. Lo normal que un puede pensar es que se trata de una campaña de merchandising, que la celebrity de hecho no ve la colección hasta el día de la presentación, que se trata de un capricho pasajero que se irá cuando a la superstar de turno descubra que lo más cool del momento es ser churrera y no diseñadora, ¡qué sé yo! Así que pones esa marca/colección en cuarentena por si fructifica como en el caso de Sean John, la firma del rapero Puff Diddy.

Pues ayer leo quiénes está nominados a los CFDA Fashion Awards otorgados anualmente por el  Council of Fashion Designers of America y me encuentro en el apartado de diseñador emergente de moda femenina (Swarovski Award for up-and-coming talent) el apellido Olsen. No, no estoy de broma. Las hermanas Olsen  (Mary-Kate y Ashley, las niñas prodigio). Su firma The Row ha encontrado en esta nominación una reválida importantísima, codeándose con los otros diseñadores de verdad contendientes que son Joseph Altuzarra y Prabal Gurung (al que entrevisté hace poco para Neo2).

the-row-1.jpg 

Yo había visto las últimas colecciones de las Olsen y la verdad es que no me hicieron saltar de emoción, aunque alguna buena crítica leí en su momento, como la de la periodista británica Hilary Alexander, que más que entusiasta estubo muy educada y animosa. Algunos han dado en llamar gótico-crepuscular (por la serie de Crepúsculo) al estilo de las colecciones de las Olsen, mientras que al estilo personal de ellas lo han tildado de homeless deluxe. Yo creo que esta nominación a los premios de la CFDA no es más que un desbarre publicitarioa, porque diseño, lo que se dice labor de diseño, la colección tiene poquita. Y ya no pongamos cuando nos fijamos en la línea masculina (abajo), si que es que ‘línea’ se le puede llamar a tres camisas y una chaqueta. Está claro que su inclusión en estasnominaciones no es más que un intento de dar brillo gloss a los premios, pero como gente seria que son los del Council yo creo que el premio no se lo van a dar… ¿O sí? Me inquieta la duda. ¿Qué es lo próximo? ¿Darle un premio a mejor diseñadora a la hija de Madonna?

the-row-2.jpg

PD. Conste que no estoy en contra de las celebridades per se y que por ejemplo comprendo el premio que le van a dar durante esa gala a Lady Gaga como icono de la moda, sobre todo teniendo en cuenta que Anna Wintour está encantada con la nueva Ambición Rubia tal y como comenta en su editorial del Vogue de este mes en el que la ha colocado en portada vestida de Haider Ackerman.

¡Qué bueno ser papá!

Mircoles, 16 Marzo 2011

Ya desde finales de diciembre los editores de moda y belleza empezamos a recibir una avalancha de propuestas para posibles artículos o bazares sobre ideas para regalar El Día del Padre. Como en estos momentos aún habrá mucho despistado suelto que no ha caído en que el sábado tendrá que felicitar a su padre, me he puesto manos a la obra y he seleccionado algunas de las cosas más interesantes que este año me han propuesto.

Si tu padre es un sibarita…

…seguro que le encantará las esparteñas de seda natural que la firma SOLOiO ha lanzado como gran novedad recientemente. Las tiendas que la firma tiene repartidas por Madrid son el lugar ideal para encontrar ese detalle exquisito con es el que es imposible errar. Le pedimos a Alejandra Brizio, CEO de SOLOiO, que nos eligiera de entre todo lo que podemos encontrar en la tienda cuál sería un regalo de éxito asegurado pero original: “Una camisa clásica y sport como las de SOLOiO que tienen detalles en los interiores del cuello y puño. Las usas con corbata durante el día a última hora te la quitas y sólo agregas un complemento imprescindible: un pochette de seda o lino con bordes a tono con la camisa. ¡Vas a la última!

soloio.jpg

Si tu padre es un clásico…

…por qué no pruebas a pasarte por una sombrerería. Pedimos consejo en La Sombrerería MIL, en la calle de Fontanella, en el mismísimo centro de Barcelona, un negocio que su origen se remonta al año 1815 y en el que se sabe mucho de elegancia y tradición. “Nosotros recomendaríamos, viniendo como viene el buen tiempo, un estupendo sombrero panamá confeccionado en fibras naturales” nos sugieren desde la tienda. Y es que cubrir la cabeza vuelve  a ser todo un signo de distinción y clase reservado a hombres con estilo.

sombrereria-mil.jpg

Si tu padre es de los que se cuidan…

…déjate aconsejar la firma de cosmética neoyorkina Kiehl’s Since 1851 que te propone el neceser The Sartorialist diseñado por el famoso Blogger de moda Scott Schuman. Un neceser está compuesto por:  el limpiador facial Facial Fuel Energizing Face Wash, la hidratante Facial Fuel Energizing Moisture Treatment, el tratamiento  corrector de la hinchazón del ojo Facial Fuel Eye De- Puffer, y el jabón exfoliante “Ultimate Man” Scrub Soap. Si tu padre no es un ‘iniciado’ en esto del cuidado estético abstente porque solo le crearás estrés por no saber cómo emplearlo y mala conciencia en caso de que jamás lo use.

kiehls.jpg

Si tu padre está estresado…

…ayúdale a que se relaje. Las opciones son muchas, pero a mí personalmente me gustaría destacar la del spa Aqua Diagonal Wellness Centre, situado en el Gran Hotel Princesa Sofia de Barcelona, que ofrece una sesión que comienza con un masaje de 25 minutos a elegir entre descontracturante o relajante, que ayuda a reducir el dolor y la tensión muscular acumulada. Después un cambio de look en las manos del reconocido peluquero Manolo García para subir la autoestima. Y por último tendrán la oportunidad de hacer uso de las instalaciones del spa durante ese día.: baño turco, sauna seca, jacuzzi, piscina climatizada, solárium… ¡Y por 80 euros tan solo!  

spa.jpg 

Eso sí que motiva a ser padre y no el extinto ‘cheque bebé’.

Fashion Week Los Angeles… ¡Qué dolor!

Lunes, 14 Marzo 2011

martinmartin.jpg

En estos días Los Ángeles es el centro de la moda internacional… Puffff, eso no me lo creo ni yo. De verdad que me encantaría ser positivo con este evento, ¡¡pero es que aporta tan poco!! Hubo un momento en que se apostó por el bicefalismo en cuanto a moda en Estados Unidos: Por un lado la gran capital de la Coste Este, Nueva York, y por otro lado, ya en la Costa Oeste, Los Angeles Fashion Week. Recuerdo que hasta Anna Wintour asistió a los desfiles organizados en una edición, y en aquello quisimos ver la consagración de un nuevo sistema de la moda americana. Pero seamos serios, Wintour fue en aquella ocasión porque había un no-sé-qué de Mario Testino de la que iba a ser anfitriona. En otras ocasiones ha enviado a su lugar teniente André Leon Talley a que asistieras a los desfiles de allí, pero la cara de sopor del ‘gigante’ de la moda era inenarrable.

El caso es que lo que se prometía como la segunda gran cita de la moda en EEUU se ha quedado en nada. Muchos de los diseñadores que apostaron en su momento por Los Ángeles han terminado en Nueva York al ver que la convocatoria era realmente limitada. La que se llama Fashion Week Los Angeles es en verdad una pequeña constelación de eventos independientes de diversa índole, perfil, target y calidad: desfiles, showrooms, trunk shows, performances… Hay eventos reservados a la prensa y compradores, y otros dirigidos a un público más popular.

Por ejemplo está la Concept Los Angeles Fashion Week será una mezcla de desfiles y presentaciones donde estarán Skingraft, Martinmartin (arriba), Mike Vensel (abajo), Fremont, Battalion, Valerj Pobega o Jen Awad. Después nos encontramos con Los Angeles Fashion Week at Sunset Gower Studios, evento compuesto por dos días de desfiles donde se verá el trabajo de Denim of Virtue, Adiktion Clothing, Laguna Beach o Z-Brand. Uno de de los eventos más nuevo es Style Fashion Week Los Angeles que ha elegido la vieja  Catedral de Santa Vibiana como base de operaciones. Para el público general tenemos Stop Staring! un desfile abierto y gratuito y con un aforo de 200 personas a pie, que convive con otra iniciativa que mezcla moda, arte y música, Project Ethos.

Y también encontramos un seminario para aspirantes de estilistas, Simply Stylist, en el que participarán profesionales como  Soyon An (estilista con Emmy de programas como So You Think You Can Dance o American Idol), Ilaria Urbinati (especialista en vestir a celebridades) o Karla Welch (también dada a la alfombra roja). No hay que olvidar que estamos en Los Angeles y aquí el estilismo es cosa seria. Y personalmente creo que el futuro de este evento está en potenciar esto: Yo desplazaría el evento a la semana antes de los Oscars, para que se beneficiara del tirón mediático, y lo centraría el ‘celebrity style’. Los estilistas tienen mucho que decir y en Los Ángeles no cuenta la industria, sino el público final.

Intentar replicar el modelo de Nueva York en Los Angeles ha sido desastroso, porque hablamos de dos realidades bien distintas. Igual ha pasado en Andalucía, un caso que conozco bien de primera mano. Se hizo una importante apuesta con Andalucía de Moda y ha fracasado estrepitosamente alejando de su pasarela a los diseñadores más carismáticos por ofrecer un formato réplica de Cibeles. Mis ideas respecto a lo que habría que hacer con la moda en Andalucía me lo reservo porque son merecedoras de un sueldo de Técnico o Consejero y no está la cosa para ir regalando ideas a diestro y siniestro.

mike-vensel.jpg

Luca Gnecchi, creador de L.G.R Sunglasses: “el mercado es lo suficientemente vasto para que algo nuevo y especial encuentre su propio espacio”

Viernes, 11 Marzo 2011

lgr3.jpg

Sabemos que el mundo de la óptica, de las gafas de diseño, está dominado por un pequeño ramillete de grandes firmas que aglutinan y producen la mayoría de las colecciones de gafas firmadas por diseñadores. Son pocas las firmas independientes que se lanzan a la aventura, pero alguna hay, y en concreto hoy quiero hablaros de una que me apasiona especialmente. Se trata de L.G.R, una marca italiana que lleva las iniciales de su creador, Luca Gnecchi Ruscone, nacido en Roma pero cuya familia tiene fuertes lazos con el continente africano ya que su padre vive en Kenia y su madre nació en Eritrea. Su pasión por las gafas viene a ser algo genético ya que si nos remontamos a la década de los años 30 descubrimos que su abuelo abrió por aquel entonces en eritrea una óptica que comercializaba monturas de firmas italianas. Él cree que el haberse dedicado a este mundo es más una cuestión del destino. “Fue algo que vino a mí, como un tren que pasaba y que decidí coger. Una oportunidad de ser independiente. Me pareció que eran objetos bellos, diseños atemporales que se habían perdido hoy por hoy en el mercado”.

Fue hace unos años cuando trasteando en el viejo almacén de su abuelo encontró algunos de los modelos que este comercializaba en su momento. Aquello le cautivó. Esas gafas representaban la fusión perfecta entre los dos mundos en que había crecido, por un lado África y por otro Italia. Así que buscó a los fabricantes originales y les propuso que crearan para él su propia línea de gafas partiendo de aquellos modelos clásicos. “La mía es una colección atemporal, por lo tanto me gusta ser coherente con la idea original que dio vida a LGR: retro modernismo fusionado con el desierto Africano. Es una marca que es cálida, nostálgica y joven”. Esa fórmula ha hecho furor encandilando a celebridades de la moda como el fotógrafo Mario Testino, la modelo Eva Herzigova, o el diseñador Antonio Marras para el que ha creado incluso una colección.

lgr.jpg

Sus gafas son el resultado de materiales high-tech sometidos a un proceso completamente artesanal y manual dando lugar a piezas que son únicas. “Las lentes que usamos incorporan muchos tratamientos que se obtienen mediante un alto grado de tecnología, por tanto usamos materiales tecnológicos combinados con nuestro proceso de manufactura artesanal para obtener un producto superior”. Le pregunto si con esa filosofía artesanal no ha sido especialmente duro abrirse camino en un mercado dominado por grandes firmas y me responde que “sí, esas grandes compañías de las que hablamos controlan el mercado sin duda, pero el mercado es lo suficientemente vasto para que algo nuevo y especial encuentre su propio espacio”.

Un buen ejemplo es la edición limitada de gafas que presentaron el fin de semana pasado en la feria de Mido, Milán. La L.G.R RAW Limited Edition está compuesta por cuatro modelos que de los que se producirán solo 100 piezas de cada uno, y son el resultado de fusionar unas monturas negras sin pulir con unas lentes polarizadas muy sofisticadas desarrolladas en exclusiva para la firma. Unas lentes en tonos azulados con efecto espejo resultado de las últimas técnicas de producción de cristal mineral. Las lentes L.G.R Pola.Neophan fueron inventadas en la década de los 40 para los pilotos de guerra, para mejorar la percepción de los colores y el contraste de las imágenes. Y esto es sólo el principio de la historia porque como su creador dice: “Si el éxito nos sigue acompañando creceremos para ser una gran compañía llena de energía, pasión y relaciones positivas”.

lgr4.jpg

www.lgr-sunglasses.com

Tres latidos vivificadores en el corazón de la semana de la moda parisina

Martes, 8 Marzo 2011

París se ha convertido en estas fechas en el corazón de la moda. De pronto, cuando estamos sumergidos en la habitual rutina de presentaciones, nuestra presión arterial se altera gracias a que París nos bombea adrenalina. Lo más esperado sucedía allí, y no me refiero precisamente al Caso Galliano, que también ha contribuido a que esta ocasión sea ‘inolvidable’. De todo lo que llevamos visto me gustaría destacar tres momentos, tres colecciones sinceramente espectaculares:

El debut de Christopher Lemaire al frente de Hèrmes lo ha consagrado como uno de los creadores más versátiles del momento. Si bien supo revitalizar el sport chic de Lacoste, ahora ha sabido adaptarse perfectamente al lujo discreto (pero inequívoco) de Hermès. Una propuesta exquisita, sublime, de las que hacen la boca agua…

hermes.jpg

Otro debut, el del polifacético Nicola Formichetti al frente de la dirección creativa de Thierrry Mugler (una casa desaparecida del mapa) nos ha traído otra agradable sorpresa, que no es precisamente ver a Lady Gaga (su musa y ‘producto’) sobre la pasarela. La colección realmente es fantástica, divertida y recoge el espíritu Mugler al milímetro.

mugler.jpg

Y para cerrar quiero señalar la colección de Haider Ackermann como una de las más solidas, creativamente hablando, del momento. Su nombre es uno de los más repetidos en las quinielas para elegir sucesor a Galliano, pero quizás esta colección en concreto esté más cercana al espíritu de Yves Saint Laurent, entre otros motivos por el exhaustivo estudio que hace del smoking y el uso de blanco y negro como eje vertebrador.

haider-ackermann.jpg

Tres propuestas magistrales que nos devuelven la ilusión por la moda en un momento en que la pasión parece haber sido olvidada en aras de la comercialidad.

Mi opinión sobre el caso Galliano

Sbado, 5 Marzo 2011

Tenía previsto este post para ayer viernes, día del desfile de Dior donde se esperaba la ausencia de Galliano. Pero el periódico (elEconomista, ¿hace falta explicitarlo?) me encargó un artículo sobre ‘el caso Galliano’, así que como buen profesional retrasé este post para que coincidiera. En el artículo analizo la situación vivida, en este post doy mi opinión.

galliano-out.jpg

Esta semana hemos padecido el shock de la salida de John Galliano de la casa Dior. No he querido escribir sobre el tema hasta que las aguas dejaran de fluir turbulentas y creo que ese momento ha llegado. Muchos son los que me han preguntado mi opinión sobre el tema y mis incertidumbres se sobreponen a mis certezas.

Lo que ha de quedar claro desde un principio es que pienso y pensaré que John Galliano es un genio y lo será, que ha hecho historia en la moda, que revivió la casa Dior y que la deuda de LVMH con él siempre será impagable. Dicho esto debo condenar las terribles declaraciones racistas del diseñador que en ningún caso puede escudarse en que estaba borracho, porque esa es una situación también provocada por él. Cualquier declaración o actuación antisemita merece el más firme repudio.

Ahora bien, yo tengo mi propia hipótesis sobre los hechos. Te encuentras a John Galliano ebrio en un café parisino y tienes la mala fortuna de que se te ocurra dirigirte a él. Él contesta groseramente y tú respondes. La cosa va a más y al diseñador no se le ocurre mayor ofensa, increpación más hiriente, que meterse con toda tu raza y desearle el exterminio. Mi hipótesis es que Galliano simplemente buscaba una ofensa fulminante y que no comparte ciertamente lo que expresó. Es como cuando tu hijo te tiene desesperado porque no quiere comer la comida y exclamas “¡qué harta estoy, que razón tuvo Herodes!” No significa en ningún caso que admires al exterminador de infantes ni que quieras que le corten la cabeza a tu hijo.

Vuelvo a reiterar que Galliano no tiene disculpa, porque cuando eres un personaje público (y tienes grandes réditos por ello) debes ser responsable cuando bebes y sobre todo moderado en tu comportamiento. También creo que ‘el asunto Galliano’ no hubiera ido a más si el diseñador hubiera  salido a la palestra desde el primer momento y declarado: “sí, señores, tengo un problema con la bebida, me avergüenzo profundamente de mi comportamiento, pido disculpas, en ningún caso siento odio por la raza judía ni amor por Hitler, solo trataba de ser hiriente de la peor forma posible”. Y quizás todo hubiera pasado con un velo de extravagancia y cierta lástima por una víctima del alcohol. Cuando lo ha hecho ya era demasiado tarde.

Pero no. El diseñador se parapetó en su abogado, Stephane Zerbib, que declaró a WWD que “John Galliano no es culpable, ni está metido en ningún problema legal. Suspenderlo de Dior fue una decisión que se tomó sin verificación de los hechos y el está muy sorprendido por esto“. Upssss, no contaban con el video que luego apareció. Creo que los diseñadores de la talla de Galliano se vuelven unos inválidos funcionales y emocionales, incapaces de tomar una decisión correcta sin que una legión de leguleyos sopese los pros y los contras. Al final, en casos como estos, solo funciona la sinceridad y el arrepentimiento. Las escapadas hacia delante, negar la mayor y entrar en el punto muerto que supone “tu palabra contra la mía” nunca es beneficioso para nadie.

Comprendo la decisión de Sidney Toledano, jefe de la ‘maison’ Dior, y ya no porque sea de origen judío sefardita y pueda hacerse sentido ofendido. Cuando se es ejecutivo al nivel que lo es Toledano duele más un balance contable que el que te mienten a la madre. Lo comprendo porque como muchos sabéis soy licenciado en Economía y por tanto estoy adoctrinado para pensar en clave numérica, y sinceramente a mí no me saldrían los números si de pronto el poderosísimo lobby judío de Norteamérica decidiera vetar a la casa Dior. Si miramos las grandes fortunas de las finanzas neoyorquinas hay mucho origen judío en ellas. Y a mí me daría terror que esas damas que invierten su capital en bolsos y zapatos carísimos decidieran pasarse a otra de las mil firmas de lujo que tienen escaparate en la Gran Manzana. En estos casos hay que salvar al barco aunque suponga defenestrar por la borda al timonel.

Ya por de pronto, habiendo atajado la situación con un despido, LVMH está liderando las caídas del Eurostoxx tras marcha de Galliano. Ahora toca dar un golpe de efecto con un fichaje estrella que vuelva a entusiasmar el parquet, alguien tipo Pilatti o Ghesquière, que seguramente ahora esté negociando leoninamente. (En verdad la opción A es Tisci y la B Elbaz). ¿O quizás van a apostar por un diseñador independiente como fue Galliano en su día? ¿Quizás Roland Mouret? (Aunque el nombre que más suena en plan independiente es el de Haider Ackermann).

Mi buena amiga Cathy Villota, directora de Fashion Radicals News, me preguntaba qué diferencia había entre el caso de Galliano y el de Kate Moss, por qué ella salió reforzada y él parece que va en caída libre. Eso da para una buena reflexión. Por su parte mi admirada Clara Guzmán en su blog Tela de Moda nos deja caer esta pregunta “¿hay algún interés oculto; es decir, una excusa que le ha venido como anillo al dedo a la Casa  Dior para quitarse de encima a un creador costoso y poco rentable en época de crisis no sólo económica sino de la alta costura?”. También es interesante reflexionar sobre ello.

dior-despedida.jpg