Blogs

Archivo de Julio, 2011

Los diseñadores y el showbusiness. (O ‘la nueva colección de Karlotalaspalas’)

Viernes, 29 Julio 2011

fotoganadores_jurado080barcelonafashion.jpg

Ya sabéis que soy un admirador del trabajo de Karlota Laspalas aka Karlotaspalas. Creo que es una diseñadora que está haciendo una carrera de fondo que en cualquier momento dará sus mieles. Sin duda en cualquier otra ciudad como Nueva York, Londres, Milán o París las oportunidades no le faltarían. Vuelvo a hablar de ella porque ha resultado ser la ganadora del recientemente celebrado 080 Barcelona junto a Manuel Bolaños (ambos dos en la foto de arriba con cara de “oh, Dios mío, ¿por qué me hacen posar delante de tantas cámaras?”. Se nota que son diseñadores de backstage, de trabajo duro, de no gustarles el foco en su persona. Y quizás ahí radique el problema, porque para ser diseñador hoy por hoy hay que tener un poco de showman y comprender que la moda tiene un alto porcentaje de showbusiness. Estamos hartos de ver diseñadores con un talento mediocre que están en todas partes, que les pagan sus buenos emolumentos por emprender proyectos peregrinos como diseñar una botella de refresco o la apariencia externa de un nuevo utilitario. Poco tiene que ver eso con el verdadero trabajo de un diseñador de moda pero esto de los sueldos de los diseñadores es como los de los políticos: no importa el sueldo oficial, sino los complementos.Un diseñador ha de crearse un personaje, fomentarlo y venderlo. A veces se les va de las manos y el personaje se come a la persona como en el caso de Galliano o Lagerfeld. Pero lo que no se puede es ir por la vida de Margiela, no querer salir en foto, pretender que tu ropa hable por ti… porque ese es un camino que solo lleva a la subsistencia.

El término justo es ‘marketing personal’. No solo has de vender tu trabajo sino crear valor añadido a través de tu imagen de diseñador. Es triste que la gente tímida, agradable, modesta, de trato fácil, noble, como pueden ser Bolaños y Laspalas, les cueste tanto despegar. A Karlota la descubrí en 2008 cuando ganó el concurso de Almacén de Ideas de Murcia Abierta, y tres años después sigue con ese halo de ‘revelación’ que acaba de aparecer en escena. Estoy seguro que si hubiera sido un ‘personaje’ inefable, borde, divo y ególatra los medios nos hubiéramos encargado de sacarla en todos lados y encumbrarla. Está claro que ese es un camino, el del diseñador mediático, que Karlota ha desestimado como me comentaba en una entrevista que publiqué aquí aproximadamente un año: “Yo prefiero que no me conozca casi nadie pero que los que me conozcan realmente aprecien mi trabajo y tenga criterio para hacerlo”. Y por eso está reflexión no va dirigida a los diseñadores que no quieran ser ‘estrellas’ sino a los que consumimos moda (ya sea a través de los medios de comunicación o comprando su ropa). ¿No deberíamos premiar con nuestra atención a los verdaderos talentos y no estar pendientes de tanto personajillo mediocre? Y es que me muerdo la lengua por no decir el nombre del diseñador que me inspira este post.

En fin, que todo esto solo es una excusa para enseñaros la propuesta de Karlotalaspalas para la próxima primavera/verano. Aquí la lleváis:

laspalas.jpg

¿La mafia en chandal?

Martes, 26 Julio 2011

sopranos.jpg

Bueno, esto que os voy a contar lo leí en The Guardian, que uno lo tiene que leer todo para estar al día. Por lo visto en Palermo hay una cárcel que se llama Ucciardone donde la mafia se siente en casa, no en vano la llaman ‘El gran Hotel’. No solo tienen comidas especiales de cumpleaños con champagne y langosta sino que pueden ir con sus finísimos trajes de sastrería. Pero el nuevo gobernador, que es ‘gobernadora’ y debe saber de moda, parece decidida a acabar con ello y les ha quitado sus trajes de marca a los mafiosos. Un cargamento de trajes de Prada, Gucci, Valentino, Versace, Louis Vuitton y Armani les han sido requisados. En La Stampa la alcaidesa decía “la imagen popular de esta cárcel está asociada a los trajes de seda de los padrinos y necesitamos erradicar esa imagen”. Ahora las familias de los prisioneros nos les pueden mandar trajes de marca y alguna que otra ya teme que su marido ha quedado desnudo entre rejas: “Él solo tiene ropa de marca, y porque sea un vanidoso, sino porque dura más y es de mejor calidad. ¿Por qué humillarlo? ¿Por qué forzarnos a comprar ropa de mercadillo?” decía una señora de mafioso al periódico.

La gobernadora se llama Rita Barbera. Sí, como lo lees, justo como nuestra alcaldesa de Valencia. El chiste fácil sería decir que es la misma y que le está quitándoles los trajes a los mafiosos para mandárselos a Camps, pero nunca me ha gustado el chiste fácil. En fin, que no tiene nada que ver una con la otra, ni los trajes del uno con los de los otros.

La gobernadora pretende acabar con las desigualdades entre presos y tampoco ha dejado viva prenda o zapato de Nike y adidas. Como si un traje Capone en chándal va a dejar de ser un Capone. En fin, estas cosas de la moda a la italiana es lo que tiene, que es un poco loco todo. Lo mismo les vetan las prendas de Dolce&Gabbana pero les dejan llevar D&G. No sé, yo ya veo a las familias descosiendo las etiquetas para hacer pasar los Armanis por ropa sin clase (es que muchas veces se les quita la etiqueta y ya no te puedes imaginar que eso lo ha diseñado un creador de alta gama).

A mí el delito no me gusta nada, y los mafiosos prefiero tenerlos bien lejos, pero qué bien haría si todos adoptáramos ese culto al buen vestir. Como si los guardianes de las cárceles no tuvieran ya trabajo comprobando que no meten droga o móviles del exterior para empezar ahora a comprobar que no va un traje de Vuitton dentro de la tarta de manzana que le llevan los familiares al preso.

PD. Me he quedado muerto con lo de Rita Barbera. A veces tropiezas con coincidencias increíbles.  

La insoportable levedad de la Material Girl

Viernes, 22 Julio 2011

material-girl-1.jpg

Es sorprendente cómo las cosas crecen sin que les prestes la más mínima atención. A las colecciones de las celebrities no suelo dedicarles mucho tiempo porque tengo prejuicios: 1) supongo que son caprichos pasajeros que no durarán más de dos colecciones y 2) son herramientas de marketing. Así me lo tomé cuando salió a la venta Material Girl, la firma de moda de la mismísima Madonna y su hija Lola. Pues bien, hoy leo la noticia “Material Girl expande su negocio a la cosmética, la ropa íntima y los vestidos de fiestas”. Y yo pienso: “¿pero todavía funciona eso?” Pues sí, sorprendente, funciona y está afianzada gracias a su alianza con los grandes almacenes Macy’s, y la nueva campaña de imagen protagonizada por Kelly Osbourne no está nada mal. Claro está que la ropa es muy Top Shop, facilona y baratita, pero si a la gente le gusta… Lo peor hubiera sido que hubieran hecho ropa de mercadillo y le hubieran puesto precio de boutique. Al menos son coherentes con lo que hacen.

Ayer estuve en una reunión en la que me proponen dar clase a alumnos de segundo de la carrera de diseño y me dicen que lo que buscan de mí es que les abra la mente a los alumnos, que les expanda las inquietudes, que los ayude a ir más allá de lo que conocen, que les siembre la semilla de la curiosidad, que les muestre que el mundo es más amplio de lo que ellos creen… Y es algo que me apasionará hacer, estoy seguro, sobre todo porque cogeré a los chicos y chicas en un momento inicial de su carrera. Ahora bien, ¿cómo voy a predicar la cultura del esfuerzo y la vía lenta cuando cualquier celebrity tiene una línea de moda con chasquear los dedos? ¿Cuando una gran cadena se presta enseguida a participar en el negocio de una Manonna o un Beckham y sin embargo tiene las puertas cerrada a los jóvenes valores? Yo no tengo fuerzas para decirles que un buen porcentajes de los que salgan de la carrera terminará siendo ‘esclavos’ de grande firmas como Zara o Mango. Ellos creerán que será una experiencia más en su carrera trabajar para estas firmas, pero para muchos termina convirtiéndose en una trampa mortal de la que no pueden salir. ¡Cuánto talento se desperdicia! Yo espero que mi aportación como profesor sirva para espolear la ambición en los chicos y ayudarlos a que se forjen metas ambiciosas. Un sueño que no cueste sudor y sangre no vale la pena. Aunque otros dirían aquello del sabio Homer Simpson “intentarlo es el primer paso hacia el fracaso”.

Me da pereza Madonna y su Material Girl desde un punto de vista ‘de moda’ puramente (conste que soy un fan de Madonna convencido, ni Lady Gaga ni Kylie Minogue que valga). Pero esta es una colección que no aporta nada a nuestras vidas. Una vez más creo que el poder en esto lo tiene el consumidor. Lo que no se vende no prospera. Así que a buen entendedor…

material-girl-2.jpg

Trench no es sinónimo de Burberry

Lunes, 18 Julio 2011

Hoy pienso en lluvia. Hoy pienso en el valor de la marca. Una discusión sobre el valor de las marcas, más importantes como símbolo social que por sus productos en sí, me llevó a hacer de abogado del diablo y mantener que jamás me compraría un trench de Burberry ya que en el mercado hay cientos de propuestas más interesantes. Lo cierto es que creo que todo el mundo debería tener un trech de Burberry como fondo de armario, de los clásicos, nada de experimentos de tendencia, pero bien es cierto que también creo que está sobrevalorado.

Un colega mantenía que de Burberry hay que apreciar su carácter de pionero, que ser una marca que data de 1856 ya es algo a tener en cuenta. Que hacerse con un trench de la casa es comprarse un clásico. Algo inestimable, con tradición, que te hace sentir parte de la Historia. Yo contraataqué con que la sobreexplotación comercial de Burberry hace que su carácter de clásico disminuya y que ahora es más visto como un best-seller comercial, que prefiero otras marcas como Daks, que también tiene sus raíces en el siglo XIX, y que por estar menos sobreexpuestas publicitariamente son como más de culto. Le aconsejé que echara un ojo a los trenchs de Daks (abajo).

daks.jpg

Entonces un tercero en discordia quiso entrar en liza aduciendo que estaba subestimando el trabajo de Christopher Bailey, que el diseño era un factor muy importante en las colecciones de Burberry. Ahí decidí dármelas de editor-de-moda-qué-asco-me-da-todo-lo-que-veo-en-la-pasarela y aduje que yo creía que Bailey había llegado a un punto de estancamiento, que sus colecciones últimamente me parecen un eterno me-reinterpreto y que en el mercado había apuestas comerciales más potables y que para hacer un trench interesante no hacía falta llenarle las mangas de tachuelas.

Así que el sabiondo me retó a que le nombrara una firma que hiciera más interesantes, a lo que respondí que no le iba a decir una, sino dos, tremendamente novedosas, estilosas y ecológicas (“pa’ chulo chulo mi…” como diría aquel de Gran Hermano).

Christopher Raeburn. Ya he hablado de él antes en este blog, creo. Es el que hace piezas de outwear con material militar que ya no sirve. Te hace una gabardina de un paracaídas y una chaqueta de una tienda de campaña. Reciclaje al poder. Me parece de los diseñadores británicos más potentes del momento.

raeburn.jpg

Y para rematar apostillo con Terra. “¿La compañía de Internet?” me pregunta el pobre infeliz que me retó. “No, mongolo, Terra New York, una firma de moda de lo más cool” [ya contaba que no sabría de qué le hablaba porque es reciente], la firma creada por Yurika Nakazono y Marie Saeki que usa para sus prendas un raro poliuretano biodegradable que no está cosido con aguja e hilo sino que sus costuras estás selladas con calor para hacer las prendas 100% waterproof.

terra.jpg 

Y visto lo visto me pregunto: ¿por qué nos volvemos locos con Burberry?

¿La moda no es cosa de negros? ¿O es que están discriminados?

Mircoles, 13 Julio 2011

Desde que Anna Wintour decidiera acabar con la discriminación racial sobre la pasarela las modelos negras han salido hasta de debajo de las piedras, y me parece excelente, han roto con esa sosa sucesión de reinas del hielo rubias que monopolizaban la pasarela y que llegaban de la Europa del Este a las agencias de París, Milán y Nueva York en manada. Pero hay una discriminación más profunda que no termino de ver desaparecer: ser diseñador no parece ser cosa de negros. Latinos a punta pala, asiáticos hasta aburrir… ¿pero negros? ¿De verdad me voy a creer que las escuelas de moda del mundo no tienen alumnos negros? La verdad es que me pongo a pensar y sólo se me ocurren como diseñadores de prestigio Patrick Robinson, Tracy Reese, Stephen Burrows, Kevan Hall, b. michael, Ouigi Q. Theodore (de la firma de zapatos Brooklyn Circus), y algún empresario como Sean Combs. Seguro que hay más, no lo dudo. Si hago memoria puedo traer del olvido nombres como Jon Haggins, Lester Hayatt, Patrick Kelly… todos ellos de gran popularidad en los años 70 y 80.  ¡Y todo ello en Nueva York!

Este recuento es realmente minoritario frente al ingente número de diseñadores que la industria de la moda aglutina. ¿Qué ocurre en este colectivo? ¿Existe un desinterés por la moda en la sociedad negra? Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que (y me circunscribo a EE.UU. que es donde el fenómeno es evidente) no solo no sienten desinterés por la moda sino que han creado un gusto estético muy particular que hemos podido ver documentado durante décadas en las páginas de revistas como Essence.

Afortunadamente algún nombre afroamericano vuelve a asomar a la palestra entre la generación de nuevos creadores. Tengo en mente a LaQuan Smith (LQS) que en febrero de 2010 debutó en la New York Fashion Week y desde entonces se ha convertido en un diseñador muy seguido por los insiders, especialmente por el gran Andre Leon Alley, adalid del black power en la moda. Este diseñador empezó trabajando en la revista Blackbook y de estilista con muy buen ojo pasó a crear piezas especiales para los editoriales de moda… y una cosa llevó a otra, las celebrities estaban encantadas, y aquí lo tenemos, buscando su lugar bajo el sol.

Ha creado prendas para Lady Gaga, Rihanna, Beyonce, Dakota Fanning, Alicia Keys, Amerie, Toni Braxton, Tyra Banks, Sessilee Lopez… Me gusta de él su sentido de la espectacularidad, de la feminidad exacerbada, tiene algo muy racial pero a la vez sofisticado. Echad un vistazo a sus colecciones:

Otoño/Invierno 2010/11 [brillante]

lqfw10.jpg

Primavera/Verano 2011 [que no me gustó tanto]

lqss11.jpg

LQS “Hard Candy” Collection [espectacular]

lqhc.jpg

¿Alguien me puede explicar por qué no hay más negros en la primera línea del diseño internacional?

¡MOVE!… Y la moda en Sevilla se movió.

Viernes, 8 Julio 2011

Todo tiene un principio, y creo que lo que vi el pasado día 29 en Sevilla fue el inicio de algo que puede ser grande. Como os comenté me invitaron a moderar una mesa redonda sobre blogs de moda en el evento que se llama MOVE, Moda en movimiento 2011. Llevo desde hace un tiempo siguiendo el devenir de la escuela de diseño organizadora del evento, Escuela CEADE Leonardo, y debo confesar que el progreso de las promociones que de ella han salido ha sido realmente exponencial. Ya me lo decía mi queridísima Sofia Clarí el año pasado: “los chicos de la siguiente promoción son muy buenos”. Y al llegar a MOVE lo pude constatar con mis propios ojos. Efectivamente el nivel creativo de los proyectos de fin de curso era realmente interesante, cosa que no me sorprendió siendo consciente de la ardua labor que ha llevado a cabo el profesorado para incitar el espíritu creativo y rebelde de sus alumnos.

No me pude quedar a los desfiles, y bien que lo lamenté, ya que el programa de las jornadas que duró el evento no podía ser más interesante. Sí que pude curiosear entre los proyectos fin de carrera de los chicos. Incluso cometí el error de principiante de hacer comentarios sin percatarme de que algunos de los que me estaban escuchando de rebote eran los estudiantes de los que hablaba. Afortunadamente solo tuve palabras elogiosas y no salí magullado de allí. Pero la verdad es que me estaba entusiasmando lo que veía y tocaba (bueno lo de tocar casi me trae un problema porque más tarde el tío de uno de los chicos me confesó que estuvo a punto de espetarme “se ve pero no se toca” y lo comprendí porque no llevamos en la frente un cartel que diga si somos editores de moda o simples curiosos de manos grasientas… bueno, sí que llevaba una acreditación de prensa pero nunca la pongo a la vista).

No voy a poder hacer un recorrido exhaustivo por las colecciones que vi, pero sí que me voy a permitir reseñar algunos trabajos que me gustaron especialmente.

Lo primer que me llamó la atención fue el perchero de Francisco Lomora. Usar el amarillo como color motriz de la colección siempre es garantía para llamar la atención. Un examen más detenido de su trabajo me descubrió una predilección por los cortes balenciaguistas, por siluetas new look, mangas Bettina… muy Balenciaga, sí señor, y bien ejecutado. Me gustó mucho su reinterpretación de la capa torera. Pero a mí lo que más me interesaron fueron los tejidos, diseñados por el mismo Lomora. Esos rasgos de atrevimiento son los que indican si alguien tiene futuro en la moda.

francisco-lomora-5.jpg

Mi siguiente parada fue frente al trabajo de todo un descubrimiento: Marina Aguillar, o lo que es lo mismo Tintarella, que es toda una explosión de color y formas geométrica con sabor muy acid. Me recordaba a la primera etapa de dos grandes creadores, diseñadores fetiche para otros diseñadores, Carri Mundane (Cassette de Playa) y Romain Kremer… salvando las distancias, claro. Si esta chica sigue experimentando por ese camino su destino final será glorioso.

tintarella.jpg 

Fue el tío de Leandro Cano el que estuvo a punto de reprenderme por tocar los diseños de su sobrino. Aplaudo que la familia defienda así el trabajo de Leandro y desde aquí quiero felicitar a todos esos familiares que un día aceptaron que sus niños querían ser diseñadores (algo que aún hoy puede sonar como sonaba en los 50s si el niño quería meterse a ‘artista’) y que no han presionado a los chicos para que amorticen el dinero que han invertido en su educación haciendo trajes de flamenca o vestidos para bodorrios. Dejarlos volar con libertad y dejarlos expresarse sin cortapisas es la mejor inversión que podéis hacer, aunque a veces no comprendáis lo que hacen, porque solo así llegarán alto. Ahora os toda dejarlos volar del nido y que recorran mundo, que hagan prácticas en ateliers de París, Londres, Milán o Amberes.

Volviendo a Leandro Cano (Leandrocano): su trabajo me pareció excelente. Y no sólo por apostar por el punto (no pude hablar con él y no sé si las prendas las ha tejido él mismo o ha puesto a la abuela a desesperarse con sus indicaciones: “un punto al derecho, tres puntos del revés… ¡No abuela, esto va en relieve! Abuela te he dicho mil veces que no son unos patucos sino un abrigo cocoon. Capullo. No, abuela, no te estoy insultando, que lo que te digo que cocoon significa capullo en inglés”). Fuera de de bromas, me parecen prendas realmente excelsas. Yo le recomendaría que tratara de hacer prácticas con Giles Deacon o Sandra Blacklund, que profundice en ese camino profesional.

leandro-cano.jpg 

No puedo nombrarlos a todos porque fueron 23 participantes, que me perdonen, me gustaría conocer su trabajo en más profundidad y desde aquí los conmino a que se pongan en contacto y me enseñen más cosas. Son una generación muy muy buena, con ‘concepto’, como el caso de Silvia Ramirez (abajo a la izquierda) que jugó a encontrar puntos de fusión entre culturas ideológicamente distantes y que fue la única en atreverse con moda masculina (¡bien hecho!); con muy buena técnica, como demostró Aurora Melero (abajo a la derecha), que realizó un trabajo de costura creativa maravillosa (no lo llamo ‘Alta Costura’ porque los franceses tienen patentado el término y no quiero demandas fútiles, pero es lo que fue); y que en todo caso no van a lo fácil, y un buen ejemplo fue la revisión del clásico movimiento punk all-black y cadenas tan ochentero que hizo Clara Osuna (abajo en el centro) dándole un giro muy vanguardista que lo alejaba totalmente de las referencias obvias.

 ceade-2011.jpg

Como ya os comenté participé en una mesa redonda sobre blogs de moda en la que yo, obviamente, no era la estrella. Allí había un sector claro que iba para ver de cerca a la guapísima María León (www.elblogdemarialeon.com), estaban los de cámara en ristre que idolatran a Fernando Mañas (www.chictoochic.es), y la mayoría iban fascinados por poner cara a la autora de El Diablo viste de Zara, Carmen Cachero. Yo creo que me salí un poco del programa porque me puse didáctico y no sé si es realmente lo que esperaban de mí (si esperaban algo, claro). Solo deseo haberles hecho meditar sobre algunos temas que a mí me parecen interesantes. Lamento mucho que el debate posterior fuera tan breve, pero el desfile del día venía a continuación y nos instaban a cortar, pero me hubiera encantado poder hablar con los blogueros más detenidamente y pulsar qué está ocurriendo en la blogosfera. Pero nunca es tarde: si leéis esto decidme qué os pareció, si estabais de acuerdo con mis reflexiones u os parecieron idioteces, quizás hubiera sido más interesante que nos hubiéramos sentados todos con un café y sin charla previa empezar a conversar todos, ¿no os parece? Salí de allí sin conocer vuestras inquietudes, que era uno de los objetivos que me había marcado, y es algo que me atormenta (bueno “atormentar” quizás no sea la palabra… pero sí me quedé con las ganas). ¿Hasta la próxima?

Por último agradecer al fotógrafo Diego Gallego por las estupendas imágenes de los desfiles que aquí habeis podido ver. Fue un placer conocerlo, y el placer se multiplicó cuando he escrutado su trabajo.

Indignado con Ghesquière

Mircoles, 6 Julio 2011

¡Ay Dios! Una patada en la boca le metía yo a Nicolas Ghesquière. Bueno, una patada metafórica, no quiero que me demanden por amenazas. ¡Pues no dice ahora el director creativo de Balenciaga que la campaña publicitaria de otoño no saldrá en las revistas! Parafraseando a mi admiradísima Sara Montiel lo primero que se me vino a la cabeza fue “¡¿pero qué pasa, qué invento es este?!”.

Se gastan una pasta en el fotógrafo Steven Meisel, contratan a la superestilista Marie Amélie Sauvé, y cuentan con modelos como Julia Nobis y Liisa Winkler… Y ahora nos salen con que la campaña solo saldrá en la nueva web de la firma con material adicional como el making-off. ¿¿Y recortan el presupuesto para los medios?? Pues yo creo que los medios deberían darle con las puertas en las narices y decirle que volverá a salir en las revistas cuando meta publicidad.

¡¡Y tan solo hace una semana estaba diciendo yo en una mesa redonda que los medios tradicionales se habían visto deslegitimados por la descarada fusión de sus contenidos con los compromisos publicitarios!! ¿Qué espera Ghesquière, que las revistas y los periodistas que trabajamos en ellas vivamos del aire? ¿Que le vendamos la publicidad a los pobres diseñadores emergentes que no tienen ni un duro? Esto es lo que pasa cuando dejamos que las marcas se endiosen y crean que somos los medios los que vivimos de ellos. No, perdone, usted nos necesita, deje de exigir y aporte.

Es que en ese plan es imposible mantener  la integridad periodística. Yo quiero sacar gente interesante, sin presupuesto, gente emergente, gente que en muchos casos se están jugando sus ahorros en un proyecto personal… pero solo podemos hacerlo si las grandes marcas meten publicidad y nos permiten salir a la calle. No podemos tolerar que marcas comerciales de solvencia intenten vendernos la moto con motivo de un aniversario (prefabricado) o una iniciativa creativa (generada desde el departamento de marketing) para salir por el morro en las revistas.

Esto no significa vender los contenidos. Es algo de lo que hablé en la mesa redonda el otro día. Debemos dejar claro qué es publicidad y qué son contenidos editoriales. La prostitución editorial a la que las revistas y periódicos nos hemos sometido ha hecho que las firmas se nos suban a las barbas. Es hora de poner a cada uno en su sitio. Y no me parece inmoral plantearle a una firma que pertenece a una multinacional, que vende bolsos a 3000 euros y tiene beneficios multimillonarios: me gusta lo que hacéis pero si no hay publi os ignoraremos. Lo que no podemos hacer es decirle a una marca que ”si nos mete publi te saco una entrevista al diseñador o un reportaje cada tres números (y un mínimo de 5 prendas y looks de la colección en curso en cada número)”. Eso es rebajarse a niveles degradantes.

¿Se ha notado que estaba indignado? Espero que me comprendan sobre todos los diseñadores emergentes. Sin las grandes firmas aportando publicidad no podemos salir a la calle, si no salimos a la calle tú no saldrá en ningún sitio.

Ahora no sabía si hacerle el juego a Balenciaga y mostrar imágenes de la campaña o vetarlo. Pero pensé que si no pongo imágenes lo mismo tú, querido e idolatrado lector, te lanzas de cabeza a ver la web de la firma. Y mejor que lo veas aquí que darle una visita adicional a su web. Así que ahí va:

balenciaga.jpg

Beba Elorza, caligrafa y artista. Lujo hasta en el mínimo detalle.

Lunes, 4 Julio 2011

beba-elorza.jpg

Hoy ha comenzado la semana de la Alta Costura en París. Una semana dedicada a la exquisitez y al refinamiento, a las grandes puestas en escena, pero sobre todo, a la grandeza y el lujo residente en los detalles invisibles. No, no voy a hablaros de las colecciones de Alta Costura, lugar habrá para ello más adelante. Hoy quiero hablaros de refinamiento, ese valor en extinción que de vez en cuando te sorprende.

Hermès. Este descubriendo viene de la mano de Hermès. Es la historia de una curiosidad que me lleva a indaga:

Recibo una de las exquisitas invitaciones de la maison Hermès y me fijo en la primorosa escritura de la dirección del sobre y de la invitación. Empiezo a darle vueltas al asunto.

escanear0001.jpg

¿Es posible que Hermès recurra a un calígrafo para que ponga las direcciones a los sobres? Imposible, si deben ser cientos de cartas. Esto debe ser una tipografía de ordenador, ¿no? Espera, si te fijas las letras que se repiten no están escritas igual. Descartada la hipótesis de la tipografía. Para resolver el misterio escribo a la responsable de prensa de Hermès Iberica y me responde: “Tenemos una maravillosa calígrafa, se llama Beba Elorza”. Así que me pongo a indagar y doy con ella. Me cuentas que trabaja para Hermès desde hace unos cuatro años como freelance. Pero no solo para ellos: “Trabajo para otras firmas de lujo que me contactan directamente como Cartier, Loius Vuitton, etc. Pero sobretodo me encargan trabajos de caligrafía agencias de comunicación y organización de eventos que son contratadas por las firmas, con las agencias que más trabajo son Equipo Singular, Globally, Quid Quid, Cienvolando, etc”.

Me explica cómo se inició en esto de la caligrafía. “Fue de casualidad; le hice a una amiga su caligrafía de sobres cuando se casó, y lo vio la dueña de una imprenta de invitaciones de boda y me empezó a llamar, y luego de boca en boca…  Yo iba a un colegio británico donde era obligatorio escribir con pluma y donde daban mucha importancia a las aptitudes de cada uno. Y siempre me gustó el arte, y cuando teníamos que hacer trabajos yo era feliz, las portadas eran como pergaminos antiguos, con letras en dorado, sombras, dibujos…. Cuando llegó la era del ordenador me dio mucha pena”.

Afortunadamente quedan personas que creen en el poder de la tinta sobre el papel… a mano. Casi todos los que hemos pasado por la universidad hemos terminado con la escritura deformada por el vicio de tomar apuntes a toda velocidad. Yo en tercero de carrera ya desistí de reinterpretar mi propia letra y fotocopiaba los apuntes de mi amiga Mariló directamente, que venía del colegio de monjas de la Sagrada Familia y conservaba una caligrafía esmerada. Afortunadamente a Beba no le ocurrió lo mismo: “Yo estudié derecho en la Complutense y saqué media de notable” me cuenta, “se me daba bien, pero sabía que no era lo mío. Empecé a trabajar en despachos de abogados y simultáneamente los fines de semana o por las noches hacía mis encargos de caligrafía, pero llegó un momento que tenía tantos encargos, y que me los pagaban bien que me compensó dejar la abogacía para dedicarme en exclusiva a la caligrafía e ilustración. Y ya llevo más de 5 años en ello. En la época del colegio recibí clases de pintar en carboncillo, acuarela, oleo, y otras disciplinas y ya es algo que te queda, pero durante los 5 años de carrera de derecho lo dejé bastante aparcado. Ahora llevo dos años recibiendo clases de acuarela que para mis encargos de bodas me viene muy bien”. 

iglesia-de-san-francisco_3475981.jpg

¿Acuarelas? ¿También pinta acuarelas? “Hago todo lo relacionado con bodas; como caligrafía de sobres, diseño e ilustración de planos, acuarelas personalizadas de las Iglesias y casas donde de casan los novios, también sus libros de testigos, meseros…” Espera. De pronto me doy cuenta que tengo un tarjetón colgado en la pared de mi despacho con una acuarela asombrosa que posiblemente sea obra de Beatriz.

Beba es la envidia de muchas madres porque el camino que ha escogido le permite trabajar en casa y estar mucho tiempo con su bebé. Se despide diciéndome “gracias por interesarte por este mundo tan pequeño de la caligrafía”, a lo que yo le digo ahora: “no, gracias a ti por hacernos la vida un poco más agradable estéticamente hablando”.

 cartuja.jpg

Os preguntareis qué tiene que ver este post con la Alta Costura. Pues es evidente: los detalles son los que importan. Una buena caligrafía en la dirección que encuentras en tu buzón puede suponer un momento muy agradable (no, en serio, no estoy siendo ñoño) y cuando hablamos de casas epítome del lujo como Hermès nobleza obliga.

No descuides los zapatos en verano

Viernes, 1 Julio 2011

La gran víctima del verano son siempre los pies que los ‘vestimos’ de cualquier manera por aquello de priorizar la comodidad al estilo. Y no, eso sí que no, el “estilo” es lo primero. Así que calza en concordancia con donde vayas y para qué. Os voy a proponer en este post tres estilos de calzado para el verano con el que no podéis errar:

1) Sneakers al poder. Yo estoy en un momento en que ver dedos de los pies no me pone nada, sobre todo porque es inevitable que te fijes en lo descuidadas que llevan las uñas la mayoría de los hombres, como si hacerse una buena pedicura fuera a atentar contra su masculinidad y sus niveles de testosterona. Para evitar espectáculos deprimentes mejor optar por un pie bien cubierto para momentos de relax y urbanos. ¿No es para eso para lo que se inventaron las sneakers? No es excusa aquello del calor que hace porque las sneakers veraniegas o vienen en materiales frescos, como las que muestro de Converse en loneta, o integran sofisticados mecanismos de transpiración, en lo que son verdaderos genios los de Geox.

zapas.jpg

2) Como si tuvieras yate. Si vas a salir de tarde-noche, vas en plan informal, pero requiere cierto grado de sofisticación tu atuendo, qué mejor que pertrecharte con unos buenos náuticos. Poco calzado es más cómodo y fresco que este. ¿Sabéis qué encuentro de maravilloso en este tipo de calzado? La cantidad de colores inusuales que te permite llevar en tus pies. Si nunca has pensado llevar unos zapatos rojos solo has de echar una mirada a estos de Hackett para imaginártelos combinados con unos pantalones azul marino. También encontramos modelos hechos de materiales no tan frecuentes como el de Sperry que muestro, hecho de loneta (también).

nauticos.jpg 

3) Lo de toda la vida… o no. Eso sí, si vas al trabajo o sales en plan formal no se te ocurra experimentar con el calzado. Lo formal, lo clásico, siempre triunfa. Pero cuando hablamos de ‘clásico’ no debes confundirlo con aburrido o poco innovador. Puedes aventurarte con tonos claros,  o incluso con el blanco, para el este verano y probar a rebajar varios grados la gama cromática de tus looks. Pero lo que a mí me tiene cautivado es la nueva tendencia (ya la comenté en mi columna de GQ) de zapatos maravillosamente confeccionados pero con tratamientos de envejecimiento para que recién salidos de la zapatería parezca que tiene ya toda una vida a sus espaldas (o suelas, digo yo). Un genio en estas lides es el George Esquivel, el zapatero prodigioso que ha cobrado mucha popularidad sin precio por ser el que calza a Janelle Monáe. Además estas pieles que parecen manchadas por el uso te dan la excusa perfecta para pasar de lustrar los zapatos. “Ey, tío, llevas lo zapatos hechos una pena, ¿no te da vergüenza?” Y tú respondes: “Vergüenza te debería dar a ti ser tan cateto. Lee Fondo de Armario y entérarte que esto es lo último d elo último“.

formales.jpg 

Ey, que estamos de rebajas ya, sal y prueba nuevos estilos en tus pies, seguros que encuentras alguna ganga.