Blogs

Archivo de Agosto, 2011

Entrevista a Linda Rodin, estilista y creadora de Olio Lusso: “No quiero parecer más joven de lo que soy”

Mircoles, 31 Agosto 2011

linda-headshot.jpg

Para mí ha sido todo un placer entrevistar a una primera figura del estilismo, y ahora empresaria del mundo de la cosmética: Linda Rodin. Repasar la trayectoria de Rodin sería una encomienda titánica, así que baste con decir que ha hecho de todo: ha tenido su propia tienda (una de las primeras que abrieron en el SoHo neoyorquino), ha sido diseñadora, ha sido estilista en Henri Bendel, ha trabajado para Harper’s Bazaar en los 80, se ha codeado con grandes de la fotografía como Herb Ritts​ y Richard Avedon, ha vestido a las estrellas más importantes de las últimas décadas, supermodelos y reinas del pop entre ellas… en fin, lo que puede dar de sí 40 años en la brecha al máximo nivel. Por lo que más se le conoce en estos momentos es por ser la estilista de cabecera de Victoria’s Secret.

Linda ahora se ha embarcado en una aventura empresarial que le ha deparado nuevas mieles, aunque lo suyo son los aceites. Ha creado la línea de aceites faciales naturales que arrasan y las revistas especializadas afirman que está entre las mejores del mercado. Olio Lusso es un tratamiento facial simple, básico, pero efectivo y muy gratificante que no falta entre los productos fetiches de modelos, maquilladoras, actrices o editoras de belleza como Gucci Westman, Liv Tyler o Laetitia Casta. Tom Pecheux, uno de los maquilladores de pasarela más importantes, recomienda que antes de aplicar maquillaje es muy recomendable preparar las pieles con este aceite que tiene una textura muy ligera y que dota de un brillo especial a las pieles. De cómo se gestó la idea de crear esta línea de belleza, Linda me cuenta que “quería hacer algo especial y maravilloso para mí misma”, y no deja de asombrarse del tremendo éxito que ha cosechado Olio Lusso, incluso en unos momentos tan turbulentos económicamente como los que vivimos: “Empecé a hacerlo de una manera muy inocente y no estaba pensando en ningún momento que estaba empezando un negocio”.

Es una mujer que quiere disfrutar de su edad, no está obsesionada con el culto a la juventud y le comento que he leído declaraciones suyas en ese sentido. “Sí, es verdad. No quiero parecer más joven de lo que soy. Solo quiero lucir lo mejor que pueda a mi edad de una forma natural”. Quizás los valores de la industria de la moda y la belleza no sean los más convenientes para potenciar la autoestima de la mujer, le insisto, y ella se muestra escéptica. “No creo que los valores de la industria vayan a cambiar nunca. Todas las revistas retocan a todo el mundo para aparecer sin arrugas y raro. Y todo el mundo está rellenando su cara hasta ese punto en que se distorsiona de una manera extraña. Hay muy pocos iconos de la belleza madura: Lauren Hutton, Helen Mirren… Muy pocos.

oliolusso.jpg

No me puedo resistir a derivar la conversación hacia su faceta de estilista. “Empecé en la moda en 1974 como asistente de un fotógrafo de moda”. Como estilista reivindica que en su profesión la parte importante es la que no se ve, la del esfuerzo y la preparación de los estilismos, no el resultado final que viene garantizado por lo otro. “Necesitas ser una persona muy centrada, saber tratar con todo tipo de gente y personalidades, ser muy versátil y ser una persona con recursos”. Me cuenta que su encargo más difícil fue “trabajar en medio de un huracán” y recuerda su paso por Harper’s Bazaar como “breve pero interesante”. Cuando le pregunto de qué está más orgullosa de su carrera no necesita pensárselo mucho y dice convencida “de haberme mantenido en la brecha durante 40 años”.

Todos sabéis cuánto me gustan las anécdotas, así que le pido que me cuente alguna divertida:

Hmmmm. Realmente necesitaría pensármelo. Una es que estaba en uno de mis primeros trabajos para Harper’s Bazaar y estábamos de shooting en México. Fui a coger los zapatos que necesitábamos para la foto más importante y me di cuenta que había empacado ¡¡¡dos zapatos del pie izquierdo!!! Nunca empaques nada sin comprobarlo todo minuciosamente”.

Un buen consejo sin duda.

oliolusso.com

Tim Coppens. Una colección debut 10.

Lunes, 29 Agosto 2011

coppens2.jpg

Tengo un cuelgue total con un nuevo diseñador belga. La de otoño es su colección debut y es una de las propuestas masculinas más interesantes que nos dejó Nueva York en febrero. Os quiero mostrar el trabajo de Tim Coppens, graduado en la famosísima Fashion Academy de Amberes, promoción de 1998. Su recorrido profesional es de lo más interesante y podemos encontrar el rastro de lo qué ha hecho y dónde ha estado con anterioridad en el estilo que quedó patente en esta su colección debut para el otoño 2011.

Tras graduarse se instaló en Munich para diseñar para Bogner para pasar en 2004 a adidas donde trabajó en la línea performance de la casa. En 2008 es fichado por Ralph Lauren como director de diseño de RLX. Toda esa experiencia en diseño de sportwear de alta calidad está claramente integrada en su colección, donde fusiona con un tailoring muy depurado que en ocasiones hace que prendas clásicas cobren un nuevo cariz.

Un buen termómetro del éxito de una colección debut radica en quién la compra, y la de Coppens fue inmediatamente adquirida por Barneys. ¿Qué más decir? Basta con que le echéis un ojo.

coppens.jpg

Brioni es cosa de hombres

Jueves, 25 Agosto 2011

brioni1.jpg

Hace un par de días se lanzó el comunicado oficial por el que la casa italiana Brioni confirmaba el cierre de su línea femenina. Francesco Pesci salía al paso de lo que se había publicado ya en WWD (noticia filtrada por ellos seguramente porque todos conocemos la política editorial de WWD: publicar las noticias al menos un día antes de que salga el comunicado oficial) y daba las gracias a Alessandro dell’Acqua por su espléndido trabajo de las últimas colecciones de la firma. Creo que de paso podría haberle dado las gracias a Cristina Ortiz, que puso a la firma en primera plana cuando fue fichada en 2006. O podría haberle dado las gracias a Fabio Piras que fue el que lanzó la línea femenina allá por 2001.

Desde la frialdad que proporciona la soledad de un despacho, frente al ordenador, revisando números en la pantalla, la decisión es lógica y loable. En estos 10 años la casa ha tratado a la línea femenina con planteamientos análogos a la masculina, cuando ambos mercados son totalmente diferentes. Si en sus trajes de hombre lo que prima es el tailoring (la sastrería, para que nos entendamos) y puede sustentar su actividad en el bespoke o el semi-bespoke, lo cierto es que una línea femenina, tal y como funciona el sector, requiere pilares complementarios que la hagan rentable: perfumes y complementos que se conviertan en must de temporada (si bien el esfuerzo puesto en los complementos en los últimos tiempos ha sido muy importante).

brioni2.jpg

Mucho ha evolucionado Brioni desde que el sastre Nazareno Fonticoli y el diseñador de moda Gaetano Savini la fundaran en Roma en 1945. Si hiciéramos una encuesta y preguntáramos qué representa Brioni en el mundo de la moda, seguramente, los que conocen la firma, responderían que “trajes impecables”. E incluso en un alarde de conocimiento se darían nombres de famosos clientes como Gary Cooper, Kofi Annan o el mismísimo agente 007 en el cine. Pero lo que tengo claro es que nadie nos hablaría de la línea femenina a pesar de ser de una belleza y elegancia sin parangón. Eso sería síntoma de que algo falla…

…Así que “renovarse o morir”. Y quizás la casa se hubiera planteado otro camino si no estuviera en conversaciones con el conglomerado francés PPR para la adquisición de la firma italiana. Sanear el negocio es básico para poder negociar ventajosamente y eso significa abandonar a los soldados heridos en el campo de batalla y seguir hacia delante.  

Los daños colaterales están servidos. Solo ha que fijarse en la frase del comunicado en que se dice que “el CEO ya ha informado a la Trade Union sobre su decisión, en orden a preparar la gestión de las consecuencias industriales y para el empleo”. Y es que la planta italiana que produce en exclusiva esta línea femenina dejará de funcionar en septiembre. Además añade que “niega planes previos de expansión de la distribución”, pero lo cierto es que todos hemos leído el año pasado cómo estaban entusiasmado con el trabajo de Dell’Acqua y que preveían abrir no-sé-cuántas tiendas… Ahora resulta que aquello era un rumor infundado.

Hablando de Dell’Acqua, otra víctima colateral. Este mazazo se une al terrible momento que vivió cuando perdió los derechos legales sobre su propio nombre comercial. Recordemos aquel comunicado que mandó el diseñador en junio de 2009 en que decía que la colección de primavera de la casa sería “producida sin su aprobación”. Para él fue un golpe tremendo, durante seis meses no fue capaz de trabajar en nada tratando de asumir que el trabajo de toda una vida pasaba a manos de otros. La realidad se imponía. Un nuevo productor, Mariella Burani Fashion Group SpA, anunciaba finalmente que la firma Alessandro dell’Acqua seguiría produciéndose y vendiéndose a partir de la colección de otoño 2011.Pero Dell’Acqua se sobrepuso y encontró un subterfugio para seguir usando su nombre: crear una línea llamada No. 21 by Alessandro dell’Acqua (ya vimos ese truco con el RM by Roland Mouret). Esta es una línea financiada por él mismo con materiales menos suntuosos, para la que contaba con el dinerito que ganaba en Brioni… ¿Ahora qué?

no21.jpg

Yo os diré qué: que el 25 de septiembre no se celebrará el desfile que Brioni tenía programado en Milán. Y yo me pregunto qué pasará con esa colección fantasma, la que debe estar preparada para el show que se iba a celebrar a un mes vista. ¿Se tira a la basura? ¿Se la queda Brioni de recuerdo? ¿Se venderá a las editoras de moda más afines en plan fetiche de coleccionista?

Marc Jacobs nunca será el ‘nuevo’ Galliano… pero diseñará para Dior

Lunes, 22 Agosto 2011

jacobs-y-arnault.jpg

Agosto entra en su recta final y cuando nos preparamos psicológicamente para la vuelta al trabajo y que las cosas empiecen a moverse con fluidez en la moda, nos despertamos con un rumor-terremoto. Según WWD (que no suele lanzar rumores infundados) Marc Jacobs es el postulante más serio en la sucesión de John Galliano al frente de Dior. No es que sea algo que nos coge de improviso. Desde principios de mes es algo que se viene oyendo, que Bernard Arnault se ha reunido en varias ocasiones con Marc Jacobs para hablar del asunto. Ya lo había publicado Vogue.co.uk a principio de mes recogiéndolo de la web brasileña Glamurama que había publicado el rumor un mes antes. Esto es como una escalera de fiabilidad, a cada paso el rumor se hace más sólido, hasta llegar a WWD, peldaño donde el rumor pisa el umbral del ‘anuncio formal’.

Si en un principio se comentaba que se le había ofrecido a Jacobs ser la cabeza creativa de Vuitton y Dior a la vez, esta idea empieza a descartarse por el desgaste que supondría para el diseñador y ya se señala que Phoebe Philo podría encargarse de Vuitton sin dejar Celine. Sin duda Marc Jacobs representa un giro conceptual cargado de significado para Dior. Sin abandonar el star system de la moda nos encontramos que la casa francesa sustitute a un diseñador-artista, Galliano, por otro más enraizado con las tendencias de la calle, que ha sabido a lo largo de su carrera coger el pulso de las tendencias urbanas y convertirlas en refinada elegancia. No olvidemos aquella famosa colección que creó para Perry Ellis en 1992 inspirada en el movimiento grounge que le costó el cargo.

Personalmente siempre he mantenido que el despido de John Galliano no tiene tanto que ver con la ‘imagen’ de la firma como con el momento económico en que vivimos. Creo que Dior necesitaba colecciones más de a pie de calle. Ropa que se venda con más facilidad. Quieren un valor seguro, y Jacobs ha demostrado en estos años al frente de Vuitton que él lo es. Evidentemente corren el riesgo de que un diseñador con señas de identidad tan arraigadas termine desvirtuando el espíritu Dior y el legado que sus antecesores le dejaron, pero démosle el beneficio de la duda.

Todo se fraguará en la reunión que se mantendrá esta semana, pero, creedme, si WWD lo publica lo podemos dar por cerrado. Pero, ¿soy al único que le da miedo de lo que Jacobs puede hacer con Dior?

Look Navajo… un otoño prometedor

Martes, 16 Agosto 2011

El verano siempre lo aprovecho para trabajar las tendencias de invierno. En estos días estoy repasando las colecciones de París, Londres, Milán, Nueva York, Pitty Uomo, Lisboa, Cibeles, 080, Ego… Un trabajo agotador, creedme. Si otros años lo hago con más relax, este año se ha complicado la cosa porque estoy preparando mi propia revista de moda masculina que preveo lanzar en octubre. No es un secreto, se llamará Gunzburg Magazine y será digital y gratuita, así que podreis disfrutarla todos.

Con tanto repasar tendencias ya tengo unas pocas bien perfiladas. La más interesante hasta el momento es lo que he llamado ‘Look Navajo’, una tendencia femenina basada en la reinterpretación de las claves estéticas de la herencia cultural de los nativos americanos, lo que de toda la vida hemos llamado Los Indios.

Plumas, crochet, flecos, tótems, y mucha adaptación de los diseños característicos de las mantas indias. El principal exponente de esta tendencia es el joven dúo más en alza de los últimos tiempos, Proenza Schouler, que bien sabéis que cuentan con muy buenas relaciones a nivel empresarial y editorial. Así que a lo que proponga Proenza Schouler no nos queda más que decir ‘amén’.

Aquí os dejo este adelanto heterogéneo del look Navajo:

navajo-1.jpgnavajo-2.jpgnavajo-3.jpgnavajo-4.jpgnavajo-5.jpg

Adiós al maestro Jesús del Pozo

Domingo, 14 Agosto 2011

del-pozo.jpg

Hoy lloramos la pérdida de uno de los más grandes diseñadores con sellos español. Ayer falleció el genio Jesús del Pozo de un enfisema pulmonar a los 64 años de edad. Toda una vida dedicada a la creación. No puedo expresar cuánto lo lamento sin que las palabras me resulten vacías ya que supongo que a muchos, no sólo a mí, nos llenará de rabia su marcha. Siempre nos mantuvo el alma en un hilo, creativamente y por la fragilidad de su aspecto. Aunque después, cuando se le trataba, irradiaba una energía abrumadora que desmentía esa fragilidad. Cibeles vestirá crespones de luto el mes que viene irremediablemente, y la ausencia del maestro Jesús del Pozo eclipsará todas las demás ausencias que por motivos personales o comerciales acusará el calendario cibelino. Él fue arquitecto y trasladó el sentido de la estructura a sus maravillosos vestidos. Creó una arquitectura en las prendas como él, frágil y etérea en aspecto, pero sólida y rotunda en sus estructuras. Jesús y su moda parecían salida de un cuento de hadas. Sus escotes eran una delicia para los cuellos esbeltos, por algo le han sido tan fieles sus cleintas y amigas, entre la que se encuentra la cantante Ana Belén, su embajadora más rutilante. 

Él comenzó en la moda masculina y desfiló en París. Toda esa etapa me la perdí por edad. Tengo la impresión que con su desaparición se abre un libro que hay que escribir recuperando su vida y obra para las futuras generaciones. Que no pase como con Manuel Piña, uno de sus contemporáneos más brillantes que junto a él pusieron los cimientos de la moda española en los 80s y que hoy está sumergido en las nieblas del olvido.

He buscado en mi hemeroteca personal y he rescatado la última entrevista que le realicé a Jesús. Se publicó en esta casa, que el a mía, el Ecodiario.com, durante la cobertura de Cibeles de septiembre pasado:

Respecto al papel de la moda española en el mundo me decía que “el mayor obstáculo es que competimos con tres pasarelas muy fuertes: París, Milán y New York. Aunque pienso que cada vez estamos siendo más valorados en el extranjero, pero aún nos queda mucho camino que recorrer. Me gusta pensar que cada vez hay menos obstáculos y opino que la gente se va dando cuenta que comparativamente hay menos diferencia”. Espero que su optimismo sea fuente de inspiración para los que quedan y los que vendrán. Cuando le aduje que el que Cibeles coincidiera en fechas con Londres era nuestro mayor escollo, él me respondió que “creativamente estamos a la altura, pero no nos sabemos vender. Falta la marca ‘España’ y el respaldo de proyectos empresariales y financieros de nivel para poder competir con otras marcas internacionales”.

Era un hombre que tenía una curiosidad insaciable y se nutría del contacto con los jóvenes. “Lo que más me gusta de los jóvenes es esa espontaneidad, esa ingenuidad en muchos momentos, y esa osadía que se pueden permitir cuando realmente no existen responsabilidades. Eso no solamente lo admiro, sino que lo envidio.  La juventud tiene que arriesgar, jugar y pasarlo bien creando, sin dar explicaciones, pero eso es algo innato, espontáneo, no se aprende en las escuelas”. Mantenía una implicación personal muy importante con el proyecto de formación a jóvenes diseñadores que es la Fundación Jesús del Pozo. “La mejor forma de enseñar es que me vieran trabajando”.

Pero si algo debiera destacar de su talante como persona y como creativo eso es su educación, su carácter afable, su humildad, su sentido del humor. Era una persona que dejaba ver su sed de vida y de conocer. “Todos los días espero aprender algo.  Me gusta rodearme de gente que sabe más que yo. Me gusta que me sorprendan. Cuando me reúno con mi equipo, siempre pido que cuestionen el trabajo, estoy abierto a lo nuevo. En eso, no he cambiado, sigo igual que al principio”.

Entrevista completa

Momento nostalgia: X-Girl

Mircoles, 10 Agosto 2011

Hoy me he rendido a la melancolía y me he puesto a meditar en plan “¿qué fue de…?” sobre varias cosas. Corría 1998, cuando yo empezaba a tener claro que quería dedicarme al mundo de la moda (ese convencimiento surgió cuando en agosto de 1995 encontré en una “boutique de la prensa” mi primer Vogue USA con Claudia Schiffer en portada ataviada con un jersey de cachemir rosa, ¿lo he contado ya en alguna otra ocasión?). Pero volvamos a 1998. Nueva York vivía un momento realmente ‘fresco’ en esos momentos en cuanto a moda. Existía una cierta vocación ‘callejera’ que hacía que la moda tuviera sabor a asfalto y las presentaciones un cariz casi alternativo. Una nueva generación de neoyorquinos trendy se estaba fraguando, entre ellos se contaban Chloë Sevigny y Sofia Coppola. Winona seguía acaramelada pon Johnny, mucho antes de sacar su vena pirata. Las modelos más en boga eran Kirsty Hume, Kristen McMenamy, Nadja Auberman, Shalow Harlow, Amber Valetta. ¡Michael Jackson se había casado con la hija de Elvis! En fin, pura prehistoria a estas alturas.

Recuerdo una marca que causó gran impacto y se convirtió rápidamente en una firma de culto entre las neoyorquinas cool. X-Girl. Fue  un proyecto de Daisy von Furth y Kim Gordon (abajo, la de Sonic Youth, ¿recordáis el grupo?).

img-kim-gordon-quoted-_14445478633411.jpg 

Fue uno de esos experimentos en que una celebrity del mundo de la música se mete a diseñadora. Pionero, diría yo, dado que la idea se puso en práctica en 1993, si bien yo hablo de mis recuerdos de 1998. Era una línea de ropa urbana, con aires sesenteros, práctica, y con actitud rockera. Por lo visto Daisy conoció a Gordon a través de su hermana, que también estaba en la banda de Gordon. Daisy trabajaba en una de las tiendas más interesantes de Nueva York, X-Large, y fue su jefe quién les animó a que lanzaran una línea de ropa. Enseguida editores de moda, estilistas y celebridades del panorama musical la convirtieron en su marca fetiche. Las chicas de Elastica salieron a escena en el Lollapalooza vestidas de X-Girl. Una joven Zoe Cassavetes era también una X-Girl convencida.

Pero si alguien contribuyó a la imagen de la firma decisivamente esa no fue otra que la siempre extraña e inquietante Zoe Sevigny. Por aquel momento era una desconocida que se había mudado de Connecticut a Nueva York para abrirse paso… en lo que fuera. Ese era el escenario cuando fue imagen de X-Girl y cuando posó para un editorial en la revista Vice en 1995 (vestida de X-Girl, abajo) que me atrevería a comparar con el famoso debut de Kate Moss en The Face. Había nacido una estrella, estaba claro, y así lo vio el escritor Jay McInerney (‘Bright lights, big city’ o ‘Brightness falls’) cuando se topó con ella en la ciudad y le dedicó siete páginas en The New Yorker tildándola de la nueva “it-girl”.

chloe_sevigny_21.jpg

El caso es que a pesar de tener todos los astros alineados para el éxito la firma desapareció en algún momento más allá de 1999, que cuando le pierdo la pista. ¿Qué sería de X-Girl? ¿Qué sería de Daisy von Furth? A Kim Gordon se le puede seguir la pista en su faceta musical y porque hace un par de años Gordon volvió a la moda con un nuevo proyecto: Mirror/Dash (abajo).

md_home21.jpg

¡Qué efímero es todo en moda! Os dejo un video de uno de los desfiles de X-Girl donde Sofia Coppola era la planificadora del evento. ¡Qué maravillosos era Nueva York por entonces!

El estilo de 007 según Jeffery Deaver

Jueves, 4 Agosto 2011

Llega un punto en que uno no puede estar seguro de estar siendo influido por algún tipo de acción publicitaria encubierta. En como lo de esos cuentos interactivos para niños de Ralph Lauren, The RL Gang, en los que picas sobre la imagen y puedes comprar la ropa que llevan los pequeños actores. Yo creo que eso roza lo éticamente cuestionable si te lo venden como un entretenimiento infantil en vez de cómo un catálogo ‘ingenioso’. Me dan ganas de fundar una ONG que se llame ‘Salvemos a los niños del consumismo’.

Como muchos sabéis soy un lector insaciable. Ayer terminé de leerme Carta Blanca, la última aventura de nuestro agente 007 preferido, escrita por Jeffery Deaver, el mismo que escribió El coleccionistas de Huesos que vimos en la gran pantalla de la mano de Denzel Washington y Angelina Jolie.

carta-blanca.jpg

carta-blanca.jpgcarta-blanca.jpgEstaba yo tan tranquilo leyendo los primeros compases de la novela y me topo con esto:

A las siete y media estaba vestido: un traje de Canali azul marino, una camisa Sea Island blanca y una corbata Grenadine de color burdeos, estos últimos complementos de Turnbull & Asser”.

007.jpg

Me dije que el escritor controlaba de marcas. Era agradable que la literatura reconociera el buen estilo en el vestir. Continué… y a renglón seguido leo:

Se ciñó a la muñeca el Rolex Oyster Perpetual de acero, el modelo de 34 milímetros, cuya única complicación era la ventanilla de la fecha”.

rolex.jpg

Espera, esto me suena un poco a publicidad encubierta. Y si no lo es deberían pagar al autor por introducir estas marcas. La confirmación me la dio el tema del coche:

Subió al vehículo más nuevo, el Bentley Continental GT último modelo, con el exterior en gris granito característica de la marca, y el interior en suave cuero negro”.

coche.jpg

Y así seguirán apareciendo más marcas a lo largo de las 500 páginas de esta aventura de James Bond (coches, bebidas…).

Perdona, me apostaría algo a que la editorial ha utilizado el famoso recurso de Hollywood de los sponsors. Si bien en un primer momento me pareció curioso, después me exasperé. ¡¿Es qué no puedo tener ninguna esfera de mi vida en que no me coloquen anuncios, promocionas o publicidad dinámica?! El mundo de la publicidad se reinventa e introduce nuevas técnicas que nos cogen con la guardia baja.

O quizás yo he malinterpretado todo este asunto, ¿qué opináis? ¿Creéis que el nombrar estas marcas es una iniciativa sin ánimo de lucro del autor?

La moda… ¿una vida vacía de contenido?

Lunes, 1 Agosto 2011

mcqueen-dogs.jpg

La nota de suicidio de McQueen rezaba: “Cuidad de mis perros. Lo siento. Os quiero“. Se me pone el vello de punta al reproducirlo. La mente humana es tan poderosa y tan frágil a la vez. McQueen es un excelente ejemplo. Una mente prodigiosa para crear e imaginar, pero decididamente vulnerable como para no superar la muerte de su madre. Según la autopsia, en el cuerpo del diseñador se encontraron rastros de cocaína, somníferos y tranquilizantes; y según su psiquiatra, Stephen Pereira, el genio se sentía tan presionado por su trabajo como para atravesar una dura depresión y tener dos sobredosis el año anterior.

Realmente es aterradora la cara oculta de la moda, esa gran desolación del backstage cuando se apagan las luces y el creador se queda solo con el eco de los aplausos.

La muerte de McQueen debiera haber sido un llamamiento para que nos replanteáramos el papel del diseñador dentro de la escena de la moda… y el de todos los sujetos que intervienen en la cara gloss de la moda: diseñadores, modelos, estilistas, directores de revistas, periodistas de moda… La industria propicia un endiosamiento artificial en todos los estratos donde los valores se trastocan de una forma terrible y donde el ser humano pasa a ser dependiente de factores artificiales y estéticos que al resto de la sociedad afectan de una manera ínfima: el fin de la belleza, el ocaso profesional, la inestabilidad de las relaciones… Cuando uno ha pasado media vida apoyado por los aplausos y la adoración, el que un día se despierte y descubra que esta “pasado de moda” puede ser terrible. Gente con un éxito abrumador en lo profesional puede sentirse machacada por un desengaño con su pareja hasta extremos inusitados. La realidad puede ser aplastante para gente que ha vivido en una burbuja artificial y que no recuerda la última vez que cogió el metro o que ha olvidado cómo se pide una pizza por teléfono sin encargárselo a su asistente.

Cuando me ‘enfrento’ profesionalmente a ciertos personajes de esta industria que se manejan por encima del bien y el mal no puedo menos que sentir una punzada de compasión a pesar de sus laureles y la riqueza que acumulan cuyos ceros no puedo ni manejar sin calculadora. Descubro en ocasiones minusválidos emocionales que se ocultan tras la careta del personaje. Son muchos los diseñadores que llegado el momento del adiós (si llegan al momento del adiós voluntario) se encuentran que no tienen nada a parte de sus carreras.

La semana pasada recibí el comunicado de una brillante diseñadora española que anunciaba que se tomaba un descanso hasta febrero para poder estar con su hija recién nacida. [Todos sabemos quién es y no la nombro porque me parece desagradable dar el nombre dado el cariz de este post]. Pensé “¡bravo!”, eso es priorizar y tener los pies en la tierra, y saber que no hay balance de beneficios que pueda equipararse con estar día a día con tu hija en los primeros meses de su vida.

McQueen quizás se dio cuenta cuando murió su madre que no tenía NADA, excepto 18 millones de euros (su herencia), y no tuvo las fuerzas necesarias para ponerse a construir algo que de verdad valiera la pena que no tuviera nada que ver con el trabajo y la moda. Esos 18 millones han ido a sus ONGs favoritas, a la fundación que creó para becar a estudiantes de la escuela de diseño Central St Martins y a su familia. Al matrimonio que cuidaba de su casa, Marlene y César García, les dejó por su “largo y fiel servicio” unos 57.000 euros. Pero lo más triste son los 57.000 euros que lega a sus perros, nombrados en su nota de suicidio.

¿No da que pensar?