Blogs

Archivo de Septiembre, 2012

5 FOTÓGRAFOS EMERGENTES EN ESPAÑA POR LOS QUE ME DEJARÍA RETRATAR

Jueves, 27 Septiembre 2012

Segundo post dedicado a mi personal selección de fotógrafos favoritos. En esta ocasión voy a presentaros mi selección de 5 FOTÓGRAFOS EMERGENTES EN ESPAÑA POR LOS QUE ME DEJARÍA RETRATAR (y eso es decir mucho teniendo en cuenta mi aversión a posar delante de una cámara). Son jóvenes, insolentes, tienen una mirada fresca, y mucho que andar por delante. Les faltan medios pero lo suplen con ingenio.

1. Dominik Valvo. dominikvalvo.es

dominik-valvo.jpg

Sin duda Dominik es uno de mis fotógrafos favoritos de entre la nueva hornada de creadores gráficos. El uso del color, la plasticidad, su concepto compositivo… todo lo señala para hacer grandes cosas.

2. Jorge Algaba. www.jorgealgaba.com

jorge-algaba.jpg

El sevillano Jorge Algaba es un amante de la ‘Nueva Movida Madrileña’ y la estética que despliega en sus fotos desprenden ese toque kitsch tan castizo.

3. Isidro de Quesada. isidrodequesada.com

isidro-quesada.jpg

El barcelonés Isidro Quesada lo conocí a través de su trabajo para Oci Magazine. Se podría definir como un purista estético. Perseguidor de la imagen, el canon y la luz perfecta.

4. Diana Kunst. dianakunst.es

diana-kunst.jpg

Su apellido artístico en alemán significa ‘arte’, y es que esta joven fotógrafa y realizadora tiene una mirada inquietante, un tanto expresionista, y ciertamente contracultural.

5. Jose Torralba. josetorralba.com

jose-torralba.jpg

Torralba es uno de esos fotógrafos que descubres de pronto detrás del retrato de un nuevo grupo musical. Una luz melancólica y cierto espíritu documentalista son sus señas de identidad.

La moda en clave de cómic steampunk

Martes, 25 Septiembre 2012

fashion-beast-1.jpg

Ha caído en mis manos el primer número de Fashion Beast. No, no es una revista de moda nueva. Es un cómic. ¿Y qué tiene de especial? Ya ha habido cómics que han tomado el mundo de la moda de trasfondo, como Millie The Model (publicada por primera vez en diciembre de 1945 y que contó con 207 capítulos) o el cómic canadiense Glamourpuss que viene a ser una parodia de las revistas de moda. ¿Entonces qué tiene Fashion Beast que hace que termine en este blog? Pues básicamente quiénes son sus autores.

Las mentes que están detrás de este cómic son dos leyendas, una viva y la otra desaparecida en 2010. Uno el guionista de Watchmen o V de Vendetta, dos comics que lo cambiaron todo para siempre, el gran y barbudo Alan Moore. El otro Malcolm McLaren (sí, cerrad esa mandíbula que se os ha descolgado de asombro), ex-pareja de Vivienne Westwood y antaño fundador  de los Sex Pistos, que tuvo mucho que ver en la aventura creativa de Westwood y que fue definitivo en la traslación de la estética punk a la moda.

Un día, allá por 1985, McLaren se acercó a Moore con la idea de que escribieran un guión de cine. Este quedó inédito y ha terminado siendo una maxi-serie de comics de 12 capítulos adaptada por Antony Johnston y dibujada por Facundo Percio, bajo la atenta mirada de Moore.

La acción está centrada en un futuro distópico dominado por una poderosa casa de moda regida por la mano del misterioso y feo diseñador llamado Celestine. Doll Seguin, es por su parte una transexual encargada del guardarropa en un nightclub de moda, un espíritu libre en su propio mundo de música y decadencia gracias a los diseños de Celestine. El background es una sociedad aterrorizada por una inminente guerra nuclear que atenaza los espíritus de la gente. El resultado es una especie de readaptación bizarra de la fábula de la Bella y la Bestia.

Doll un personaje maravillosamente complejo y profundo, a la vez simpático pero dañado” señala Johnston. “Es una don nadie que trasciende los géneros, con aspiraciones de celebridad y que es rescatada de la oscuridad por el diseñador de moda más famoso del mundo: Celestine, un obsesivo ermitaño recluido, cuya fealdad es tan legendaria como su carácter inconstante. Esta oportunidad soñada se convierte en pesadilla cuando Doll descubre la industria que se oculta tras los neones y las pasarelas, y ella encuentra inesperados aliados en su deseo de darle significado a su vida”.

Desde el mismo momento en que Malcom McLaren me sugirió escribir un guión basado en unir la extraña y solitaria vida de Christian Dior con la fábula de la bella y la bestia, me he preguntado con frecuencia como un concepto tan improbable hubiera lucido de haberse realizado de la forma apropiada” afirma Moore. “Ahora, aunque en un medio diferente, por fin puedo descubrirla gracias a la excelente capacidad de adaptación de Antony Johnston y el dibujo apropiadamente estilizado de Facundo Percio. Es un cuento extraño, tanto en su temática como en la forma de ser narrada, y me gustaría pensar que Malcolm estaría encantado de que ver que otra de sus pioneras e incendiarias ideas ha sido traída al mundo de forma tan intrigante“.

¿Será esto una profecía de lo que las casas de moda pueden llegar a ser? ¿Podría ser que en un universo paralelo Amancio Ortega fuera un dictador absolutista supranacional que rige el destino de las personas a través de las colecciones de sus marcas?

fashion-beast-2.jpg

Iris Serban O/I 2012/13

Viernes, 21 Septiembre 2012

irisa-serban-2.jpg 

Impresionado me tiene la diseñadora Iris Serban desde que la descubriera en uno de los suplementos que edita anualmente Vogue Italia, el Vogue Talents. Enseguida captó mi interés su concepción de la suntuosidad aplicada a las prendas, propias de la Alta Costura. Esta diseñadora Rumana, de Bucarest, ya pasó en 2010 por el ON/OFF de la London Fashion Week, junto a otros cinco compatriotas de la mano del Instituto Cultura Rumano en Londres. Aquí os muestro su colección otoño/invierno 2012 titulada “Spirit”… ¿A que es digna de París?

irisa-serban.jpg

Foto: Mircea Netea

Me posiciono al lado de Cathy Horyn

Jueves, 20 Septiembre 2012

horyn.jpg

No soy un gran fan de Cathy Horyn pero la respeto profundamente. Tenemos puntos de vistas muy discordantes a veces, pero aprendo mucho leyéndola. Representa el paradigma de lo que yo entiendo como ‘crítico de moda’ precisamente por esa habilidad que tiene para resultar incómoda. Es cierto que no es simpática ni cercana, pero en este oficio no se está (o no se debería estar) para hacer amigos. He coincido con ella en pasarelas e incluso he hablado con ella en alguna ocasión. No es amigable como Suzy Menkes, que sin ser abierta sí te atiende con su corrección británica. No es, evidentemente, la divertida Hilary Alexander, tan abierta y espontánea. La mirada de Cathy tiene un no-sé-qué peligroso, ¿ironía?, ¿retranca? (como decimos por acá por el sur)… Evidentemente su palabra no es ley y el lector tiene el derecho y la obligación de estar o no de acuerdo con ella. Pero tiene lo único y más importante que hay que exigirle a un crítico de moda: criterio.

Por eso el ataqué frontal y pirotécnico del dominicano Oscar de la Renta es, en mi opinión, una afrenta a la profesión que ejercemos. Más cuando Horyn ha salido al paso y ha señalado que “hot dog” es un término surfero y no un insulto como piensa el diseñador. Estos malos entendidos ocurren por lo que ocurren, porque muchas veces escribimos con un sentido de la lingüística que no se aprecia en un sector no muy dado a las florituras literarias. Pero me niego a asumir que los críticos de moda escribimos para una audiencia lerda y poco leída, todo lo contrario. Yo presupongo a mis lectores un nivel cultura bastante alto, y  lo testifica la manera en que mis críticas más mordaces e irónicas son compartidas en las redes sociales (aunque también el morbo por la crítica punzante también hace mucho).

Yo, al igual que Cathy, también he recibido ataques frontales, aunque no siempre tan públicos, por parte de diseñadores y personajes vinculados a la moda de alguna manera por escritos que no han sido acogidos con profesionalidad. Creo que nunca he entrado en la descalificación personal, tal y como pide el señor De la Renta en su carta abierta publicada a página completa en el WWD, pero muchas veces es difícil separar al diseñador de su trabajo, pues suele ser una extensión de él. Es más, algunas de mis críticas más sangrantes han ido dirigidas a profesionales que me caen bien en el terreno personal y tenemos buena relación. Siempre he dicho que el periodista no puede ser amigo del diseñador porque este último siempre se siente con derecho a exigir una crítica benévola del primero. Yo, en todo caso, el mayor favor que le he hecho a un diseñador alguna vez es no escribir sobre su colección, porque de haber escrito…

Mi principal responsabilidad es para con mi lector y eso significa ser fiel a mi criterio caiga quien caiga. Ahora bien, siempre he sabido ser constructivo (o eso creo) en mis críticas, y a los diseñadores siempre trato de transmitirles que no critico su trabajo globalmente, sino a una colección concreta que puede ser desafortunada por alguna razón que se me escape. Siempre les doy el beneficio de la duda cuando transcurren seis meses.

Por mis manos han pasado muchos jóvenes periodistas que daban sus primeros pasos y el único consejo que siempre les doy es que cultiven su criterio, que no todo puede ser maravilloso, excelso y estimulante. Lo bueno solo se puede definir por confrontación con lo malo. Pero también hay que tener en cuenta que la valoración que has de hacer ha de estar contextualizada. No puedes valorar una colección de una firma comercial teniendo por referencia la Alta Costura. No puedes valorar la originalidad del trabajo de un diseñador si no tienes cultura y conoces un poco de Historia de la moda. No puedes exigir lo mismo a jóvenes diseñadores emergente que a sus colegas consagrados con buenos recursos a sus espaldas.

Y si a los periodistas se nos ha de pedir todo eso, a los diseñadores hay que exigirles fair play, que no se tomen las críticas como personales. Yo he recibido mails con los peores insultos, me he cruzado con diseñadores por la calle que se han hecho los locos y no me han saludado porque he criticado un desmán organizativo en una de sus presentaciones, he dejado de recibir mailings e invitaciones de otros que piensan que no aprecio lo que hacen, me han llegado rumores de lo que van diciendo de mí por ahí ciertos individuos… Un buen diseñador, un profesional, es el que asimila la crítica y extrae de ella lo que pueda serle útil. Pero al fin y al cabo lo que escribe un crítico es solo una opinión, puede estar equivocada, ¿no? La profesión de diseñador es más grande e importante como para reducirla a una vendetta contra los periodistas que no comulgan con sus ruedas de molino.

Ten cuidado diseñador, la soberbia es mala consejera. Si te requiero una entrevista y me la niegas (y percibo una afrenta comparativa) corres el riesgo a que te ignore de ahí en adelante. Si tu equipo de prensa no es competente y me supone una batalla conseguir una simple imagen de tu colección, es posible que no me moleste en contactarte una segunda vez. Si me tratas como ganado e intentas manipularme, lo más seguro es que me pongas en tu contra.

Ahora que lo pienso la crítica de moda sí que tiene mucho de personal. Como he dicho el diseñador, su comportamiento y su trabajo son indisociables (que se lo digan a Galliano). Así que una mala relación periodista-diseñador puede que no convierta una buena colección en mala, pero sí en invisible. Solo en moda masculina tengo una base de datos de 2321 marcas o diseñadores, ¿crees realmente que me es imprescindible tu trabajo para ilustrar mis puntos de vista?

Meditad sobre esto.

Esperanza Aguirre dimite… pero deja su impronta de ‘estilo’

Lunes, 17 Septiembre 2012

esperanza-2.jpg

A ver, hoy es uno de esos días en que me voy a exhibir en medio de la plaza para que os entretengáis lapidándome. Porque sé que me van a llegar peñascazos por doquier. Hoy estaba tan tranquilo pensando en escribir sobre la Semana de la Moda de Londres cuando la radio ha dicho: “Esperanza Aguirre ha anunciado que dimite” y TODO ha pasado a un segundo plano. He sentido esa sensación de realidad como cuando escuche otras noticias como la muerte de Lady Di o la caída de las Torres Gemelas (salvando las distancias, claro). “¿Hoy es el Día de los Inocentes?” he pensado al momento, ya no porque Espe dimita, sino porque un político dimita sin motivo aparente simplemente. Y he me he dicho: A Espe nunca se le ha rendido tributo como el icono del estilo que es y que ha pasado desapercibida tanto tiempo (será en lo único que ha pasado desapercibida).

Dejemos claro que esto no va de tendencias política, preferencias de colores partidarios, ni monsergas… esto va de que siempre me ha parecido una mujer muy interesante por su vestuario. E interesante para mí implica ese pellizco en el estómago que algunos estilismos provocan y que hacen que exclames “¿pero en qué estaba pensando esta mujer?

Dentro del conservador mundo de la política ‘femenina’, en que todas quieren ser discretas, asépticas,  cuasi-varones, minimalistas y elegantes desde una perspectiva ultra-clásica, el que Esperanza se haya vestido de mujer siempre, cuando menos, es un soplo de aire fresco. Nunca entendí aquel revuelo por la chupa de cuero de Trinidad Jiménez cuando siempre hemos tenido ahí a Esperanza calzándose los modelitos más inspirados.

Vale, que tiene una tendencia patológica a colocarle una chaqueta merkeliana a todo por encima, pero eso es una cuestión práctica. Estoy de acuerdo que a veces conjunta colores con la gracia de un daltónico con cataratas… pero eso la hace realmente interesante. Si analizamos su forma de vestir encontraremos más pros que contras. ¿Cuáles son las señas de identidad de Esperanza Aguirre?

1. Tiene una silueta equilibrada y siempre le han gustado los vestidos cortos de corte sesentero.

2. Tiene propensión los escotes amplios.

3. Se muere por un broche original que aporte un toque de luz a sus vestidos y chaquetas (casi siempre a la altura del hombro).

4. Utiliza el fular y la bufanda con soltura y donaire.

5. No le da miedo el color ni los estampados, incluso cuando se tratan de animal prints (¡tan peligrosos!)

6. El pantalón no es algo que sea frecuente en ella.

7. Viste de mujer y se siente cómoda haciéndolo.

De verdad que estéticamente (desde el punto de vista de la indumentaria) se la va a echar de menos, porque es de los pocos políticos que comprendieron que ser mujer y parecerlo no te resta valor. Y casi diría, que desde el prisma de la moda, es de lo más progresista de la política nacional.

Ahora bien, en el terreno de gestión política… cada cual con su opinión.

esperanza-1.jpg

Reconozcamos que Katrantzou es tendencia en Nueva York

Mircoles, 12 Septiembre 2012

tendencianysimetria1.jpg

Ya tenemos tendencia para la primavera/verano 2013 identificada y definida. ¡Gracias Nueva York! Si el ojo de cazador de tendencias no me falla (no lo hace, porque es muy evidente) se pondrá muy de moda los estampados y las estructuras simétricas con visos de manchas de Roschad. ¿Todos estos diseñadores (y nosotros la prensa) seremos capaces de hacer un ejercicio de honradez y reconocer la influencia de Mary Katrantzou en el anfianzamiento de esta tendencia?

tendencianysimetria2.jpg

Condoleezza ‘Model’ Rice

Martes, 11 Septiembre 2012

conoleezza.jpg

¡Me quedo muerto! Llevaba varios días con el Vogue Usa sobre la mesa, pero como siempre voy desquiciado todavía no le había echado un ojo. El número de septiembre nunca desilusiona. Pero es que no hay perderse ni una página, porque la sorpresa puede saltar en cualquiera. En este caso es la aparición de la famosa Secretaria de Estado de Bush, Condoleezza Rice, Iron Maiden donde las haya, en una campaña publicitaria.

No, no me asusto de que un político se deje seducir por el mundo de la publicidad, sin duda recordareis a aquel hombre que tenía el equilibrio de poderes del mundo en sus mano, Corvachov, luciendo palmito para Louis Vuitton. Con aquello ya quede inmunizado ante este tipo de cosas.

Lo que me sorprende es que Condoleezza se haya decidido a posar para la compaña que promociona la ropa femenina de la NFL (la Liga Nacional de Football). Pero cada uno apoya lo que le da la gana, claro. No sé, pero ahora que lo pienso no me raya tanto. Ya hemos visto a numerosas de nuestras políticas posando para las revistas de moda patrias, como Soraya Sáenz de Santamaría en Yo Dona o Elena Valenciano en Vogue.

Thomas Steinbruck debuta como director creativo de Porsche Design

Lunes, 10 Septiembre 2012

porsche-1.jpg

Nueva York, a pesar de su repliegue hacia la moda más comercial, siempre nos depara agradables sorpresas. Sin ir más lejos, esta temporada me ha entusiasmado el debut de Thomas Steinbruck como director creativo de Porsche Design, una firma que en los últimos años ha creciendo cualitativa y cuantitativamente mediante innumerable líneas de producto y colaboraciones. Su moda lleva tiempo siendo digna de reseña, y de hecho la he utilizado multitud de veces en artículos de tendencias. Su problema era que por muy buena que fueran las colecciones, sin una cabeza visible no hay marca que termine de despegar (salvo excepciones, claro).

Steinbruck ha tomado las riendas de esta firma anclada en el sportwear de lujo y se ha decantado por mantener la línea funcional y minimal de los diseños y seguir profundizando en el empleo de materiales high-tech como el RawTec Eurojersey. Ha debido de ser un ejercicio titánico cambiar de registro tan bruscamente, porque el diseñador venía de estar en una honda bien distinta: la costura. Thomas ha sido director creativo de Elie Saab durante cuatro años.

Atentos a la expansión de esta firma que tiene prevista la apertura de 100 tiendas el próximo año. Su presentación en Nueva York ha sido su puesta de largo dentro del mundo de la moda independizándose de su origen como firma asociada al lifestyle automovilístico. Echad un vistazo a esta preview y dadme vuestras opiniones.

porsche-2.jpg

Degen, una vuelta al Nueva York más loco de los 80s

Jueves, 6 Septiembre 2012

degen1.jpg 

El primer día de la New York Fashion Week, que casi siempre suele ser un día despoblado de presentaciones, casi marginal y reservado a newcomers, fue un tanto decepciónate. Revisando las propuestas que se mostraron podemos palpar el pulso de a lo que Nueva Yok se ha reducido: prendas comerciales, comodines, fondo de armario… Al menos eso es lo que deparó las colecciones de 4 Corners of a Circle, Emily Saunder o Callula Lillibelle. Nada realmente destacable.

Harina de otro costal fue lo que mostró la joven Lindsay Degen, una creadora divertida e irreverente que recupera el espíritu de la moda neoyorquina de sus locos 80, la era de los clubs y el SoHo bohemio. Su trabajo se basa en el punto, en la búsqueda de texturas y en cierta estética patchwork. Una locura que es un soplo de aire fresco ante tanto respeto a “los mercados” de la moda, que también los hay.

Que con los tiempos que corren haya diseñadores irreverentes es de agradecer.

MBFWM P/V 2013: La insoportable fidelidad a uno mismo

Sbado, 1 Septiembre 2012

El día de ayer de la Madrid Fashion Week (he decidido dejar de usar el “Mercedes Benz” porque no me pagan para tanta publicidad) fue uno de esos momentos de seguridad y certeza, en la que cada uno juega el papel que tiene asignado y que da lo mejor de si mismo sin salirse un ápice de la definición estética que los particulariza. Un ejemplo: La fantástica colección/caja de bombones de Ágatha de la Prada. Otro ejemplo: la también estupenda propuesta colorista de los sevillanos Victorio&Lucchino, en esa línea tan Prada que han cogido en los últimos tiempos. Así, uno por uno, los diseñadores cumplieron las expectativas que ponemos en ellos. Nadie produjo conmoción… Una lástima.

No sé si comprendéis lo que trato de poner en palabras. Mirad a Davidelfin. No soy sospechoso de ser un detractor de su trabajo, a lo largo de mi carrera profesional le he dedicado maravillosas reseñas, y esta colección presentada en su décimo aniversario no debería ser distinto, ya que él sigue en su línea, mantiene su concepto creativo inalterable, sus prendas gozan de cortes interesantes dentro de su eterna dislocación estética… pero precisamente por eso me enerva. Tanta autoreferencia, tanta autorevisión y autoreinterpretación, no le lleva a ninguna parte salvo al inmovilismo conceptual. Al final el desfile de Davidelfin levanta más interés por la puesta en escena y por configurarse en el crisol donde se da cita el quién es quién del moderneo patrio que por otra cosa. ¿Cómo lo llamaba Cecilia Casero en su crónica para Vogue.es? Ah, sí: “las estrellas de la troupe davidelfinana“. (Cecilia, te odio, me hubiera gustado que ese término se me hubiera ocurrido a mí). Es cierto. Davidelfin es a la moda lo que Almodovar es al cine, salvando las grandes distancias que los separan y centrándonos en el universo social que congregan a su alrededor. Porque al final, a Delfín lo que le ha funcionado profesionalmente ha sido cultivar esa vertiente de diseñador fetiche de la modernidad que le granjea esos contratos como decorador de automóviles y demás bagatelas.

dr-martens-en-el-desfile-de-davidfelfin-1.jpg

Yo no mido a un diseñador por las veces que aparece en prensa o por los contratos de ‘peregrinas’ colaboraciones que consiga. A un diseñador lo valoro por su ropa, prenda a prenda, y comparativamente en una evolución temporal. Y lo lamento, pero en el caso de Delfín no encuentro un revulsivo que me haga desear su siguiente colección, porque está tan centrado en sus propias señas de identidad que es incapaz de romper consigo mismo. Cosa que no tiene que ser mala comercialmente necesariamente, en el mundo de la copla se dice aquello de “copla conocida, copla aplaudida” por muy mal que se interprete. Pero si precisamente ese estatismo conceptual se lo critico a diseñadores como Larrainzar o Lemoniez, ¿por qué no voy a reprochárselo a Delfín por el simple hecho de estar más en sintonía con su paradigma creativo?

Repito: la colección me ha gustado. Y vosotros diréis: ¡pues menos mal!