Blogs

Archivo de Marzo, 2014

Cómo usar una chaqueta estampada en ‘modo seguro’

Mircoles, 26 Marzo 2014

doce-gabbana-1.jpg

Esta pasada semana hablaba con un colega estilista sobre lo impracticable de ciertas prendas que nos encanta en medios más o menos conservadores, es decir, los que prefieren la elegancia a la vanguardia (cosa que no tiene por qué estar reñida, no vaya a ser que después se diga por ahí que yo he dicho que lo vanguardista no es elegante). Discutíamos en concreto sobre las chaquetas estampadas, tan en boga en este momento, y tratábamos de dilucidar reglas para poder llevarlas sin caer en el excentricismo. Así que yo le dije que mi filosofía al respecto es la misma en cuanto al maquillaje, es decir, si realzas los ojos dejar la boca más o menos discreta y viceversa. ¿Qué quiero decir? Pues que cuando se lleva una chaqueta estampada todo lo demás que la acompaña debe ser lo más neutro posible.

Dolce&Gabbana tiene en su colección de primavera uno de los estampados más deliciosos de la temporada: un diseño de grandes lunares que enmarcan pequeños sombreros. Llevar esta chaqueta es todo un reto a pesar ser realmente deliciosa, sobre todo si quieres no salirte de la ortodoxia. He sacado a pasear mi antigua vena de personal shopper (profesión que ejercí hace más de una década, cuando nadie creía que eso podía constituir un camino profesional viable, antes de entrar en el mundo editorial) y he hecho una selección de prendas para un hipotético cliente que tiene como eje central esta chaqueta mencionada. Nada más fácil que entrar en la tienda virtual de Dolce&Gabbana y construir un total look.

doce-gabbana-2.jpg

Chaqueta estampada 1250 € - Camisa de popelina negra 200 € - Pantalón sastre negro de lana stretch 295 € - Corbata de lienzo estampada 100 € - Cinturón de lagarto 445 € - Zapatos Oxford en piel de becerro 495 € [PRESUPUESTO TOTAL 2.785 €]

Dado el todo azul de la chaqueta he optado por prendas básicas (camisa y pantalón) en negro, mientras que los complementos los he elegido en un azul oscuro para que dé un toque de concordancia con la chaqueta. El único toque más ‘creativo’ que me permito es elegir una corbata con el mismo estampado que la chaqueta. JAMÁS combinaría una chaqueta y camisa con el mismo estampado como en la foto superior.

Ya sé que un presupuesto de 2785 € es un tanto desorbitado (depende de para quién), pero para eso está la imaginación y las firmas low cost. Como diría Naty Abascal, el secreto está en el mixing, conseguir el equilibrio entre prendas de alta calidad y fast fashion de forma que las prendas caras encarezcan el look total y no viceversa.

Emporio Armani apuesta por los perforados

Lunes, 17 Marzo 2014

armani-perforado-b.jpg

Jarred Scott en la campaña de Emporio Armani P/V 2014 por Alasdair McLellan 

Armani apuesta por la perforación. Esta tendencia, la de los tejidos perforados, tiene más presencia como es natural en las colecciones femeninas, más abiertas a las texturas ‘diferentes’. Si Zara se hace eco es que es una tendencia abocada a tomar la calle y no a quedarse solo en los desfiles de 3.1 Philip Lim, Rebecca Minkoff o Saint Laurent. Precisamente Hedi Slimane, al frente de Saint Laurent, es uno de los que aplican los tejidos perforados a modo de rejilla en el hombre, aunque en este caso fue una anécdota: básicamente como  camisetas de rejilla bajo camisa en una actitud muy rockera-chapera. Quien realmente utiliza este tipo de textura, la perforada, es Giorgio Armani, en su línea Emporio Armani, jugando con superposiciones como polo+camisa perforadas.

armani-perforado.jpg

Polo de manga larga perforado de Emporio Armani 

Personalmente este tipo de opciones solo lo veo en un contexto muy deportivo, ya que precisamente este tipo de perforados vienen del mundo de la moda deportiva performance, y solo si se tiene un cuerpo digno de lucir (y depilado, no puedo imaginar un polo perforado de Emporio Armani sobre un cuerpo velludo que deje escapar los vellos por los agujeritos… Definitivamente un MUST NO!). Otra cosa son los perforados en los complementos, especialmente en piel (léase zapatos, carteras, cinturones, etc…) que sí que dan un toque de estilo y elegancia sin parangón gracias a los avances del tratamiento creativo de la piel gracias a los cortes por láser.

armani-perforado-c.jpg

Zapatos de la colección P/V 2014 de Emporio Armani 

Meggings… Una amenaza en ciernes

Lunes, 3 Marzo 2014

meggings4.jpg

Meggings de ASOS 

En un día como el de hoy, en que todos los blogs vuelven sus ojos a la alfombra roja de Los Oscars y se regodean en el formalismo y corrección que conocemos por ‘buen gusto’, yo voy y me desmarco y abro la semana con una pieza que amenaza con ser tendencia y que personalmente me horroriza. No fue una buena idea para la mujer, ¿quién pensó que funcionaría para el hombre?

Me refiero a los meggings, versión masculina de los leggings, que para un castizo puede no ser más que un calzoncillo largo y ultra ajustado, pero que tiene ciertas diferencias como el material y el propósito. Los meggings suelen ser de material sintético y ajustarse como un guante a las piernas y el culete, por lo que los diseñadores que han tenido la osadía de sacarlos a escena en las colecciones de primavera/verano 2014 han tenido la sensatez de usarlos debajo de otras prendas como pantalones cortos, con un efecto final mucho más admisible. A mí, personalmente, las prendas que marcan según qué y ofrecen una visión más o menos nítida de aquellas cosas que se prestan a  horrendas comparaciones… como que no.

meggings3.jpg

Tres momentos estelares de los meggings sobre la pasarela: Gucci, Giuliano Fujiwara y Givenchy

Repasamos las colecciones y los meggings los vimos en el desfile de Gucci (arriba a la izquierda), aunque yo no consideraría propiamente meggings lo que Frida Giannini propone porque tienen estructura de pantalón, bragueta incluida. Más ortodoxo fueron Antonio Azzuolo para Giuliano Fujiwara (arriba en medio) y Riccardo Tisci para Givenchy (arriba a la derecha), pero ambos optaron por usarlos como complementos a los shorts.

Seamos claros: para llevar unos meggings tal cual o eres una estrella del pop a lo Justin Bieber, un aspirante a luchador de wrestling de la WWE o una estrella del porno gay con muchas horas de musculación en el gimnasio a tus espaldas (y en tu culo) tipo François Sagat. Y no es algo nuevo, no señor. Ya sabéis que en moda es todo cíclico y aparece y desaparece cada cierto tiempo. En el otoño del 97 recordaba que Carine Roitfeld lo había propuesto en un editorial de la revista Arena Homme Plus (maravillosa revista) realizado por Mario Testino y que tenía como protagonista al supermodelo del momento, Scott Burnhill. Como no he encontrado en internet imágenes de ello he tenido que desempolvar mis archivos (textualmente) y aquí os he sacado una foto con el móvil.

meggings2.jpg

Arena Homme Plus Autumn/Winter issue 97 

Y esto podría quedarse de nuevo en anécdota de pasarela si no fuera porque los meggings de ASOS están causando furor y que ha nacido en diciembre pasado una firma especializada que se llama Meggings Man Clothing, obra de Adam Freck y Andrew Volk, dos tipos muy listos de Chicago. De aquí a que las/los estilistas lo declaren pieza irrenunciable en sus editoriales de moda solo hay un paso. ¿Y después qué? ¿Empezará a verse en la calle?

meggings1.jpg

 Propuestas de Meggings Man Clothing