Blogs

Archivo de Julio, 2014

Siempre perfecto… ¿como un astronaúta?

Viernes, 25 Julio 2014

mos-1.jpg

La tecnología llega a nuestras vidas de forma casi inadvertida. Todo comienza en un laboratorio de investigación base que patenta un desarrollo o material que emplearán los sesudos científicos de alguna misión espacial para fabricar, quizás, un traje de astronauta de mejores prestaciones. Finalmente alguien se fijará en esa nueva tecnología y pensará “¡ey, eso podríamos aplicarlo a…!“ Y un buen día te das cuenta que no se te ocurriría salir a hacer ciclismo sin tu cascos de foam o no puedes  vivir sin tus cómodas zapatillas de deporte que te vendieron explicándote que absorben los impactos (pero lo que no te contaron es que integran una tecnología basada en las botas del famoso paseo lunar de Neil Armstrong).

Por lo general entre que se desarrolla una tecnología y esta pasa a ser de uso común hay un gran intervalo de tiempo, como es el caso de los materiales de cambio de fase PCMs que se estudiaron hace más de dos décadas en el Centro Espacial Johnson de la NASA. Su primera aplicación estuvo destinada a los guantes de los astronautas que necesitaban tener las manos en temperatura óptima para trabajar fuera de la ISS. Se demostró su éxito y se siguió explorando sus posibilidades hasta que unos tipos del Instituto Tecnológico de Massachusetts pensaron que podían producir un bien de consumo novedoso y fundaron una empresa de ropa llamada Ministry of Supply.

En verdad los PCM ya se venían aplicando a la ropa deportiva performance (prendas que eliminan la humedad, neutralizan olores e inhiben el crecimiento de bacterias, a la vez que regulan la temperatura del cuerpo durante la práctica del deporte). Lo que ha hecho Ministry of Supply ha sido desarrollar prendas de uso común, especialmente camisas. Entre las tecnologías que han integrado a sus productos destacan la de regulación de temperatura, adaptabilidad, absorción de olores, durabilidad, secado rápido o ventilación. Toda una revolución que implica que en un futuro-presente podremos estar impecables durante todo el día aunque este haya sido duro y los elementos adversos: sin manchas de sudor en las axilas, arrugas inconvenientes, tiranteces… No tendrás que presentarte a tu última reunión de la jornada con ese aspecto de haberte pasado un autobús por encima con el que llegas a casa.

mos-2.jpg

!Solid nos da las claves para tener los jeans perfectos

Mircoles, 23 Julio 2014

solid-2.jpg

Colección Pre Fall 2014 de !Solid 

Algo curioso con lo que me he encontrado repasando colecciones de otoño/invierno 2014/15 (sí, ya, en lo que refiere a primavera/verano ya está todo el pescado vendido). Estaba en la web de !Solid, una firma de streetwear y denim danesa que me gusta bastante y me encuentro con que ofrecen al usuario un decálogo de cómo lavar (o tratar) tus vaqueros para que sean ‘perfectos’. Yo es que nunca he sido muy paranoico con el tema de cómo lavar los jeans, pero siempre me he preguntado cómo hay gente que siempre los lleva en su justa medida de suciedad, desgaste, arruga y desgarro…

Bien, pues !Solid te da cinco reglas básicas que paso a enumeraros.

1º. Cuando adquieras tus jeans debes llevarlos hasta que alcancen el nivel perfecto de suciedad [por favor, no le tratéis de explicar el concepto de “nivel perfecto de suciedad” a vuestras madres, ni lo entenderán ni os salvareis de una reprimenda por guarros, os quitarán los vaqueros y lo meterán en la lavadora ipso facto].

2º. El primer lavado hacedlo en seco. A ver, hay métodos para lavar en seco en casa, pero creedme, llevar el vaquero a la tintorería os compensará.

3º. En el segunda lavado llena el lavabo con agua jabonosa (no mucho detergente), sumerge y deja que se empapen bien, y a tenderlos tal cual sin escurrir ni frotar ni nada de nada. Dos consejos prácticos que añado yo: Ten preparado un cubo o barreño para trasladar el vaquero del lavabo al tendedero porque pasear por la casa con unos vaqueros empapados en las manos no es buena idea, creedme. Y antes de tender, en caso que lo hagas en un patio de vecindad, asegúrate que las vecinas de abajo no tienen la colada tendida y ya seca porque puede que te nombren a toda la familia.

4º. Los lavados sucesivos se hacen en la lavadora a 30 grados (Celsius) con detergente, con el ciclo delicado (si lo tenéis, porque en algunas lavadoras solo hay ciclo largo y corto, y da las gracias), y no centrifugues.

5º. [Para EXTREMISTAS según !Solid] Aprovechando las vacaciones playeras te va a la playa, y ante el estupor de todos los presentes, usas tus vaqueros como traje de baño, es decir, que te metas en el agua con los jeans puestos. Una vez fuera del agua coge arena y frótalos con ella. Repite varias veces esta operación, los enjuagas y dejas que seque al sol.

¡¡Y pensar que mi madre siempre ha pensado que tratar correctamente unos vaqueros consistía en lavarlos profundamente en la lavadora y plancharlos sacándole la raya (amén de coser los bajos deshilachados que me costaba tanto destrozar a base de andar pisándolos y zurcir los agujeros que me hacía con el compás de las clases de geometría)!!

Colección Tower de El Naturalista

Viernes, 11 Julio 2014

La evolución de la firma de calzado El Naturalista es una de las más interesantes que me he encontrado. De sus colecciones centradas en los procesos y materiales ecológicos y socialmente responsable ha ido incorporando el componente ‘diseño’ progresivamente hasta ofrecer piezas realmente de vanguardia.

elnaturalista-3.jpg

Hearst Tower de Nueva York

Pongamos por ejemplo la línea masculina ‘TOWER’ de otoño/invierno 2014 que os avanzamos. Estos modelos se inspiran en el trabajo Norman Foster, y en concreto en la Hearst Tower, el primer rascacielos ‘verde’ construido en Manhattan, cuarenta y dos pisos construidos sobre el viejo edificio bajo la dirección del veterano arquitecto, usando un 80% de acero reciclado, y que gracias a su forma acristalada y transparente deja que la luz natural inunde los espacios.

elnaturalista.jpg

Colección Tower de El Naturalista O/I 2014/15 

Buscábamos un tipo de zapato en el que destacara la suela” Nos cuenta José María de la Peña, director de marketing y comunicación de El Naturalista. “La estructura de la Hearst Tower, limpia, simple y sencilla,  resultó perfecta para trasladar formas orgánicas y naturales a una suela geométrica abstracta y contemporánea. Es una inspiración sostenible, híbrida y tecnológicamente perfecta para El Naturalista. Naturaleza urbana“.

elnaturalista-2.jpg

La innovación está en la suela geométrica y la tecnología adaptativa de la plantilla 

Tower es un zapato que se adapta perfectamente a los pies y con él se introduce un nuevo desarrollo de productos, NAT-FIT, una nueva plantilla que se moldea por medio del calor para crear un ajuste personalizado para el pie, sin perder su forma de apoyo. En la línea encontramos tanto zapatos como botines que maridan las pieles con las suelas de colores brillantes o en tonos más discretos para los menos arriesgados.

Hombres FdA: Fabio Novembre

Lunes, 7 Julio 2014

fabio-novembre-1.jpg

En Fondo de Armario nos gustan los hombres con personalidad propia vistiendo, que no se conforman con el uniforme que les impone la sociedad. Pero también nos gustan los hombres que no se disfrazan, que hacen de la naturalidad su bandera. Un buen ejemplo de ese tipo de hombres es el diseñador industrial e interiorista italiano Fabio Novembre. Quizás su imagen sea una respuesta a su filosofía creativa que pivota en un evidente hedonismo que hace del cuerpo y la persona el ser de todo su universo.

Vehemente en sus formas y modos de presentación no ha dudado en desnudarse para mostrar su trabajo, y eso demuestra la naturalidad que para él tiene el cuerpo, quizás porque a pesar de vivir desde hace décadas en Milán sus orígenes se hayan en pleno corazón del barroco italiano, en Lecce.

Anna Molinari confió en él al principio de su carrera para diseñar las boutiques de Blumarine en Hong Kong y Londres, encargos que lo posicionaron en el punto de vista de la moda. Su personalidad como interiorista empieza entonces a cobrar forma y empezamos a evidenciar su gusto por las lámparas excesivas, los muebles rococó, los grandes cortinajes, todo ello en sincronía con piezas sencillas y una iluminación con voz narrativa propia. Quizás muchos lo recuerden mejor por ostentar la dirección creativa de Bisazza entre 2000 y 2003.

fabio-novembre-3.jpg

Cierto gusto exhibicionista, que hace que él mismo sea un producto a vender, mostrando incluso su vida privada en diversos reportajes en los que no duda presentar a su mujer y sus hijas, quizás sea lo que lo hace vestir como lo hace. Su estilo busca piezas singulares que lo diferencia de la multitud y no teme en absoluto al color. Se nota a la legua que le vestir es algo lúdico para él pero sin alejarse nunca de lo funcional… reflejo de su filosofía creativa.

fabio-novembre-2.jpg