Blogs

Archivo de Abril, 2017

Ponte los calcetines y lánzate al espacio

Lunes, 24 Abril 2017

calcetines.jpg

Ser un visionario se traduce a veces en soñar locuras. Hace una década el turismo espacial sonaba a ciencia ficción, pero los avances de la técnica y la ciencia han hecho que cada vez sea más plausible. Tanto que ya se está pensando en cómo vestirán esos turistas del cosmos. ¿Os habéis preguntado alguna vez si los astronautas llevan calcetines? Yo me lo he preguntado a raíz de esto:

La firma española de SOCK’M es la primera que diseña y fabrica calcetines para viajar al espacio en colaboración con la también española ZERO 2 INFINITY, que está trabajando para realizar en un futuro muy cercano viajes espaciales mediante el uso globos estratosféricos de helio, que pondrán en órbita una cápsula que alojará en su interior a los futuros turistas espaciales. El resultado son los Space Socks, un producto que combina diseño y tecnología, producidos con un proceso tecnológico altamente sofisticado, utilizando materiales naturales con un tratamiento anti bacteriano e ignífugo. Tienen el grosor necesario para que puedan ser utilizados en el espacio exterior y están reforzados con hilo de plata y cobre para inhibir la carga electroestática producida por los tejidos sintéticos en gravedad cero. “El turismo espacial es ya una realidad y SOCK’M ha querido desafiar esa visión imperante de que todo lo relativo al espacio es un territorio dominado por compañías con grandes presupuestos y limitado exclusivamente al sector de la alta tecnología. Este proyecto de Space Socks encaja perfectamente con nuestro ADN de marca que busca explorar siempre nuevos desafíos y nuevas fronteras. Con esta iniciativa pretendemos aportar nuestro grano de arena a la fusión del diseño de moda y la tecnología espacial. El proyecto Space Socks hace realidad nuestra promesa de marca” afirma Raúl Espada, CEO y co-fundador de SOCK’M.

Para los que no tenemos previsto salir de la atmósfera terrestre. SOCK’M ha desarrollado también una edición limitada para celebrar el desarrollo de los Space Socks, el llamado modelo SPACE, realizado con algodón de primera calidad que se comercializa en la propia web de la marca y en tiendas exclusivas en todo el mundo. Los pies también sueñan con el espacio.

calcetines-2.jpg

Calcetines Space de SOCK’M. 10 euros. 

Salvando escollos. ¿Qué es una guide shop?

Lunes, 10 Abril 2017

El desarrollo del comercio electrónico y la seguridad en las plataformas de pago ha propiciado en la moda el florecimiento del modelo que se conoce como DTC (Direct-To-Consumer), por el que las firmas ofrecen directamente al consumidor sus productos sin intermediarios, de la pantalla del ordenador al hogar del comprador. Ello ha posibilitado el florecimiento de pequeñas firmas con productos muy especializados que hubieran tenido que invertir ingentes recursos en posicionar sus productos en el mercado ‘convenciendo’ a los retailers para que los comercialice (estando presente en ferias, con presentaciones de productos, campañas de marketing…) o abriendo tiendas propias. Ahora es mucho más fácil el desarrollo de cualquier firma con poner en marcha una buena campaña de marketing on-line y tener una buena logística que dé la respuesta adecuada al consumidor.

Aun así, la moda aún presenta ciertos escollos que las firmas tratan de solventar con imaginación. ¿Me sentará bien esa chaqueta? ¿Ese pantalón de la talla 44 me entrará? Ya sabemos que la normalización del tallaje tanto en ropa como calzado sigue siendo una asignatura pendiente, ya que los parámetros de etiquetación son un tanto arbitrarios. Por eso el cliente de productos de moda aún necesita probarse las prendas antes de comprarlas. La mayoría de las firmas facilitan las devoluciones para que sea fácil y gratuito descambiar el producto, pero existen otras soluciones.

smitzy-guide.jpg

Pongamos como ejemplo Smitzy, una firma de pantalones de la que ya os he hablado, que ha desarrollado unos chinos que favorecen la silueta, con un corte perfecto, hechos de los mejores tejidos, producirlos localmente (Europa y dentro de lo posible siempre en España) y conscientemente. En Smitzy quieren garantizar, a través de un patrón único y universal, que una vez que uno de sus chinos te sienta fenomenal vas a tener la garantía de que todos los que te compres después te sentarán igual de bien. Por eso han abierto su primera ‘guide shop’ en Madrid.

smitzy-guide-shop_01.jpeg

Una guide shop es una fusión de tienda y showroom donde los clientes de la firma tendrán a su a disposición un muestrario completo con todos los chinos de Smitzy que existen para que miren, toquen, comparen y se prueben lo que quieran, asesorados por profesionales en todo momento que les guiarán en su elección. La primera guide shop de la firma se encuentra en Núñez de Balboa 9, en Madrid, pero quieren que sea sólo la primera de una serie tanto en Madrid como fuera. Solo hay que pedir cita para ir, probarse el pantalón que mejor te siente, elegir color y ellos te mandan tu compra casa en menos de 24 horas.

Champús de cola, la última moda… que funciona.

Jueves, 6 Abril 2017

anian.jpg

Champú Cola de Anian Hair Care. 500 ml. 3,95 euros.

El año pasado empezamos a ver a influencers (es decir, blogueras de toda la vida) que abrían un refresco de cola y se empapaban el cabello. No, no era ningún reto a lo Ice Challenge ni nada parecido, sino una de esas modas que de cuando en cuando hacen furor, cual mito urbano, en cuanto al cuidado capilar, como el champú de huevo de los 80, o el champú para caballos que descubrimos más recientemente. El objetivo de usar  el refresco de cola es conseguir un cabello más fuerte, brillante y con más volumen… ¿pero es realmente efectivo? Pues sí, parece que sí, y no lo digo yo por haberlo probado cual kamikaze (con estupendos resultados) sino porque le he preguntado a mi peluquero su opinión, y como no está patrocinado por ninguna firma cosmética está obligado a decirme la verdad.

Mi elección entre la gran gama de estos productos que se encuentran actualmente en las estanterías es la de Anian, una de las firmas que lleva Laboratorios Forenqui, con sede en Picassent (Valencia) y que comenzaron su andadura a finales de los años 80 y se hicieron muy famosos gracias a la línea de acondicionadores bifásicos y a la crema suavizante para el cabello, sus dos grandes hits de ventas.

La línea de cuidado capilar Anian Hair Care lanzó una edición limitada del Champú Anian Cola elaborado con los ingredientes del refresco de cola. Formulado con los ingredientes principales de los refrescos (cafeína, canela y vainilla), proporciona no solo brillo, sino un aroma muy genuino que hace que al lavarte la cabeza te inunde sensaciones. Laboratorios Forenqui lo que hace es aplicar sus conocimientos para elaborar un champú perfecto para controlar y mejorar el estado natural del pelo, con una mayor hidratación, brillo y volumen, regulando el PH del cuero cabelludo más acorde a cada cabello y evitando que se estropee con su uso, por lo que se puede usarse a diario.

¿Pero qué aporta la cafeína en estos champús? Según mi peluquero el mismo que cuando la bebemos: es un excitante (o estresante, según sus palabras) que activa el cuero cabelludo, lo que propicia su revitalización y ayuda a prevenir la caída del cabello, sobre todo si se acompaña con masajes adecuados en su aplicación. La cafeína tal tal cual puede resecar y producir caspa, pero para eso están los años de investigación de los laboratorios cosméticos, para desarrollar soluciones óptimas que contrarresten los efectos menos deseados. En la fórmula de Anian además tenemos la vainilla, que es hidratante y retiene las moléculas de agua evitando que el cuero cabelludo se reseque, y la canela, que tiene propiedades antisépticas y purificantes y además previene también la caída del cabello.

A nivel sensorial es una gozada (opinión personal) no solo, como ya he dicho, por su aroma, sino porque hace mucha espuma desde la primera aplicación.

Semana Santa: Recordemos el protocolo al vestir.

Martes, 4 Abril 2017

Se aproxima la Semana Santa y, como sevillano que soy, me he criado dentro de ese protocolo no escrito que rige en el vestir masculino durante esos días. Cuando uno viaja se da cuenta que, sea como sea, en todas partes rigen las mismas reglas solo que matizadas con las peculiaridades de cada lugar. La Semana Santa se ha enraizado en la cultura más allá del sentir religioso de cada cual, pero como festividad sacra, el participar en ella exige la observancia de estas normas, aunque sea a pie de calle como observador. Lamentablemente esto no se cumple… aunque desde aquí vamos a dar unas pinceladas de ese protocolo.

Los hombres, a la hora de vestir, tenemos que tener claro que dentro de la Semana Santa hay tres momentos claves que exigen una indumentaria más reglada. El Domingo de Ramos, donde los caballeros deben sacar a pasear el traje. Este es un día de gozo y celebración donde, si el buen tiempo acompaña, se pueden lucir trajes de colores claros y con toques de color. Hay muchas variantes del dicho popular que incita a estrenar algo en Domingo de Ramos: “El que no estrena en Domingo de Ramos, no tiene manos“. El dicho subraya la costumbre de las familias de lucir sus mejores galas este día y el ‘no tener manos’ hacía alusión antaño a no tener trabajo (o no saber coser) por lo que se era incapaz de estrenar algo. Por su parte el Jueves Santo y Viernes Santo, días de luto por la muerte del Señor, los hombres deben vestir traje oscuro acompañado por una corbata oscura.

El resto de la semana es mucho más flexible con los códigos, pero en ningún caso hay que descuidarlos. Se puede abandonar el traje y la corbata y adoptar un estilo más ‘casual’, pero siempre hay que ir arreglado. No hay que olvidar que es esta semana es una gran cita social en la que alternas y te encuentras con gente que ves de año en año a veces. Calzado cómodo siempre, por motivos meramente prácticos, y se puede ir en chinos, o incluso en vaqueros, pero una prenda que no puede abandonarte es la americana. Afortunadamente el blazer o americana no es una pieza estrictamente formal, ya que dependiendo de su construcción o el material con que se confecciona puede ser una pieza cómoda, relajada, pero siempre con estilo.

elflamenco1.jpg

elflamenco2.jpg

Americana casual de algodón de microlunares de El Flamenco, con originales detalles como la botonadura multicolor. 99 euros. 

Siempre hay un roto para un descosido

Lunes, 3 Abril 2017

No sé si he contado esta anécdota ya, pero no me extrañaría. Recuerdo cuando en los 80s se pusieron de moda los vaqueros rotos y los bajos deshilachados. Yo, que he tenido una madre de las de antes, de las que te preguntaban si llevabas la ropa interior limpia “por si te atropella un coche o pasa  alguna cosa” (muy catastrofista y limpia), jamás me hubiera atrevido a pedir que me compraran unos vaqueros rotos, eso era algo que llegaba con el tiempo, y cuando llegaba los vaqueros se plagaban de invisibles zurcidos y parches, hasta que cobraban visibilidad y los pantalones terminaban en la basura (“¿qué van a decir de tu madre si te dejo salir con eso?” me decía, demostrando que lo importante en cualquier caso era su reputación, no mi sentido de la moda, el estilo y la modernidad… Sólo le doy gracias a Dios de que no era de las que le sacaban raya a los jeans al plancharlos, ya tenía bastante estigma con ser gordito, como para haber sido un pringado encima). Pues recuerdo unos vaqueros en concreto a los que en clase, con la punta del compás, en vez de dedicarme a dibujar figuras técnicas sobre el papel, me entretenía en ir haciéndole rotos ‘con actitud’. Eso implicaba tener que entrar y salir de casa corriendo, sin darle tiempo a mi madre a reparar en los rotos. Claro está que cuando llegaba el inevitable momento del “niño, echa esos pantalones al lavado” la lavadora, máquina maravillosa, no sólo los limpiaba sino que cuando volvían a mi armario estaba recompuestos, con los agujeros sellados por pulcros zurcidos y los bajos lucían impecables.

Mi madre se escandalizaría de esta invasión de prendas rotas que inundan las calles desde la pasada temporada. A saber qué pensaría de las madres de los que las lucen. Pero lo único cierto es que son tendencias, y si Lanvin, Margiela o MSGM dicen que se lleva, pues qué queréis que os diga. Lo interesante de los rotos es el juego de superposiciones, porque dependiendo de cómo los contrastes con las prendas que llevas debajo pasan de ser rotos a interesantes motivos gráficos. Sino qué me decís de esta sudadera de la colección Man de Bershka de esta primavera. Una hoodie fantástica para romper la pana (¿se dice aún “romper la pana” o necesito actualizarme cual app del móvil?) cuando has terminado de sudar en el gimnasio o en la cancha de baloncesto (en el pádel no, ahí lo descartamos, mejor una prenda de Lacoste o Ralph Lauren).

spring-vibes-bershka-man-6.jpg

spring-vibes-bershka-man-5.jpg

Sudadera hoddie de la colección Man de Bershka. 22,99 euros.