Blogs

Archivo de Agosto, 2017

La cazadora: un must de otoño.

Jueves, 31 Agosto 2017

10940_bel_46.jpg

Este otoño es perfecto para poner en práctica el layering, es decir (y siempre según Vogue.com), “el arte de convertir la sucesión de capas en el elemento vertebrador de un look, por encima de su mera funcionalidad”. Traduciendo: ponerte prendas sobre prendas hasta que no puedes moverte. No, en serio, seamos sensatos. En este blog, donde brilla la sensatez y el comedimiento (y que no es en ningún caso reflejo de la personalidad física o psicológica de su autor), limitaremos el layering a ponernos alguna prenda exterior sobre el traje para combatir las inclemencias climatológicas. Lo que convierte el simple ponerte algo encima en layering, es básicamente que la prenda que elijes no es precisamente lo que cabría pensar ‘ortodoxo’.

Un ejemplo: ¿Sobre el traje qué te pondrías para protegerte del frío? Las respuestas ortodoxas pasarían por: abrigo o trench. Eso es lo que te propondría un gentleman de pura cepa. Pero en moda nos gusta sacar los pies del plato y sugerir prendas que no se suelen usar sobre el traje. Pensemos en una cazadora o bomber jacket, por ejemplo. Es cierto que suele ser excluyente: o chaqueta o cazadora. Pero cada vez más se ve en eventos donde se congregan hombres elegantes que van más allá (estoy pensando en Pitty Uomo, sin ir más lejos) que el traje acepta encima otro tipo de prendas exteriores.

No hay que cerrarse. Haz la prueba frente al espejo. Claro está que de optar por esto el traje no puede ser holgado, sino de corte moderno, ajustadito al cuerpo. Y tendrás que adoptar una actitud de indiferencia elegante, como diciéndole al mundo “me importa un bledo si esto es normal, a mí me resulta práctico”. Sea como sea, la cazadora debe estar en vuestro armario de otoño, siempre podéis sustituir la chaqueta del traje o el blazer por ella y darle un toque más urbano y cool a tu look.

clkpolo_10940_bell_5990e.jpg

Cazadora de Clk Polo. 59,90 euros.  

Vuelta al trabajo… con un doctor bag

Mircoles, 30 Agosto 2017

Volver al trabajo es algo duro. Muy duro (pata el que tenga vacaciones, claro). Los psicólogos realizar miles de decálogos para afrontar la vuelta al trabajo con optimismo y no caer en el traído y llevado Síndrome Postvacacional. Personalmente creo que la mejor manera de afrontar la vuelta no es enfocándolo como un ‘regreso a la rutina’ sino como una oportunidad de empezar una nueva etapa. Quien recuerde la época escolar, rememorará que uno de los alicientes de empezar el curso siempre era estrenar nuevo material escolar… Esa ilusión, pero a otro nivel, pervive en cada uno de nosotros. Ahora no se trata de estrenar un plumier con lápices nuevos, sino que puede centrarse, por ejemplo, en llegar a la oficina con un nuevo bolso portadocumentos.

Como el tema de los maletines está muy pasado de moda, son múltiple las opciones a las que podemos recurrir para realizar un ‘come back’ estiloso que no deje indiferente a los compañeros. Una de las opciones más epatantes para sustituir el clásico attaché son los bolsos estilo ‘doctor’. Son amplios, prácticos, elegantes y con un sabor ambivalente entre retro y moderno. Ya puestos, mejor elegir uno de factura impecable, de piel de primera y con el sello del diseño de una importante casa de moda. El éxito está asegurado.

bolso-versace.jpg

bolso-versace-2.jpg

 

Bolso de mano de la línea Palazzo de Versace en piel de becerro flexible, con correa para llevar al hombro. 2.250 Euros.

Fear of God, o el triunfo del nuevo paradigma de la moda

Lunes, 7 Agosto 2017

fifthcollection-lookbook-6.jpg

Realmente ha habido un cambio de paradigma en la moda y casi no nos hemos dado cuenta, y el paralelismo con la industria musical es muy oportuno. Un día te levantas y te das cuenta que la música ya no suena a música, que las influencia del hip hop y el rap lo han colonizado todo, y por no reconocerte como un carca haces el esfuerzo de estar en sintonía. Pero ya no retienes ni los nombres de los artistas que cada semana pegan con su hit de usar y tirar (la industria de la música ya no va de álbumes, sino de lanzamientos semanales). Todo es efímero y el regusto amargo. Nada para recordar más allá de la semana de gloria que concede la obsolescencia programada de la cultura. Pues en moda pasa tanto de lo mismo: es cada vez más complicado encontrar un discurso memorable tras una colección. Los periodistas ya no podemos recurrir a establecer una colección determinada como un punto de inflexión. Ya no habrá más Russian Collections (Yves Saint Laurent 1976).

fifthcollection-lookbook-11b.jpg

Lo que prevalece en la moda hoy son las colecciones basadas en prendas, con un estilo común, pero sin hilo argumental. Lo cual no es malo per se, ya que la moda tiene vocación de consumo, y no se consumen colecciones, sino prendas. Hoy los periodistas nos hemos tenido que reconvertir y la crítica de pasarela ya no tiene sentido, el periodismo de moda actual ha de basarse en los productos. En ese sentido aún tenemos mucho juego por delante, ya que existe una infinidad inabarcable de diseñadores y firmas que ofrecen buenos productos con identidad propia. Y, ¡ojo!, no podemos estar desconectado del marketing, que en estos momentos es más importante que la creatividad.

fifthcollection-lookbook-18.jpg

Pensemos por ejemplo en Jerry Lorenzo, artífice de la firma Fear of God, que confiesa que prefiere patearse tiendas de ropa vintage y mercadillos mejor que ponerse a haces bocetos. Es en cierta manera la asunción de que todo está inventado y que solo nos queda reinterpretarnos ad libitum et ad eternum. Y sin embargo esta filosofía le da excelentes resultados a Fear of God, que ha conquistado los corazones de tastemaker del calibre de Justin Bieber, Russell Westbrook, Kendall Jenner o Gigi Hadid. Lo importante para este tipo de firmas es el impacto en redes sociales. Instagram es la nueva conciencia global de la nueva generación. De hecho, ni siquiera se presentó la colección en Nueva York, sino en Los Ángeles, y eso dice mucho de como los centros de gravedad de la moda se han trastocado en el nuevo paradigma.

fifthcollection-lookbook-28b.jpg

Esta que os muestro es somero extracto (o hihglights) es su quinta colección, la que correspondería al otoño 2017. Y podemos apreciar una fusión del tema ‘high school’ con aires noventeros, mucha inspiración hip hop y mucho toque oversize. Aunque para muchos su estética pueda resultar anodina, poco memorable, hay que tener en cuenta que ahora lo que importa es ser cool y vender, más que salir en la prensa como en nuevo ‘artista’ de la moda. El arte ha muerto, viva Instagram.