Blogs

Archivo de la categoría ‘Claves de estilo’

El pelo de poni no viene de los caballos.

Martes, 2 Enero 2018

Queridos lectores, ¡feliz 2018! Espero que os hayáis dado algún que otro capricho, porque estas fechas son las mejores para la autoindulgencia.

Tengo un amigo al que le han regalado unas slipper de pelo de poni (no son las de la foto, pero podrían serlo perfectamente) y está encantado que por una vez en la vida le hayan regalado algo que es (o será) tendencia, porque muchas firmas se han lanzado a sacar versiones de lo más interesante de este accesorio.

del-toto.jpg

Slipper de pelo de poni con estampado de leopardo de Del Toro (300,76 euros).

Su problema es que después de usar estos zapatos en estas fiestas, con un traje de corte esmoquin (aunque no lo era propiamente), teme que va a guardarlos y nunca más se los pondrá. Yo he tratado de que no lo haga, y lo he incitado a que los use en su día a día, ya que no hay nada más chic que un hombre que sabe poner una nota ‘extravagante’ en sus pies. ¿Qué mejor manera de sacarles provecho a este tipo de zapatos que haciéndolos protagonistas del look donde se integren? Unos jeans, una camisa blanca, una chaqueta azul marino y… ¡Ey, mira sus pies!

Para mitigar los temores de muchos lo primero que quiero aclarar es que para los accesorios de pelo de poni NO SE UTILIZAN PONIS, aunque sí se emplea la piel de otros animales, en concreto se trata de cuero de ternera o cabra, que una vez afeitado cobra la textura del pelaje de un equino. Ventajas: es resistente al agua, gracias a la capa epidérmica de la piel, pero en ningún momento ha de pensarse que para limpiarlos debas remojarlos, ya que el agua reseca la piel y propicia la aparición de grietas. Lo mejor es tratar a estos zapatos como harías con una prenda de alta peletería, utilizando para su conservación bolsas porosas, y apartado de la luz solar directa o el calor. Para su limpieza hay productos específicos, pero para no empeorar los estropicios severos mejor dejarlo en manos de expertos en peletería.

Venga, ¿por qué no poner una nota aristocrática en tus pies y comenzar el año con paso firme?

Raya diplomática de siempre, una actitud renovada

Lunes, 16 Octubre 2017

La raya diplomática viene asociándose desde los 70 con la tribu de los tiburones financieros, aunque fue en los 80, con la ascensión de los yuppies a la cúpula de la iconografía popular, cuando se convirtió en un símbolo de estatus. En los últimos años, tras años de ostracismo en el star system del menswear, la raya diplomática ha venido recuperándose desde una perspectiva menos formalista.

Los italianos, como Armani, Cucinelli o Zileri, que suelen sentar cátedra en estas lides, han recuperado el azul marino y la raya diplomática rompiendo con los ternos de corte clásico para apostar por siluetas más relajadas. Algo más sporty, relajado, pero a la vez formal y elegante, viene surgiendo de las pasarelas en los últimos tiempos.

Hoy voy a apostar por algo asequible y muy moderno. Vamos a dar un giro de tuerca a la ortodoxia, y lo teñiremos de actitud contracultural. Hablamos de un terno, sí, pero de cinco botones, y pantalón de silueta abombachada. Top Shop tiene siempre el buen ojo de diseñar para esa tribu de jóvenes que buscan la vanguardia extrema pero consiguiendo desarrollar piezas que pueden ser llevadas por aquellos con gustos que no se alejan mucho de lo clásico.

top-man-1.jpg 

Traje de tres piezas de TOPMAN Design en tejido gris (39% lana, 26% poliéster, 21% acrílico, 9% viscosa, 5% nilón) con raya diplomática. Chaqueta (100 euros), pantalón (68 euros) y chaleco (50 euros).

Semana Santa: Recordemos el protocolo al vestir.

Martes, 4 Abril 2017

Se aproxima la Semana Santa y, como sevillano que soy, me he criado dentro de ese protocolo no escrito que rige en el vestir masculino durante esos días. Cuando uno viaja se da cuenta que, sea como sea, en todas partes rigen las mismas reglas solo que matizadas con las peculiaridades de cada lugar. La Semana Santa se ha enraizado en la cultura más allá del sentir religioso de cada cual, pero como festividad sacra, el participar en ella exige la observancia de estas normas, aunque sea a pie de calle como observador. Lamentablemente esto no se cumple… aunque desde aquí vamos a dar unas pinceladas de ese protocolo.

Los hombres, a la hora de vestir, tenemos que tener claro que dentro de la Semana Santa hay tres momentos claves que exigen una indumentaria más reglada. El Domingo de Ramos, donde los caballeros deben sacar a pasear el traje. Este es un día de gozo y celebración donde, si el buen tiempo acompaña, se pueden lucir trajes de colores claros y con toques de color. Hay muchas variantes del dicho popular que incita a estrenar algo en Domingo de Ramos: “El que no estrena en Domingo de Ramos, no tiene manos“. El dicho subraya la costumbre de las familias de lucir sus mejores galas este día y el ‘no tener manos’ hacía alusión antaño a no tener trabajo (o no saber coser) por lo que se era incapaz de estrenar algo. Por su parte el Jueves Santo y Viernes Santo, días de luto por la muerte del Señor, los hombres deben vestir traje oscuro acompañado por una corbata oscura.

El resto de la semana es mucho más flexible con los códigos, pero en ningún caso hay que descuidarlos. Se puede abandonar el traje y la corbata y adoptar un estilo más ‘casual’, pero siempre hay que ir arreglado. No hay que olvidar que es esta semana es una gran cita social en la que alternas y te encuentras con gente que ves de año en año a veces. Calzado cómodo siempre, por motivos meramente prácticos, y se puede ir en chinos, o incluso en vaqueros, pero una prenda que no puede abandonarte es la americana. Afortunadamente el blazer o americana no es una pieza estrictamente formal, ya que dependiendo de su construcción o el material con que se confecciona puede ser una pieza cómoda, relajada, pero siempre con estilo.

elflamenco1.jpg

elflamenco2.jpg

Americana casual de algodón de microlunares de El Flamenco, con originales detalles como la botonadura multicolor. 99 euros. 

Siempre hay un roto para un descosido

Lunes, 3 Abril 2017

No sé si he contado esta anécdota ya, pero no me extrañaría. Recuerdo cuando en los 80s se pusieron de moda los vaqueros rotos y los bajos deshilachados. Yo, que he tenido una madre de las de antes, de las que te preguntaban si llevabas la ropa interior limpia “por si te atropella un coche o pasa  alguna cosa” (muy catastrofista y limpia), jamás me hubiera atrevido a pedir que me compraran unos vaqueros rotos, eso era algo que llegaba con el tiempo, y cuando llegaba los vaqueros se plagaban de invisibles zurcidos y parches, hasta que cobraban visibilidad y los pantalones terminaban en la basura (“¿qué van a decir de tu madre si te dejo salir con eso?” me decía, demostrando que lo importante en cualquier caso era su reputación, no mi sentido de la moda, el estilo y la modernidad… Sólo le doy gracias a Dios de que no era de las que le sacaban raya a los jeans al plancharlos, ya tenía bastante estigma con ser gordito, como para haber sido un pringado encima). Pues recuerdo unos vaqueros en concreto a los que en clase, con la punta del compás, en vez de dedicarme a dibujar figuras técnicas sobre el papel, me entretenía en ir haciéndole rotos ‘con actitud’. Eso implicaba tener que entrar y salir de casa corriendo, sin darle tiempo a mi madre a reparar en los rotos. Claro está que cuando llegaba el inevitable momento del “niño, echa esos pantalones al lavado” la lavadora, máquina maravillosa, no sólo los limpiaba sino que cuando volvían a mi armario estaba recompuestos, con los agujeros sellados por pulcros zurcidos y los bajos lucían impecables.

Mi madre se escandalizaría de esta invasión de prendas rotas que inundan las calles desde la pasada temporada. A saber qué pensaría de las madres de los que las lucen. Pero lo único cierto es que son tendencias, y si Lanvin, Margiela o MSGM dicen que se lleva, pues qué queréis que os diga. Lo interesante de los rotos es el juego de superposiciones, porque dependiendo de cómo los contrastes con las prendas que llevas debajo pasan de ser rotos a interesantes motivos gráficos. Sino qué me decís de esta sudadera de la colección Man de Bershka de esta primavera. Una hoodie fantástica para romper la pana (¿se dice aún “romper la pana” o necesito actualizarme cual app del móvil?) cuando has terminado de sudar en el gimnasio o en la cancha de baloncesto (en el pádel no, ahí lo descartamos, mejor una prenda de Lacoste o Ralph Lauren).

spring-vibes-bershka-man-6.jpg

spring-vibes-bershka-man-5.jpg

Sudadera hoddie de la colección Man de Bershka. 22,99 euros.

Eligiendo camisa para Fin de Año con Tailords.

Mircoles, 28 Diciembre 2016

Me preguntaba yo… ¿Qué camisa es la más adecuada para un fin de año? Está claro que lo mejor es una elegante camisa blanca que ceda protagonismo al traje y los accesorios. Pero para no contaminar mi respuesta con mis gustos personales he preferido preguntar a un experto en camisería:

Para Nochevieja un acierto siempre son las camisas de carácter más formal, sin botones en el cuello, doble puño y telas de algodón 100% que son las idóneas para lucir con trajes de tonos azules o grises oscuros” nos ilustra Ignacio Gratacos, co-fundador de Tailords, firma de reciente creación pero que se ha convertido en todo ejemplo de la nueva camisería a medida 2.0 pensada para adaptarse a las necesidades del hombre contemporáneo. Claro está que lo mejor es no darle muchas vueltas, y si nos lees desde Madrid solo tienes que ponerte en contacto con ellos para que uno de sus sastres te visite en tu casa, despacho u oficina, y te oriente sobre la opción más adecuada en base a tu estilo de vida y personal. “En esta visita, tendrás la oportunidad de elegir la tela o estampado que más te guste de nuestro amplio muestrario de telas italianas y nuestro sastre te tomará medidas para asegurarse que la camisa te quede impecable. Pasadas dos semanas, te entregaremos la camisa en el sitio en el que nos digas”.

 tailords-2.jpg

Camisa Oxford blanca 100% algodón de Tailords. 45 euros.

Hablando concretamente para la Nochevieja que tenemos encima “una de las tendencias que hemos podido observar en estos meses finales del año, son las camisas de piqué con botones hasta abajo. A primera vista, pueden parecer simplemente polos de manga larga, pero realmente su textura es mucho más invernal y adecuada para esta fecha del año. Además, están disponibles en varios tonos, desde colores más neutros a más atrevidos de un producto que podemos confirmar que está siendo todo un éxito en las últimas semanas del año”.

taylords-1.jpg

Camisa polo piqué blanca de Tailords. 45 euros.

Un abrigo para no jugársela.

Lunes, 5 Diciembre 2016

Un abrigo es una cosa seria. Antes se tenía uno en el armario porque comprarlo significaba un desembolso importante, era una inversión a largo plazo. Pero hoy encontramos abrigos fantásticos a precios muy muy muy asequibles. Aun así, hay que tener en cuenta ciertas características de esta prenda para que no termine siendo una pieza olvidada en el armario una vez pase el furor de la tendencia bajo cuya influencia te lo compraste.

Lo más aconsejable es decantarse por piezas atemporales y de estilo básico, para asegurarte de que lo podrás llevar siempre y con todo. Fíjate en el tejido, que sea de calidad, que abrigue (que es la razón de ser de un abrigo) y que se prometa duradero. Muy importante el tema de forros. Muchas veces abrigos aún impecables por fuera terminan en la basura porque sus forros terminan destrozados de la brega diaria.

El corte también es importantísimo. Si te dejas seducir por las tendencias oversize o ultra ajustada terminarás viendo como tu abrigo deja de parecerte adecuado en pocos meses. Mejor optar por un patronaje clásico, ajustado al cuerpo pero lo suficientemente ancho para que resulte cómodo y puedas llevar otras prendas de abrigo bajo ello. En cuanto al largo pasa lo mismo: tanto los ultralargos (demasiado formales) como los ultracortos (que no terminan de ser propiamente un abrigo) terminarán pasando de moda, mientras que un largo justo por encima de la rodilla será cómodo y versátil. ¿Y qué decir del color? El azul marino siempre es la apuesta más segura y fiable, porque servirá para toda ocasión que se te presente.

edmmond.jpg

Abrigo de corte clásico azul marino de Edmmond. 298 euros.

¿Cárdigan? Sí, pero con manual de instrucciones.

Viernes, 14 Octubre 2016

101735.jpg

Cárdigan azul de lana gruesa de Patch. 64,90 euros. 

Cuando llega este tiempo he de confesar que me tira mucho el cárdigan. Pero claro, yo es que siempre he sido muy ‘viejecito’ vistiendo. La magia de estos radica en su inevitable sabor retro, sobre todo cuando hablamos de los de lana más gruesa. Seguro que es la prenda favorita de tu padre o de tu abuelo cuando refresca, y eso hace que en ti se cree cierto rechazo a la hora de usarlo. Pero como en todo, es sólo una cuestión de encontrar la actitud adecuada. Os ofrezco 10 consejos para vestir cárdigan y que no os terminen cediéndo el asiento en el transporte público:

 

  1. No lo uses para vestir formal. NUNCA. NUNCA. NUNCA. Al llevar el cárdigan debe dar la sensación de que has tirado de lo que tenías más a mano para protegerte del frío.
  2. Llévalo abierto. Si lo abotonas corres el riesgo de crear el ‘Efecto Abuelo’ que tanto te preocupa.
  3. Es perfecto o para llevar con chinos o vaqueros, le da un toque más de ‘improvisación’.
  4. La camisa mejor por fuera del pantalón, así acentuamos ese toque de despreocupación.
  5. No te repeines. ¿Hay algo más repelente que un tío repeinado con cárdigan?
  6.  Si lo combinas con jersey, que este sea de cuello alto y contraste decisivamente con el cárdigan en color o motivos.
  7. Si el cárdigan es de lana fina siempre se puede usar debajo del blazer, como sustitutivo del chaleco, acentuando el espíritu retro de tu estilismo.
  8. Si lo llevas con chaqueta encima, abotónalo y compleméntalo con corbata (de lana) o pajarita (pequeña).
  9. Si no hace tanto frio puedes remangarte los puños la camisa por encima del cárdigan, pero nunca por encima del codo.
  10. Si no te sientes seguro… no lo lleves.

Parka sport + traje. Ecuación con estilo.

Lunes, 19 Septiembre 2016

parka-wau-2.jpg

Me repito si vuelvo a contar que los límites entre lo formal y lo informal se han difuminado casi hasta desaparecer. Esto se ha hecho especialmente evidente en las prendas de abrigo que sen lleva sobre traje. En el día a día laboral los clásicos abrigos se ven reemplazados por prendas de carácter sport sin discusión, como las parkas de nylon, que se han vuelto imprescindibles para ser llevadas sobre el traje porque dan un toque urbano, dinámico, activo y otorgan actitud.

Para empezar la semana os muestro algo de la nueva colección de WAU: el parka ‘Sierra Black’. Una versátil chaqueta unisex estilo parka y con capucha, con acolchado interior extra, hecha en nylon, que no sólo es una prenda plenamente aislante sino cómoda. La capucha desmontable va rematada en pelo sintético, para los que quieran realmente marcar la diferencia.

parka-wau-1.jpg

Parka Sierra Black de WAU. 79,95 euros.

Recuperemos el alfiler de corbata.

Jueves, 8 Septiembre 2016

Hace unas temporadas se puso muy de moda recuperar un accesorio masculino que había caído en desuso: el pisacorbatas. La corbata se ha puesto en valor en los últimos tiempos y hoy, afortunadamente, vuelve a ser un elemento moderno y con infinitas posibilidades. ¿Así que por qué no dar un paso más y recuperar el alfiler de corbata, que tan espectaculares resultados da siempre que se lleva con estilo? Soy consciente de su práctica extinción, pocas joyerías o boutiques masculinas lo trabajan en la actualidad, pero ahí es donde radica precisamente su gracia, en su exclusividad. Afortunadamente aún hay firmas de joyería que piensan que tiene mucho recorrido por delante. Un alfiler no sólo sirve para sujetar la corbata, sino que se puede llevar como toque elegante en la solapa, solo es preciso que luzca un diseño atractivo que ponga un toque de originalidad. Fijaos por ejemplo en este diseño de la firma El Mito de Gea, del creador Xavi Montava, que hace el alfiler un elemento de vanguardia al incorporarlo en su serie ‘Cabeza Robótica’.

 elmitodegea.jpg

Aguja Cabeza Robótica de El Mito de Gea. Bronce recubierto con 2 micras de oro y acabado de pulido espejo. 79 euros.

¿Camisas cerradas? Sí, pero actualizadas.

Mircoles, 29 Junio 2016

El valor de todo en esta vida depende sustancialmente de la forma que se ejecute. Pongamos por ejemplo aquella camisa cerrada que se puso en boga a principio de los 90. Ahora vuelve a verse bastante, aunque tímidamente, pero el modo de ejecución contemporáneo es diametralmente distinto al de aquellos ‘maravillosos’ años. Para empezar las camisas cerradas de hoy tienen una clara influencia de las tradicionales kurtas indias, solo que con largo camisero. Los tejidos que mejor les van son los más naturales, como el algodón y el lino. Ya no llevan esa horripilante terminación elástica de la cintura, y el cuello tiende a ser Mao, que posibilita la incorporación de pecherines. Todo ello da un toque desenfadado y orgánico, muy en consonancia con los meses de calor y asueto. Para ejemplarizar os propongo este modelo de la firma de inspiración Mediterránea nacida en el barrio del Raval de Barcelona, Med winds.

med-winds.jpg

Camisa Sparta de Med winds. Camisa algodón rayas verticales por con cuello mao, tapeta de botones de nácar hasta la mitad y pecherín. 79 euros.