Blogs

Archivo de la categoría ‘Decoración’

Lámparas con magia

Martes, 13 Diciembre 2016

¡Ey, amantes de la decoración!, ¿habéis pasado por alguna de las tiendas de Borgia Conti en Madrid? Pues entonces os estáis perdiendo lo mejor de lo mejor. Allí se pueden encontrar muebles con sabor retro y vintage de los que dan personalidad a cualquier ambiente. Yo pensaba que sólo comercializaban, pero no, resulta que muchas de sus lámparas, por ejemplo, son de fabricación propia.

A ti, que te preocupa tanto tu imagen, ¿cómo dejas que una lámpara de IKEA hable por ti? No hay nada que defina tanto una estancia como son sus luminarias, que no sólo crean la atmósfera, sino que ponen el toque de originalidad que te asalta cuando entras en ella.

42-copia.jpg

Lampara Sputnik Colours de Borgia Conti. 310 euros.

Chin chín con Normann Copenhagen

Martes, 2 Diciembre 2014

copas.jpg

Llegan fechas claves de brindis y regocijo, pero no todo en esta vida es champagne. Un caballero siempre ha de tener un buen coñac en su mueble bar, pero hoy no vamos a hablar de contenido sino continente. A tus invitados no sólo hay que sorprenderlos con tu conocimiento sobre licores, con tu sagacidad y buen gusto a la hora de elegirlos, sino (además) por tu manera de servirlos. Quiero compartir con vosotros algo que ni es vaso ni es copa, sino todo lo contrario. La firma Normann Copenhagen nos propone un diseño de Rikke Hagen, propietaria de un taller de cristal muy singular donde desarrolla sus propias ediciones limitadas de cristalería.  El ‘Cognac Glass’ es un vaso de coñac que rompe todos con convencionalismos del diseño clásico ya que tiene forma de copa especialmente pensada para contener el aroma, la temperatura de licor ambarino, acentuando su color y el movimiento del líquido. ¿A que son epatantes?

Pasión a primera vista

Lunes, 30 Junio 2014

Esta es la historia de un amor. Cierto aparejador amigo de Valencia capital cuyas iniciales son M.V., y no puedo dar más pistas porque me mata… iba paseando por la ciudad un domingo con su esposa cuando vio en una recoleta calle que un negocio de los de toda la vida, casi centenario, echaba el cierre. Un cartel anunciaba su defunción empresarial. Se acercó a su clásica reja de ballesta, esas que se abren y cierra como un acordeón, y atisbó en su interior. Realmente era un lugar con encanto, lleno de estantes y cajoneras de los años 40, y con un mostrador sólido de los de toda la vida, todo cuidado con esmero.

Mi amigo no dejó de pensar en algo que había visto allí y al día siguiente, a las 9:15 h, después de dejar al pequeño en el colegio, estaba apostado en la terraza de una cafetería cercana esperando que alguien apareciera por aquella antigua tienda de ultramarinos. No aparecía nadie, el cerrojazo estaba echado ya definitivamente. Preguntó por la zona hasta que dio con otro comercial de toda la vida que le proporcionó un número de teléfono… que resultó ser el de la tienda que estaba cerrada. Mi amigó ya estaba obsesionado en ese punto y a través de los registros público averiguó el nombre del propietario. Googleo y nada, en la guía telefónica on-line no encontró nada. Así que fue a la biblioteca pública para ver si tenían guías telefónicas antiguas, y nada. Llamó a su madre, que es de las que lo guardan todo, y esta le indicó que probara con un tío paterno solterón con un nivel de Síndrome de Diógenes socialmente admisible. ¡Eureka! Tenía unas Páginas Blancas de mediados de los 80. Encontró varios teléfonos que podían corresponder al dueño de aquel negocio y comenzó la tarea de llamar uno por uno. El primero era un número fuera de servicio y eso lo desalentó un poco, ¿y si ya no tenía el mismo teléfono después de casi 30 años? Eras algo muy plausible. Pero no se desanimó y marcó otro número. ¡¡¡Dio con él!!! Le explicó su propósito, y este señor lo derivó a su hijo, que es el que llevaba el negocio desde hacía más de 15 años tras jubilarse él. Lo llamó y…

Una semana después llegaba un camión de mudanzas a las puertas del edificio donde él tenía su estudio de aparejador. Los operarios evaluaron la situación y vieron que la única opción era usar la terraza del piso para introducir lo que llevaban en el inmueble. Sudor a raudales costó subir aquello. Cuando lo tenían en la zona principal se percataron de un nuevo problema. ¡No pasaba por la puerta para poder introducirlo en el despacho de mi amigo! Así que le dijeron “eso ya no es nuestro problema” y se fueron. Mi amigo pensó y pensó y no le quedó otro remedio que contratar unos albañiles para que tiraran un tabique, entraran aquella mole a su despacho y reconstruyeran el tabique de nuevo.

¿Qué es lo que le había costado tanto esfuerzo y dinero a mi amigo? Tened en cuenta que pagó por ello 200 euros, toda una manga, pero había que sumar el transporte, una pequeña ‘adaptación’ encargada a un carpintero ebanista para adecuar aquello a sus necesidades y la pequeña obra realizada en el inmueble para que pudiera ocupar el lugar al que estaba destinado. Era una preciosidad de mueble cajonera industrial de oficio vintage cuya función original era guardar tarros de especias, según sospechaba mi amigo, a decir por el aroma a comino, orégano y canela que se mezclaba en el interior de sus cajones.

cajonera.jpg

En cuanto lo vio en una esquina de aquel antiguo ultramarinos supo que tenía que ser suyo. Que era justo lo que necesitaba para su despacho. No me ha autorizado a mostrar las fotos que me envió por Whatsapp así que me he encargado de buscar uno parecido entre las tiendas de muebles vintage que mejor conozco y he hallado una pieza similar en Va de Retro (Alejandro Villegas, 42) que datan de los años 40 o 50 y que vendieron por 600 €. Personalmente pienso que los viejos muebles industriales y de oficio dan un toque muy singular a cualquier despacho. Harto estoy del mueble de oficina contemporáneo que no aporta nada, cuando no del fácil recurso que es una incursión a Ikea. Un despacho es una extensión de la personalidad del que la ocupa y bien merece un pequeño (o gran) esfuerzo a la hora de decorarlo.

Salone del Mobile de Milán 2013

Jueves, 25 Abril 2013

El mueble de diseño es algo así como el arte en tanto en cuanto si vas a una feria sin un profundo conocimiento de lo que se cuece en el panorama internacional puede que te lleves un extintor antiincendios pensando que es una pieza vanguardista. Personalmente no me siento capacitado para evaluar lo que se ha visto en el último Salone del Mobile de Milán, así que voy a hacer lo que mejor sabemos hacer los periodistas: recurrir a fuentes especializadas y preguntar.

La Cita

salone-1.jpg

Creo que tengo claro que el Salone del Mobile es una de las ferias del diseño más relevantes del mundo. Allí están siempre todos lo que “son” y los que aspiran a serlo. Claudio Luti, Presidente de Cosmit, empresa organizadora de esta importante feria, me resume los número de esta edición que no pierde empuje a pesar de la crisis que nos azota. “Ha habido una atmósfera extremadamente positiva durante la feria, y esto pone en relieve el hecho de que durante estos tiempos duros la innovación, el diseño y la comunicación gozan de niveles sólidos de inversión” me explica Claudio Luti. “Las empresas expositoras han hecho importantes esfuerzos e inversiones significativas para estar presentes de la mejor forma, atrayendo la atención de los actores internacionales. Los números -324.093 visitantes globales, de los que 285.698 son insiders del sector, con 160 países diferentes que conforman el 68% del total de presencias (comparado con el 63% de la edición de 2011, que fue la última vez que tuvo lugar la bienal Euroluce y SaloneUfficio)- confirman el hecho de que la feria es un vehículo que permite a sus expositores tener las mayores oportunidades de hacer negocio real con operadores extremadamente importantes”.

La relevancia pues de la feria es indiscutible, máxime cuando Gracia Cardona, editora y cofundadora de diarioDESIGN (www.diariodesign.com), publicación especializada en diseño, me explica que ni sus aspectos más criticables ensombrecen la importancia e influencia del Salone. “Es sin duda La Cita, con mayúsculas. Muchos la critican por ser una semana caótica en una ciudad caótica, porque hay demasiado que ver y poco tiempo para llegar en un transporte público difícil, por el clima gris y lluvioso de la ciudad, porque es demasiado comercial, o por ser tan sólo la feria del “show-off”. Pero lo cierto es que hay que estar aquí si uno se dedica a este fascinante mundo del diseño. Tanto distribuidores como fabricantes, periodistas, estudiantes o diseñadores deben ir a Milán a ver qué hay de nuevo. Si no pasas por Milán, es que no estás”.

Nuevos mercados

salone-2.jpg

Lo que la crisis sí ha originado es una mutación en los países de más relevancia para una cita como esta. Italia y el resto de Europa han sido sin duda el mercado natural de las empresas que allí exponen, pero eso empieza a cambiar.

Yo diría que las empresas que trabajan con clientes de fuera de Italia están encarando la situación global mucho mejor que aquellos que trabajan solo dentro de Italia” analiza Claudio Luti. “Como organizadores del Salone Internazionale del Mobile no hemos reducido nuestra inversión, pero sí que la hemos rediseñado. Por ejemplo, hemos reforzado nuestra presencia publicitaria y en los medios en el extranjero porque para nosotros los mercados internacionales son mucho más fuertes que el italiano en estos momentos, y los excelentes resultados hablan por si mismos”. Y esto lo refrenda la impresión de Gracia Cardona: “Nos ha sorprendido gratamente es la gran afluencia de visitantes en la feria; parece que las marcas están contentas con los compradores de países emergentes, en especial asiáticos y rusos”.

Falta de apuestas novedosas

salone-3.jpg

Aún así, el clima de crisis sí ha hecho mella en la feria, pero desde el lado creativo. “Hemos visto muchos ‘re’: reediciones, repintados y cambios de color, renovaciones y ampliaciones de colección… pero realmente menos novedades que otros años” se lamenta Cardona. “Incluso el gigante Vitra ha optado por poner nuevos colores a sus clásicos. Tal vez el mercado pide no inventar la rueda cada año. En Euroluce -la parte de iluminación- sí hemos visto más novedades sorprendentes, siempre es una parte de la feria muy agradecida. Destacaríamos las marcas Vibia como nacional y Flos como internacional. El amplísimo nuevo catálogo de Vibia ha sido digno de mención, y su stand de presentación, uno de los mejores. La lámpara de suspensión Wireflow de Arik Levy seguro que es uno de los productos más destacados de todo Euroluce, aunque el resto de la colección de la marca es también muy amplio y bueno. Flos también ha presentada una muy buena colección de novedades, contando con nombres destacados como Philippe Starck, pero también reeditando viejas piezas -como la colección re-lighting de Gino Sarfatti- o ‘jugando’ con la luz con la lámpara sin bombilla Shade de Paul Cocksedge”.

Coincide con ella una de las voces más respetada del periodismo nacional especializado en Diseño, Javier Abio, co-director de la revista Neo2 (www.neo2.es) y Editor especializado en diseño. “Mi visión sobre la feria de Milán se centra en el sector del mueble denominado Diseño que reúne marcas que trabajan el diseño contemporáneo. La sensación para mí este año ha sido que la crisis ha llegado a casi todos los países. Esto se traduce en que se presentan pocas novedades y las novedades que ofrecen son cambios de color o materiales sobre piezas ya existentes. Fuertes grupos italianos como Poltrona Frau se mostraron muy discretos en novedades. Otro clásico en Milán, Moroso,  también fue discreto con sus nuevos productos. El Salón Satellite, la zona de jóvenes diseñadores, en cambio este año ha aglutinado proyectos más profesionales y creativos”.

Fuerasalone

salone-4.jpg

Los jóvenes diseñadores encontraron su razón de ser en las citas independientes que se programan alrededor del Salone. “El fuerasalone sigue también más vivo que nunca” se congratula gracia Cardona, “acogiendo a jóvenes diseñadores, propuestas eclécticas e incluso marcas consagradas que prefieren presentarse en un escenario menos comercial. A destacar, la presencia en el museo de la ciencia MOST de fab.com, un gigante de venta de producto de diseño en internet que en dos años ha revolucionado el e-commerce del sector; la delicada e impresionante exposición de los a veces complejos productos de Moooi en Tortona; y las nuevas propuestas jóvenes e innovadoras de Ventura Lambrate, convertida ya en la nueva zona imprescindible de la semana del diseño”.

Diseño español

salone-5.jpg

Según Claudio Luti, España continúa siendo un actor de relevancia tanto desde el lado de la oferta como de la demanda que confluye en esta cita. “El mercado español es muy importante para el Salone. En esta edición 2013 hemos tenido un total de 139 expositores divididos en 72 en el Salone del Mobile, 51 en Euroluce, 7 en SaloneUfficio y 9 en la International Furnishing Accessories Exhibition. Además también hemos tenido 4 diseñadores jóvenes españoles en el SaloneSatellite. España ha sido este año de nuevo el segundo país por número de expositores. Así mismo, igual que el año pasado, España ha estado entre los 10 países de los que han venido más visitantes con una cifra total de 7.586”.

Esta es también una apreciación subjetiva de Gracia Cardona que viene a corroborar los datos objetivos del Presidente de Cosmit. “Las marcas españolas no se están quedando atrás, hay algunas pocas que están espabilando mucho y exportando cada vez más” afirma la cofundadora de diarioDESIGN. “Ya hemos citado el caso de Vibia, pero hay más. Expormim, por ejemplo, ha presentado una butaca increíble diseñada por Benedetta Tagliabue. Otro ejemplo que nos gusta mucho es Sancal, apreciadísima en el extranjero por sus muebles coloristas; han vuelto a acertar este año con sus novedades. Respecto a los diseñadores es cierto que hay pequeños estudios haciendo cosas, pero hay algunos nombres que han sabido cómo y dónde moverse. A parte de los consagrados Urquiola y Hayón, que siguen con su ritmo frenético año tras año, otros han cogido las maletas y se han buscado la vida también entre fabricantes exteriores. Es el caso de Tomás Alonso o Víctor Carrasco. Y también hemos visto por aquí diseñadores muy jóvenes de Valencia, Madrid o Barcelona que han venido a espacios como Satellite o Lambrate en busca de una oportunidad, ¡y sin hacer ningún mal papel, más bien todo lo contrario! La presencia española este año quedó además “oficialmente” representada en la inauguración de la exposición MADtástic! en el Instituto Cervantes de Milán, comisariada por los periodistas Tachy Mora y Javier Abio. Así que el diseño español sigue ahí, abriéndose paso a pesar de las dificultades”.

Javier Abio así mismo también pone en relieve el papel de la creatividad española dentro de la feria: “Algunas empresas españolas han dado mucho nivel al Salone, una de ellas, Punt Mobles que con la incorporación de su nuevo director de arte Pablo Gironés están desarrollando colecciones muy competitivas para el mercado global. Odosdesign, Culdesac o  Victor Carrasco han diseñado sus nuevos productos. Otra firma española Sancal, también ha destacado este año en Milán, nuevos productos muy refrescantes creados codo a codo con diseñadores jóvenes españoles como JM Ferrero o Nadadora. El feedback que he tenido hablando con algunas empresas españolas ha sido muy positivo, ha habido mucho más negocio que otras ediciones. Desde Neo2 estamos trabajando en un artículo donde publicaremos los highlights de todo lo presentado en Milán tanto en el Salone como fuera de él, será en el número de junio”.

Moschino decora también

Mircoles, 5 Diciembre 2012

altreformemoschino_living_room.jpg

El arte, junto a la naturaleza, es una de las grandes fuentes del diseño contemporáneo. Pero el arte esencialmente como representación gráfica-iconográfica, no el arte literario-escenográfico, que es precisamente de la fuente de la que bebe la interesante propuesta de mobiliario presentada en el último Salón internacional del mueble de la Feria de Milán con la firma del mítico Moschino.

La conocida firma de moda italiana Moschino se alía en esta aventura con altreforme, empresa especialmente conocida por la aplicación de tecnología de vanguardia en el procesado del aluminio derivada de su experiencia en el sector del automóvil. La idea de aplicar los conocimientos adquiridos en ese sector al del diseño fue de Valentina Fontana, tercera generación de Fontana Group.

Pero como cualquier proyecto encabezado por la firma Moschino, este mobiliario es todo menos convencional. El resultado es una colección de mobiliario escenográfico inspirado en el personaje universal de la Comedia del Arte, Arlequín, todo un icono gráfico para la firma e identificable en cualquier punto del planeta. Pura sofisticación en aluminio, de altas calidades, realizado todo mediante un cuidadoso proceso con la firma made in Italy, y que nos deja piezas tan interesantes como la mesa Colletto inspirada en la gola de Arlequín, la silla Máscara o el espejo Guante, y toda una serie de piezas con motivos geométricos donde el rombo predomina como leit motiv. Una colección versátil, que tanto pueden ser aplicada a hogares con pasión por el diseño, como en oficinas que buscan un toque divertido y desdramatizado. Además con un plus en clave de sustentabilidad y ecología: al estar realizados 100% en aluminio son totalmente reciclables.  

altreformemoschino_fashion_office.jpg

Una vieja alacena puede terner una nueva vida

Martes, 22 Mayo 2012

melis-1.jpg

levantado fatal tras un sueño angustioso donde trataba de montar un mueble y siempre me faltaban piezas. Y es que para colmo, al levantar la persiana he visto que han puesto en el filo de la acera, a la espera de que la recojan los operarios de la basura, una bonita alacena de madera maciza. Sí, que está un poco ajada, vale, pero eso con un lijado y un repintado puede resultar un hermoso mueble con historia. No he bajado a por ella porque 1) no puedo subirla a casa yo solo, 2) no tengo en sitio ni para un trasto más (estoy pensando en llamar al Ayuntamiento y decir que tengo Síndrome de Diógenes a ver si un alma caritativa me limpia de trastos la casa y de paso me internan una semana en algún sitio para poder descansar), y 3) no soy nada mañoso con el tema de las herramientas. ¡El tío de la tele que hace bricolaje lo hace parecer todo tan sencillo! Pero la realidad es que él dispone como de 30.000 € en herramientas especializadas y yo… bueno, yo tengo un martillo, unos alicates, unas tenazas y un berbiquí. Con eso no voy muy lejos.

Viendo la alacena desechada por vieja (ya le llegara el momento a el/la que lo ha tirado que le hagan lo mismo sus hijos o su pareja) he recordado a una restauradora/recuperadora de muebles de Barcelona llamada Atelier Melis, que logra darle a las piezas que salen de su taller un aspecto fantástico, entre retro y rústico, pero con un halo de diseño contemporáneo. No se limita a restaurar, sino que customiza y transforma los muebles  consiguiendo “dar una vida llena de personalidad a elementos carentes de ella en origen, pasando a ser objetos únicos e imperfectos”.

Echad un ojo a su trabajo, ¿no os encanta? Yo ya soy fan.

melis-2.jpg

melis-3.jpg

Mi hogar, mi aroma

Viernes, 4 Noviembre 2011

¿No os habéis enamorado nunca por culpa de un aroma? Yo sí. Hay aromas específicos que producen en mi cerebro un estado similar al enamoramiento independientemente de quien porte ese olor. Eso es muy peligroso, ya os lo digo por adelantado. Yo me pasé casi dos años girando la cabeza con anhelo cuando me cruzaba con cierto perfume de Hugo Boss por la calle o en la escalera mecánica de un centro comercial. ¡Qué cuelgue padecí! Era curioso, pero todo los sentimientos amorosos los despertaba solo ese olor, sin embargo, al pensar asépticamente en la persona me provocaba indiferencia. No es de extrañar que pongamos tanto cuidado en elegir ese aroma que nos define y que es nuestra mejor tarjeta de visita. ¿Pero os habéis dado cuenta qué poco cuidado se pone en elegir bien un aroma para el hogar?

Por lo general nos conformamos con los ambientadores del supermercado y terminamos convirtiendo nuestra casa en un impersonal centro comercial cargado de olores industriales. “¡A lejía, una casa tiene que oler a limpio!” diría mi hermana, obsesionada con la desinfección y la eliminación de ácaros. Pero mi hermana no es que sea un ejemplo de refinamiento, ya que entre sus preferencias olfativas tiene un extraño perfume embasado en una Torre de Pizza de cristal que venden en los chinos de debajo de su casa y que huele a una mezcla entre bombones Trappa y orín de camello. En fin, que como que la ignoro en estos aspectos.

Si hablamos de exquisitez a la hora de perfumar el hogar quiero haceros tres propuestas muy concretas:

Primero empezaré con un perfumista de culto al que adoro. Francis Kurkdjian es un iconoclasta de la perfumería, un experimentador, un inconformista a la búsqueda de nuevos formatos y objetivos. Para el hogar propone velas perfumadas, perfumes para interiores, incienso e ¡incluso detergente! Me voy a quedar con esto último porque me parece lo más novedoso. El detergente que encontramos dentro de su familia olfativa llamada Aqua Universalis (con notas de limón, bergamota, flores blancas y maderas ligeras) está disponible tanto para colores brillantes como para colores oscuros. Barato, lo que se dice barato, no lo es. El botecito sale a 32 € y está pensado para hacer unos 20 lavados… Bueno, tampoco es tan caro 1’60 € por lavado, ¿no crees? Y consigues evitar que el suavizante de turno eclipse tu perfume personal.

francis.jpg

Si tenéis la oportunidad de ir a Londres no dejéis de pasaros por una de las perfumerías más antiguas de Europa, Floris London, fundada por el menorquín Juan Famenias Floris en 1730. Sus productos para aromatizar el hogar datan de 1800 y ya aparecían en el catalogo de la casa de 1851 bajo el epígrafe “For Perfuming Apartments”. Sus velas aromáticas son deliciosas pero en esta ocasión prefiero centrarme en una fragancia para habitaciones de pachuli y madera de sándalo. El botecito de 100 ml. cuesta 33 €, pero os aseguro que merece la pena, a mí me tiene cautivado. Se puede completar con la vela aromática de la misma fragancia que cuesta 52 € y dura mínimo 35 horas.

floris.jpg

Hemos pasado por París, Londres… y ahora España. Porque en España tenemos excelentes perfumistas, que conste. Mi último descubrimiento ha sido la nueva vela perfumada de la firma Oliver & Co, obra de Oliver Valverde. Una deliciosa creación con hojas de higuera, pulpa de higo y un toque de vainilla que se llama Fig pulp. Cuenta 37 € y dura entre 50 y 60 horas. Los aromas frutales como el de Fig pulp nunca empalagan y proporcionan un estimulante estado anímico de serenidad y placidez. Me gustaría definir este aroma como muy mediterráneo y animaros a probar otras creaciones de la casa como Tabacle (tabaco fresco, extracto de manzana y pachulí), Terralium (pino fresco, incienso, tierra mojada y hojas secas) o Muskae (almizcle blanco)… o cualquier otra de las combinaciones ideadas por Oliver Valverde y producidas a mano. 

figpulp1.jpg

Estos locos de las sillas

Lunes, 4 Enero 2010

pepeheykoop-silla.jpg

De verdad, de verdad, no puedo con mi vida. ¡Y yo pensando en tirar el sillón de mi salón! Que la estructura está cayéndose a trozos… da igual. Que la tapicería tiene más agujeros que un queso gruyere… ¡mejor! Que cuando te sientas es como intentar adaptarse a una máquina de tortura de la Santa Inquisición… detalles sin importancia. ¡¡Justo ahora es cuando tengo un sillón de diseño!! No se si sacarle fotos y ponerla a la venta en eBay, si llamar a un anticuario y que me lo compre por vintage, o si llevársela a algún galerista contemporáneo y que la exponga como una pieza conceptual. 

Hasta hace un par de días creía que mi sillón, su tresillo, y de paso todos los muebles de mi casa, el único destino que podían tener era el vertedero, pero ahora los cimientos de mis creencias más profundas se han tambaleado cuando me he enterado que Furnism, empresa danesa dedicada a la producción de mobiliario novedoso, va a producir la silla Brick de Pepe Heykoop, que a pesar de su españolisimo nombre también es danés. ¿Qué hay de extraño que una pieza de un diseñador de muebles pase a ser producida? Nada, es lo más normal del mundo, solo que la silla Brick… mírenla, ¿se sentarían en ella? Sí, es muy mona, he de admitirlo, pero debe clavarse por todos lados, y por lo que yo sé las sillas están hechas para descansar. ¡Espera! A lo mejor la campaña de marketing será esta: 

Silla Brick, la silla para las visitas incómodas. Que llega tu suegra sin avisar, ofrécele la silla Brick para que repose. A cabo de tres minutos estará deseando volver a su casa”. 

La Brickchair es una interpretación de nuestro amigo Pepe de una ilustración del artista James Gulliver Hancock, que terminó siendo el resultado de una especie de juego de construcción. Imaginativo es, hay que concederlo, y además hay una lámpara de araña a juego. 

Pero lo que me dio la pista para convertir mis destrozados sillones en piezas de diseño contemporáneo es el sillón Martin Margiela (abajo), una de las Themechairs de Heykoop, sillas temáticas. La de Martin Margiela toma como punto de partida el trabajo de este diseñador, mostrando las partes secretas de los sillones, las costuras, los entresijos, de una forma descarnada y cruda. ¡Pues justo como mi sillón! Me voy a poner a tasarlo…

pepeheykoop-sillon.jpg

La fuerza del gotelé

Mircoles, 19 Agosto 2009

Estoy ¡¡¡harto!!! del gotelé. Al principio, cuando lo veía sucillo del polvo que se acumula en los granitos (en casa se les llama ‘granujitos’ no sé por qué extraña perversión del lenguaje) de pintura optaba por pasar la vaporeta y pintar encima. Pero eso no solucionaba mi problema totalmente pues no hacía más que perpetuar el problema de fondo: la existencia del gotelé. Maldigo la hora en que se puso de moda el gotelé y maldigo la hora en que a alguien de mi familia se le ocurrió quitar el papel pintado que ha decorado las paredes de casa toda la vida y sustituirlo por el puñetero gotelé. ¡Odio la palabra en sí: gotelé! Pero tiene algo de fascinante en su pronunciación que me impele a pronunciarla una y otra vez: gotelé, gotelé, gotelé…

Hace ya tiempo que opté por una solución más salvaje, la del estropajo y el detergente. Lavo las paredes con fuerza a base de estropajazo para dejarlas limpias y de camino desgastar el relieve. Tengo unos amigos a los que le dieron una vivienda de protección oficial y cuando fueron a verla se encontraron con la desagradabilísima sorpresa de que los constructores habían optado por el gotelé. Cuando esta pareja te narra las aventuras y desventuras de cómo tuvieron que quitarlo… ¡Dios, se me eriza el vello! Así que yo a mi estropajo y a esperar que de aquí a que me jubile haya desaparecido.

Pues todo esto viene a que este fin de semana me he limpiado todas las paredes de casa a base de estropajo y se me han quedado unos bíceps que ni Nadal. Espero que no vuelvan los sempiternos obreros de la construcción del ‘Plan Ñ’ que tomaron la avenida donde vivo de esquina en esquina. Todos los días venían, levantaban polvo, comían bocadillos grasientos, hacían gestos obscenos a las güenorras de paso, pero no avanzaban en la supuesta obra. Por fin, tras dos meses, terminaron la obra, o eso parece, porque se han dejado olvidado un palé de losetas que me dan mala espina. Como tengo relativa seguridad de que no volverán me he afanado en sacar todo el polvo con que ellos se han empeñado en inundarme en los últimos dos meses.

Yo personalmente prefiero el papel pintado para decorar. Y casualmente este fin de semana publicaba un artículo en el diario [en elEconomista, no creo necesaria esta matización] sobre BuenaVentura, empresa dedicada a la creación artesanal de murales artísticos para decorar tus paredes más preciadas. No voy a repetir la información que di en el periódico, para eso te gastas 1’50€ y me sigues los sábados en la edición de papel. Pero voy a ampliar la info mostrando otras firmas que crean papel decorativo muy muy interesante.

Adelphi Paper Hangings, por ejemplo, reproduce papeles históricos de 1720 a 1860 empleando los mismos materiales y técnicas que antaño. Cada pedido es hecho a mano por experimentados artesanos que trabajan basándose en documentos históricos que pueden ir de una foto donde se vea el papel en cuestión a un trocito de dicho papel que haya sobrevivido en el tiempo en las peores condiciones. Ellos lo clonan como si de una oveja Dolly se tratase.

papel-pintado-1.jpg

Otros fabricantes que me vuelven loco son Bradbury & Bradbury Art Wallpapers que manejan diseños históricos que van de 1880 a la década de 1960s. A mí la década que más me gusta es la de los 50, la que ellos llaman ‘Atomic Age’ donde la geometría empieza a surgir como tendencia pero que conserva las influencias del Art-Decó.

papel-pintado-2.jpg

Y si buscas algo más contemporáneo, pues nos vamos a Barcelona, a la empresa Tres Tintas BCN, que tiene colecciones para todos los gustos, desde una diseñada por Mariscal a WALL-À-PORTER que traslada el mundo de la moda femenina al papel de las manos de diseñadores de renombre como La Casita de Wendy, Miriam Ocariz y Txell Miras, entre otros.

papel-pintado-3.jpg

Por favor, no digáis que no os doy opciones para poder erradicar el gotelé del mundo.

Tabiques de papel… nada que ver con las VPO

Lunes, 24 Noviembre 2008

molodesign1.JPG

Después de aquel cajón de Jasper Morrison (The Crate fabricado por Established and Sons) que ya reseñé en su momento en las páginas de elEconomista, tenía muy claro que la decoración del siglo XXI pasaba por “lo obvio reinventado”. Lo que no pensaba es que la frase aquella de “las paredes de esta casa son de papel” se convirtiera en una afirmación literal.

Los diseñadores canadienses (aunque le pese a los chicos de South Park de Canadá también llegan cosas interesantes) Stephanie Forsythe y Todd MacAllen han desarrollado un nuevo concepto decorativo a través de su serie ‘Soft’. Todo nace de una necesidad personal. Su estudio, un amplio loft de Vancouver, empezaba a necesitar elementos de separación polivalentes, así que se les ocurrió crear muros de papel (softwall) con una estructura de panal de abeja que eran ligeros, flexibles, y permiten ser apilados cuando quieren ser recogidos. Eso es el germen de toda la serie creada por esos diseñadores que forman el estudio Molo. Ya son cuatros años en el mercado lo que cumple el concepto, y se ha expandido a elementos decorativos, iluminación y sillones muy particulares.

Pero seamos sinceros, la serie sofá ni es tan original ni tan ecológica como predica. Original no lo es porque se basa en técnicas decorativas chinas que se remontan a más de 2000 años. Y tampoco es totalmente ecológica porque por requerimientos técnicos la cantidad de papel reciclable que se usa es sólo del 50%. A veces pienso que el secreto para ser creativo hay que retrotraerse a la infancia cuando de una caja de cartón hacíamos desde una casa, a un coche, una mesa o cualquier otro invento genial.

molodesign2.JPG