Blogs

Entradas con etiqueta ‘denim’

Una chaqueta vaquera sin reglas preconcebidas

Lunes, 15 Mayo 2017

Lo interesante de la moda es ir descubriendo gente que hace las cosas de un modo diferente. Por ejemplo: una chaqueta vaquera no siempre es una chaqueta vaquera al uso. Desde que Levi Strauss creara la primera denim jacket alrededor de 1880 mucho se ha escrito sobre esta prenda, que ha navegado de la ortodoxia más pura a la reinvención más creativa. En el mass market, representado por el groso de las firmas de moda comercial, parecen inmutables ciertos aspectos de la compostura que definen a esta prenda, pero cuando nos adentramos en la constelación de pequeñas marcas de autor que crea la diversidad en moda, nos encontramos con propuestas que enganchan y enamora.

Hoy nos vamos a detener en SENSE UN by Oriol, una firma madrileña que se adentra en el terreno de lo que ellos denominan “ropa masculina 3.0”: prendas ecológicas, de diseño, éticas y sostenibles, donde prima la calidad frente a las tendencias, y producidas localmente. Del taller de la calle Cádiz (Madrid) de Oriol García, catalán de nacimiento y madrileño de adopción, ha salido la chaqueta Carlos 1, realizada en algodón ecológico 100%, que se confecciona por encargo. Una chaqueta que obvia todos los códigos imperantes de las chaquetas vaqueras para ofrecer algo singular tanto en diseño como en detalles, como la cintura y puños ajustables, el cuello Mao o ese cierto aire camisero.

denim-1.jpg

denim-2.jpg

Chaqueta Carlos 1 de SENSE NU by Oriol. 230 euros.

Denim Première Vision llega a Barcelona (días 18 y 19 de mayo)

Martes, 17 Mayo 2016

premier-vision.jpg

Foto: Premère Vision SA. - Charles Siaux

Mañana 18 de mayo comienza Denim Première Vision, una feria internacional dedicada al denim en toda la extensión de la industria. ¿Por qué traigo este tema a Fondo de Armario, un blog dedicado a la moda masculina Made in Spain? Porque esta edición de la feria se celebra de nuevo en Barcelona y siempre es grato que España sea epicentro de eventos como este. Una feria en la que acuden 95 expositores y se esperan alrededor de 4.000 visitantes (4.131 en mayo de 2015 y 3.823 en noviembre de 2015.) no es modo de pavo, y albergarla en España es una manera de contribuir a crear esa ‘Marca España’ tan perseguida. He aprovechado para hablar con sus organizadores y que ofrezcan pistas sobre por dónde va el futuro del sector.

Desde su fundación en 2007, Denim Première Vision siempre ha buscado ser un promotor del cambio. El evento se ha convertido en un punto de encuentro esencial para la comunidad internacional del denim. El objetivo era, y es todavía, continuar reuniendo, de una forma pertinente, a la élite de la oferta internacional especializada y crear una plataforma global al servicio de un sector de negocios global” me explica a colación de por qué elegir Barcelona como anfitriona del evento. “Así, en mayo de 2014, parecía natural que el evento se trasladara fuera París y afrontara nuevos horizontes, reafirmando su papel como motor de cambio. Antes de trasladarnos a Barcelona, Denim Première Vision había estado estudiando la idea de un cambio más de año y medio. Como evento número uno, la elección requería un estudio cuidadoso y una reflexión”.

Por qué Barcelona

El perfil internacional de la feria (95% de los expositores y 72% de los visitantes) cualquier lugar nuevo que se eligiera debía corresponden con los valores y códigos propias de la comunidad del denim, además de ser lo suficientemente grande como para organizar tal evento y fácilmente accesible desde cualquier lugar en el mundo. “El cambio previsto en el uso de la Halle Freyssinet de París, que decidieron no albergaría más eventos sino transformarla en una incubadora de startups a partir de 2014, aceleró la decisión de los organizadores. Y al final la elección recayó en Barcelona. Una ciudad estimulante, atrevida, joven y cosmopolita, una ciudad de la que la gente puede disfrutar. Un capital cultural marcada por valores inspiradores y creativos en términos de arte, moda y estilo de vida. Una ciudad internacional que ofrece todas las facilidades para los viajeros que vienen de fuera: aeropuerto internacional, alojamiento, transportes… ¡Y un gran lugar para organizar el espectáculo!

Los 19.000 metros cuadrados del pabellón 8 de la Fira de Montjuïc lo hacía perfecto como sede ya que es lo suficientemente grande para dar la bienvenida a los más de 90 expositores. “También, el edificio de estilo industrial que data de principios del siglo XX es un espacio bien a tono con los códigos de la comunidad de jeanswear para el que el evento está organizado”.

Innovación 

Tejidos, accesorios, acabados, lavados, colores y formas… Denim Première Vision presenta una oferta única y muy exclusiva de 95 expositores internacionales de entre las empresas más influyentes en la industria. Esta oferta refleja la cadena de valor del mercado mundial del denim premium y presenta no solo los desarrollos más creativos, sino los más innovadores también. “Esta temporada, el Denim Première Vision presenta las colecciones otoño invierno 2017-18 y pone el foco sobre la naturaleza del dénim, definiendo qué es hoy verdaderamente denim. El tema de esta temporada es ‘True Denim’ y es un tributo al denim: tomando inspiración del pasado y su historia, pero centrándose en el futuro. Es un homenaje a los conocimientos técnicos, a los creadores y los innovadores, a los especialistas que no tienen miedo de forzar los límites y definen las normas del genuino denim para el siglo XXI”.

¿Pero qué es innovación en el mundo del denim hoy? En estos momentos la mayoría de la innovación proviene de la combinación de tecnología y creatividad. Históricamente la innovación solía venir de la tecnología o de la creatividad, pero hoy por hoy es una mezcla de ambos lo que la propicia. La innovación encuentra ahora sus raíces en la mezcla de una constante mejora de la creatividad y el desarrollo de la tecnología. “La evolución que se verá en la feria pone el foco en la confección, pero no solo asociándola a técnicas y tecnología, sino con el hacer las cosas con excelencia. La confección está ligada a la moda y la creación, así como a un ajuste confortable y un look estético. Y es lo mismo para la sostenibilidad, que es una de las tendencias más innovadoras también. La industria ha estado haciendo cierto esfuerzo en esta línea desde hace varios años. Hoy en día podemos decir quer tenemos una industria madura en cuanto a denim sostenible. El concepto de ‘responsabilidad’ está cada vez más integrada en los procesos de fabricación. Hay una oferta más diversificada y sostenibles, así como cada vez son colecciones más creativas”.

Entre los ejemplos de innovación que descubriremos esta edición cabe destacar los jeans anti-manchas que la startup Odo Denim presenta y que hace que lavar los jeans una y otra vez pase a ser algo del pasado. Esta empresa hace que los pantalones vaqueros sean no solo antimanchas, sino antiolores. Partículas de plata se agregan al tejido con nanotecnología, creando un denim de alta tecnología. Los tejidos se hacen cada vez más tecnológicos, como los que se adaptan al clima o que se seca rápidamente (del expositor brasileño Vicunha), o los que ofrecen una alta conservación del calor en invierno gracias al desarrollo de un tejido con algodón y microfibras, que es la apuesta de la empresa US Denim. La resistencia del denim también se aumenta haciéndolo de alto rendimiento, cuatro veces más fuerte que los tejidos convencionales, y que presenta los expositores Artistic Milliners y Advance Denim.

En cuanto a tendencias para el otoño/invierno 17/18 se verán colores como el azul profundo, el gris verdosos, los  grises oscuros, negros… Y novedosas aplicaciones como las resinosas para dar rigidez, o las que ofrecen un aspecto de cuero.

Retos del sector 

Lo que impulsa al mercado del denim en este momento es la innovación fusionada con la creatividad y una oferta más amplia, basada en una amplia gama de oportunidades en términos de creación y técnicas que ofrecen muchas más las posibilidades que nunca” reflefionan en cuanto al futuro del sector. “En realidad, el denim es, y siempre ha sido, una apuesta segura para el negocio de la moda, a pesar de las fluctuaciones del mercado. Pero hoy en día, la nueva generación de consumidores, especialmente las generaciones Y y Z, son menos conscientes de los valores históricos del denim: prendas de faena, resistencia y azul indigo. Sino que quieren prendas de denim que estén de moda, sobre todo en cuanto a formas, ajuste, estilo, colores, lavados… va menos sobre el tejido vaquero rígido y crudo que solía ser. La industria tiene que adaptarse y ser más innovadora que nunca en términos de creatividad, de orientaciones hacia la moda y técnicas para proporcionar a los consumidores una gama más amplia de prendas”. El sector ha demostrado que el denim es un tejido tan noble como la seda en cuanto a recursos creativos. “Puedes verlos en las tiendas y en las presentaciones de moda. Además de fabricantes tradicionales de denim, los diseñadores, del prêt-à-porter a la Costura, también han tomado el denim como un recurso más de la moda y lo utilizan en sus desfiles y colecciones, demostrando que se puede trabajar del denim de manera diferente que le permitan integrar piezas de este tejido en sus colecciones reales”.

Pero aún queda otro reto, no menos importante: el precio. “La nueva generación espera piezas de moda, pero al precio más bajo. Que es todavía difícil de combinarlo con desarrollos innovadores de primera calidad. Con una oferta que es cada vez más diversificada en términos de creación, materiales y acabados, la industria tiene que mejorar sus técnicas para poder producir a un precio adecuado para los mercados de consumo final”.

El regreso de Caroche

Mircoles, 22 Julio 2015

caroche-2.jpg

Esta temporada asistimos a una de las ‘reapariciones’ más sorpresivas de la moda española. Después de unos siete años en estado de hibernación, la firma Caroche renace de la mano de Confecciones Cerrimol, empresa con más de 30 años de experiencia en el sector de la confección textil y de manera muy especial en el tratamiento y confección del denim. “Caroche es una marca de los 80s y 90s que tuvo entonces gran repercusión en España y creemos interesante en este momento recuperar los valores que la hicieron popular, calidad, buenos fits y producción en España” nos explica Miguel Cerrillo, Gerente de Cerrimol S.L.

Caroche está en la memoria afectiva de aquellos que ya pasamos la barrera de los 40, ya que podría decirse que fue un icono de toda una época y dejó una marca a fuego en la historia de la moda Made in Spain, cuando el denim era algo eminentemente con nombre extranjero. Fue en 1977 cuando esta firma nace ofreciendo un nuevo concepto de moda que se había impuesto en aquellos años de La Transición. Ahora la empresa Cerrimol de Loja, Granada, no solo resucita una firma idiosincrática del Made in Spain, sino que apuesta por una producción nacional 100%. Todo, absolutamente todo, desde el proceso de diseño, confección, lavado y distribución se realizará en España, apostando de esta manera por el buen hacer de los profesionales españoles, la calidad de los tejidos y la artesanal minuciosidad de los acabados que, sin duda, conferirán calidad Premium a las prendas. “Nuestra empresa se caracteriza por eso, producción local con exhaustivo control de calidad y por ello apostamos por una marca nacida en España y que siempre fue producida aquí. Cerrimol produce 100% en España, con materiales de empresas españolas”. Eso, sin duda, que debe tener su reflejo en la política de precios, calidades y competitividad de la marca. Pues en efecto es difícil competir en precios con productos importados de bajo coste, pero confiamos en la inteligencia de nuestros clientes para ver la diferencia de producto en cuanto a calidad y servicio” afirma Cerrilllo.

La línea masculina de este nuevo Caroche tiene un cariz versátil, buscando abarcar todas las tendencias posibles, desde los fits más clásicos, rectos, equilibrados y atemporales hasta los más innovadores como los skinny o los jeans rotos o desgarrados. “Se han recuperado patronajes de los 80s y 90s para asegurar los fits que ahora son tendencia. También estamos trabajando con proveedores que lo fueron de la marca entonces y contamos con algunas personas del antiguo equipo comercial”.

caroche-1.jpg

En un mercado tan copado como es el de la moda denim recuperar la posición que ocupó Caroche será compleja pero desde Cerrimol se muestran muy confiados en la madurez del consumidor que apuesta por las óptimas combinaciones de calidad y precio. “No se trata de singularizar el producto, si no de ofrecer al mercado buenos jeans, de precio correcto, diseño básico, sin estridencias, fabricados en España pero siguiendo la tendencia de cada temporada. Jeans con los que el consumidor pueda establecer una relación de fidelidad a largo plazo”. Es decir, quieren crear un producto con personalidad pero al que no les afecte los vaivenes de las mutables y caprichosas tendencias. “Caroche es una empresa familiar y por lo tanto se cuida la marca con especial mimo. Desde este punto de vista, Cerrimol va a aportar estabilidad a la firma, buen hacer y mucha ilusión con este nuevo proyecto. Son 30 años los que llevan en el mercado del denim y eso les proporciona una gran experiencia, indispensable para relanzar una firma como Caroche”.

De todas formas no tienen prisas, saben que el proceso de reposicionar una marca necesita un tiempo de maduración aunque se cuente con un activo tan importante como un nombre que ha significado tanto en la industria. Todo regreso, sea cual sean sus circunstancias, es una vuelta a la casilla de salida. “A corto plazo buscamos implantar la marca en toda España a través de tiendas multimarca, a través de nuestra red de agentes. A largo es algo que el público dirá. De cualquier manera estamos convencidos de poder hacer una implantación de la marca paso a paso, sin prisas, pero de una manera rotunda y definitiva. De momento no hay planes de establecimiento de tiendas propias o franquicias, pero… nunca se sabe”.

caroche-3.jpg

Camisa vaquera: mucho por decir

Viernes, 3 Julio 2015

La camisa vaquera no sólo es una prenda básica en cualquier fondo de armario por su versatilidad, universalidad y por lo bien que sienta, sino que además es tendencia. Tendencia candente. En las últimas temporadas el denim ha sufrido una revalorización como objeto de deseo de la moda y si una temporada fue los jeans y otra la chaqueta vaquera, ahora es el turno de la camisa de este tejido la que ocupa un lugar privilegiado dentro de las colecciones para este otoño.

Si alguien sabe de reinventar el denim temporada tras temporada ese es el equipo de diseño de Lois, que en cada nueva colección que lanzan al mercado da una vuelta de tuerca a prendas básicas hasta convertirlas en algo nuevo y emocionante. “Efectivamente, pese a tener carácter básico a todas las prendas le damos un nuevo aire cada campaña” me explica Borja Viedma, Director de Diseño y Calidad de LOIS JEANS. “Este invierno no será una excepción y dentro de los cortes clásicos de una camisa denim hemos quitado en algunos modelos los canesús típicos y los hemos sustituido por plisados en el pecho de aspecto retro, sin olvidar el corte básico que lo hacemos cada campaña”.

Echamos un ojo a la camisería propuesta por Lois, y si bien el cuadro de leñador tiene una presencia importante, la estrella nuevamente es la camisa vaquera. “Creemos que la camisa denim está más viva que nunca, ha pasado de ser un fondo de armario en la última década a vivir una nueva juventud, así que proponemos llevar esta prenda a cada estilo de vestir, bien con chinos en la oficina, o una camisa denim gris con americana negra para salir a tomar algo”. El relajo de los códigos hace factible que la camisa vaquera rompa con su tradicional papel ‘casual’ y empiece a ser una apuesta más ‘fashion’.

foto-1-camsas-v.jpg

¿Pero qué detalles técnicos hace de la camisería de Lois marcan la diferencia? Biedma resalta la especificidad de los tejidos empleados cada campaña. “Nuestros tejido son exclusivos, hechos solo para nosotros, así que intentaremos seguir dando parte de nuestra originalidad con combinaciones de tejidos novedosas. El denim gris y negro ganan fuerza en la camisa, y además tenemos alguna sorpresa oversize para nuestros clientes”. El denim será sin duda el que capitaneará las próximas campañas en sus diversas variaciones de gramaje, de lavado y efectos finales. Atentos a las camisas de esta colección en las que las mangas son de un tejido ligeramente distinto al del empleado en el cuerpo, el resultado es muy interesante.

Cómo llevar camisa vaquera con jeans

Lunes, 19 Mayo 2014

burt-reynols.jpg

El paradigma del total look vaquero: Burt Reynols en Los Traficantes.

Burt Reynols pudo ser un icono alguna vez, lo dudo, pero tuvo su momento allá por los 70 cuando protagonizaba películas como Los Traficantes (1973). Su imagen de macho causaría furor entre las féminas, aunque no puedo constatarlo, yo nací en 1974. El caso que el look camisa vaqueta con jeans era entonces algo muy viril y potente… Hoy, algunas décadas después, ese es un look que sigue funcionando aunque con algunas variantes.

Hoy conjuntar denim con denim no está mal, lo que no está tan acertado es la homogeneidad cromática azul+azul. La industria del denim está tan evolucionada que pensar en este tipo de tejido como algo único y unívoco es un error. De hecho si se tiene la tentación de usar azul con azul, lo menos que se ha de hacer es usar tonos diametralmente distintos, es decir, si se usa unos vaqueros de tono oscuro se debe usar una camisa en tonos claros y desgastados.

¿Pero por qué limitarse de esta forma cuando existen tantos colores? Prueba a combinar camisa vaquera y jeans de colores distintos: verde+azul, burdeos+azul, blanco+azul… Las opciones no son infinitas pero sí generosas.

denim.jpg

Camisa vaquera de GANT y vaqueros burdeos de Lee.

gas-jeans.jpg

Catálogo p/v 2014 de GAS Jeans. 

Materiales innobles… o eso dicen

Lunes, 19 Octubre 2009

christopher-raeburn.jpg

Yo soy de los que creen que la creatividad no reside en el presupuesto que se ponga a su disposición. ¡Cuántas veces me han querido vender algo como alta costura por el simple hecho de usar telas bonitas! Pedrería, brocados, encajes… ¿pero y la labor de diseño? Eso es algo que no comprenden algunos autonombrados diseñadores que me preguntan por qué no saco nunca nada suyo. ¿Cómo le explicas a tipo que hace BBC (bodas-bautizos-comuniones) que ir a Milán por telas exclusivas no los convierte en grandes diseñadores? Serás un buen modisto, sí, no lo niego, y te ganarás la vida de lujo, pues me alegro… pero diseñador, lo que se dice diseñador, no me atrevería a usar ese calificativo (en todo caso el gran diseñador será el que ha ideado esa tela). 

Existe una especie de creencia de que existen materiales nobles e innobles en la moda, cuando no es cierto, sólo existen buenos y malos diseñadores, los que con cualquier cosa son capaces de epatar y los que necesitan un despliegue de maravillosas telas para cubrir su más absoluta incapacidad de hacer algo digno de una pasarela. Los primeros cogen un saco de patatas y te hacen un top maravilloso, los segundos compran una pieza de tela que raya en la alta joyería y sólo consiguen aburrir. No hay material innoble. Sólo hay que fijarse en lo que el diseñador Christopher Raeburn es capaz de hacer con antiguos paracaídas militares. Toda una colección de trenchs, gabardinas, chamarretas, etc… con un estilo moderno, con cortes atractivos. Bien podría haber pensado que por el hecho de reutilizar paracaídas ya tenía todo el trabajo hecho, es decir, los medios hubiéramos estado encantados de sacarlo por el tema del reciclaje. Pero no, el que es diseñador no va a lo fácil, y lo cierto que el ‘reciclaje’ queda como anécdota en este caso porque lo que se confiere como el valor rector de estas prendas es el diseño.

¿Hay prenda más horriblemente antiestética que ‘el pluma’ (hasta el nombre lo tiene feo)? Moncler decidió un día poner en valor sus doudounes, darles un toque de glamour. Muchos hubieran dicho “estáis locos, eso no tiene arreglo”, pero sin embargo Moncler recurrió a diseñadores de primera línea. Giambattistsa Valli ha sabido utilizar un concepto tan ‘vulgar’ para darle la vuelta y crear piezas de alta costura.

Hacer las cosas bien no cuesta nada. Y cuando conozco a jóvenes diseñadores que se quejan de lo caros que están los tejidos buenos, siempre les pregunto si serían capaces de hacer una colección innovadora toda en lino blanco corriente y moliente, algo muy básico. Si dudan ya sé que por mucho que gasten en sus creaciones jamás llegarán a ser gran cosa, y no porque sean mejores o peores diseñadores, o porque puedan o no puedan llegar a ser creativos, el problema está en que menosprecian las posibilidades expresivas de lo que ellos consideran materiales innobles.

Un ejemplo: hasta hace poco el denim era uno de esos materiales innobles, y ya se ha demostrado que tiene tanta categoría como la mejor de las sedas si el que lo usa sabe lo que se trae entre manos. 

moncler-rouge.jpg