Blogs

Entradas con etiqueta ‘leñador’

Guía para no perderse con el cuadro de leñador este otoño

Mircoles, 13 Septiembre 2017

Cada otoño empezamos a hablar de franela y cuadros de leñador. Es tan recurrente que ya lo obviamos normalmente como ‘tendencia’, pero lo cierto es que cada temporada es un recurso que se usa con creatividad para no repetir actitud y dar un giro de tuerca, aunque la clásica camisa de franela sigue siendo la estrella en ventas.

hugo-11995.jpg

Elegante camisa de cuadro de leñador de Hugo. 119,95 euros.

En esta ocasión la camisa de franela clásica, y todas las prendas que nos llegan en cuadro de leñador, se reinventan en cuanto a los colores, introduciendo tonos poco usuales o combinaciones cromáticas novedosas.

46-moncler-grenoble-fall-2017.jpg

Chaqueta de leñador de Moncler Grenoble en tonos azulados.

Las firmas introducen terminaciones y detalles para que este tipo de camisas sirvan para ser vestidas sobre camiseta, a modo de chaqueta ligera, creando un look informal y limpio, pero sólido.

buberry-475.jpg

Camisa de franela de Burberry. 475 euros.

Para los más gentleman las principales firmas internacionales utilizan este tipo de cuadro en prendas de elegancia formal y clásica pero aplicados a tejidos distintos a la franela.

gucci-1790.jpg

Abrigo de Gucci. 1.790 euros.

Aunque lo más novedosos que nos depara la temporada son los falsos cuadros de leñador: estampados que a simple vista parecen el clásico cuadro que todos conocemos, pero que examinado más de cerca nos sorprende por su complejidad.

off-white-527.jpg

Camisa con capucha de Off White. 527 euros.

Me quedo a cuadros

Mircoles, 3 Septiembre 2008

 tartanhombre2008a.JPG

Empecemos a cambiar nuestro vocabulario y nuestras expresiones para este otoño. Olvidémonos de lo de “¡chaval, vas hecho un pincel!” para utilizar por el contrario aquello de “vas hecho un cuadro”. ¿Pero eso no es peyorativo? Sí, pero no. Ir hecho un cuadro (textualmente) este otoño será toda una tendencia, ya sea a base de cuadros de leñador o tartán, también conocido por cuadro escocés. 

Para el mundo femenino elogiaremos la imaginación que los diseñadores ponen al usar el tartán (aclaremos: el tartán es el tejido escocés propio de los kilt o faldas escocesas), ya que en sus colecciones lo aplican a toda clases de usos, de pantalones pitillo a abrigos. Pero es que el hombre no se queda corto, ya que el tejido debía de estar de oferta y se ha colado con fuerza en las propuestas masculinas de camisas, pantalones, chaquetas, abrigos… 

Especial eco parece tener en las chaquetas. Cuanto más formal sea esta, más interesante parece la aplicación del tartán. Los italianos Dolce y Gabbana hacen de este tejido el protagonista en su colección D&G (arriba a la derecha) dedicándole cortes ultraformales, como en el caso de las chaquetas de los tuxedos. Dries van Noten (abajo centro) aplica el cuadro a chaquetas muy urbanas, trenchs, camisas semitransparentes, conjuntos pijameros (tan de moda, pero tan imponibles), etc… Y en la línea de Z de Ermenegildo Zegna (abajo a la derecha) encontramos interpretaciones tan ingeniosas y modernas como un abrigo oversize en tonos oscuros.  

Por su parte, la otra versión más simplificada de este cuadro que conocemos como cuadro de leñador es la opción por la que se decantan diseñadores como Ricardo Tisci de Givenchy (abajo a la izquierda). Aunque si queremos ser puristas y buscar una opción informal que reproduzca el look leñador, debiéramos dirigirnos a la línea Lumberjacks de Dickies (arriba a la derecha) donde las camisas de leñador de toda la vida, las originales con pátina vintage, son un básico de la firma.

 tartanhombre2008.JPG