Blogs

Entradas con etiqueta ‘pelo’

El momento de la verdad: “Cariño, ¿se me está cayendo el pelo?”

Lunes, 24 Agosto 2015

Si no lo has vivido seguramente lo experimentarás en el futuro: Siempre has presumido de tener un pelo estupendo, espeso, fuerte… Ha sido tu orgullo y estabas convencido de que gran parte de tu atractivo reside en él, en lo estiloso que lo llevas, cual Sansón contemporáneo. Pero un día te agachas a recoger algo que se te ha caído y algún desaprensivo malintencionado te dice “¡menuda calva tienes!”. Miras a tu pareja con cara de perrito desemparado y aunque en su rostro se refleja una contrita mueca de “sabía que se enteraría tarde o temprano”, tú, en tu infinito estado de negación emocional, lo interpretas como un “¡qué va, cariño!, ni caso”.

El tiempo pasa. Y en el espejo las entradas se te hacen cada vez más evidentes, pero te dices “¡vá, me hace interesante!”. Después de todo has superado los cuarenta y hay ciertos rasgos de la edad que se asumen con dignidad y que incluso refuerzan el atractivo del hombre. Pero un día, ¡ese día!, sales de la duchas y tu pelo mojado revela ciertos calveros que no habías intuido. El siguiente paso natural (sí, creételo) es programar el temporizador de la cámara del móvil y hacerte arrodillado, exponiendo tu cabeza, el maldito selfie que te confirmará lo que todos ya sabían y no se atrevieron a decirte. El velo de tu ilusión se rasga y asumes de golpe la realidad: se te cae el pelo (y lleva mucho tiempo cayéndose silencioso y traicionero). Tienes tres opciones: dejarte arrastrar por la autocompasión y disimularlo con intrincados peinados que te arrebatarán la dignidad; enfurecerte y raparte a cero; o simplemente (lo más sensato ahora que el daño se puede contener) cuidar todo lo bueno que te queda.

En estos casos cuanto menos química mejor, bastante soluciones nos ofrece la naturaleza. Me gusta bastante la firma de cosmética natural Naturaleza y Vida que tiene como filosofía ofrecer a sus clientes productos que favorecen el bienestar y una vida saludable. Formulaciones que respetan la piel, el cabello y el medio ambiente. Su línea Anticaída se basa en el uso de activos vegetales eficaces y cubre todas las fases del cuidado del cabello y su tratamiento, así como la higiene del cuero cabelludo.

Yo os propongo un ritual sencillo y práctico. Si cuidar el cabello exige esfuerzo y tiempo terminamos tirando la toalla. Sin embargo si lo único que tenemos que hacer es usar un champú específico en nuestro aseo cotidiano y aplicar un espray a la hora de peinar… Es algo fácilmente asumible.

Los Champús Anticaída de Naturaleza y Vida previenen la caída del cabello gracias a su fórmula, que contiene un complejo fitoactivo obtenido a partir de semillas de trigo, soja y extracto de ginseng que proporcionan al bulbo piloso la energía y nutrientes necesarios para fortalecer el crecimiento del cabello, además de incorporar principios activos vegetales, vitaminas A, B3, B7, e, F, H y Pro-vitamina B5, y no contienen colorantes, ftalatos ni aceites minerales. Igualmente, el Spray Anticaída Anti-rotura Hair Rescue sin aclarado contribuye a evitar y prevenir la rotura y la caída del cabello, a la vez que refuerza la estructura capilar reparando, hidratando y protegiendo al cabello de las agresiones.

¿Vas a rendirte?

naturaleza-y-vida.jpg

Línea Anticaída de Naturaleza y Vida: Champú Anticaída (4.48 euros) y Spray Hair SOS Anticaída (5.52 euros). Precios recomendados. 

Mi cabeza no es lo que era… afortunadamente

Lunes, 24 Diciembre 2012

cortadora.jpg

Estoy entusiasmado, pletórico, exultante… y no, no es síntoma psicotrópico prucido por las lucecitas de navidad ni un efecto colateral del anís navideño (he tenido que vaciar una botella para usarla de instrumento musical para cantar villancicos, no voy a tirar el contenido al fregadero, ¿verdad?). Lo que me tiene tan excitado es la idea de que por fin voy a controlar mi imagen personal sin limitaciones de tiempo ni dinero (espera, esto ha sonado a Teletienda, ¿verdad?). Os explicito la cuestión y ya me diréis.

Uno de mis grandes quebraderos de cabeza ha sido siempre el cuidado de mi corte de pelo. A ver, no es que mi estilo sea el colmo de la complicación. Desde 1995 lo tengo claro: “el cuatro por arriba, el dos por detrás y los lados”, y añado desde 2005 la coletilla de “déjame el flequillo un poco larguito para disimular esa entrada”. Todo empezó cuando entré por primera vez en una peluquería de Jean Louis David. Después de enseñarme un extenso catálogo de peinados mi respuesta fue simplemente que quería que me descargarse. Así que el peluquero se puso manos a la obra y en cinco minutos, maquinilla en mano, me dejó impecable. “Tu corte es el cuatro por arriba y el dos por los lados y detrás, recuérdalo para la próxima”. Desde entonces es lo que pido.

Al principio de nacer GQ España leí en sus páginas que un caballero para estar impecable debería ir a la peluquería cada 15 días a retocarse. Pero claro, los de GQ no contaban ya no tanto con el gasto que supone (que sí, que es importante y más aún con la subida del IVA en el sector) sino con el engorro que es ir a la pelu. Por lo menos para ir a la que yo voy, barbería de barrio de toda la vida con cortes de pelo a 9 euros (no me quejo como están las cosas), te tienes que cargar de paciencia. Primero porque el barbero abre y llega cuando le da la gana, después porque siempre hay gente leyendo revistas esperando su turno, tercero porque comentar el partido del día anterior con el cliente hace que el corte no sea tan rápido como yo quisiera y la espera para que te toque se eterniza, y cuarto porque nunca encuentras el hueco para ir a cortarte el pelo. Así he pasado años, con complejo culpa por dejar crecer el pelo descontrolado, de tal forma que cuando entraba por las puertas de la barbería más que cortarme el pelo tenía que esquilarme. Eso es una actitud totalmente inadmisible para alguien que trabaja en la moda.

Pues la solución se llama Maverick HC5750. Es una cortadora de pelo (te puedes hacer la barba, la perilla o la cabeza con el mismo aparato) de la firma Remington, líder en el sector del grooming masculino. Debo confesar que estaba un poco nervioso ya que una cosa es la teoría que he visto ejecutar al peluquero mil veces y otra bien distinta es la práctica… Antes de usarla tomé precauciones: 1) elegí la longitud del corte más largo del usual para que hubiera margen para ‘rectificar’ y 2) preparé un gorro para ponérmelo en caso que tuviera que salir corriendo a pedir ayuda a mi barbero y pedirle perdón por haber intentado emanciparme de él.

Con cuidado empecé cortando la parte posterior. Pensé que sería difícil, pero la forma ergonómica de la maquinilla te lo pone fácil. Debo confesar que cuando comienzas a ver caer vellones de pelo te entra el pánico: “¡¿qué coño estoy haciendo?!, ¡para antes de que sea tarde!”. Continué con los laterales, cosa más fácil. Y finalmente me metí de lleno con el grueso de la pelambrera, la parte de arriba, para la que cambié de longitud en la cuchilla. El que la maquinilla no tenga cable, sino que tenga una batería autónoma, te facilita muuucho las cosas.

En menos de lo que esperaba me encontraba dando los últimos retoques y, ¿sabéis qué?, no encontraba ninguna diferencia respecto a los cortes profesionales que me han sangrado el bolsillo toda la vida. ¡Qué lástima de tiempo perdido a lo Proust!

Estos experimentos no son aconsejables para hombres con cortes de pelo de elaboración complicada, pero para los que son como yo, que lo que queremos es tener las ideas frequitas y no tener que peinarnos por las mañanas, es realmente un producto milagro. Estoy tentado de meterme de nuevo en el espíritu de teletienda americana y decir algo como “Maverick HC5750 cambió mi vida para siempre”, pero me temo que estaría sobreactuado, amén de que es el primer corte de pelo que me hago, aún no sé si cambiará mi vida. Lo que sí es seguro es que mantener el pelo controlado será a partir de ahora más fácil.

¡Feliz Navidad!

PD. Regálasela a tu chico, no te arrepentirás.

El daño ya está hecho, ahora toca reparar los efectos del sol

Mircoles, 11 Agosto 2010

tmt-system-programa-post-solar-2.jpg

Ayer me quedé aterrado. Un buen amigo volvió de vacaciones y quedamos para tomar un café. Cuando lo vi pensé que una vez más las campañas de concienciación quedan en papel mojado. No me refiero ni a la educación social, ni a las campañas de previsión de accidentes en carretera, ni a nada parecido… me refiero al uso de crema solar. Mi amigo no estaba quemado, ni siquiera se le podía tildar de ‘requemado’, sino que ya iba por su tercera capa de piel destrozada. Hay quien no tiene límites bajo el sol, pero hay que saber que quien toma el sol sin precauciones es como si juagara a la ruleta rusa con una recámara con más de una bala en ella.

Así que hoy no voy a hablar de cremas solares, no, soy consciente que para muchos este post llega demasiado tarde. Vamos a hablar de cómo solucionar esos excesos (en la medida de lo posible).

El principal problema estético que puede acarrear una sobreexposición solar son las manchas en la piel. El color de la dermis se determina por la cantidad y la distribución de unas células llamadas melanocitos que tienen como misión de producir un pigmento que todos conocemos, la melanina. A más melanina más oscuro es el color de la piel. Si la fabricación de melanina es progresiva y homogénea estamos ante un estupendo bronceado, pero cuando estos pigmentos cutáneos se distribuyen o se sintetizan anormalmente aparecen las manchas. Montibello ha lanzado al mercado un despigmentante específico para manchas, WHITE&LIGHT, para aplicar directamente sobre la mancha y cuya exclusiva asociación de activos despigmentantes, similar a la de los peelings químicos blanqueantes profesionales, consigue llegar al núcleo de los melanocitos.

¿Y el pelo? La exposición solar, el cloro, el mar o el aire acondicionado afectan a la salud del cabello y si nos has prevenido te toca ‘solucionar’ los daños con un tratamiento reparador e hidratante. Montibello también tiene una gama estupenda de champús tratantes (yo, personalmente, los uso y estoy encantado, especialmente con BAIN SHAMPOO, un champú protector-reparador para cabello y cuero cabelludo sensibilizados por el sol), pero os quiero aconsejar también la gama de Gliss de Schwarzkopf, una serie de productos para hidratar tu cabello de forma rápida, ya que no necesitan aclarado, y eficaz, gracias a la tecnología Cell Repair. Entre ellos os destaco ACONDICIONADOR EXPRESS GLISS LISO-SEDA, que aporta hidratación y suavidad de la raíz a las puntas a los cabellos lisos, y se aplica en espray, cómoda y rápidamente, ya que no necesita aclarado.

Pero puede ser que tu problema sea más profundo y urgente. Aún tienes el eritema solar vacacional que no te deja vivir. Los Laboratorios Filorga París tiene la solución milagrosa: NEOCICA, un cicatrizante universal de nueva generación que acelera la migración de las células sanas hacia las zonas perjudicadas y blinda a la piel un efecto antiinflamatorio, liberando sus activos progresivamente, en función de las necesidades de la piel debilitada. Se aplica por la mañana y por la noche, o tantas veces como resulte necesario en caso de crisis, con ligeros toques para hacer penetrar el producto sin agredir. En seguida, la piel irritada, se calma. Con menos rojeces, se recupera inmediatamente y da paso a una piel sana y serena.

Una de las partes más delicadas que enseguida se ven afectadas por los abusos solares son los labios. Lo sabes bien. Enseguida se deshidratan, se cuartean, se despellejan… Anne Möller pone a tu disposición REPARATEUR LÈVRES SPF15, que propicia una hidratación extrema, reparación y protección labial a base de aceite de caléndula, aminoácidos, centella asiática, vitamina E y filtros solares. Su acabado es en un tono muy natural que permite usarlo solo o como base antes de la barra de labios.

Si eres de los que te gusta ponerte en manos de profesionales Mesoestetic ha diseñado un tratamiento Post Solar para aplicar con su equipo de electromesoterapia tmt SystemTM. Su objetivo es atajar y revertir las lesiones moleculares y celulares, de carácter acumulativo que producen un envejecimiento prematuro. Este tratamiento de microimpulsos eléctricos permite la penetración masiva de principios activos a nivel dérmico, donde se encuentran los mecanismos reparadores del organismo. Se trata de una tecnología no invasiva que consigue acceder a la dermis sin necesidad de utilizar agujas, ya que la aplicación de los principios activos se realiza a través de un sistema de roll-on, de forma totalmente segura y agradable. ¿Resultados? 1) Mejora los mecanismos defensivos de la piel frente a la radiación solar, 2) reduce las arrugas de expresión, 3) estimula la renovación celular y 4) aumenta la luminosidad de las pieles desvitalizadas y reduciendo el eritema solar. El tratamiento incluye 10 sesiones en cabina de una duración de 40 minutos que se realizan 2 por semana (t. 902 26 20 31).

Ahora está en vuestras manos…

post-solar-1.jpg

No más greñas

Viernes, 6 Noviembre 2009

raya-y-gomina-cover.jpg

A mí que me dejen de rollos, donde se ponga un caballero bien peinado que se quiten todos esos greñudos pseudo-grunge, los pelopinchos, los melenudos post-románticos, y demás personajes que parecen haber pisado una peluquería en su vida. Me solivianta cuando aparecen en la tele políticos, economistas y demás pilares de esta nuestra sociedad, que en su gran complejo alopécico se dejan el pelo larguito creando una especie de almohadilla greñosa de cabello ensortijado alrededor del cuello. Ellos creen que con un poco de agua y una pasada de peine todo está solucinado. Un ejemplo claro es Cristobal Montoro (es el primero que se me ha venido a la cabeza). No tienen más que poner en Google “Cristobal Montoro” y picar en ‘imágenes’, verán claramente lo que quiero decir. ¡Cuánto mejor estaría ese hombre con su cuello bien hecho y cuidado por un buen barbero!

Pero me desvío del tema. Lo que quiero decir es que si hay un peinado que crea tendencia esta temporada en el mundo masculino es el de Gran Gatsby. El look es claro: pelo corto, cuello alto, raya al lado, sin flequillo, y pegado a la cabeza con una capa de gomina (o brillantina, para los más retro). Así lució el Gran Gatsby de Robert Reford en aquellas noches en donde con esmoquin ni siquiera Aparecía en su propia fiesta. Y así hemos visto ahora, por ejemplo, a Brad Pitt en la alfombra roja de Cannes. Dos clásicos americanos.

El look ‘joven dandy años 20 y 30’ es un must de pasarela. Firmas como Ermenegildo Zegna, Boss, Ralph Lauren, y otros… han peinado a sus modelos de esta guisa. Por tanto, entre aquella cosmética que has de incorporar esta temporada a tu neceser está la gomina, pero gomina buena, como la de American Crew por ejemplo, porque con el pelo no te la puedes jugar, que después terminas como Montoro intentando compensar lo que le falta por arriba con las greñas por debajo.

Creo que no se le da la suficiente importancia en el hombre el ir bien peinado, con un buen corte de pelo. Siempre nos fijamos en los mejor vestidos, en los más atractivos, etc… pero al pelo que le parta un rayo. Por eso se me ocurre que podríamos hacer una lista de los 10 hombres mejor peinados (o de los 10 mejores cortes de pelo).

A partir de ahora queda abierta la convocatoria para las nominaciones y el próximo viernes publicaremos la lista.Dejad un comentario en este post y decidnos quien es vuestro candidato y por qué, y si es posible déjanos un link donde se pueda ver una imagen del personaje con el peinado que a vosotros os gusta.

raya-y-gomina.jpg