Blogs

Entradas con etiqueta ‘tendencias’

Baño sin tendencia

Lunes, 31 Julio 2017

Cualquiera que revise el álbum de fotos familiar y repare en las fotos de las vacaciones de tiempos pasados, es fácil que se diga “¿cómo pude llevar ese bañador?”. No os atormentéis, esa reacción es la que demuestra que las tendencias funcionan. Ideas que llegan, se extienden y terminan pasando, en un ciclo vital que hace que la industria de la moda no pare sus engranajes nunca. Pero cada vez son más aquellos que abogan por otro modelo más sostenible al vestir, más allá de tendencias estacionales y gustos caprichosos e inducidos. Por eso cada vez son más los diseñadores y marcas que apuestan por líneas de productos y versátiles, y en el tema de moda de baño no es diferente. Firmas como Benibeca, el joven proyecto de la diseñadora sevillana Anjara, a la que ahora conocíamos por su buen hacer en el universo femenino, apuesta la creación de bañadores masculinos de estampados originales y con personalidad propia, pero también reserva un importante espacio dentro de su colección a shorts de baño minimalistas, lisos, y con apariencia de pantalones cortos de vestir, que los hacen ideales tanto para meterse en el agua como para hacer vida fuera de ella. Es una manera inteligente de no tener que arrepentirte dentro de unos años cuando mires las fotos de este verano.

short_pinkpale_benibeca_swim_shorts_model_518ad918-6993-4c31-b5fe-e70eb40080f4_1024x1024.jpgshort_pinkpale_benibeca_swim_shorts_detail_1024x1024.jpg

Short de baño de Benibeca en rosa pálido. 79 euros. 

Refrescando la memoria: Lo que Cibeles nos dejó para este invierno

Lunes, 14 Noviembre 2011

Todos los años adelantamos tendencias e ideas propuestas en pasarela seis meses antes de que salgan a la calle. En esta ocasión he querido refrescar la memoria de todos y he recuperado mis notas del pasado mes de marzo, cuando se presentaron las colecciones de Cibeles, para traer al presente todo lo que allí se vio con tanto adelanto.

Un invierno gris no es sinónimo de falta de creatividad. Las propuestas para este otoño-invierno de los diseñadores de Cibeles  ponen la mirada en los años 20 y en el Renacimiento.

cibeles-2.jpg 

La Pasarela Cibeles se configura cada temporada en un crisol heterogéneo de propuestas que aspiran a convertirse en tendencia cuando el público le dé la venia a la hora de vestirlas fuera de la pasarela. Pero ya antes de que las colecciones lleguen al público final se podían adivinar líneas maestras de tendencias a la española.

Del armario se proscribe todo rastro de color y las prendas redundan en su carácter invernal haciendo al negro el gran protagonista que se alía con el gris para darle dimensión a las prendas. Los azules cobaltos o los tonos terrosos completan una paleta apagada y neutra que solo permite los tonos estridentes a modo de excepción en ciertas prendas o complementos, siendo solo el rojo o el fucsia los que rompen esa seriedad extrema que los diseñadores proponen.

En cuando a la silueta las faldas largas se ciñen al cuerpo hasta caer bien por debajo de las rodillas, y la libertad al caminar viene de la mano de la inclusión de generosas rajas que en colecciones como la del maestro Jesús del Pozo, recientemente fallecido, abren la falda de manera doble, una en cada pierna. Por contra, y a pesar de ser una temporada en la que el frio arrecia, la minifalda se implanta con fuerza y se llena de volúmenes, ya sea dando forma a la altura de la cadera o abriéndose con vuelo como pudo verse en la magnífica colección AA de Amaya Arzuaga. Como solución para poder llevarlas con el frío se propone superponerlas a los leggings o usar botas muy altas que suban por encima de la rodilla, botas que son otra de las grandes tendencias que parecen consensuadas por los diseñadores españoles.

Los pantalones más reiterados sobre la pasarela son los de corte ajustado, los popularmente conocidos como pantalones pitillos, cuyos bajos se quedan por encima del tobillo, aunque los de montar, los que cobran volumen a la altura de los muslos, han tenido una presencia importante en varias de las propuestas que se presentaron tanto para mujer como para hombre.

cibeles-3.jpg

Frente a una témpora de aires minimalistas y prendas con actitud de fondo de armario las prendas de abrigo son las encargadas de aportar originalidad y centrar las miradas. Los diseñadores se han decantado en esta ocasión esencialmente por versionar de mil maneras distintas las capas, capelinas y los abrigos cortos con estructura poncho. La inspiración militar se resiste a abandonarnos y se continúan viendo prendas inspirada en el vestir marcial en tonos caquis y botones dorados.

Las épocas predilectas de las que los diseñadores han tomado su inspiración más audaz en esta ocasión han sido los años 20 y 30, recuperando el apogeo del Art Decó, la Belle Epoque, y la era del charlestón; así como la Edad Media y el Renacimiento cuyos abanderados han sido el ya mencionado Jesús del Pozo y la joven corsetera Maya Hansen. Encontramos así mismo que un cierto espíritu geométrico contagió a gran parte de los participantes de Cibeles casi de forma virulenta. Una geometría que se plasma tanto en el patronaje como en los estampados, creado a veces sensaciones de esculturalidad y otras efectos 3-D muy vanguardistas.

En cuanto a materiales lo más destacable resultó la labor de fusión por la que casi todos se decantaron, mezclando los tejidos convencionales y el punto con el cuero y la peletería. La piel en todas sus versiones se hace imprescindible en los armarios y se emplea de formas inauditas dándole un tratamiento textil y aplicándola con atrevimiento. Tendencia que sin duda ya vemos a estas alturas en las marcas de fast fashion encargadas de traducir todo lo visto para el mercado masivo de forma de prendas con cuellos, puños, bolsillos o cualquier otro aplique en cuero.

El hombre por su parte pierde esa obsesión por ceñir las prendas al cuerpo y deja que pantalones, chaquetas y abrigos huelguen con soltura. El omnipresente gris se condimenta en su caso con los tonos terrosos y mostaza, el cuello alto se potencia y exagera tanto en las prendas de lana como en las estructuras de abrigos, y los bajos de los pantalones continúan estando marcados por encima del tobillo.

cibeles-1a.jpg

Fotos: Ugo Camera / IFEMA 2011

¡Muerte a las tendencias!

Lunes, 16 Agosto 2010

Desde hace algún tiempo llevo defendiendo que usamos muy alegremente la palabra ‘tendencias’. Rellenamos páginas y páginas analizando supuestas tendencias de temporada o que no llegan a establecerse más allá de las pasarelas o que perviven temporada tras temporada (con lo que la ‘temporalidad’ de la tendencia pierde su sentido). El marasmo de propuestas que sale cada seis (o menos) meses a la calle en un gran crisol donde ya no hay líneas rectoras, TODO VALE, todo se comercializa. Basta que cojamos cualquier especial ‘TENDENCIAS’ de las más conocidas revistas del panorama patrio y analicemos sus contenidos respecto al de seis meses antes. Muchas de las tendencias que se presentaban en uno se repiten en el siguiente.

Pongamos tres ejemplos de grandes tendencias de esta primavera/verano que podremos reutilizar este otoño/invierno:

TENDENCIA CUERO. Creo que hemos visto más cuero en las colecciones de verano que en las propuestas para el otoño que viene (que digo yo que a quién se le ocurre vestirse de cuero con el calor), pero indudablemente el cuero volverá… o mejor dicho, permanecerá. Los vestidos de cuero con minifalda seguirán siendo piezas destacables dentro de las distintas formas que adopta este material. Creo que materiales como el cuero ya nunca más serán tendencia, sino que se han convertido en fondo de armario.

cuero-repetido.jpg

TENDENCIA FLECOS. Es indudable que el tema flecos seguirá dando guerra. ¿Por qué lo elevamos a categoría de tendencia cuando es un recurso estético al que los diseñadores pueden echar mano en cualquier momento? Deberíamos ser más rigurosos y afinar más con el tema de los flecos, volantes y demás estructuras que tildamos de tendencia. Si la tendencia son los flecos “charlestone” o los flecos “far west” deberíamos llamarlos así, pero no crear un cajón de sastre en que todos los flecos valen como tendencia vigente. Lo que pasa es que si afinamos tanto los ejemplos de pasarela que se ciñen a la denominación que le demos se reducen drásticamente en número y entonces tendríamos que plantearnos sin son verdaderamente tendencia.

flecos-repetido.jpg

TENDENCIAS FALDAS LARGAS. Tal cual, “faldas largas” fue el apelativo que se le dio a esta tendencia este verano, y vuelvo a lo mismo, una falda larga no es tendencia sino una prenda básica. Tendencia sería el ‘look amish’, o el ‘look institutriz decimonónica’, o si habláramos de una querencia trasversal en las pasarelas por las faldas de libra hasta los tobillos. Una prenda comodín no puede ser tendencia NUNCA. Una falda de cintura alta vale, una falda con dos rajas laterales también lo acepto, una falda con volumen globo ¡por supuesto que podría llegar a ser una tendencia! Pero no acepto los genéricos como tendencia.

faldas-repetido.jpg

Todo esto viene a que el consumidor está muy desorientado, y las revistas de moda no ayudan en nada a aclararle las ideas. Yo voto por la precisión en los términos, y lo voy a poner en práctica a lo largo de este otoño analizando las tendencias con detallismo preciosista. Muerte a las tendencias, viva los must de temporada.

Y abogo también por la revisión del armario. Desestimamos las prendas demasiado rápico cuando lo cierto es que en un años, dos, o a lo sumo en tres volverá a llevar esa prenda (tal cual) que pensaste que jamás volverías a ponerte.

Secretos de boutique

Lunes, 19 Mayo 2008

coletteboutique.JPG

Hablar de tendencias es un tema muy subjetivo. Los diseñadores proponen y los clientes disponen. Pero en medio, haciendo posible que esto sea así, están los retailes (grandes almacenes y boutiques), que son los que acercan el trabajo de los diseñadores de forma fáctica a la calle. Al no existir en España un sistema de grandes almacenes equiparable al de Reino Unido, Francia o Estados Unidos, la gran responsabilidad recae en los hombros de los dueños/as de boutiques multimarca. Ellos son los mejores analistas de las tendencias de temporada. Son los que corren el riesgo de quedarse con la ropa ‘colgada’ si una tendencia no funciona a pie de calle, y por eso desarrollan un especial sexto sentido, un criterio de selección que aúna modernidad y practicidad a base de horas y horas de contacto directo con la clientela.  

Para analizar las tendencias estivales hemos recurrido a algunos de los responsables de las boutiques más sobresalientes de España. Davide Iacono Toledano de Delitto e Castigo (Madrid), Borja Julia Blanch de La Boutique (Barcelona), Gloria Navarro de DOCE (Sevilla), y Joaquín Egea y Antonio Madrigal de Linda Vuela a Rio (Valencia). A cada responsable de las boutiques le hemos sometido a un cuestionario para conocer su perspectiva sobre tendencias, marcas, prendas y actitudes que marcarán la temporada. La gracia está en que no nos quedamos con una visión global, sino que cada ciudad tiene su idiosincrasia, cada boutique su personalidad. 

A falta de unos grandes almacenes como Saks (Nueva York), Harrods (Londres), las Galeries Lafayette (París), o Takashimaya (Tokio), la responsabilidad de introducir las firmas internacionales recae en estos empresarios que están siempre a la última. Quizás su importancia pase desapercibida en España, sólo hay que ver en las pasarelas nacionales el trato no siempre preferente que se les da, pero baste decir que en la semana de la moda de Milán o Nueva York, hay firmas que habilitan desfiles especialmente reservados a ellos. Al fin y al cabo, y aunque se nos olvide de cuando en cuando, un desfile se organiza para la prensa y los compradores… demás invitados son puro atrezo.  

Tanto es así que las boutiques marcan el ritmo del estilo de las ciudades y de sus habitantes. La modernidad y la vanguardia llega de la mano de nombres como Colette en París, cuyos escaparates son un reto a conquistar por todo diseñador que se precie; en Nueva York te puedes dejar seducir por la bohemia de lujo de Castor & Pollux en el West Village; o sumergirte en la sofisticación londinense de Browns, donde puede encontrar su estilo desde una estrella del rock hasta una alta ejecutiva… 

A partir de mañana martes y hasta el viernes nos acercaremos a estos cuatro templos del estilo reseñados más arriba para conocer su visión del estilo para los próximos meses: 

Martes: DELITTO E CASTIGO

Miércoles: LA BOUTIQUE

Jueves: DOCE

Viernes: LINDA VUELA A RIO  

img-about1.jpg