Blogs

Lastras, el Embajador del ciclismo

lastras-totana.jpg

La medianoche ha caído sobre mis ojos, y veo que en Twitter sigue siendo ‘trend topic’ Pablo Lastras. En verdad, no debería ser un hecho histórico que un español se colocara como líder de la Vuelta. Pero, ¿qué tiene de especial Pablo Lastras?

La sociedad de hoy en día va perdiendo valores a pasos agigantados. El deporte, como fiel reflejo de la misma, no es ajeno a esta situación. Basta con escuchar a la gente mayor rememorar las hazañas de los deportistas de antaño y cuál es el enfoque de una persona joven.

Los primeros te cuentan una serie de aspectos puramente deportivos, en los que prima el valor humano. Un chaval, por el contrario, entiende el deporte como un modo de alcanzar la fama, aparecer en televisión y tener coches de lujo. Cuesta creer que Neymar, por ejemplo, piense en algo más allá de ganar dinero y ser idolatrado por todo el mundo que se cruce por el mundo. Luego, besará el escudo del equipo que le fiche y hasta habrá quien se lo crea.

Viendo por dónde evoluciona la sociedad hace que uno aprecie más a Pablo Lastras. El ‘Penkas’ es la voz del ciclismo. Tiene 35 años y no es el corredor más veterano del pelotón, pero es imposible encontrar a alguien que combine mejor talento, humildad, humanidad y sabiduría.

lastras-rojo-totana.jpgEl ciclismo es la vida de Lastras, desde que era un niño. Ha atravesado por momentos muy duros (muerte de su madre, renovaciones en el último suspiro con la estructura de Eusebio Unzué) , y otros en los que su amado deporte resurgía. Un tobogán que le ha afectado como al que más. Sobre todo, porque sabe que el ciclismo tiene potencial para paralizar este país, si se hacen bien las cosas.

Cuando finalizó el Giro 2007, mientras volvíamos de Milán, observé cómo Lastras devoraba página a pagina la información de la carrera en La Gazzetta dello Sport. “¿Te lo lees todo?”, le dije. Su respuesta me dejó sorprendido, por la complejidad que entrañaba: “Es que el ciclismo está muy mal ahora”.

Ese fue uno de los momentos en los que me quedó claro que la figura de Lastras iba más allá de sus resultados en la carretera. Que por encima de todo, está el trato con cariño hacia el deporte que más se identifica con la vida real.

Cada entrevista que uno ha hecho o ha leído sobre Lastras es especial. Termina hablando muy poco de él, y mucho de ciclismo en general. Le preocupa la buena salud de su deporte, precisamente una salud que muchas veces le ha jugado a él malas pasadas.

Lastras es consciente de que es un ciclista querido. Sin embargo, en vez de buscar la fama o caer en la tentación del ego fácil que acompaña al deportista, aprovecha sus victorias para dignificar el significado de la palabra ‘ciclismo’.

Frases como “gracias a todos los que queréis a este deporte. Merece la pena, creedme”, a uno le han vuelto a llegar al alma este lunes. Siente realmente de corazón que es su legado mientras pertenezca al pelotón. “Veterano, que no viejo”, como dijo tras su victoria. Un espíritu tan joven y sano merecía el premio de ganar una etapa y liderar la Vuelta.

Sus ’sacrificios’ por el ciclismo nunca vienen marcados por el azar. Felices estarán ahora Tondo, Weylandt, y las desgraciadas víctimas que se han sucedido en los últimos tiempos en su pueblo. Uno de ellos, Rodri, era un chaval de 20 años que perdió la vida mientras estaba cazando. Un tropezón de su padre acabó con la fatalidad de que su escopeta disparó contra el cuerpo de su hijo. Tan cruel como el tratamiento que mucha gente le ha dispensado a este deporte. Pablo, serás nuestro eterno Embajador.

*Sígueme en twitter: (@BorjaCuadrado)

Comparte este post:
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu respuesta