Blogs

Archivo de Enero, 2012

El jurado naufraga

Jueves, 26 Enero 2012

Lo ocurrido en el ‘caso Camps’ confirma una sensación que muchos hemos mantenido desde que el presidente Felipe González se empeñó en 1995 en introducir en el sistema judicial la institución del jurado, y el entonces ministro Belloch en utilizar el modelo del jurado puro –formado por ciudadanos legos en derecho- en vez del mixto o del escabinado, sistemas que mezclan expertos y profanos y ofrecen lógicamente más garantías de solvencia y ecuanimidad: más de quince años después de su entronización, el jurado no tiene en España prestigio alguno ni arraigo social. Y se mantiene la percepción de que son más justas las decisiones que puedan adoptar los jueces profesionales que las que tome un puñado de personas. José Antonio Zarzalejos lo acaba de explicar en un buen análisis en la Red.

 

En el asunto que inspira estas líneas, es claro que la “no culpabilidad” de Camps tiene que ver con el ambiente social de lenidad que se respira en la sociedad valenciana -a fin de cuentas, de ella provienen los nueve miembros del jurado- con respecto a las corruptelas políticas, que en efecto no han tenido consecuencias electorales. Lo que abonaría la aberrante tesis, manejada profusamente por Camps, de que las urnas redimen de cualquier culpa o responsabilidad penal a los políticos que se sometan a ellas.

 

El “caso Camps” no ha concluido puesto que, en buena lógica,  debería embarcarse en un proceso de recursos. Veremos si el sistema judicial actual es capaz de aportar al desenlace del proceso valenciano la pertinente racionalidad, como ha ocurrido en otros casos. De cualquier modo, la reforma de la Justicia, regresiva en muchos aspectos, que se propone realizar Gallardón, podría enriquecerse con la eliminación del jurado, que probablemente sería una prueba de modernidad.

Surge un debate europeo

Lunes, 23 Enero 2012

François Hollande, candidato socialista a la presidencia de Francia tras imponerse en unas primarias entre seis candidatos abiertas a militantes y simpatizantes, pronunció este domingo en Le Bourget, al norte de París, el mitin de arranque de la campaña previa a las elecciones del 22 de abril y el 6 de mayo (como se sabe, es una elección a dos vueltas). Y en su discurso, lanzó una propuesta global y abiertamente europeísta de lucha contra la crisis que, sin quebrar los grandes principios racionales de estabilidad y rigor, vino a decir que el objetivo final puede conseguirse por otros caminos en los que ciertos valores, como la solidaridad o la pervivencia del estado de bienestar,  se impongan a determinados abusos del sistema financiero y a algunos criterios demasiado rígidos que ignoran que el sujeto de la política es siempre el ser humano.

 

En este momento, Hollande es el favorito en las encuestas frente a un Sarkozy desgastado y sometido a la servidumbre que le impone hegemonía alemana. Pero lo relevante no es tanto el resultado de las elecciones cuanto el debate que acaba de abrirse sobre cómo combatir una profunda crisis provocada por los abusos del sistema financiero, por la falta de reglas de juego en la economía global, por la avaricia patológica de unos y la incompetencia o el absentismo de otros. Muchos europeos perplejos tendrán en ese debate la ocasión de encontrar su propia luz al final del túnel.

El cierre de Megaupload

Viernes, 20 Enero 2012

Los Estados Unidos han lanzado un mensaje contundente al mundo con la decisión adoptada por un gran jurado de Virginia que ha desembocado en la clausura de Megaupload y en la detención de sus gestores, acusados, entre otros delitos, de lavado de capitales: la nueva y más rigurosa normativa sobre derechos de autor en la Red no se aprobará hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre, pero ello no significa que vaya a mantenerse el actual estado de impunidad.

 

Ni una sola lágrima habría que derramar por el cierre merecidísimo de Megaupload, un colosal depósito de material cultural hurtado a sus creadores, sin un ápice de valor añadido, que ha proporcionado a sus propietarios una indecente fortuna difícil de cuantificar pero que se mide en cientos de millones de dólares.

 

Las industrias culturales tradicionales han tardado demasiado tiempo en entender que debían adaptarse a las nuevas tecnologías, a la digitalización y a la globalización, y es seguro que su reconversión no ha terminado. Pero no es posible admitir, en nombre de la modernidad y de la cultura, que unos oscuros intermediarios avispados se apoderen de los recursos que deberían llegar a manos de los verdaderos creadores, de quienes viven de su ingenio y de su creatividad.

 

En Internet, no se podrán poner puertas al campo, pero sí se podrá limpiar la Red de parásitos y de delincuentes. La civilización progresista consiste en establecer un estado de derecho, no en hacer una jungla de los ámbitos de creación y convivencia.

La CECA quiere un banco malo

Martes, 17 Enero 2012

Se observa que las Cajas de Ahorros, que han escandalizado al país por su politización y por el latrocinio que han realizado algunas de sus cúpulas en provecho propio al amparo de la crisis, siguen insistiendo en que el Gobierno cree un “banco malo” para dar salida a los activos dañados por el estallido de la burbuja: inmuebles, suelo, impagados de promotores, etc. Se trata de tapar un agujero del orden de 176.000 millones de euros, y de hacerlo con dinero público.

 

De momento, el ministro de Economía, Luis de Guindos, en nombre del Gobierno, se ha negado en redondo a atender este insidioso requerimiento, que cargaría sobre los hombros de los contribuyentes la especulación y la mala gestión del sistema financiero. Pero la insistencia de la CECA persiste, pese a que el Ejecutivo ha mostrado su deseo de que sigan las fusiones hasta que tan sólo exista una decena de entidades sólidas, y de que los bancos no repartan beneficios algunos años para aplicar estos recursos al saneamiento de los restos de la burbuja inmobiliaria.

 

Debemos vigilar con celo los movimientos del sector bancario porque su pertinacia no conoce límites. Y hay que animar al Ejecutivo no sólo a que mantenga su posición sino a que la exhiba en sede parlamentaria, para escarnio de quienes, después de arruinar al país, siguen reclamando la ayuda de la Hacienda pública.

Reinterpretación del Estado de las Autonomías

Mircoles, 11 Enero 2012

A raíz de unas declaraciones del ministro de Economía, Luis De Guindos, sobre la imposición de un control presupuestario a las comunidades autónomas españolas, el Financial Times –la biblia neoliberal-se ha hecho eco de la preocupación existente en determinados ambientes nacionalistas de la periferia española de que la crisis sea aprovechada por el Partido Popular, con la tácita condescendencia del Partido Socialista, para proceder a una ‘recentralización’.

 

Nada indica que esté en marcha una operación de esta índole, entendida como inversión del desarrollo autonómico constitucional. Pero sí parece necesaria una relectura de la Carta Magna y una reinterpretación del cuasi federalismo que la ley fundamental consagra. Y, por supuesto, una reducción de los faraónicos ensueños de unas autonomías que se han cargado de carísimos símbolos, de instituciones insoportables, de organizaciones inútiles y, en muchos casos, de franca corrupción.

 

El Estado de las Autonomías deberá regresar al territorio modesto de lo posible, acercándose cada vez más a un federalismo armónico y tendencialmente homogéneo, alejándose de la confederación de reinos de taifas que en un cierto momento aparentó pretender.

Recortes en investigación

Lunes, 2 Enero 2012

Algo muy grave falla en el gigantesco recorte dispuesto por el nuevo gobierno: en teoría, el principal objetivo de la política económica en tiempos de crisis como los actuales, además de contentar a los mercados, consiste en cambiar el modelo de crecimiento que nos ha traído hasta aquí, orientándolo hacia actividades de mayor valor añadido, para la cual es preciso conseguir mayor competitividad, lo que a su vez se logra mediante inversiones en I+D+i y en Educación. El capital humano es determinante en este aspecto.

 

Esta evidencia casa mal con el recorte de 600 millones de euros en I+D+i y con el de 200 millones al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Rafael Rodrigo, presidente de esta institución, anuncia cierre de institutos científicos y una inminente fuga de cerebros de este país. Cayetano López, director del Ciemat, asegura por su parte que mejor sería cerrar la institución porque mantenerla sin actividad no tiene sentido.

 

Los recortes presupuestarios son siempre arduos y nunca dejan satisfecho a todo el mundo, como es natural, pero aunque resulte inevitable en estos casos dejar víctimas en la cuneta, convendría aplicar criterios inteligibles de racionalidad. Porque no tiene sentido limitar aún más las escasas posibilidades que nos quedaban de enderezar el país, de volcarlo hacia un desarrollo más sostenible y creativo que nos permita abandonar la peligrosa senda de fiarlo todo al ladrillo y el consumo.