Blogs

Archivo de Junio, 2012

Krugman y el rescate español

Martes, 26 Junio 2012

El papel del nobel norteamericano Krugman en la crisis económica está siendo controvertido. Este liberal (en la nomenclatura americana) irreductible, amigo de Obama, articulista y polemista de éxito, mantiene tesis en esencia contrarias al la austeridad europea y favorables a reactivar la economía mediante políticas de demanda clásicas, estímulos fiscales que ataquen la raíz de la recaída en la recesión.

Pero con independencia de este debate general, hoy Krugman publica un artículo en la prensa de Madrid en el que maneja un argumento poco discutible: si el ‘rescate’ encaminado a lograr la recapitalización de la banca española se hace prestando dinero al Estado español y engrosando por tanto su deuda y su déficit en vez de suministrando directamente los recursos a las entidades, la medida no servirá para nada.

La razón es obvia: en estos términos, el rescate en cuestión mejoraría la posición del sistema financiero a costa de acentuar gravemente las dudas sobre la solvencia del Estado español, cuyas deudas pública y privada ya rebasan el 300% del PIB.

Los mercados, que no tienen corazón pero sí cerebro, se han dado cuenta perfectamente de ello desde el primer momento. Lo grave es que no hagan lo mismo los líderes europeos.

Nacionalismo localista

Lunes, 25 Junio 2012

Artur Mas ha viajado a Massachusetts y ha establecido con ese estado norteamericano (y con Israel, que casualmente pasaba por allí) lazos institucionales “para desmarcarse del desprestigio del sur de Europa”. Para justificar tan curiosa decisión, Mas ha declarado que “hemos –los catalanes- de dar un salto y asociarnos con los mejores para demostrar que somos una realidad dinámica e innovadora”. Demostración que debe resultar en su caso sumamente difícil ya que “Cataluña es un atleta que tiene que competir con una mochila cargada de piedras, por el déficit con España”.

El nacionalismo, tan antiguo y apolillado, resulta a veces conmovedoramente ingenuo y en ocasiones la sonrisa benévola que suscitan sus expansiones degenera irremediablemente en carcajada. Porque hay que tener humor para emprender este curioso “viaje a la excelencia” en plena crisis, con los recortes agobiándonos y cuando aquí acabamos de ver cómo se disipaba el espejismo de una opulencia ficticia de nuevos ricos que han echado mal las cuentas de su propia fortuna.

España, desde Cataluña a Andalucía, desde Valencia a Extremadura, tiene una gran lección que aprender de esta débacle. Y no es precisamente la de la desunión ni la de las fracturas estructurales del Estado de las Autonomías sino la de la solidaridad bien entendida, la recuperación de los grandes valores éticos y políticos y la del europeísmo cabal. Las expansiones fantasiosas de índole patriótica deben quedar para mejor ocasión.

Los mineros y Ortega

Jueves, 14 Junio 2012

La minería española del carbón tiene un oscuro futuro porque ya ha fracasado el argumento que servía para mantenerla: el carbón -se decía- es estratégico para España por la elevadísima dependencia energética de nuestro país, que no posee petróleo ni gas. Y ello había de justificar la explotación de unas minas en galería que proporcionan carbón a precios exorbitantes, y que no pueden competir con las del Este de Europa, en las que se extrae el carbón a cielo abierto. Pues bien: pese a los esfuerzos españoles, la UE no nos permite seguir subvencionando el carbón más allá de 2018.

Ortega declara varias veces en su obra la inconveniencia de la subitaneidad del tránsito, y su preferencia por los cambios cadenciosos y progresivos. Pues bien: en la minería, la gran clausura de las explotaciones debería hacerse así, con gradualidad y sin sorpresas. Por respeto a uno de los trabajos más duros que la humanidad ha organizado para desarrollarse.

Actualmente, quedan 7.000 empleos directos en la minería, y existe un plan gestionado por el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras que, en resumen, contempla la subvención decreciente de la producción mientras se trata de reindustrializar las comarcas afectadas. Así se había logrado hasta ahora un precario y pacífico equilibrio de supervivencia. Pero el Gobierno, por causa de la crisis, ha recortado bruscamente las dotaciones de este plan en un 37,5%. El resultado es que las explotaciones no pueden mantenerse. Y los mineros han salido a la calle a luchar por su empleo.

La crisis es una realidad objetiva que no puede negarse, pero quizá fuera preciso atacar este problema haciendo excepciones y con una mayor sensibilidad. Es cierto que las 7.000 familias que viven en España de las minas son una gota de agua en el océano de los muchos millones de parados, pero sólo un desaprensivo no entendería que el fin de una actividad milenaria que ha sido eje de la industrialización debería contar, al menos, con la comprensión solidaria de toda la sociedad.

En manos extrañas

Jueves, 7 Junio 2012

Estamos literalmente en manos de empresas privadas de las que muchos teníamos vaga referencia o, sencillamente, no habíamos oído hablar jamás: los consultores Oliver Wyman (norteamericano) y Roland Berger (alemán) están efectuando unas pruebas de estrés sobre los bancos españoles partiendo de la hipótesis –tan arbitraria como descabellada- de que la recesión  española será de cinco puntos del PIB este año; otras cuatro empresas de auditoría -Deloite, Erns & Young, KPMG y PwC- están encargadas de valorar los activos inmobiliarios de los balances bancarios. A partir de estas ponderaciones, se determinarán las  necesidades de capital. Si los bancos son capaces de cubrir estas necesidades conbeneficios, habrán de hacerlo; en caso contrario, tendrán que acudir al rescate.

 

La consultoría económica no es una actividad muy prestigiada últimamente. Conviene recordar que ni los auditores ni los expertos fueron capaces de prever ni de lejos el hundimiento de Lehman Brothers ni la cascada de quiebras al desencadenarse la crisis.  Y sin embargo, de lo que resuelvan estos actores –que no son evidentemente espíritus puros- dependerá el porvenir económico de nuestro país, que es como decir el destino de todos. Si ésta es la democracia global que se postula, muchos tendremos que reconsiderar las posiciones en principio favorables a la globalización. Porque nunca se nos dijo más claro que el progreso pasaba por la renuncia a ejercer la soberanía sobre nuestro propio futuro.