Blogs

Incendios y ajustes

El levante español está afectado por los peores incendios del siglo, con un saldo trágico de una muerte y con un gran patrimonio forestal destruido . Al escribirse estas líneas, los incendios siguen vivos, se han devastado más de 50.000 hectáreas, hay miles de desplazados y han ardido diversas propiedades.

La irritación social de los damnificados por estos siniestros, que no terminan de entender qué ha podido ocurrir para que no se haya podido contener el desastre antes de que se volviera inmanejable, es perfectamente comprensible. Y aunque son muchos los efectivos  materiales y humanos que se han volcado en las tareas de extinción, los ajustes también han afectado a la lucha contra incendios: el presupuesto de extinción de incendios forestales de los bomberos (de la comunidad valencia y sus diputaciones) ha descendido de 110 millones de euros a 95 y el número de brigadistas ha bajado de 12.000 a 11.000. En las actuales circunstancias, los ciudadanos tienen forzosamente que hacerse la gran pregunta: ¿han tenido algo que ver los ajustes presupuestarios en la magnitud de esta dramática contrariedad? Fuentes fidedignas aseguran que el monte no ha sido limpiado desde hace tiempo y que no existen apenas en Valencia planes ed gestión del patrimonio forestal.

Sería demagógico relacionar directamente ajustes y fuego pero sí se puede extraer de lo ocurrido una lección magistral: los ajustes no pueden hacerse indiscriminadamente. Hay partidas presupuestarias sagradas y otras prescindibles. Lo dudoso es que los recortes, en todos los ámbitos, se hayan efectuado con la debida racionalidad.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario