Blogs

Archivo de Agosto, 2013

Euforia irreal

Viernes, 23 Agosto 2013

Estamos cerca del punto de inflexión de nuestro proceso económico, que en el segundo trimestre del ejercicio decayó sólo un 0,1%, pero todas las previsiones aseguran que nos espera, en el mejor de los casos, un largo período de atonía que sólo a partir de 2018 podría empezar a registrar tasas de crecimiento capaces de crear empleo neto. No están, pues, las cosas para echar las campanas al vuelo por el hecho de que estemos mostrando una magnífica capacidad exportadora -que sería mucho mayor si hubiera financiación y si se hubieran aplicado políticas tendentes a incrementar el tamaño de nuestras empresas-  o por el magnífico año turístico de que disfrutamos, en buena medida a causa del infortunio ajeno.

Máxime cuando no hay un solo indicador que pronostique que vamos a ingresar en un cambio de ciclo relevante: la industria no para de contraerse y ni siquiera el sector servicios muestra un buen comportamiento y arroja cifras negativas. La demanda interna sigue por los suelos, y con tendencia a la baja, y, además, no hemos acertado a sanear definitivamente el sistema financiero -crece la morosidad y sigue sin haber crédito- y no hay un solo indicio de que Alemania, después de las elecciones, acepte avanzar en la integración europea -lo que abarataría nuestra deuda-, retrasar el proceso de convergencia -que en el caso español debería aplazarse hasta 2018 como mínimo- o auspiciar una política monetaria expansiva según el fecundo modelo norteamericano, que ha ahorrado mucho sufrimiento a los ciudadanos de aquel país, que han salido casi indemnes de la crisis, que incluyó también una grave burbuja inmobiliaria.

No parece, en fin, que con las recetas en vigor vayamos a salir del pozo en varios años. Ni que vayan a encontrar empleo a corto/medio plazo los seis millones de parados. Midamos, pues, la euforia, no vaya a ser que la paciencia de los más desafortunados se convierta en indignación y acabe en estallido.