Blogs

La época ominosa

“No tenemos que aspirar a llegar al nivel del Barcelona, sino a ser un buen equipo”. Las palabras de Xabi Alonso son un buen comienzo para cambiar algo. Primero, toca la mentalidad del equipo y, por eso, el donostiarra ha dado en el clavo con una frase que no habíamos oído a nadie del club. Barça sólo hay uno y  a día de hoy es inigualable. O sea que el Madrid, como atina Alonso, debe emprender su propio camino, pero con una idea y una estrategia clarividente. Afición, prensa y la propia entidad se han dado cuenta de la dañina comparación entre la plantilla de Pellegrini y el que quizá sea el mejor equipo contemporáneo. La perseverancia azulgrana en La Masía ha traído una generación de fenómenos ya inolvidable y que por fortuna ha eclosionado con una precocidad asombrosa. Vamos, que le queda cuerda para un buen rato.

Antes que volver a recomponer un equipo a golpe de talonario sin ton ni son, el Madrid debería rogarle al madridismo un poco de paciencia, aunque se antoja imposible. Cada año que el club acaba en blanco, el fracaso aumenta y el prestigio se degrada. La máxima merengue de ganar o morir está asfixiando a Florentino Pérez, quien ha comprobado que esta vez no valía con fichar a los dos o tres mejores del ranking y a ver qué sucedía. Primero debieron elegir a un entrenador que trajera un plan, el que fuera pero uno concreto, y después montar la plantilla; o al revés, fichar con sentido para cubrir todas las necesidades y a continuación traer a alguien que los hiciese bailar.

Pellegrini vino sin ser el preferido, ni siquiera la segunda apuesta; Benzema fue más un subidón mediático allá por verano que un fichaje trascendental; Sneijder y Robben habrían sido los actores más cotizados entre bambalinas y la cantera podría haberse trabajado más en pretemporada para premiar a algún chaval. Nada de eso ha sucedido.

Y  ahora el equipo se encuentra en un brete muy desagradable: primero, tiene que ir a morder en los siete partidos que faltan, por si suena la flauta; segundo, haga lo que haga el club, es vital un título el próximo año. De lo contrario, el siglo esplendoroso que intuyó Zidane con aquella prodigiosa volea habrá sucumbido a una de las épocas más ominosas que recuerde el Madrid.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , , ,

2 respuestas a “La época ominosa”

  1. bokeron11 dice:

    Todavía recuerdo el revuelo,la espectación en la calle y mediática que produjo el fichaje de un tal Kaká.Nadie(menos yo) defendía eso de MÁS CANTERA Y MENOS CARTERA.Ni un sólo periodista se atrevió a escribir lo que más de uno pensaba,y es que,en el caso de que no saliera bien,el riesgo era enorme.Ahora es muy fácil opinar y escribir que en su momento no se fichó por necesidades de la actual plantilla sino por armar escándalo y acallar los ruídos del triunfo desde el nordeste.El tiro por la culata le ha salido la jugada al “Ser Superior”,como no podía ser de otra manera.Que den la cara los que en su día le han dado y le siguen dando la espalda a la cantera,desde Calderón hasta los que están hoy,esos son los culpables de lo que pasa en el club.Esos y los que lo apoyan en la parte mediática,uno de los mayores cánceres que tiene el club,el peloteo barato,el compadrismo y el enchufismo.Y no me refiero a periodistas de forma individual,sino a grupos que en vez de informar quieren mandar en un club que nada tiene que ver con la prensa.Donde además,imperia la más alta ley de cualquier dictadura,ya que se omiten opiniones que no sean del agrado del Imperio.
    O el Madrid empieza a resetearse de nuevo con cantera,con paciencia,trabajo y dedicación,ó el club lo pasará mal,muy mal.Y ahora cuando venga Riberý and company los que teneis lápices mediáticos le dais pompa,luego llegará el 10 de Noviembre,luego un 10 de Marzo y para rematar un 10 de Abril.Eso sí,para las presentaciones todo el mundo se quiere echar la foto,pero el día 10,a la madriguera.

  2. kopese dice:

    Los primeros deberían poner un poco de paciencia son los directivos y no la afición, y sobre todo dejar trabajar al que dirija al equipo.
    Y la cantera del Madrid no tiene ni punto de comparación con la del Barca, para igualarla necesitarán muchos años y que haya entrenadores y directivos que de verdad se preocupen por ella

Deja tu respuesta