Blogs

De órdago en órdago

mou-y-casilas.jpg

En el fútbol no se recuerdan casos de despidos improcedentes. Los hay cantados, como el que provocaron John Benjamin Toshack cuando confesó al MARCA que era más fácil ver un cerdo volando sobre el Bernabeu que rectificar unas declaraciones suyas o el de Schuster, dejando claro que para su equipo era “imposible ganar en el Camp Nou”; los hay inesperados, como el de Fabio Capello, que se enteró durante sus vacaciones que Ramón Calderón prescindía de él a través de una llamada a su hijo y a la vez representante; y de acuerdo tácito, como el de Jupp Heynckes con Lorenzo Sanz a pesar de conquistar la Séptima. Mourinho está planteando al presidente un órdago detrás de otro; consta en la letra pequeña de su contrato. Cualquier club que requiera sus servicios, aparte de garantizarse títulos, debe estar preparado para presiones psicológicas bestiales. Es el jefe que exprime a sus empleados hasta la saciedad obcecado en arrasar con una idea, la suya, salga bien o no.

Ayer, en apenas ocho minutos, el Bernabeu entero fue testigo de los efectos devastadores de la doctrina inalterable del entrenador. Salió Adán, un portero que no puede asumir la portería del Real Madrid cuando apenas se ha fogueado en dos años y medio. Su nerviosismo se olía a la legua, pero Mourinho ya había envidado sí o sí. Instantes después, Casillas también fue víctima de la paranoia que ha originado el portugués en la portería: todo un campeón del mundo hecho un manojo de nervios; un pase errado y tres goles en tres disparos. La consecuencia del disparate es que al Madrid le urgen victorias con dos porteros ajusticiados, uno por su propio míster y el otro por las fatales circunstancias. Casillas fue borrado del mapa antes de Málaga sin explicación previa, pero él atenuó el morbo con su eterna diplomacia: “Nunca recibo explicaciones cuando juego, ahora tampoco las voy a pedir por ir al banquillo”. En cambio, a Adán sí le nota que todavía debe adquirir la prudencia mediática que impone jugar en el Madrid…”Seguramente sí haya habido opiniones que me han faltado al respeto”, comentó el competidor de Casillas después del 4-3. Mourinho ha tenido mala suerte porque el órdago le ha salido mal: Adán no es culpable por tan exagerada responsabilidad repentina, pero Iker es de los pocos futbolistas que ha hecho méritos inconmensurables para vivir de vez en cuando de las rentas, es decir, que aún no estando acertado no se le puede sustituir sin una justificación clara, y nadie se la ha dado, como ha desvelado.

Y como el Madrid vive en un búnker y Casillas no sabe, o no se atreve a decir, por qué ha perdido la titularidad, surgen dos interpretaciones del cambio: primero, que el portero ha sido señalado como uno de los culpables de la tensión entre los conciliábulos del vestuario, o sea, entre la guardia pretoriana portuguesa de Mourinho y el reducto de españoles que levantan la voz al jefe. Y segundo, una razón técnica. El periodista José Luis Sánchez de La Sexta adelantó ayer que Casillas ha ido directo al banquillo porque no se ha dejado aconsejar por el cuerpo técnico (en este caso, competencia de Silvino Louro) sobre cuestiones a mejorar y tampoco ha asumido los galones de capitán ni le ha dedicado más tiempo al colectivo, según Mourinho. Desde luego, la expulsión de Adán suaviza el debate porque Casillas jugará el próximo fin de semana en Pamplona y resultaría grotesco birlarle la titularidad dentro de dos semanas en Mestalla. Con este panorama, a nadie le extraña que el mal fútbol del equipo no merezca ni un par de minutos de tertulia: ni los periodistas preguntan en rueda de prensa ni, por supuesto, el entrenador toca el tema. Importan los trapos sucios del vestuario, porque a dieciséis puntos del Barça vender ‘cofradías del clavo ardiendo’ no viene a cuento.

 

 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Google
  • TwitThis
  • Facebook

Tags: , ,

2 respuestas a “De órdago en órdago”

  1. pronosticos futbol dice:

    Casillas es suplente porque a Mou le repateó la llamadita a Xavi y porque con Sergio Ramos son los que más personalidad tienen (del grupo de españoles).
    Y en cuanto a las declaraciones de Adán, me resulta muy raro que Mourinho hable de falta de respeto a Adán y luego él también… el chaval no tiene culpa de nada, está claro pero creo que nadie le ha faltado al respeto

  2. Antonio dice:

    La culpa de que los periodistas no hagan su trabajo y se dejen “embaucar” para hablar de lo que quiera Mou es del propio Mourinho. Como digo muy profesional por parte del colectivo. En la rueda de prensa de antes del partido contra la Real, no hubo ni una sola pregunta sobre temas tácticos y que tuvieran algo que ver con el futbol, por ejemplo la elección de Carvalho, defenestrado en verano(por cierto muchos esperabais un ridículo del jugador y que el Madrid perdiera para atizarle de nuevo a Mou; os la teneis que volver a tragar) o que jugara Essien de lateral de derecho… pero eso no interesa.
    Por cierto, la culpa de que Casillas, indiscutiblemente el mejor portero del mundo, falle partido tras partido en las salidas a balón parado también es de Mou. Hay que decir las cosas que hace mal porque también puede fallar. Y eso no es antimadridismo como quereis vender. Seguir atizando a Mou, que como habeis hecho durante estos dos años, al final os tocará embainarla y tragarosla otra vez.

Deja tu respuesta