Blogs

Archivo de la categoría ‘Bundesliga’

Modelo Europa vs modelo España

Mircoles, 31 Agosto 2011

“Va a llegar un momento en que en la jornada diez sólo Real Madrid y Barcelona compitan por el título. Al final, los dieciocho equipos tenemos que tomar la determinación de unirnos y, si no, que Real Madrid y Barça jueguen uno contra otro, así todo el año”…lo dice José Carlos Pérez, consejero delegado del Málaga, club que se ha fundido casi sesenta millones de euros en armar un equipo competitivo…para la ‘otra’ liga. Porque “la mayor porquería de Europa”, según Del Nido, ha tardado en esparcir su basura una jornada, la primera de muchas que revela la supremacía Barça-Madrid. Pero esa ‘liga de mierda’ (invención que el lunes fue la más ‘twiteada’ en España) tomó cuerpo no con el paseo militar de los blancos en La Romareda –equipo con más fondos vs. equipo en quiebra técnica-, sino con el despiece que el Barcelona hizo del Villarreal, equipo que apuntaba (y aún lo hace) a darse codazos por las migajas de Champions. No obstante, el 5-0 no debió ser la excusa de Fernando Roig para desahogarse…”nosotros tenemos que vender para equilibrar presupuestos y otros, con créditos, compran”. Cierto, pero ¿lo habría dicho si la derrota hubiese sido un pírrico 1-0? Quizás, pero las quejas no apuntan al fútbol versallesco del Barça, sólo al modelo oligárquico de las televisiones. Y es ingrato que a Guardiola no se le reconozco uno de los mejores juegos de toda la vida, que arrambla títulos y machaca a cualquiera que se ponga en medio.

Pero en cierta manera Madrid y Barça abusan del resto, el primero porque tiene a los mejores que la pasta puede comprar y el segundo porque ha tenido la paciencia y providencia de esperar la añada del siglo. Y en el caso azulgrana, también ha extendido cheques al portador para dejar huérfano al Arsenal sin Cesc y meter más músculo en la delantera con Alexis.  Precisamente, el campeón es el que más ha gastado (60 millones que podrían aumentar a 77 en concepto de variables), mientras que el Madrid ha apuntalado la plantilla con muchos recambios por poco dinero para lo que acostumbra a derrochar, 55 ‘kilos (aunque sólo Coentrao costó 30). Y es en el tema de la comparativa gastos-ingresos-presupuestos donde choca el Málaga del jeque Al-Thani: los 58 millones en fichajes contrastan con los paupérrimos 12 que se lleva por derechos de televisión y, sobre todo, con un presupuesto de 150. O sea que el proyecto faraónico del jeque apenas puede usar ese presupuesto para cubrir salarios, aunque los fondos de Oriente Medio son ‘ilimitados’, como espetó el director deportivo, Antonio Fernández.

Rayo y Granada (recién ascendidos), Levante, Sporting y Real Sociedad comparten con el Málaga el último pedestal en ingresos televisivos. Extraña que el Betis, otro ascendido, cobre 21 millones (realmente son 27 pero Sogecable adelantó a Lopera entre 7 y 10 antes de que el contrato quedase congelado en Segunda). Villarreal y Sevilla oscilan en 25 millones; Atlético de Madrid y Valencia en más de 40, y a una distancia sideral Madrid y Barça arrasan con 140. Semejante desfase agudiza las diferencias estamentales, a pesar de que Jaume Roures, presidente de Mediapro, soltase anoche en El Partido de las 12 de COPE que “esos contratos han sido mucho mayores que los demás en los últimos quince o veinte años”. Por eso, la tesitura obliga a un cambio drástico que no contemple la reducción de ingresos de Madrid y Barça (ellos sí lo generan), sino un acercamiento de los otros dieciocho para que estos puedan ceñirse a montar plantillas interesantes, en vez de idear planes de choque contra bancarrotas.

Europa sí ha usado la lógica para equilibrar sus campeonatos: salvo en la Premier donde United y Chelsea se han repartido las coronas de la última década, en el resto de campeonatos sí que ha  aparecido actores de comparsa. Y eso que en Inglaterra la operadora Sky Sports aplica cualquier medida necesaria para contener los ingresos: el campeón, el United, cobra 68 millones  y un novato en la categoría como el Blackpool 44. En la Bundesliga, cualquier cifra se antoja bajísima, pero se debe a la recuperación de la honda crisis que azotó al grupo Kirch hace diez años y que casi acaba con el campeonato…el Bayer de Munich percibe 28, el Schalke de Raúl, 25; el vigente campeón, el Dortmund, 20 y el menos afortunada es el Colonia con 14, justo la mitad que el primero. En Francia, Canal Plus también ofrece contratos mesurados donde el límite lo pone el Olympique de Marsella con 50 millones; al Lyon extrañamente sólo se le asignan 45, cuando ha ganado siete ligas consecutivas y  Le Havre ocupa la última plaza con 14, más que los últimos españoles. Por último, en Italia el selecto grupo de Milan, Inter, Juventus, Roma y Nápoles montó en cólera cuando supo que la intención del Calcio era reducir sus millonarios contratos a favor del resto; así, por ejemplo, la Juve pasaría de 50 a 40 millones anuales. Quizá el caso italiano es el menos lejano al nuestro pero, desde luego, tampoco es el idóneo para crear nuevas experiencias…la del Lille en Francia o la de Dortmund o Wolfsburgo –campeón 2008/09- en Alemania. Hasta entonces, la Liga bailará al capricho de los dos grandes, mientras que Del Nido y Roig seguirán brindando al sol.

Nuevos horarios de Liga…¿nuevos formatos de radio?

Martes, 9 Agosto 2011

radio-madrid-siempre-tuvo-presentes-retransmisiones-deportivas-directo.jpg

“Pido perdón a todos por la cantidad de veces que he anunciado una quiniela que no les había tocado”. Fue el chascarrillo de despedida del maestro Vicente Marco, después de recoger el Premio Ondas por toda su carrera en 1999. Bobby Deglané y él idearon el Carrusel Deportivo en su formato primigenio; sólo ellos apostaron por un programa revolucionario de mediados de los cincuenta, que se encargaría de informar de los partidos de Liga en domingo y no en lunes, como se pretendía entonces. Ésa era la verdadera magia de la radio deportiva, la de contar partidos simultaneando las crónicas por los estadios…y ésa es la gracia que la Liga de hoy pretende borrar de un plumazo. Porque el ansia de vender nuestro campeonato al por mayor ha engendrado la descabellada idea de dar a cada partido un horario exclusivo: un Rayo Vallecano- Mallorca podrá acaparar la misma atención que un Real Madrid-Athletic, por citar dos encuentros de la primera jornada: francamente, no es la manera de darle coba al fútbol. Y resulta que el Rayo-Mallorca se jugará dentro de dos fines a las doce del mediodía para ir ejercitando el huso asiático. Pero, con todo el respeto a ese partido, intuyo que el mercado oriental no reventaría su prime time televisivo.

La radio deportiva nunca deja de recoger muestras de cariño: Matías Prats, presentador de Antena 3, confesó en una entrevista que en sus inicios tenía una voz tímida para contar (y cantar) goles en directo, pero que “la esencia de la radio era la emoción de los carruseles”. Desde luego, con partidos a las cuatro, a las seis, a las ocho…¡y a las diez de la noche del domingo!, se acabaron las rondas informativas en las que un gol en El Sardinero se colaba entre las conexiones de San Mamés y El Madrigal. Y, por descontado, olvidémonos del repaso quinielístico, tan costumbrista como excitante para los que rellenan casillas, tal como recordó Vicente Marco. En consecuencia, las radios deberemos ingeniar formatos nuevos para evitar que un Granada-Osasuna reparta ansiolíticos entre los oyentes. Porque la LFP no lo pone fácil en su afán de convertir cada jornada en una función del Circo del Sol: precisamente, son los ‘partidos de las 5’ en bloque los que daban la misma emoción que Madrid o Barça. Y hace apenas una década, los dos grandes también se incluían en el saco del resto: entonces, sólo había un partido en sábado, en abierto, (más los que debían jugar Champions la semana siguiente) y el de los domingos en Canal Plus.

Además, es obvio que el aficionado del Betis compraría igual su partido de las cinco, que si se jugase a las ocho del sábado. Los operadores de televisión ingresarían por los mismos pinchazos con varios encuentros en el mismo horario, que en uno exclusivo: el secreto de la atención mediática la sirven Real Madrid y Barça, por ese orden según las audiencias de tele. Por de pronto, si la Liga quiere convertirse en un émulo de la superventas Premier League, no debería probar experimentos poco fiables: Inglaterra da su pistoletazo de salida el próximo sábado con seis partidos a las cuatro de la tarde (horario de toda la vida); el Calcio comenzará una semana más tarde que la Liga y juntará  siete partidos el domingo por la noche (allí sí atienden a la información metereológica); en la Bundesliga, un torneo en constante auge, las tres y media de la tarde sabatina sigue siendo la predilecta por la afición y en Francia también se juega el grueso de la jornada en hora única. ¿De verdad que el departamento de marketing de la LFP ha sondeado bien el mercado? Cuesta creerlo.

 

 

Raúl y Guti

Mircoles, 28 Julio 2010

raulyguti.jpg

La vida sigue. El triste homenaje a Raúl no ha tenido su merecida trascendencia y el ex capitán vuelve a sonreír en Alemania. Allí ha decidido dar sus últimos coletazos de nivel porque, lejos de retirarse en ligas de coña como la mejicana, árabe o norteamericana, ha apostado por el proyecto ambicioso del Schalke. Por de pronto, en un par de meses estará dando guerra en su querida Champions. No me negaréis que tendría su morbo un duelo con el Madrid; resulta que a los ex madridistas se les da bien hacer la puñeta al equipo blanco, ¿por qué iba a ser Raúl la excepción?

Felix Magath, entrenador del Schalke y máximo (no sé si único) valedor de Raúl se ha obsesionado con el gran capitán. El equipo combatió la temporada pasada con el Bayer por la Bundesliga hasta las últimas jornadas y este año el propósito debe ser el mismo. No obstante y a pesar de que Raúl garantiza esfuerzos denodados, no veo al siete de titular indiscutible. El campeonato alemán no es aquel torneíllo donde el Bayer se paseaba y de vez en cuando asomaban la cabeza Borussia Dortmund o  Leverkusen. La Bundesliga se ha modernizado y ha transformado su fútbol arcaico y plomizo en un estilo tècnico y atractivo. Raúl le puede echar ganas, sí, pero será complicado que coja el ritmo de competición. De todos modos, comenté el día de su despedida que aún puede liar alguna buena, aunque Magath no le exigirá grandes destellos, sino suplir la efectividad del anterior goleador Kevin Kurányi (dieciocho goles en el último año).

Y a todo esto, el eterno colega de Raúl ha aterrizado en Estambul en loor de multitud: quién le iba a decir a Guti que una riada de aficionados le esperaría en el aeropuerto y otra más impresionante le citaría en el estadio del Besiktas. Se ha ido de Madrid con sigilo y ahora se muda a un país que se ajusta muy bien a su estilo ascético. Jugar, jugará y mucho; gane o pierda, le traerá sin cuidado. Le pasa como a Raúl, ambos son treintañeros y no vienen de emprendedores a sus nuevos clubes. Al siete le han hecho una oferta deportiva y económica (sobre todo, lo segundo) más que sugerente; por el contrario,  Guti se ha marchado para evadirse con los paseos por el Bósforo o el  regateo del Gran Bazar. Así es cada cual.

El caso es que el Madrid se ha deshecho de gran parte de su folclore moderno en un pispás y ahora se ha empeñado en crear otra versión más actualizada en la que el entrenador es el protagonista y los jugadores máquinas de hacer dinero, goles y equilibrar balanzas de pagos. Sinceramente, hace bien porque es lo que exige el negocio moderno del fútbol. Quizá Raúl y Guti maduraron en otra época no tan lejana en edad pero sí en esencia.