Blogs

Archivo de la categoría ‘Grecia’

Un buen plan

Lunes, 21 Mayo 2012

latestmatteo_2005.jpg

Otto Rehhagel fue preguntado en la víspera de la final de la Eurocopa 2004 si su selección, Grecia, tenía alguna posibilidad de ganar a la anfitriona, Portugal. Curiosamente, la pregunta ocurrente la hizo un periodista griego para asombro del seleccionador, porque nadie, ni siquiera la prensa partidaria del ‘antifútbol’ heleno, creía en el cuarto milagro. El primero fue pasar de grupo dejando a España en la cuneta; el segundo, echar a la Francia de Zidane con una ocasión en noventa minutos; el tercero supuso el triunfo del orden espartano ante el talento checo y el cuarto debía ser repetir un ‘maracanazo’ versión portuguesa. Rehhagel tardó en contestar la cuestión de marras y después de unos segundos soltó un escueto y ambiguo ‘quizás’. Grecia ya había recreado las grandes epopeyas de Homero y una derrota en la final no iba a dramatizar ni un ápice los fastos preparados en Atenas.

Rehhagel revirtió el orden lógico del fútbol tumbando a Portugal y demostrando que no siempre prima el espectáculo circense (que se lo pregunten a la Holanda de Cruyff). Una defensa rocosa, una táctica encorsetada sin fisuras y un juego aéreo imponente fueron los recursos que exprimió la llamada ‘cenicienta’ del torneo. Precisamente, el técnico alemán llegó a la sala de prensa minutos después de levantar la copa en el césped de La Luz con el pecho henchido y buscando al periodista griego de la pregunta impertinente….”Pregúnteme otra vez si Grecia puede ser campeona”, le conminó con contundencia al reportero heleno, quien se vio forzado a pedir disculpas por su falta de fe. “La Eurocopa es el premio a tres años de trabajo”, espetó el seleccionador , quizás aprovechándose del oportunismo de la victoria. La prensa griega entendió en ese momento que debía andar con pies de plomo con Rehhagel, no fuera que éste respondiera a cañonazos.

El pasado viernes Roberto Di Matteo también aguantó la misma pregunta, pero en vez de poner cara de alucinado, el entrenador del Chelsea esbozó una sonrisa irónica…”¿Que si el Chelsea puede ganar la final? Mis jugadores tienen todas las cualidades que necesitan para llevarse el título”. La pregunta la hizo a propósito un alemán para corroborar el favoritismo absoluto del Bayern. Pasada la medianoche del sábado, Di Matteo compareció en la sala de prensa del Allianz Arena para rendir pleitesía a todos y cada uno de sus futbolistas; ni siquiera se molestó en buscar al osado periodista. Es más, en esa respuesta que dio en la víspera estaba el truco de su Chelsea: ¿cualidades? Un cabezazo de Drogba y un Benjamin ‘paralotodo’ Price en la portería. El sustituto de Villas-Boas no había mentido en las claves de su equipo, simplemente había ocultado sus dos órdagos, el del bigardo marfileño y Cech.

Y al igual que Grecia en 2004,  el triunfo del Chelsea no ha sugerido ni un solo aplauso y sí innumerables discusiones planteadas como si el buen fútbol estuviese en peligro de extinción. La coartada más escuchada es que el equipo de Abramovich merecía una Champions por cinco años de esfuerzo; la nostalgia por la quimérica final Real Madrid-Barça también ha servido de argumento para ennegrecer el partido de Munich. Evidentemente, a Di Matteo le importan un comino todas esas habladurías: se comió el marrón de levantar un equipo en descomposición y lo ha adiestrado para pasar eliminatorias con el beneplácito de la vieja guardia encarnada en Terry, Lampard y su dichoso Drogba. “Hemos tenido suerte, eso es todo”, resumió el técnico italo-suizo. Otra vez el ‘antifútbol’ o, simplemente, un buen plan para ganar partidos.