Blogs

Archivo de la categoría ‘Juventus’

Italia le ha hecho un hombre

Sbado, 18 Junio 2016

morata-celebra_926920376_107738132_667x375.jpg

Le ponen nervioso las entrevistas de televisión y, por eso, sus asesores de comunicación le aconsejan cómo hablar delante de la cámara. Quizá Álvaro Morata nunca habría imaginado una avalancha de peticiones para que hable por toda Europa. Tímido de nacimiento, sigiloso en su vida personal, el delantero de la Juventus e inminente fichaje del Real Madrid, entendió hace dos años que el único atajo para ser correspondido por el club de sus amores era olvidarlo durante un tiempo. En su última temporada en España, Jürgen Klopp habló con él después del Madrid-Dortmund del Bernabéu y le dijo sin contemplaciones que intentaría ficharle ese verano. El Borussia no era mala opción, pero cuando la Juve telefoneó a su padre, Alfonso, se decantó por el Calcio para cursar un máster acelerado. El niño que tuvo que buscarse la vida ha madurado a base de collejas, las de Allegri, y los consejos eternos de Andrea Pirlo y Buffon, sus tutores en el vestuario. El fútbol siderúrgico de los italianos ha potenciado el talento atlético de Morata hasta tal punto que el propio jugador se sorprendió de los entrenamientos militarizados del Calcio. “Aquí practico el salto, el remate de cabeza, los movimientos de espaldas a portería y el ‘trabajo sucio”, confesó Álvaro a su familia a los pocos días de su estancia transalpina. Nada que ver con la intensidad diaria de Valdebebas, donde se sentía un marciano a las órdenes de Ancelotti.

La razón de la titularidad de Morata en esta Eurocopa resulta casi imposible de rebatir. Su espectacular contragolpe en el Allianz Arena de la pasada Champions terminó por convencer a Del Bosque: no sólo dispondría de un ariete clásico, rematador de microondas en el área, sino también a un Ronaldo Nazario de marca blanca. Dribló a tres jugadores del Bayern con una zancada que recordó a esa manada de búfalos con la que Jorge Valdano describió al ‘Fenómeno’. Sí, suena muy exagerado, pero la explosividad de Morata la tienen muy pocos delanteros en el mercado. Y, por supuesto, su empeño en el ‘trabajo sucio’ o, dicho en cristiano, darse de codazos con las defensas y despistar con desmarques para que otro se lleve la gloria. Ese trabajo de alcantarilla lo ha resuelto con matrícula de honor, porque así se forjan los capocannoniere en el campeonato mas puñetero del continente. Y el ex madridista sabe que, a pesar de no fardar de una estadística made in Cristiano, ya presume de cicatrices de guerra para afrontar la Eurocopa. Le acusaron de novato y en sus credenciales figura un gol en una final de Champions; le acusaron de que esta selección no tiene gol y en dos jornadas ha subido su P.V.P. Lo saben sus representantes y también en la planta noble del Bernabéu, donde están preparando una reventa de proporciones bíblicas. Arsenal, Manchester United y otra oferta desconocida también de la Premier aguardan al final de París, y Morata tiene claro ahora mismo que necesita minutos para continuar su meteórica carrera. Todavía no ha hablado con Zidane, pero ni el consejo más sabio de una leyenda, la leyenda, le perturbará su idea. No quiere ser fiel escudero de Benzema e intentar motivarse para jugar los minutos de la basura. Álvaro ha subido el escalón y es delantero titular. Volver al banquillo del Madrid es un lujo que él no se puede permitir. “Y eso que decían que no teníamos gol”, dijo Morata en la zona mixta de Niza, Parece que también le ha dado caña a eso de perder la timidez.

Allegro ma non troppo

Mircoles, 6 Mayo 2015

video-juventus-vs-real-madrid.jpg

Allegro ma non troppo (‘Alegre pero no demasiado’). Topicazo para  explicar la sensación contradictoria de un Madrid despistado que encañonó a la Juve a quemarropa  y no supo apretar el gatillo. El resultado es una derrota potable que a partir de hoy invocará güijas de palmeros, el espíritu de Juanito y un manoseado DVD de las grandes noches europeas. Las ochenteras, claro, porque la historia reciente ha hecho trizas ese misticismo que tanto gusta al madridismo. Pero la remontada no sólo se consigue sobreexcitando al Bernabéu y pidiéndole la tormenta perfecta, también mandan las pizarras y la de Ancelotti ha vuelto a quedar pintarrajeada con garabatos. El técnico merengue perdió la partida de ajedrez en un puñado de movimientos, los que tardó Sergio Ramos en inmolarse y dejar a la Juventus una autopista americana hasta la defensa blanca. Dice Paco González que la apuesta impopular de Ramos en el centro del campo no gusta en la planta noble del Bernabéu. Al menos, resulta inexplicable teniendo en nómina a Illarramendi (sí, 40 millones), el saliente Khedira y Lucas Silva, un fichaje enigmático que pinta a cesión en toda regla. El sevillano decepcionó por su ubicación amorfa y Andrea Pirlo porque es un mito viviente y, como tal, ya es más reliquia que futbolista apto para ir a la guerra.

Tévez también supera la treintena, pero entiende el juego desde la experiencia de quien se las sabe todas. El ‘Apache’ escarmentó en Manchester porque el vertiginoso fútbol de allí no se detuvo ante él. En cambio, el Calcio es intenso pero pausado, muy propicio para perros viejos como él. De repente,  pide el balón en el centro del campo y mete un cambio de ritmo que deja al resto de piedra. Su pillería en el penalti de Carvajal salvó media eliminatoria para la Juve y le encasilla como el primer enemigo público en el Bernabéu. Lo mismo pensaban en Turín del Cristiano Ronaldo que no asusta pero al menos ve puerta. A estas alturas, el portugués ya no tiene fuerza para aguantar las columnas como Sansón, aunque tampoco debería hacer falta: el Madrid es más equipo que los italianos y con Benzema dispondrá de toda la artillería pesada. O muere matando o sale disparado a Berlín. Ya no hay tiempo para sestear y fiarse de esa peligrosa inercia de que tarde o temprano el Madrid siempre marca. Quizá la vuelta del delantero francés aclare las ideas ofensivas ante una defensa tan cuadriculada; Benzema suele desaparecer del área para construir jugadas desde la banda como si fuera un meccano. Y ahí la Juve tendrá que pensarse un poco más el catenaccio.

La buena noticia para el Madrid es que el margen de mejora es oceánico, sobre todo en defensa. Se trata de no repetir errores de bulto que se aprende en la escuela de alevines. Por ejemplo, la bronca de Ancelotti a Varane y Marcelo en el descanso debió ser morrocotuda: al francés por no ser expeditivo (patapum parriba) y al brasileño porque se quedó perdido en tierra de nadie, ni sacó el puñal por la izquierda ni el escudo en defensa. Suena a cachondeo, pero Coentrao no habría desentonado en este partido de cuerpo a cuerpo. En los cenáculos madridistas se insinuó que si el Madrid hubiese perdido en el Calderón por 2-1, el botín habría sido aceptable; el resultado ahora es más sospechoso. Esta vecchia signora de pura cepa italiana sabe sobrevivir con la pistola en la sien. Y, además, con una sonrisa de joker porque vuelve Paul Pogba. Y con Morata hecho un hombre. 

El arte de desesperar

Mircoles, 10 Diciembre 2014

1418160761_1.JPG

La Vecchia Signora envejece a pasos agigantados. Sigue siendo el ‘Real Madrid’  de Italia, como le gusta decir a  su director deportivo, Giusseppe Marotta, pero en Europa se dejó la grandeza el día que se retiró Del Piero. Todavía sigue ‘San’ Andrea Pirlo (Llorente dixit), salvador de puntos y un cachito de la imagen resquebrajada año tras año. La Juve domina Italia como el imperio romano pero sus planes de expansión se han quedado obsoletos. Fernando Llorente comentó en la víspera que podían ser los tapados de la Champions, pero las triquiñuelas italianas de siempre se oxidaron hace demasiado tiempo. Anoche Tévez, Pogba, Llorente y Arturo Vidal ni siquiera inquietaron por nombre a un Atlético muy pétreo versión temporada pasada. El ex delantero del Athletic dio en el clavo: el Atleti no juega demasiado al fútbol pero no engaña, va de cara. Y así sucedió en Turín, donde al rato de partido las televisiones captaron el semblante de un Simeone confiado y sin miedo, frotándose las manos por la partida facilona que estaba observando.  

La Juve gastó su artillería en un pispás y Llorente se encontró con melones en vez de balones inteligentes. Godín y Jiménez tan sólo se preocuparon por controlar los misiles de larga distancia de Pogba. Eso fue todo el ataque ‘bianconero’. Y si se hubieran jugado la vida en un gol, tampoco habría llegado. Ya no les funcionan ni las carambolas. El Atlético se encontró en el Edén porque ha descubierto, previa larga maceración, a un central como la copa de un pino. El uruguayo Giménez ha borrado de un plumazo la nostalgia por Miranda. Tanto el brasileño como él aceptan la jerarquía de Godín y se acoplan como curritos al central más en forma del momento.

Y aunque suene a trabajo de alcantarilla, ver en la tele defender a los colchoneros es una coreografía tan bien sincronizada como lo fueron Gemma Mengual y sus sirenas. Todas las coberturas se realizan por inercia y el achique de espacios tiene el mecanismo de un reloj suizo. Cualquier entrenador del mundo presumiría de la pizarra del ‘Cholo’ en la convención anual de técnicos de UEFA. Y el Atleti ha pasado la prueba del algodón: son el auténtico dolor de muelas de esta Champions. Abrir su candado exige los servicios de cerrajeros con radial incluida. Johan Cruyff siempre dice que la mejor manera de defender es tener el balón; Simeone ha vuelto a demostrar que les vale con desesperar al rival, sea el Elche o la todopoderosa Juve, si es que todavía se le puede llamar así.  

Fernando Llorente: repudiado sin razón

Domingo, 7 Septiembre 2014

llorente.jpg

Y de repente, Munir El Haddadi. El casting de delanteros no había contemplado a este jovencísimo delantero que en junio de 2010 probaba suerte en el Rayo Majadahonda madrileño mientras la selección española subía al olimpo mundialista en Sudáfrica. Una decisión polémica porque Diego Costa, lesionado, había dado la vuelta al resto de cromos, empezando por Fernando Llorente y seguido de Negredo, Fernando Torres y, a una distancia casi sideral, Soldado. Por descarte fácil, Negredo se está recuperando de un dedo roto; Torres aún no se ha vestido de largo en Milan y Soldado casi no huele ni banquillo en el Tottenham. Queda Llorente, cuyo entorno no entiende la última decisión de Del Bosque. Ni su gente ni la prensa italiana, especialmente la turinesa, que sigue alucinada por la ausencia de la tanqueta bianconera. “Fernando es el tipo de delantero que siempre hemos perseguido: dueño del espacio aéreo y sutil con la bota”, no es una opinión gratuita, procede ni mas ni menos que de Pavel Nedved, una de las pocas voces autorizadas que tiene la Juve. La declaración de la leyenda checa quizá sea una de las mejores credenciales de Fernando, aunque el seleccionador español quiera ignorarlo.

La nueva España cambia peones pero no la estrategia para comer al rey. Las modas del ‘falso nueve’ derivaron sin éxito en buscar espacios a Diego Costa, y hasta que el flamante goleador del Chelsea se encuentre a sí mismo, Del Bosque ni siquiera ha meditado meter al típico delantero centro como solución airosa. Si muere con sus ideas, le criticaremos que no haya usado el benigno grupo de clasificación como banco de pruebas experimental; en cambio, si lleva a otro rematador, entonces la polémica con Llorente será interpretada como algo personal. Los méritos del riojano en su primera aventura italiana dejaron un botín de dieciséis goles, una cifra muy respetable en el Calcio y más lidiando con un miura como el ‘Apache’ Tévez. El ex técnico Antonio Conte entendió la utilidad de Fernando la misma tarde que debutó de titular contra el Hellas Verona con un cabezazo perfecto: “Fernando es el tipo de delantero que siempre hemos perseguido: dueño del espacio aéreo y sutil con la bota”. Su adaptación al fútbol metalizado de Italia ha convencido a una Juventus que esta temporada no tendrá ningún reparo en meter balones a la olla…balones, microondas e incluso un yunque si procede. Ahí estará Llorente para rematarlo todo. No opinan lo mismo en esta nueva ‘Roja’, en la que centrar un balón al punto de penalti también se considera casi un sacrilegio.

Reescribo una anécdota de un artículo anterior que delata el valor del gol en el Calcio. Fabio Capello llegó a comentar a la prensa romana que Gabriel Batistuta “no era el mejor delantero en Italia porque hubiese ganado títulos, ni siquiera porque fuese ídolo de la albiceleste. No, “Batigol era el mejor porque había logrado marcar veinte goles cada año en la liga más complicada del mundo”. A los delanteros del Calcio se les venera por su letalidad; y si son italianos y artísticos como Roberto Baggio, entonces pueden ser canonizados. Y en un campeonato tan encorsetado, donde los entrenadores maquinan tácticas férreas y los tifosi se contentan con cualquier victoria por pírrica y soporífera que sea, el rol de delantero se cotiza demasiado caro. Que se lo pregunten a Edinson Cavani, cuya orgía goleadora en Nápoles (29 goles en su último Calcio) le costó al París Saint Germain la disparatada cifra de 64 millones de euros. El P.V.P. de Llorente también va engordando partido a partido; lástima que en su país no cuaje. ¿Sucedió algo extraño en la pasada Eurocopa de Polonia y Ucrania, donde Llorente fue convocado sin gozar de ni un solo segundo? El runrún de la calle aumenta cada vez que no va a la selección sin motivo concreto. Claro que si Del Bosque dice a las claras que Munir es una estrategia geopolítica, entonces congelaremos la polémica hasta la siguiente convocatoria. 

La terapia sueca de Ibracadabra

Jueves, 15 Noviembre 2012

ibraaa.jpg

El seleccionador sueco Erik Hamrén desveló en una entrevista con la BBC que su cargo, “afortunada o desgraciadamente” dependía de los caprichos de Ibrahimovic: “Lo que menos necesita Suecia después del fiasco del Mundial es mano de hierro. Así que le he pedido a Zlatan que lidere a su país a su modo”. El drama de no haberse clasificado para Sudáfrica 2010 había dejado muy tocado a una selección que nunca volvió a ser la misma después de la disolución de aquella magnífica generación formada por el talentoso Brolin, los goles de Dhalin, la habilidad de Kennet Andersson y el excéntrico portero Ravelli. Ellos dejaron boquiabiertos al mundo entero en el Mundial de Estados Unidos del 94 y parecía imposible que el fútbol sueco sacara un émulo capaz de repetir una gesta de tal magnitud. Quizás Ibrahimovic no se ha haya hecho futbolista para contentar a su nación; sus irreverencias como jugador demasiado adinerado han chocado con la férrea disciplina con la que algunos entrenadores han intentado meterle en cintura; por ejemplo, el ex seleccionador Lars Lagerback, que dejó el cargo en 2009 con el remordimiento de no haber sacado la mejor versión de Ibra, pero con el orgullo de haberlo castigado con merecimiento: sucedió en 2006, cuando Zlatan y dos compañeros llegaron tarde al hotel en una concentración contra Liechtenstein. Entonces, Ibra dijo (y seguirá pensándolo) que “a un astro no se le trata así”.

Por eso, Hamrén tuvo claro desde el primer momento su carta de intenciones: agasajar a su estrella sin atarle en corto; sólo “a su modo” jugaría feliz sin caer en el hartazgo o “falta de motivación”, razón ésta por la que dejó temporalmente la selección en 2010. La terapia de Hamrén parece que ha funcionado, aunque no haya cosechado resultados prácticos. Suecia cayó en la ronda de grupos de la última Eurocopa, pero Ibrahimovic patentó su liderazgo y sacó su vena más existencialista: “nos han echado, pero estoy contento porque no todo es ganar”. Cierto, ni siquiera sus paisanos le exigen objetivos ambiciosos, se contentan con ver algún espectáculo de magia de Ibracadabra. Y como son esporádicos, sería muy arriesgado perderse un partido de Suecia por la que pudiera liar su delantero centro. Ni la inocencia de un niño de colegio podría admitir que se pueden marcar goles de chilena…¡desde fuera del área! Pero cuando Ibra ignora su ‘yo’ pasota y cansado del mundo, los dibujos de Oliver y Benji no son tan ficticios como nos hacían creer de pequeños. Pocos minutos después de su antológica actuación contra Inglaterra, el eterno meta Isaksson le recordó la credencial con la que Ibra se presentó en el Milan, después de huir de Guardiola: “Soy como el buen vino, mejoro con los años”.

Al ex entrenador francés Luis Fernández no le parece exagerado que un jeque pague a Ibrahimovic un sueldo de catorce millones de euros natos: “Mientras no le saquen de su lujoso mundo, no dará problemas”. En el Ajax exigió un Mercedes-Benz para ir a entrenar; su primer despilfarro en la Juventus fue un Ferrari Enzo y, como desvela en su biografía, “un jugador de élite a veces tiene que disfrutar sus éxitos”, es decir, que se cogió una borrachera de espanto el día que su compañero de la Juve, Trezeguet, le obligó a brindar con vodka (horas después apareció sobado encima del váter de su casa). El día que aterrizó en Paris para firmar por el PSG, no tardó ni un minuto en sacar su descarada chulería: “No conozco a ningún jugador de la Liga Francesa, pero todos ellos saben quién soy yo”. Si la declaración la hubiese escupido Cristiano Ronaldo, le habrían disparado por tierra, mar y aire. Pero Ibra es diferente: es así, y al que no le guste, peor para él.

Desde juvenil se creyó un futbolista con ínfulas de estrella de rock y así se lo transmitió a Arsene Wenger cuando éste quiso hacerle una prueba en el Arsenal…”Yo no hago audiciones”, aclaró el sueco cuando empezaba a despuntar en el Malmö, el equipo de sus ciudad. Y el seleccionador Hamrén, que le conoce al dedillo, se propuso instruirle en un curso de motivación, ya que en el césped Ibrahimovic no necesita aprender conceptos nuevos; tampoco enseñarlos porque, sencillamente, nadie más puede repetir sus virguerías. Así que su seleccionador le da rienda suelta y, cuando queda satisfecho, le da una simple palmadita en la espalda. Y es que Ibracadabra no necesita palmeros a su alrededor, él se considera la hostia porque, como dijo una vez, “si me hubiera dedicado al taekwondo, seguramente habría ganado varias medallas olímpicas”. No es un farol, practicó artes marciales con pocos años.

Cluedo

Viernes, 3 Junio 2011

kun-aguero.jpg

Paco González adelantó anoche en El Partido de las doce que el Kun no fichará por el Real Madrid. El serial publica un nuevo episodio y el delantero, lejos de aclarar de una vez cuál es su club predilecto, ha propuesto un sudoku samurai. Quiere jugar en la Liga porque la conoce bien, pero también la atrae la Premier…y menta al Calcio para embarullar todavía más el asunto. En la sala de espera aparecen los candidatos: Manchester City, Juventus, Barça, ¿Inter? y. hoy por hoy, descartamos al Madrid. Florentino se aparta de la rifa porque no quiere hostilidades con Gil Marín, un pacto de caballeros que en caso de ser vulnerado podría acabar con Gil Marín en un búnker por miedo a las represalias populares. Y como Agüero no ha confesado el ‘sí’ en una servilleta ni ha pataleado por el Madrid a la bicefalia Gil Marín-Cerezo, el cluedo continúa su curso sin desvelar el ‘asesino’ del Atlético, el que quitará la última ilusión de un proyecto marchito y sin expectativas.

MARCA publica hoy que el Barça se ha interesado por los detalles del contrato de Agüero. Hasta hoy sólo se habían escuchado susurros azulgranas, pero el Villarreal todavía no ha recibido una oferta formal por Giussepe Rossi y negociar con Fernando Roig se antoja pesado y desesperante…rebajar demasiado su cláusula de cincuenta millones supone un porrón de reuniones de ejecutivos. No obstante, intuyo que el ‘sí’ de Rossi resultaría más sencillo que el del Kun. Aún así, Miguel Rico, un experto excavador de información en los mentideros del Barcelona, insiste en que el Kun no es preferente para Rosell.

O sea que han entrado con fuerza en el juego Juventus y, quizás, el Manchester City. Mi compañero Antoñito Ruiz dijo hace días que los representantes del Kun se reunieron con los italianos para escuchar su oferta. Pero la Juve no jugará Champions y todavía está madurando un equipo campeón después del daño atroz del Moggigate. En cambio, el City ansía codearse con los grandes a base de petrodólares; de momento, comparecerá en la competición de los mayores y tiene un verano entero por delante para inventar una alineación de ensueño. Obviamente, el Kun tiene un hueco allí y el jeque Sheikh Mansour, dueño del club, necesita una efigie nueva para contentar a una afición que ha pasado del ostracismo al entusiasmo en un chasquido de dedos. El tapado de Inglaterra puede ser el Manchester United, todavía convulso por el fiasco de Wembley…Ferguson ha moldeado a Chicharito Hernández y, a sabiendas de que Rooney le va a conceder pocas tardes de gloria, Agüero ocuparía una de las vacantes más codiciadas en Europa. Y en el United sucede lo mismo que dijo el ex presidente efímero del Madrid, Fernando Martín: “Tenemos los cimientos para fichar a quien queramos, por dinero no va a faltar” (03 de marzo de 2006).

Pero el cluedo tiene más sospechosos. El Inter siempre aparece en escena cuando salta un culebrón de este calibre; Moratti no escamita en alardear de chequera y lo mismo le da el Kun con IVA que sin tasas. Aunque el Calcio sólo puede ofrecer dinero porque el campeonato sigue resquebrajándose a pasos agigantados, y al todavía delantero colchonero no le conviene consolidar su carrera en Italia.  Con todo, Agüero insiste en España: su vida personal ha cobrado mucho arraigo aquí y es consciente de que él (y sólo él) es la estrella del verano. Pero si el Madrid pasa y el Barça no se esmera demasiado, queda un resquicio para que no se marche del Atlético…aunque haya pregonado c’est fini. Entonces, llegaría el momento del jugador número doce y no acierto a imaginar qué ocurriría en tal caso. No obstante, Gil Marín ha manifestado que antes del 15 de junio el futuro del jugador estará decidido; siendo escépticos, si tanto ha atinado el directivo, quizá la venta esté pactada y cada declaración responda a un plan perfectamente pergeñado…vamos, como en el cluedo.