Blogs

Archivo de la categoría ‘Schalke’

Raúl y Guti

Mircoles, 28 Julio 2010

raulyguti.jpg

La vida sigue. El triste homenaje a Raúl no ha tenido su merecida trascendencia y el ex capitán vuelve a sonreír en Alemania. Allí ha decidido dar sus últimos coletazos de nivel porque, lejos de retirarse en ligas de coña como la mejicana, árabe o norteamericana, ha apostado por el proyecto ambicioso del Schalke. Por de pronto, en un par de meses estará dando guerra en su querida Champions. No me negaréis que tendría su morbo un duelo con el Madrid; resulta que a los ex madridistas se les da bien hacer la puñeta al equipo blanco, ¿por qué iba a ser Raúl la excepción?

Felix Magath, entrenador del Schalke y máximo (no sé si único) valedor de Raúl se ha obsesionado con el gran capitán. El equipo combatió la temporada pasada con el Bayer por la Bundesliga hasta las últimas jornadas y este año el propósito debe ser el mismo. No obstante y a pesar de que Raúl garantiza esfuerzos denodados, no veo al siete de titular indiscutible. El campeonato alemán no es aquel torneíllo donde el Bayer se paseaba y de vez en cuando asomaban la cabeza Borussia Dortmund o  Leverkusen. La Bundesliga se ha modernizado y ha transformado su fútbol arcaico y plomizo en un estilo tècnico y atractivo. Raúl le puede echar ganas, sí, pero será complicado que coja el ritmo de competición. De todos modos, comenté el día de su despedida que aún puede liar alguna buena, aunque Magath no le exigirá grandes destellos, sino suplir la efectividad del anterior goleador Kevin Kurányi (dieciocho goles en el último año).

Y a todo esto, el eterno colega de Raúl ha aterrizado en Estambul en loor de multitud: quién le iba a decir a Guti que una riada de aficionados le esperaría en el aeropuerto y otra más impresionante le citaría en el estadio del Besiktas. Se ha ido de Madrid con sigilo y ahora se muda a un país que se ajusta muy bien a su estilo ascético. Jugar, jugará y mucho; gane o pierda, le traerá sin cuidado. Le pasa como a Raúl, ambos son treintañeros y no vienen de emprendedores a sus nuevos clubes. Al siete le han hecho una oferta deportiva y económica (sobre todo, lo segundo) más que sugerente; por el contrario,  Guti se ha marchado para evadirse con los paseos por el Bósforo o el  regateo del Gran Bazar. Así es cada cual.

El caso es que el Madrid se ha deshecho de gran parte de su folclore moderno en un pispás y ahora se ha empeñado en crear otra versión más actualizada en la que el entrenador es el protagonista y los jugadores máquinas de hacer dinero, goles y equilibrar balanzas de pagos. Sinceramente, hace bien porque es lo que exige el negocio moderno del fútbol. Quizá Raúl y Guti maduraron en otra época no tan lejana en edad pero sí en esencia.