Blogs

Archivo de la categoría ‘Uruguay’

Luis Suárez, sospechoso habitual

Jueves, 26 Junio 2014

luis-suarez.jpg

Delia Fischer es oficialmente portavoz de la FIFA y oficiosamente quien se come los marrones de su empresa. A las 11.00 hora local de Rio de Janeiro, Fischer anunció la decisión del Comité de Disciplina de FIFA. Los cenáculos periodísticos esperaban una sanción ejemplar; los chascarrillos apuntaban que a Luis Suárez le caerían como mínimo dos partidos para no cruzarse en el expedito camino de Brasil. Pero entonces llegó la ansiada declaración en la que FIFA volvió a demostrar su puño de hierro detrás de la fachada de responsabilidad cívica. “Actuamos con rigurosidad porque cientos de miles de niños sueñan con el fútbol”, dijo Fischer en un simposio de Zurich hace meses, donde Joseph Blatter tiene su cuartel general. “A Suárez le pesa su continúa reincidencia”, confiesa un comisario sudamericano de FIFA, que quiere mantenerse en el anonimato. Los nueve partidos no parecen exagerados si no se contempla el pack completo, porque los cuatro meses de inhabilitación huelen a la triple reincidencia de Suárez. Sus tendencias vampirescas comenzaron en Holanda en 2010: su mordisco al jugador del PSV, Otman Bakkal, estremeció tanto al Ajax, su club de entonces, que hasta Johan Cruyff, gurú en Barcelona y Amsterdam, salió a la palestra para decir que lo del uruguayo era “inadmisible porque a ver con qué cara le mirarían a Suárez los niños de la escuela del Ajax”.

La imagen del primer mordisco pasó inadvertida hasta que las televisiones lo captaron en sus resúmenes televisivos. La Federación Holandesa tuvo que recurrir al vídeo para meterle un paquete de siete partidos, más los dos impuestos por el Ajax como transgresión de su sagrado código interno. No obstante, Suárez tampoco sufrió un vía crucis porque ya había firmado con el Liverpool. Allí en Anfield, sospecharon desde un principio de la conducta temeraria del goleador charrúa.  “Me recuerda a mí en lo bueno y en lo malo”, dijo Robbie Fowler, uno de los delanteros red con más solera y cuya imagen más recordada no es ninguno de los cien goles que marcó en Liverpool sino su escandalosa celebración fingiendo que esnifaba la cal de la línea de fondo en un derbi contra el Everton. Fowler no exageró en absoluto porque sus palabras están archivadas entre la sanción a Suárez por insultos racistas a Patrice Evra y el segundo mordisco, a Ivanovic del Chelsea. Fue entonces cuando el uruguayo comprobó en sus carnes el poder fáctico de la prensa con los tabloides sensacionalistas publicando a granel montaje suyos con bozal y colmillos de vampiro. Humillado y vejado, Suárez intentó imbuirse de los furibundos ataques de la prensa británico como mejor supo: goleando en Anfield y demostrando a The Kopp que, enajenaciones mentales aparte, era el killer perfecto.

La FIFA cogió la matrícula a Suárez y no le iba a perdonar ni una. Su condición de sospechoso habitual le persiguió, incluso, en los últimos minutos del Uruguay-Inglaterra, cuando se tumbó en el centro del campo extenuado por el sacrificio físico. “Suárez es medio Uruguay, ¡qué demonios! Es Uruguay entero”, dijo la voz más autorizada para hablar del combinado charrúa, el ‘Príncipe’ Enzo Francescoli después de la demostración caníbal (no en sentido literal esta vez) contra los ingleses. “Como uruguayo tengo mucha bronca por la decisión de la FIFA”, ha clamado Franscescoli tras conocerse la sanción. La FIFA le ha dado pocas horas al culpable para abandonar la concentración de su selección y casi salir del país. Y la película de terror no acaba ahí: cualquier compañero de vestuario que sea visto en público hablando con Suárez puede ser denunciado. No es un castigo a perpetuidad pero la humillación alcanza proporciones bíblicas. “Le falta ser deportado como un delincuente común”, dice un periodista uruguayo.

Pero no todo es lobby a favor de Suárez: Uruguay tiene dos mitos, Francescolli y el gran protagonista del ‘Maracanazo’ del 50, Alcides Ghiggia. “Está mal de la cabeza. Habría que hablar con él y hacer un estudio para saber qué pasa por su cabeza”, dijo en COPE Ghiggia a sus 87 años desde su casa de Montevideo. No lo ha dicho en vano porque en apenas 24 horas ya ha salido a la luz un puñado de psiquiatras, alguno especializado en canibalismo. Y no es broma. Hay quienes se preguntan o, mejor dicho, nos preguntamos por qué no salió Delia Fischer el día después de que Nigel De Jong soltara su patada karateka a Xabi Alonso en la final de Sudáfrica. Entonces, FIFA lo interpretó como una “acción de juego”, con el balón en otro lado. Los patadones sí comulgan con el fútbol, los mordiscos parece que no.