Blogs

Verdades a medias

Es curioso como determinados juicios de valor sobre jugadores y aspectos del juego se consolidan en el tiempo. Parece que, por repetirse, se dan como ciertas determinadas apreciaciones que parecen guardar poco parecido con la realidad. Evidentemente, no pienso a la hora de escribir estas líneas en las supuestas afirmaciones de Pippen sobre que Lebron James puede alcanzar el nivel de Jordan porque está lejos de ser una opinión muy compartida y porque su traducción no se ajusta totalmente a lo que nos han querido vender. Más bien, pensaba en estas verdades a medias…

 LLul, ¿gran defensor? Escribe uno de los grandes admiradores del jugador balear, sin su energía el Real Madrid navegaría en la más absoluta intrascendencia en el juego. Con Llull se eleva a la máxima aquella percepción de que cualquier jugador con grandes capacidades atléticas es un buen defensor. El base-escolta del Real Madrid es intenso y activo pero sufre demasiado en las situaciones de uno contra uno, se precipita y le falta paciencia para aguantar delante de su oponente, además en ocasiones tiene problemas para “leer” el espacio adecuado para pasar los bloqueos.  Quizás, una hipotética final contra Juan Carlos Navarro me haga cambiar de opinión aunque tengo la sensación de que lo defendería Prigioni.

EL “Cuatro” y el “Cinco”.  El efecto Garbajosa hizo que de un tiempo a esta parte todos los equipos orientaran su plantilla a buscar un pívot más móvil, capaz de abrir el campo con su amenaza en el lanzamiento que se complementara con otro jugador interior más capaz de jugar cerca del aro. Como todas las tendencias, tiene su lado perverso. España fue víctima en el pasado Campeonato del Mundo de la obsesión por buscar perfiles distintos de pívot haciendo que jugadores como Vázquez y Marc Gasol no compartieran nunca pista.  Fotis Katsikaris, entrenador del Bizkaia Bilbao Basket, juega mucho tiempo a la vez con dos “cuatros” de libro como Hervelle y Banic. Sin duda que no son muy complementarios pero son los dos mejores jugadores interiores que tiene.

La Defensa en Zona y el rebote. Otro de los falsos mitos. La defensa en zona no ayuda a mejorar el control del rebote, las responsabilidades dejan de ser individuales y por tanto la coordinación aún tiene que ser mayor, además con el alejamiento de la línea, las defensas zonales tienden a ser cada vez más abiertas por lo que el espacio del que cada jugador es responsable aún es mayor.

ACB-¿Tiempo de qué Magia?. Las dos semifinales se camuflaron entre Roland Garros, el Giro de Italia y la Final de la Champions de Balonmano. El cruce entre el actual campeón y subcampeón se emite por canales autonómicos. La otra semifinal se emite por un canal temático a un horario más que cuestionable. El Caja Laboral parece haber cumplido llegando a semifinales, muestra una falta de carácter nada acorde con su condición de campeón, al primer arreón serio del Barça dimite del partido. La semifinal entre Real Madrid y Bizkaia Bilbao Basket muestra las paradojas de ambos equipos. El “joven” (otra media verdad) equipo madrileño juega andando y los Mumbrú, Hervelle, Vázquez y compañía, con muchos kilómetros a cuestas en sus piernas saben que correr es  su única opción pasa  desmontar el plan de Messina, perdón de Molin (¿Qué ha cambiado para mejor?)

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , ,

Deja tu respuesta