Blogs

James, Durant y el resto..

Quizás no somos muy conscientes ahora mismo, pero el tiempo pondrá en perspectiva la incipiente rivalidad, con hermosos capítulos ya vividos, que están protagonizando Lebron James y Kevin Durant, líderes de los dos equipos llamados a repetir final de la NBA.

El duelo de la pasada madrugada no tuvo ningún tinte épico, un partido de Liga Regular sin más, que por la desigualdad que presentó invitaba a invertir en alguna hora más de sueño, pero la realidad es que el encuentro fue realmente representativo de la dimensión actual de estos jugadores y de su influencia en el entorno en el que conviven, esto es, en sus equipos.

 Lebron, Durant y el pase.  La cualidad que más valoro en Lebron James es su capacidad para pasar. A partir de ahí es capaz de implicar a varios jugadores del equipo en la dinámica ofensiva. La manera en la que los Heat han construido el equipo tiene mucho que ver en cómo James es capaz de alimentar a jugadores que se aprovechan de la atención que genera el propio James y Wade. El mayor ejemplo lo representa Shane Battier que representa un modelo de especialización típico de la NBA. El actual Battier hace muchas menos cosas pero resulta más útil, no tiene que generar sus puntos sino encargarse de aprovechar los tiros librados que le proporcionen. Kevin Durant no tiene el pase tan interiorizado en su patrón de juego como James, probablemente porque se siente absolutamente imparable (y con mucha razón) cuando emprende el camino al aro. Aún así, este aspecto de su juego medirá la progresión de “Durantula” en los próximos años.

El tiro, terreno Durant….. o no.  Si Lebron James se convierte en una amenaza constante en el lanzamiento de tres puntos, las posibilidades defensivas de sus oponentes se reducen al máximo o a la nada. Aún es pronto para afirmar que el jugador de los Heat puede competir con Durant en este terreno. Sigo pensando que Durant tiene más recursos para anotar que Lebron James pero tiene un espacio indudable de mejora como es el juego en el poste medio-bajo. No hay problema, tiene la ambición y capacidad de trabajo suficiente para mejorar en este sentido. En eso y en esa pequeña obsesión que está desarrollando esta temporada en estar demasiado pendiente de la labor arbitral, sinceramente no creo que tenga derecho a quejarse.

 Las Súper estrellas y el equipo. Cuando juega Miami Heat contra Oklahoma City Thunder tengo la sensación de que Miami tiene un plan muy reconocible y las piezas muy ajustadas para desarrollarlo y los Thunder dependen demasiado de la inspiración de sus mejores jugadores, los famosos impulsos. Sobre esta idea ya me he manifestado en alguna ocasión y la presencia de Westbrook junto a Durant es un tema que no acabo de ver nada claro. Westbrook es un excelente jugador pero no es un tirador de larga distancia consistente, tiende a reducir los espacios ofensivos de su equipo y es poco fiable en la toma de decisiones. No digo traspasar sin más, pero quizás los directivos de los Thunder deberían explorar qué pueden sacar por Westbrook, un base menos anotador pero con mayor rango de tiro y un jugador interior capaz de amenazar desde la larga distancia ayudarían a equilibrar la plantilla.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , ,

Una respuesta a “James, Durant y el resto..”

  1. pronosticos tenis dice:

    Excelente artículo que rezuma saber de baloncesto por todos sus párrafos. Coincido en absolutamente todo, en especial en lo último que no lo ve todo el mundo y es lo de que OKC necesita un base más pasador y menos anotador que Westbrook para abrir espacios a Durantula.

Deja tu respuesta