Blogs

La senda de Valencia

Comienza una nueva edición de la Liga Endesa, la mejor competición de Europa después de la Euroliga. Conviene comentar ambos aspectos aunque sean poco discutibles porque entre conflictos y disputas dejamos poco espacio para recordar el gran nivel de una competición que nos viene acostumbrando al bochorno en verano, el éxtasis en febrero y detalles brillantes en junio.

Algo más que detalles fueron los que propiciaron el título del último campeón, Valencia Basket.  Los valencianos han empezado el año de manera excelente conquistando el título de la Súpercopa y se merecen la consideración de favoritos aún con la incógnita que siempre supone la manera en que compatibilizarán ACB y Euroliga. No deja de ser sorprendente que el técnico campeón, Pedro Martínez, no pueda defender su título aunque Valencia Basket está en buenas manos también con un Txus Vidorreta que intentará implantar un estilo muy diferente al de Martínez pero con el que llevó a Tenerife a sus mejores momentos.

El éxito reciente de Valencia Basket tuvo y tiene efectos colaterales. Uno de ellos es que debe reforzar la confianza de proyectos como los de Baskonia y Unicaja que pueden verse capaces de alterar el ejercicio de dominio impuesto por Barcelona y Real Madrid en los últimos años. Ambos equipos han realizado buenos movimientos en verano para seguir formando plantillas competitivas. Gran parte del destino de estos equipos pasará por el rendimiento de sus apuestas en el puesto de base (Huertas, Granger y McCallum) y porque sus jugadores importantes (tipo Nedovic) logren evitar sus habituales ausencias por lesiones. Tengo mucho interés en ver cómo se desenvuelve Prigioni en su nueva etapa como técnico. Hay más experiencias negativas que positivas en situaciones de transición inmediata jugador-entrenador pero el argentino cuenta a su favor con el conocimiento de la competición, el club y el hecho de contar con la total bendición de su Presidente, cosa nada trivial por otra parte.

Real Madrid y Barcelona afrontan el curso con la presión asociada a estos clubes de no haber conseguido el último título. Es cierto que las dinámicas en los últimos años son muy distintas en ambos clubes. Los catalanes afrontan otra nueva reconstrucción. Los movimientos en verano parecen muy positivos, aunque también lo ha parecido otras veces. Entre todas las incorporaciones la  más importante me parece la de Hanga por su impacto en ambos lados de la cancha pero las que tendrán más influencia en el rendimiento serán las de Pressey y Heurtel. Por ellos pasa el futuro de un equipo en el que habrá que seguir cómo lleva Tomic el alto ritmo que imprime Sito Alonso a sus equipos.

No doy mucha importancia a la derrota del Real Madrid en la Súpercopa pero el equipo de Pablo Laso presentó algún síntoma similar al del final de la temporada pasada. Lo más preocupante es que hay poco rastro de aquel equipo atrevido, rápido y poco especulativo. Quizás la cabeza empieza a afectar a las piernas y las dudas de algunos jugadores  lastran al colectivo por lo que el inicio de temporada parece importante para que el equipo recupere viejos y positivos hábitos. Doncic tendrá mayor responsabilidad esta temporada y eso es un gran aliciente. Por sus manos y las de Campazzo pasará la responsabilidad de suplir la ausencia de Llull durante su lesión.  Hay muchas voces que piden la incorporación de otro base durante este periodo, algo que no tengo claro, sobre todo vistos los problemas de la mayoría de los aleros blancos para generarse sus tiros….

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Deja tu respuesta