Blogs

Mérito

Las tres victorias de Real Madrid, Unicaja y Valencia Basket en esta jornada de la Euroliga merecen un reconocimiento importante para los tres equipos. Suponen confirmar o alterar inercias y tienen el mérito añadido de los rivales que tenían enfrente,  todos ellos instalados en los puestos de privilegio de la Euroliga.

El Real Madrid ofreció una versión espléndida en el campo del actual campeón. Las numerosas bajas han reforzado el compromiso del equipo, muy solidario en defensa y ataque, y también han permitido continuidad a jugadores como Thompkins o Reyes que están siendo fundamentales para mantener al grupo. La versión dominadora de Doncic ante el campeón de Europa no sorprende pero no debe dejar de resaltarse. No vi nadie a su edad controlar el juego de esa manera. Su nivel también evidencia las dificultades de Campazzo en Euroliga, donde no tiene tanta facilidad para anotar bandejas y disponer del tiempo que necesita su tiro para ser eficaz, pero hay que reconocer al base argentino su empeño defensivo que le está valiendo para gozar de muchos minutos justamente ganados. Meritoria la manera en que está soportando su prestigio el Real Madrid y su técnico que tendrá un nuevo reto cuando vaya sumando piezas.  Deberá reconocer a los que están manteniendo al equipo a la vez que ayuda a que los “recuperados” vayan entrando en competición.

Unicaja de Málaga es un equipo muy distinto al de hace un mes. Las últimas victorias han mejorado la energía de un grupo que ha dado un paso adelante en la velocidad de piernas y balón en ataque. Si Nedovic tiene continuidad y Shermadini y Brooks continúan evolucionando, el equipo sumará muchas más victorias porque sus conceptos defensivos (marca Joan Plaza) son buenísimos. No olvido en los andaluces la labor de pegamento que ejercen tipos como Carlos Suárez (el más estable cuando la dinámica no era tan positiva) y Alberto Díaz, otro de los que pensaba que no tenía nivel para jugar en Euroliga y que, como en Tel Aviv, es capaz de cambiar dinámicas de los partidos con acciones decisivas en ambos lados del campo.

Me deja mala sensación que el público de La Fonteta pite al equipo con un comienzo adverso de 0 a 7 como sucedió en el encuentro frente  a Panathinaikos. Valencia Basket está teniendo la fortuna en contra en forma de lesiones y en Euroliga es difícil rascar partidos si no estás al máximo. La victoria frente a los griegos debe servir para tranquilizar los ánimos y mejorar la autoestima de un colectivo al que creo que no se le puede reprochar actitud. De todas las lesiones doy importancia a las que se sufren en el puesto de base por lo que afectan y retrasan a la hora de consolidar automatismos e integrar a los nuevos jugadores. Es importante que técnicos y jugadores no caigan en la complacencia y se enfrenten a la adversidad con decisión, el primer paso para eso es que las lesiones dejen de ocupar todo  el espacio de análisis de su rendimiento, vamos, todo lo contrario de lo que he hecho yo en estas líneas….

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , , , ,

Deja tu respuesta