Blogs

Archivo de la categoría ‘Diego Ocampo’

Proyectos de Papel

Jueves, 8 Febrero 2018

Sito Alonso, Diego Ocampo y Jota Cuspinera. Es parte de la dinámica del deporte profesional pero no quiero  acostumbrarme a asumir con normalidad ciertas decisiones.

Tampoco quiero cegarme pecando de corporativista. Seguro que los tres entrenadores se han equivocado y debemos tratar sus casos de forma  individual pero es evidente que no son los únicos responsables de la situación de sus equipos y que sigue habiendo demasiada inconsistencia en las direcciones de los clubes sobre las apuestas por unos proyectos determinados.

El Barcelona identificó su proyecto a Sito Alonso y lo ha despedido antes de disputarse la Copa del Rey. Entiendo como un fracaso que el club catalán apenas tenga opciones de clasificarse para los Play Offs de la Euroliga, pero no tengo la certeza de que el mensaje que manda la dirección deportiva azulgrana consolide valores necesarios para construir proyectos ganadores. Hay aspectos en los que considero que sí se puede poner el foco en Sito Alonso. El número de partidos aumenta y los entrenadores demandan, con criterio, contar con plantillas amplias. Sin embargo, este hecho a veces no redunda en mayor competencia sino en dificultades para consolidar roles, automatismos y dinámicas. El mensaje en casos como los de Vezenkov o Sanders ha sido desconcertante en muchos momentos y han puesto de relieve una planificación que ha destapado perfiles de jugadores similares, puestos demasiado poblados y cierta falta de carácter competitivo en algunas posiciones. Es una gran plantilla la del Barcelona, sin duda, la mayoría de sus jugadores están entre los diez mejores que juegan en Europa en su posición pero ¿hay alguno que esté entre los tres mejores en su puesto? El mejor Tomic, desde luego…pero me temo que hace tiempo está lejos de ese nivel.

Soy un fan de la capacidad pedagógica de Diego Ocampo. Me fastidió que su etapa en Estudiantes no terminara bien y me sucede lo mismo después de su cese en la Penya. Me gusta la personalidad de Ocampo por mantener sus apuestas y la manera en que involucra a los jóvenes, aún a riesgo de verse penalizado por la falta de colmillo competitivo que se ha traducido en varias derrotas por escaso margen. Sigo pensando que Ocampo encontrará su proyecto en el que se vean todas las virtudes de contar con un entrenador de club y no sólo de un equipo.

Un entrenador dimite, el club no acepta esa dimisión y a los tres días le cesa. Ese ha sido el caso de Jota Cuspinera en Zaragoza. Su último partido en Gran Canaria me dejó imágenes durante tiempos muertos que hablaban de cierta química desgastada en el grupo. Entiendo que la propuesta de juego de Jota Cuspinera no puede ser más atractiva para un jugador. Concede mucha libertad en la toma de decisiones y sobre unas reglas sencillas crea dinámicas que ayudan a los jugadores más creativos. Como toda propuesta exige de cierto compromiso que en Zaragoza no ha logrado inculcar porque muchos jugadores no han dado un paso adelante y no han alcanzado constancia en su rendimiento.  La primera sensación que me venía a la cabeza viendo al equipo aragonés durante muchos momentos era la ausencia de liderazgo en pista que se traducía en malas decisiones tanto en ataque como, especialmente, en defensa. Ya sabéis, demasiados casos de “qué puede hacer el equipo por mí” en vez de “qué puedo hacer yo por el equipo”.