Blogs

Archivo de la categoría ‘Goran Dragic’

España-Eslovenia en claves

Mircoles, 13 Septiembre 2017

España y Eslovenia disputarán un puesto en la final de la presente edición del Eurobasket. Dos selecciones invictas que han alcanzado las semifinales con cierta autoridad y cuyas propuestas son, en gran medida, antagónicas. España se construye a partir de su juego interior y alcanza su mejor nivel cuando sus “pequeños” explotan los espacios que les generan los hermanos Gasol. Eslovenia está determinada por la creatividad de sus “combos” pero ha llegado a su plenitud competitiva cuando Vidmar y Randolph han sabido explotar la atención que generan Doncic y Dragic. ¿Favorita?. España, por experiencia y, sobre todo, por la mayor solidez que exhibe en defensa y rebote.

Ritmo. Me gusta que España corra aprovechando su defensa y capacidad reboteadora. No debe privarse de conseguir estos puntos “gratis” en la semifinal, eso sí, tiene que tener la cabeza fría para no convertir el partido en un correcalles. En este escenario, Eslovenia igualará el hecho de contar con menos variedad de recursos ofensivos.

Profundidad.  España cuenta con mayores alternativas desde el banquillo que una Eslovenia que ha crecido en el campeonato a medida que ha reducido los minutos de sus jugadores de rotación. Eslovenia se beneficia de este hecho por la confianza con la que juegan los chicos que disponen de minutos pero se ve perjudicada por determinadas concesiones defensivas donde, especialmente Doncic y Dragic, tienden a dosificarse. Es fundamental que estos dos superclases se sientan presionados en su labor defensiva. En este sentido, es importante que Rubio siga mostrándose agresivo, que el “Chacho” castigue a sus pares y que Sastre, San Emeterio y Juancho Hernangómez sigan mostrando determinación e incluso se atrevan, en el caso de los dos últimos, a explorar terrenos que han pisado poco en el campeonato como el poste medio.

¿Qué tapamos con la manta?. Es raro el ataque que Eslovenia no utiliza una situación de “pick and roll” para Dragic o Doncic. Lo ideal es que España pueda ir alternando situaciones defensivas que obliguen a pensar a estos jugadores. Mi opinión es que la prioridad debe ser proteger divisiones profundas y continuaciones ganadoras de Randolph y Vidmar a costa de conceder algún tiro exterior de más de sus estrellas. Eslovenia no gana por los triples de Doncic y Dragic sino por las faltas que provocan, los tiros de alto porcentaje que consiguen,  las continuaciones de sus interiores y los tiros librados que conceden a sus compañeros.

El peso de la defensa. Ya he comentado que Eslovenia deja momentos defensivos que exhiben cierta sospecha. No creo que, por lo menos en los primeros minutos, se obsesione con excesivas ayudas sobre los hermanos Gasol. El paso del tiempo hará que se vayan cerrando más y pongan a prueba el tiro exterior de los de Scariolo. España no ha necesitado hasta el momento utilizar durante muchos minutos defensas alternativas, algo que puede ser de utilidad en la semifinal, fundamentalmente para alternar el ritmo ofensivo esloveno.

En definitiva, una semifinal con una  pinta estupenda, con grandes talentos en la pista en la que España cuenta con recursos para llevar a Eslovenia a un terreno que no ha pisado en todo el Eurobasket, el  terreno de la duda.

Sobran

Jueves, 27 Marzo 2014

- Sobran las declaraciones de Juan Carlos Arteaga, gran árbitro por otra parte, en el diario Marca aludiendo a intentos de soborno antes de determinados partidos. No es que sus afirmaciones sorprendan, desafortunadamente, sino que esas cosas se hacen en un momento y de una determinada manera o si no casi mejor que callarse. Salvo que no conozcamos el resto de la historia, ese intento de chantaje no ha sido denunciado y, por lo tanto, sancionado. Mencionarlo (de aquella manera) sin dar nombres y demás no tiene ningún sentido más allá del literario.

- Sobran los dirigentes que se resignen a convertir en cotidianas situaciones anormales. La huelga de los jugadores de Bilbao Basket está más que justificada. La famosa refundación de la ACB no será completa si no acoge una normativa que obligue a los clubes a tener un mayor rigor con sus ingresos y gastos y penalice de manera más severa a aquellos clubes que no cumplen sus compromisos con los profesionales. La desproporción entre los criterios que se exigen a los equipos que ascienden y como se mira hacia otro lado ante determinadas situaciones no acabo de entenderla. Y sí, ya lo sé, que está muy mal todo, y la crisis y demás, pero hay mucho dirigente de gatillo fácil a la hora de firmar contratos sobre los que no tiene ninguna garantía que pueda cumplir. Máximo respeto a todos los profesionales que no perciben su salario por trabajar, a los que hacen huelga y a los que no, aunque en algún caso me cueste ser más comprensivo con las “tragaderas” de alguno que tiene que ver como casi cada dos o tres semanas se incorpora un nuevo jugador a la plantilla. Claro, que si se lo permiten….

- Sobran también los prejuicios y los dogmas, y esto me lo aplico a mí mismo. Yo confieso que también pronuncié la famosa frase de “hay que dominar en Europa para irse a la NBA” (no fui el único eh, que esto lo he leído muchas veces)  y cada año me demuestran que es un gran error. Lo que hay que tener claro antes de ir a la NBA es la verdadera apuesta de la franquicia en el jugador y la personalidad de éste para intentar abrirse camino en la Liga. Pienso esto después de la enésima exhibición de esta temporada de Goran Dragic con los Phoenix Suns. El jugador esloveno aterrizó en la NBA sin tener aún ese pedigrí de estrella europea. Esa condición la ha adquirido directamente en Estados Unidos. En su trayectoria se ha juntado la apuesta de la franquicia y, sobre todo, la valentía con la que ha afrontado su reto. Dragic nunca ha jugado como si fuera uno más y ha entendido perfectamente lo que necesitaba hacer para triunfar. Personalidad, que se llama.