Blogs

Archivo de la categoría ‘Itoudis’

El “Chacho” y el CSKA

Martes, 18 Julio 2017

Sergio Rodríguez jugará en el CSKA de Moscú al menos las dos próximas temporadas. Buena noticia para la Euroliga necesitada de recuperar iconos y, especialmente para el equipo ruso que contará con uno de los pocos jugadores capaces de suplir la creatividad y el talento del ya “Clipper”, Milos Teodosic.

La marcha de Sergio Rodríguez no ha sentado nada bien en cierto sector del madridismo, probablemente minoritario, que entiende, en base a no sé qué criterio, como una “traición” que el internacional español no acabe a las órdenes de Pablo Laso después de su aventura americana. Asume este grupo de “indignados” que el Real Madrid ha hecho todo lo posible por recuperar a Rodríguez. A diferencia de todos ellos desconozco el nivel de real interés que han demostrado los dirigentes blancos. Desde luego, a nivel público no ha habido ningún gesto que evidenciara un verdadero deseo por reincorporarle y aunque así hubiera sido es imposible obviar que Sergio Rodríguez tiene todo el derecho y razones para escoger el proyecto moscovita.

Hay dos realidades innegables en el pasado reciente de Sergio Rodríguez en el Real Madrid. La primera de ellas es que el tinerfeño alcanzó el mejor nivel de su carrera y fue decisivo en los éxitos que tuvo el equipo. La segunda realidad es que el “base” del ciclo Laso siempre fue en primer término Llull y no Sergio Rodríguez que acostumbraba a no empezar los partidos de titular pero, eso sí, siempre solía ser protagonista junto a Llull de los minutos decisivos de los encuentros. Se obvia este detalle en determinados análisis y no hay que reducirlo a anecdótico porque en Moscú la marcha de Teodosic le permite un rol totalmente protagonista mientras que, en su año de ausencia, el peso y la influencia de Llull en el Real Madrid no ha hecho otra cosa que aumentar.

Asumiendo que el Real Madrid tiene todo el derecho a otorgar a Sergio Rodríguez el rol que considere, deberíamos ser consecuentes y pensar que el “Chacho” pueda sentirse atraído por la excepcional oferta económica y deportiva del CSKA de Moscú que hace pensar que apuestan por él como el base de referencia de un equipo aspirante, como el que más, a conquistar el título más preciado de los que se disputan en el viejo continente.

La unión de Sergio Rodríguez y su nuevo técnico, Itoudis, presenta retos atractivos para el jugador canario.  Seguramente el técnico griego le protegerá en defensa como hacía con Teodosic. Protección que no significará condescendencia ya que no dudará en penalizarle en determinados momentos. En ataque, Rodríguez exprimirá su capacidad para “alimentar” a sus compañeros y deberá adaptarse a combinar su creatividad en el dribling con la dinámica de un equipo que ha hecho de la circulación de balón su mejor aval en los últimos tiempos.  Su consolidación como tirador de larga distancia también es una característica decisiva que ha impulsado al conjunto ruso a abordar su incorporación. La óptima explotación de los espacios de la que suele hacer gala el equipo ruso le dará opciones de disfrutar de buenas opciones de tiro además de las que se puede generar él mismo.

Particularmente me gusta el desafío que ha asumido Sergio Rodríguez. La sombra de Teodosic le acompañará especialmente en sus malas actuaciones (y eso que el serbio también ha tenido sus “gatillazos”) pero Rodríguez está en la edad ideal para liderar junto a Nando de Colo uno de los proyectos más importantes del baloncesto europeo. Nada le atrae más al “Chacho” que la NBA pero una vez cerrada esa puerta, guste o no,  pocos destinos más estimulantes que Moscú, o mejor dicho que el CSKA.

Héroes del 2016

Viernes, 30 Diciembre 2016

El 2016 ha dado grandes momentos para nuestro deporte. Aunque la competición en los Juegos Olímpicos no fue especialmente brillante o por lo menos no tanto como ediciones precedentes, tanto en la NBA como en Europa hemos asistido a grandes exhibiciones, partidos enormes e incipientes rivalidades que van camino de convertirse en legendarias.

El escaparate principal sigue “molando” y mucho pero cualquier resumen que aborde el baloncesto no debe dejar de señalar la decadencia e inmovilidad que acompaña lo que viene después de la Euroliga y la ACB, esto es, aquellas competiciones que deberían asegurar el relevo y la formación de los más jóvenes. El baloncesto español es una fachada brillante con puertas y ventanas de lujo que una vez traspasadas no logran ocultar un absoluto vacío.

Cada uno de vosotros tendrá momentos de este año en su memoria, pretendo en unas líneas compartir con vosotros aquellos personajes con los que siempre asociaré el 2016.

- La dimensión de Lebron. El alero de los Cavaliers  cumplió con su cometido de llevar un título a su deprimida región. Este tercer  anillo en su trayectoria es el más meritorio por lo que supone ganar a los actuales Warriors. Lebron James llevó al límite su capacidad competitiva y demostró que es mucho más que un físico imponente.

- Stephen Curry.  Es cierto, perder un título cuando dominas tres a uno en la serie es dramático y deja tocada la percepción del año de un Curry que además estuvo especialmente fallón contra los Cavaliers. La presencia de Curry en esta lista se justifica por su impacto en el juego y por el valor de sus gestos técnicos. En una época con varios jugadores en nivel “súper estrella”, Curry se ha elevado por encima de muchos ellos llevando su carrera a una dimensión poco esperada.

- El rey de la FIBA.  No llegó al nivel del Eurobasket en Francia pero la cita olímpica reafirmó de nuevo que hay pocos o ningún jugador con tanto impacto en el baloncesto de selecciones que Pau Gasol. El pívot catalán aguanta año tras año en la élite viendo como jugadores más jóvenes que él acusan en mayor medida el paso del tiempo. Su compromiso con España tiene visos de continuar y esa es la mejor garantía para asegurar la competitividad del equipo de Scariolo.

-Itoudis y Obradovic. CSKA y Fenerbahce disputaron una final de la Euroliga emocionante y con detalles que evidencian el nivel de las plantillas y de sus dos técnicos. Itoudis, antiguo ayudante de Obradovic ha formado un CSKA de Moscú intenso y solidario en el que ha sabido encontrar riqueza táctica para sacar el mejor baloncesto en su carrera de dos talentazos como Teodosic y De Colo. Se está anunciando una rivalidad que puede durar años aunque los equipos españoles harán lo posible para evitar que la Euroliga repita final.

- Valencia, Vitoria, Las Palmas… Si la Liga ACB es la mejor competición nacional de Europa de largo se debe en gran parte al empuje y rebeldía de su clase media-alta. En Valencia, Pedro Martínez ha consolidado al equipo en la élite y ha construido un grupo reconocible por su actividad e intensidad en el que la verdadera estrella es el colectivo. En Vitoria, Sito Alonso ha dado continuidad al buen trabajo de Perasovic. Baskonia es uno de los mejores equipos de la Euroliga y esa frase explica de por sí muchas cosas. Herbalife Gran Canaria logró materializar con el título de la Súpercopa un buen trabajo que viene desde hace tiempo. Hay un aspecto en común que une a estos equipos, con diferentes matices cada uno de ellos, su apuesta de juego es muy atractiva y logra generar adeptos no sólo entre los suyos.

- Don Alejandro. ¿será el 2016 el año de la retirada de las canchas de Aíto García Reneses?. No lo sé, pero por si acaso,  no está de más recordar la figura de uno de los personajes históricos de nuestro baloncesto que entre sus numerosos méritos también merece que se destaque su influencia en la formación de muchos técnicos que llevan de manera excelente el prestigio del baloncesto español por toda Europa.

Lecciones de Berlín

Martes, 17 Mayo 2016

La Final Four de Berlín ha estado a la altura de toda la temporada de la Euroliga. CSKA de Moscú ha sido un justo campeón refrendando el extraordinario nivel de su juego durante todo el año. Los rusos han derrotado al excepcional Fenerbahce y a muchos de sus “fantasmas”.  Durante el ciclo de Itoudis al frente del CSKA, el equipo de Moscú ha desarrollado el mejor juego en Europa.  He conocido plantillas de los rusos en años recientes a priori mejores que su magnífico grupo de jugadores actual, pero este año las piezas parecían más encajadas, los roles más definidos y la pareja De Colo-Teodosic ha marcado diferencias.

La trascendencia de los partidos no ha limitado el nivel de los equipos. Tanto el partido entre el Baskonia y Fenerbahce como la Final fueron dos partidos magníficos, con alternativas y riqueza visual y táctica.

La Final exhibió la maestría del CSKA en la ocupación de los espacios y en su manera de circular el balón durante la primera parte y el orgullo del Fenerbahce para remontar subiendo líneas en defensa y jugando con mayor ritmo en ataque. Los detalles magníficos de De Colo y Teodosic no deben menospreciar el valor de hombres como Hines o Khryapa, absolutamente decisivos para el desenlace del encuentro y los mejores representantes de la filosofía de juego que ha impuesto Itoudis.  De Colo mereció el MVP por su madurez y su capacidad para jugar con la aceleración y la pausa.

Destaco de Fenerbahce la capacidad de Obradovic para exprimir al máximo las distintas combinaciones que les ofrece las características de su plantilla. Acostumbrados a un baloncesto excesivamente riguroso en cuanto a  las condiciones de los jugadores que deben ocupar cada posición, hemos visto como Obradovic, que utilizó como “interiores” a Kalinic y Datome en su cruce contra el Real Madrid,  ha usado durante la Fase Final el recurso de jugar simultáneamente con sus dos  “cincos”, Vesely y Udoh. La apuesta le salió mejor en algunos momentos que en otros pero valoro mucho su iniciativa por inusual en estos tiempos tan dogmáticos.

La semifinal de Baskonia reivindica el nivel y el trabajo del equipo. Sólo determinados detalles le apartaron de jugar la final.  Para mí, Darius Adams sale reforzado de este evento porque jugó con una personalidad tremenda, ayudó a que su equipo se metiera en el partido y superó una y otra vez a una defensa que había demostrado su nivel para defender a jugadores exteriores durante toda la temporada. Cierto, tomó malas decisiones en momentos trascendentes (en ningún caso el último tiro) pero también Teodosic, por ejemplo, tuvo  su cuota de responsabilidad en permitir laremontada de Fenerbahce en la Final.

Bourousis también realizó un partido acorde a su trayectoria en Vitoria. El pívot griego llegó un poco cansado al final del encuentro lo que le limitó a la hora de trabajar para conseguir mejores opciones para recibir el balón (movió más la boca que las piernas en los últimos minutos), pero su partido fue espléndido. En un baloncesto que valora cada vez más a  jugadores interiores móviles y versátiles, Bourousis marca diferencias por su capacidad para jugar de espaldas a canasta (poca variedad de movimientos pero muy efectiva), su liderazgo y su gran manera de entender el juego que expresa a través del pase.

Un gran Baskonia que además exhibió a su extraordinaria afición. Con ganas de ver si son capaces de trasladar su versión Europea a los Play Offs de la Liga Endesa. Si es así, la Liga saldrá ganando y el título tendrá un firme candidato más.